Editores de la Marvel: Wein, Wolfman, Conway y Goodwin

No, no es un bufete de abogados, sino los editores que pasaron por la compañía entre Roy Thomas y Jim Shooter y cuyo reinado fue tremendamente breve, no llegando ninguno a estar más de dos años en el cargo.

conwaygoodwinwolfmanwein.jpgLa verdad es que Roy Thomas también podría haber entrado en esta lista perfectamente, pero me pareció más adecuado dedicarle un post completo al primero de estos editores «breves» para entender más o menos lo que le paso al resto de los que ocuparon el cargo en la década de los 70. Resumiendo, todos ellos eran escritores competentes que estaban demostrado sus buenas artes en Marvel y casi todos asumieron el cargo asumiendo que era algo interino y que otra persona llegaría después a sustituirles. Esta claro que no todos pensaban dejar el cargo nada más hacerse con él, pero si tenian en mente que podían abandonarlo llegado el momento, que su trabajo era escribir tebeos y no estar al frente de una casa de locos.

Y a todos les paso prácticamente lo mismo, intentaron compaginar la escritura de varias series con el cargo de editor, como hizo Stan en su día y aquello no resulto. O Stan estaba hecho de otra pasta o es que simplemente, aquellos eran otros tiempos que demandaban otra cosa diferente, algo que ellos no podían o más bien no quería dar: dedicarse a la labor editorial en cuerpo y en alma. Los editores que vinieron en el futuro también llevaron alguna serie de vez en cuando, pero de forma más moderada y puntual. Len Wein hubo momentos en que estaba escribiendo cuatro series a la vez y lo mismo le pasaba al resto, que raro era el que en Marvel se encargara solo de una serie. Se quemaron en el cargo, los cuatro, cinco si contamos a Thomas y casi todos ellos migraron a DC tras acabar su mandato. No es que se hubieran peleado con nadie en Marvel o que odiaran profundamente la compañía, pero un cambio de aire a veces es lo que mejor te sienta.

Además, por si fuera poco, el boom de los 60 ya había quedado muy atrás y las ventas empezaron su lento pero constante descenso que podía llevar a la desaparición de la Marvel, por lo que la exigencia de resultados era algo constante y demandado por los dueños de la editorial. Había que hacer algo con los tebeos y una de esos algos era jugar con los formatos. Len Wein, por ejemplo, se «inventó» los Giant-size, que eran «tochos» de 70 páginas donde aprovechando la publicación de una aventura nueva te colaban dos o tres ya publicadas (esas tácticas las conocemos muy bien ahora en nuestro país). Había que hacer lo que fuera y como fuera y la verdad es que a excepción de Goodwin, ninguno logró un gran exitazo respondiera a las expectativas de la empresa.

¿Y los X-Men preguntaréis alguno? Bueno, lo de los X-Men es curioso, y hay que decir que hay que atribuirle parte de su éxito a justamente todos estos inconvenientes que acabaron con los editores. A Len Wein se le ocurrió la idea de bombero de relanzar a los X-Men a ver si esta vez vez lograban tener éxito. Su intención era escribir todos los números de la colección, pero el continuo ajetreo en el que vivía le hizo desistir de aquello, por lo que dejo todo preparado pero no llevo adelante el proyecto. Fue su sucesos, Wolfman quien decidió encargarle la colección al jovencito Claremont, sin tener especial fe en que la cosa siguiera adelante. Pero pasó lo que pasó y los X-Men se convirtieron en uno de los mayores éxitos de la franquicia. ¿Lo hubieran sido si Wein se hubiera encargado de sus guiones? Quien sabe, pero una vez más, las circunstancias fabularon para conseguir los mejores resultados.

Aunque no se pueden poner excesivos peros al trabajo de ninguno de ellos, hay que hacer una mención especial a Archie Goodwin, que si fue muy importante para la compañia y que posiblemente la salvara de su desaparición. Entre otras muchas cosas Goodwin pusó en marcha la línea de novelas gráficas y lanzo la Epic Illustrated magazine, que fue la punta de lanza a lo que más tarde fue la línea Epic, algo totalmente revolucionario para la época. Pero el mayor triunfo que consiguió para la compañía tiene un nombre: Star Wars. Fue lo bastante hábil para hacerse con los derechos para la adaptación al cómic de la película y tebeos derivados. En plena fiebre starwasera fue una jugada bastante inteligente ya que el merchadising de la película se vendía como churros y los cómics no fueron ninguna excepción. No sé sabe hasta que punto, pero esta claro que aquello contribuyo a salvar la compañía ya que incluso varios ejecutivos de la misma estaban planteándose abandonar el negocio de los tebeos.

Resumiendo, que todos hicieron lo que tenían que hacer mirando en el bien de la Marvel y no en el suyo propio, lo que propició que todos terminaran abandonando el cargo. Además, tampoco querían meterse en jaleos, ellos hacían su trabajo y punto, lo de ser mediaticos no iba con ellos. En el horizonte iba a llegar un nuevo tipo de editor, Jim Shooter, cuya historia ya he contado en este post, así que mañana hablaremos del que le sucedió en el cargo: Tom DeFalco.

10 comentario en “Editores de la Marvel: Wein, Wolfman, Conway y Goodwin”

  1. anonymous dice:

    ¡Genial el post! Espero impaciente el siguiente de la serie dedicado a Quesadilla la Pesadilla, (para ideas de bombero las de este tío).

  2. John Space dice:

    Pues yo espero con impaciencia el dedicado a los editores de los 90, que tengo una lista negra que alimentar 😉

  3. Don Guri dice:

    Estooo… Las fotos siguen el orden de los nombres?

  4. jmiguel dice:

    Y Gerry Conway ¿es el que aparece en los créditos de LAW AND ORDER CRIMINAL INTENT? jeje

    según yo el orden es de izquierda y arriba, CONWAY, GOODWIN, WOLFMAN Y WEIN

  5. Pedro dice:

    Premio para JMiguel. La culpa la tiene Goodwin, del que me costo encontrar fotos y lo monto todo alrededor de su peculiar postura.

  6. Eme A dice:

    > Premio para JMiguel. La culpa la tiene Goodwin, del que me costo encontrar fotos

    Qué efímera es la fama…

    http://dreamers.com/karetos/a/agoodwin.htm

  7. katakraos dice:

    marvel, más que la casa de las ideas, debería haberse llamado «la casa sin puertas», por lo rápido que entraban y salían los editores.

    Como la serie de Shooter, esta está resultando muy interesante 😀

  8. E. Martin dice:

    Así que gracias a Wein tenemos el eterno chiste de Giant Size Man Thing ¿eh?

    Puede que no lograran parar el descenso de ventas y que la cosa fuera caotica, pero ha habido pocas épocas tan creativas como la Marvel de los 70. Mutantes aparte, salvo Spider-Man y el Capì, todos los Bengadores de Bendis son personajes de esa era (Ms. marvel, Spider-Woman, Luke Cage, Lobezno…).

  9. x-ternon dice:

    yo tenía entendido que Wein no podía hacerse cargo de la Patrulla-X y por eso solo escribió el Giant Size n1 y se la pasó a Claremont que había trabajado de ayudante suyo

  10. PAblo dice:

    Viendo la calidad de estos guionistas metidos a editores su marcha le salió muy cara a Marvel. De todos modos, su abandono de Marvel no fue en todos los casos consecuencia directa de su labor como editores sino de la llegada al cargo del huracán Shooter y su poca mano izquierda.

    Impacientes Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar