Nuevos Mutantes, una experiencia pandémica

Prevista para ser estrenada en 2018, 2019 2020 202? los Nuevos Mutantes parecía uno de esos proyectos malditos que si estuviéramos en el siglo pasado hubiera sido carne de videoclub. Se rodó, se volvió a rodar y se retocó una y otra vez, pero ni aún así ninguno de los nuevos montajes convenció a los directivos de las múltiples compañías que han sido dueños de esta película. Nunca jamás se iba a estrenar en pantalla grande… hasta que llegó 2020, el año en el que los nunca jamás terminan convirtiéndose en una macabra realidad.

Lo primero que hay que hacer es entonar el mea culpa ya que un servidor lleva haciendo todo tipo bromas a costa de esta película desde hace muchísimo tiempo. Cada retraso en la fecha de estreno era una magnifica oportunidad para echarse unas risas a costa de una producción que ha pasado por todos los estados posibles: reescrituras de guión, recortes, escenas rodadas meses después de acabar el rodaje, trailers totalmente engañosos, reescrituras para adaptarse a los trailers engañosos, etc, etc. Esta película ha tenido una vida tan azarosa que daría para escribir algún que otro libro. Y cuando finalmente se iba estrenar, cuando estaba todo bien atado y los señores de Disney habían dado por fin luz verde, llega nada más y nada menos que una pandemia mundial. Así que cuando por fin anunciaron su estreno en estos tiempos tan extraños, tenia una especie de deuda moral por ir a verla .

Seis meses hacía que no pisaba una sala de cine. Como precaución, una sesión de domingo por la mañana a la que normalmente suele acudir muy poca gente. Y en versión original, veneno para las masas. Pero lo que me encontré fue mucho peor de lo que esperaba, aquella era un autentico desierto. En la sala éramos nosotros y sólo un espectador más, haciendo un total 5 personas. Era como… no sé, como si algún tipo de fenómeno a nivel planetario hiciera que la gente se lo pensara dos veces antes de ir a una sala de cine.

Tras unos trailers de varias películas de superhéroes en los que se anunciaba junio de 2020 como fecha de estreno de Wonder Woman… sniff… empezó la película. El logotipo de Marvel, como siempre, y a continuación una tragedia de origen desconocido arrasa una reserva india, tras la cual, nuestra protagonista es encerrada para pasar una cuarenta de carácter indefinido… ¡maldita sea, esto es demasiado realista! Sobre todo si tenemos en cuenta que en toda la película solo aparecen 7 personas, cinco nuevos mutantes, una digamos médico, y el padre de nuestra nativa americana. Así que imaginaros lo que es ir al cine a ver una película en la que sus protagonistas están haciendo cuarentena y que transcurre dentro de las paredes de una institución médica. Por una extraña y absurda coincidencia se ha estrenado en el momento junto en que lo que ocurre en pantalla tiene demasiadas similitudes con el mundo actual.

No sé si os pasa a vosotros que a raíz de la cuarentena hay una serie de películas y de series que resultan demasiado irreales porque sus protagonistas hacen cosas como abrazarse, acudir a conciertos o simplemente pasan una tarde con sus amigos. Son cosas totalmente normales pero parecen sacadas de otra realidad, de tiempos muy lejos. Sin embargo en esta película viven como nosotros, sufren los mismos problemas de nosotros y se convierten en un reflejo de lo que esta pasando en nuestras vidas. Totalmente por casualidad, no esa era la intención inicial ni de lejos, pero al final es lo que ha quedado reflejado en la película.

Dicho todo esto, ¿la espera ha merecido la pena? Pues cómo seguramente todos os imagináis, no es una película maravillosa… pero sí que es una extraordinaria película de los Nuevos Mutantes. Es como un viaje al pasado y leerse uno de sus cómics cuando los publicaron (los 80 nada menos) Entonces la colección que molaba era la Patrulla X, una serie que lo tenía todo: acción a raudales, personajes chulísimos, drama, tensión, muerte, etc, etc. Así que cuando sacaron un spinoff guionizado por el mismo Claremont aquello era una compra segura. Pero resulta que la colección tenía muy poco de lo que nos alucinaba de su serie madre. Los personajes tenían aventuras, pero eran mas bien aventuritas, eran estudiantes no demasiado enrollados y contaban con todos y cada uno de los tópicos de la adolescencia. Pero lo que faltaba de emoción, aventuras y chulería, se suplía con el gran carisma de sus personajes. Eran adolescentes casi tan reales como los lectores, con sus mismos problemas y sobre todo su misma ansiedad. Aunque Cíclope y Coloso parecían la viva imagen de la angustia, con el tiempo se ha visto que todo aquello era más postureo que otra cosa. Los Nuevos Mutantes sí que tenían una angusta real, sufrían por ser quienes eran y por no tener claro que iba a ser de ellos en la vida.

Aunque no nos vamos engañar, este Claremont era muy flojito sobre todo en comparación con lo que estaba haciendo en la otra serie. Por suerte llegó Sienkiewicz a los lápices y aquello pasó del cero al infinito. El guión todavía tenía mucho que pulir, pero aquellas torpes ideas de Claremont se transformaban en autentica magía en manos del recién llegado. Aquello era locura, emoción y fuegos artificiales en cada número. Las aventuras de los personajes subieron de nivel y se convirtieron en algo único al adentrarse en unos terrenos nunca vistos en la serie madre donde sus mayores enemigos eran sus propios miedos.

Pues exactamente eso es lo que hay en la película, los mismos Nuevos Mutantes de los cómics. Por una vez se han respetado al detalle todos sus poderes y así podemos ver como Illyana sufre por tener que ir una y otra vez al limbo, como Roberto tiene miedo de quemar a alguien o como Sam no sabe controlar esa furia explosiva que son sus poderes. La película se centra en los personajes, no hay nada más, no hay aventuras, no hay una gran historia, tampoco un villano (bueno, o sí, pero realmente cuesta considerar como villano a un personaje secundario) y todo lo que ocurre en la película viene provocado única y exclusivamente por los personajes. Se nos había mostrado en los trailers una historia de horror, algo totalmente alejado de lo que se encuentra en la cinta. Al contrario, es una historia donde los personajes tienen que ir descubriendo como usar sus poderes y como en el proceso pueden dañar a sus más allegados. Es sobre todo una historia de amor hacía estos personajes. Y no hay absolutamente nada más en la película, que por no tener casi ni tiene trama. Pero en cuanto a fidelidad al espíritu de un cómic es de las mas fieles que he visto en mucho tiempo. No me estoy refiriendo a recrear tal cual los números 18 al 20 de la serie original, ya que eso no ocurre. Hablo más bien de condensar su espíritu y realizar una película de los Nuevos Mutantes tal y como son en los cómics.

Así que esto no es una película ni de Marvel ni de mutantes como todas las que han sido estrenadas hasta ahora. Esto es como un cómic de los Nuevos mutantes de 1984, que por cierto, era un cómic que tampoco le gustaba a casi nadie y que nadie conseguía entender. Me ha gustado mucho encontrarme con esa sensación en la gran pantalla y agradecer que de una vez por todas se adapten unos personajes creyendo totalmente en ellos. Por desgracia la prometida trilogía que se iba a rodar ha quedado totalmente en el olvido debido a todo lo que ha pasado para estrenar esta cinta, que va a recaudar unas cifras ridículas. Se esta utilizando como carne de cañón para demostrar que los cines siguen abiertos, no porque vaya a atraer a nadie a los cines, sino para tener algo en pantalla que haga pensar a la gente que algún día podrán volver a compartir un espacio cerrado. Hay que estrenar lo que sea y este lo que sea han sido estos Nuevos Mutantes. Para mi una rara joya que he disfrutado una barbaridad y que me ha gustado mucho más que otras películas mutantes que seran mucho más vistosas pero sobre todo más artificiales. Como en su día eran los Nuevos Mutantes.

P.S. Lo único en lo que se salta un poco el espíritu original es que los personajes hacen algo que a Claremont no se le ocurrió en su día… los adolescentes se lían entre ellos, ¡a quién se le podía haber ocurrido algo así!

No son las películas, eres tú

De un evento que tiene las letras DC bien grande en el nombre, como puede ser el DC Fandome del pasado fin de semana, se espera que hablen sobre todo de cómics. Vale, no todo el evento, pero un ratito al menos… vale, un hueco libre que tengáis… ¿15 minutos?

Que DC publica cómics lo sabemos tú, yo, el vecino del quinto, el conserje, la panadera y el lechero. Pero de todos esos puede que solo tú y yo seamos los únicos que se los leen. Eso si, muchos de ellos se han visto las series de televisión y casi todos las películas. Hoy en día todo el mundo ya ha pagado una entrada para ver a los superhéroes en la gran pantalla. Incluso muchos use declaran fan acérrimos de estas superproducciones y las siguen religiosamente. Pero no se han leído un cómic en su vida. O puede que sí y se hayan leído la novela gráfica de turno cuando tocaba. Pero por lo general eso de leer cómics como que no. Pero que nadie considere esto una crítica ya que si alguien disfruta solamente con las películas no somos nadie para forzar a nadie a leer algo que no le interesa lo más mínimo. A cada uno le gusta lo que le gusta y eso es muy respetable.

Dicho esto… ¿sabéis que somos menos? No sé si leer nos ha hecho más altos, más listos y más guapos, pero esta claro que si nos contamos uno a uno, pues como que somos menos. Porque las películas van a verlas millones de personas y los cómics los leen… pues unos poquitos menos. Así que cuando la compañía que es dueña de DC monta un evento de este tipo tiene claro a quien tiene que dirigirse. Con los números en la mano, sabe donde están los millones de dolares y donde están las migajas, así que por desgracia un evento dirigido al fandom hoy en día tiene que dirigirse hacía lo audiovisual, la televisión y el cine. No tiene demasiado sentido hacer un gran despliegue de medios para un puñado de matados, por mucho que hayan sido la base fiel y leal en los momentos más complicados.

Es lo que hay y si te esta doliendo, no estas solo, a mi también me esta doliendo mucho. No vi todos los paneles de este Fandome, así que a lo mejor voy a meter la pata, pero de lo que pude ver extraje las siguientes conclusiones.

– Los cómics son mencionados para darle prestigio al resultado final. “Esta película esta basada en un cómic” es el nuevo sello de calidad obligatorio si quiere triunfar. ¿Qué cómic? Pues uno. ¿Quién lo escribe, quién lo dibuja? Ay, no enredes con tus cosas.

– Hay una palabra incluso más prestigiosa que cómic. Lo habéis adivinado, novela gráfica. No os imagináis lo ilusionado que estaba viendo el panel de Sandman con Neil Gaiman cuando de repente llegó la sorpresa: una nueva serie basada en LA NOVELA GRÁFICA. Porque Sandman jamás fue un cómic, ni siquiera cuando se publicaba en grapa. Así que se acabó lo de hablar de LA NOVELA GRÁFICA, solo televisión y televisión por todos lados.

– Casi nos engañan con el panel dedicado al multiverso. Empezó de manera prometedora diciendo que el multiverso nacía de un cómic de Flash de la Silver age del que incluso se atrevieron a sacar su portada. ¡A continuación hasta sacaron las Crísis en Tierra infinitas y todo! Estos dos cómics, como bien sabéis, fueron creados por duendes mágicos cuyos nombres no han llegado ni a nuestros días ni a los paneles de DC. Por desgracia fue todo una ilusión porque… Jim Lee.

– Cada vez que había que meter a alguien relacionado con los cómics metían a Jim Lee, tuviera relación con el tema o no. Me imagino a los directivos de la Warner… ¿qué tenemos a un tipo asiático que podemos meter en todos los paneles y aportar la diversidad que nunca nos ha caracterizado? ¿Y encima hace algo con los cómics esos? ¡Metelo en todos los paneles! Y ojo, que para mi Jim Lee como relaciones publicas en maravilloso, pero había muchas veces que se notaba que estaba de bulto. Y eso que tiene un pedazo puesto en DC.

– El que aparecería tanto Jim Lee respondió a una seria duda que tenía. ¿Cómo van a hacer un evento centrado en los cómics donde salga gente feliz hablando de ellos cuando TODOS SUS COLEGAS HAN SIDO DESPEDIDOS HACE UNA SEMANA? Pues de ninguna manera. Jim Lee por aquí, Jim Lee por allá, eso es todo amigos.

– Había un panel sorpresa… ¡de cómics! ¡Que locura! Supongo que lo anunciaron así para decir… este es el momento donde podéis ir a comer algo, hacer vuestras necesidades, lo que sea, aquí no vamos a contar nada que os interese de verdad. Y fue un panel maravilloso ya que estaba dedicando a Milestone y tenía a los creadores: Reggie Hudlin, Denys Cowan, Phil Lamar y… a Jim Lee. Pero ojo, aquí al menos si tenía sentido porque Lee al menos si tenía una implicación directa con los autores. Vamos, que al menos los conocía e incluso le dieron algún crédito en plan: esta idea me la diste tu. En este panel anunciaron el relanzamiento del sello, que seguramente sea lo único que pueden anunciar en DC ahora mismo, porque despidos.

Y creo que más o menos eso fue la parte referente a cómics. Películas, televisión y más películas. Todo muy bien, muy chulo y todas esas cosas. Pero pocos cómics. Y como dice el título de este post, la culpa no es de las películas por ser un producto de éxito adorado por millones de espectadores. La culpa es tuya por aferrarte a esos trozos de papel muerto. Así que ya sabes, si no quieres ser como ellos, lee.

P.S. Que no es, que es broma, que la frase final es un chiste destinado a la gente viejuna. En serio, lee o ve las películas o haz lo que te da la gana. Disfruta y punto, que nadie te diga que hacer con tu ocio.

Algunos apuntes sobre Pájaras de presa

Al margen del post del otro día sobre el haterismo hacía este tipo de películas me gustaría hacer unos pequeños comentarios sobre algunos aspectos curiosos de la misma. No son importantes, son solo cuatro cosas.

Margot Robbie encaja como un guante en el papel Harley Quinn. La actriz ha entendido a la perfección que este personaje es pura locura y se lanza desenfrenada a interpretarla. En el Escuadrón era un poco (bastante) histriónica en ocasiones, pero aquí le ha cogido el punto en todos los aspectos y es una maravilla poder ver a esta Harley en el cine. Lastima que no le acompañe una historia adecuada.

La Cazadora. No sé si la guionista lo ha hecho aposta pero lo que hacen con este personaje es una puta genialidad. Es el típico personaje plano-plano cuyo único propósito en la vida es la venganza. Matar es lo único que sabe hacer y cuando tiene que mostrar algún tipo de personalidad es una nulidad absoluta. Una vez consumada su venganza no sabe que hacer en la vida, ¡no sabe ni que hace en la película! Y se une al grupo porque… ¿qué va a hacer sino?

– Me perturba mucho, una vez más, la no existencia de Oráculo. Esta película era su lugar natural para encajar y nada, ni de coña. En Arrow esta claro que Felicity es Oráculo pero no, no es Oráculo. Y según leo en la wikipedia, en la nueva serie de los Titanes la iban a meter pero al final tampoco. No sé que lleva peor DC, que le peguen un tiro a Batgirl o tener que mostrar a una persona en sillas de ruedas.

Test de Bechdel El otro día leí a alguien (no recuerdo quien, lo siento) que la película no pasaba el Test de Bechdel. Me resultaba increíble que una película con la palabra emancipación en el título y protagonizada en su mayoría por mujeres no pudiera pasar el test. Y yo creo que lo pasa pero raspadísimo, muy por los pelos. La verdad es que se tiran casi toda la película hablando más de sus relaciones con los hombres que de otra cosa. Le salva algún que otro dialogo suelto, pero son tan escasos que no me extraña que se pueda pensar que no pasa el test. Muy poca emancipación en la película, muy poca.

– Y por último, ¿qué sentido tiene juntar a Harley Quinn con las Pájaras de Presa? Ninguno. Pero para mi eso es algo positivo, ¡ya que imitan el absurdo que DC demuestra mes tras mes en lo cómics! Solo podrían superarlo si la película llevara un «Batman» delante.

Y eso es todo. Hasta aquí mi pequeño comentario de Batman Presenta: una película sin Oráculo.

Pájaras de Presa y nosequé movidas con Harley Quinn

Voy a despacharme rápido con la crítica: la película no es muy buena. Ala, ya os podéis marchar.

 

¿Cómo? ¿Seguís ahí? ¿Por qué? Si ya he dicho lo que queríais… venga, vale, os voy a decir la verdad: a mi la película me ha entretenido bastante. No la pondría ni por casualidad en mi lista de películas favoritas pero las dos horas que he pasado en la sala de cine me lo he pasado bastante bien. Esto ha sido posible gracias a las redes sociales que desde antes del día del estreno han estado dando la turra con que la película era mala, malisima, de arrancarse los ojos, de volarse los sesos y de cortarse las venas. Acudo a ver este tipo de cintas con las expectativas tan bajas, pero tan por los suelos, que si a los cinco minutos de metraje no noto las ganas de vomitar la película me parece buena, que digo buena, buenísima. Sin duda es una película que le cuesta llegar al cinco raspado, pero como parte de una nota de menos un millón, pues ese cinco es casi como… ¡un sobresaliente¡

No me entendáis mal. Me parece estupendo que la película os parezca mala, no le voy a llevar la contraria a nadie en ese aspecto. Pero no me parece de recibo el vapuleo que reciben sistemáticamente las películas de DC. Muchas veces me cuesta distinguir quien hace una critica sincera de quienes simplemente se suben al carro de pegarles una hostia solamente por las críticas.

Lo que no me gusta en absoluto son las criticas tipo «Marvel lo hace bien, DC debería copiarlos» No, no, no y no. Pero sobre todo no. DC hace muy bien en seguir su propio camino, en buscar su propia voz. Que no les sale pues no le sale, pero basta ya de ir al cine a ver la enésima película de Marvel con el mismo estilo graciosete y desenfadado que ya se esta empezando a convertir en algo monotono. Hay muchos tipos de cómics, muchos tipos de historia, y DC tiene que hacer lo mismo que hizo en su día en los comics, sus Crisis, sus Watchmen y sus Sandman. Y si me preguntáis, no, no quiero que Snyder se acerque a la Liga de la Justicia jamás, pero tampoco quiero que DC haga una película del grupo del mismo estilo que los Vengadores. ¡Son grupos complemente diferentes, con mitologías complemente distintas!

Antes de la película de las Pájaras de Presa nos pusieron los trailers de Wonder Woman y la Viuda Negra. La primera promete mucho y me deja expectante ante lo que promete, sin embargo la segunda me pareció la tipica película Marvel de las que ya he visto como quince iguales. Muchas ganas con Diana, mucha pereza con Natasha.

Y ya que estamos, Escuadrón Suicida es la película más desastrosa que he visto en muchos años. ¡Pero también le disfrute una barbaridad! No hay nada como ir al cine convenientemente vacunado.

Titans

Tenemos otra serie más de DC para la televisión protagonizada esta vez por los Nuevos Titanes de toda la vida, los de Wolfman y Perez, pero pasados por el tamiz particular del medio en el que se emite. Esta serie es bastante diferente de las que estamos viendo en nuestras pantallas últimamente.

Para explicar de que va esta serie lo primero que hay que hacer es fijarse antes en el continente que en el contenido. En septiembre del año pasado DC lanzó un nuevo servicio de streaming llamado DC Universe. Por 8$ al mes tienes, según dices ellos, acceso a miles de contenidos exclusivos, algo que no he podido comprobar porque por ahora solo se puede acceder desde Estados Unidos. Al parecer tienen series, películas y algunos de sus cómic. Lo publicitan como «la DC membresía definitiva», pero solo si eres estadounidense. Evidentemente algo tienen que hacer para atraer suscriptores, que es donde entra Titans, la punta de lanza del nuevo servicio de DC.

Pero, porque siempre hay un pero, existe un pequeño gran problema. Actualmente la cadena CW emite varias series basadas en personajes de DC producidas con el estilo tan característico de la cadena. Siendo muy genérico: grupo multiracial de protagonistas todos muy guapos y con mucho estilo que se enfrentan a todas las adversidades presumiendo de su insultante juventud. En resumen, son series familiares para todos los públicos ya que el sexo y la violencia están reducidos a niveles que hoy en día no asustan a nadie.
Así que, teniendo 5 series diferentes de personajes DC en la CW, necesitas algo diferente, algo único y especial para atraer a los aficionados. Y ese algo son los malditos 90 en toda su gloria.

El argumento principal de Titans gira en torno a Raven. Sus poderes están despertando y parece que algo muy malvado se esconde tras ellos. Una organización criminal anda tras ella e intenta secuestrarla. En su huida, Raven ira encontrándose casualmente con todos los miembros de los Titans y con algún que otro superhéroe más del universo DC.

Y ya esta, esa es toda la trama y me ha parecido tan escasa al redactarla que he acudido a la wikipedia para ver si allí eran capaces de explayarse más y mejor me he encontrado con lo siguiente :«Cuando Dick Grayson/Robin y Rachel/Raven necesitan ayuda para enfrentarse a complot que amenaza a todo el planeta, unen fuerzas con Koriand’r/Starfire y Gar Logan/Beast Boy para formar los Titans».

¡Su resumen es incluso peor que el mío! Pero es lo que hay, es eso y nada más. Realmente lo interesante no es el argumento en sí (porque casi no hay) sino los superhéroes que van apareciendo en cada capítulo con sus correspondientes traumas. Es una serie que basa toda su fuerza en los personajes, que no se para en la formación inicial y va mostrándonos más y más miembros del grupo según avanzan la trama. Lo mejor de la serie es todo lo que promete, porque lo que da se queda muy justo.

Lo peor para mi es que han convertido los Titanes en un cómic de los 90. La violencia que aparece es excesiva, los héroes no solo vencen a los villanos, les apalizan hasta la muerte y les rompen todos los huesos con saña. Starfire se pone a matar gente con una despreocupación exagerada y lo unico que hacen sus compañeros de grupo al enterarse de su comportamiento es encogerse de hombros y exclamar socarronamente «vaya con Starfire». Hay una dureza extrema y sin sentido, algo que marcan a fuego desde el primer capítulo.
Pero por si eso no nos parece suficiente, en el segundo capítulo deciden que van a meterte situaciones de sexo que ni de lejos has visto jamás en una serie de CW. Por no hablar de todo tipo de situaciones escabrosas y ciertamente desagradables.

A mi todo todo este tono tan oscuro que tanto se llevaba en los 90 no me gusta un pelo en la serie sobre todo porque no tiene ninguna justificación argumental. Meter un dialogo como
«Kory no es una asesina, bueno a veces mata gente pero no es una asesina», me indica que les da igual la catadura moral de sus personajes. Y eso que Kory ha matado mucho en los cómics, pero que el resto de personajes le hagan fiesta y les parezca un asunto menor sin importancia me parece de una gravedad extrema.

Curiosamente he hablado de este tema con algunos amigos y lo que a mi me parece horroroso a ellos les parece muy excitante y molón. Vamos, que ya están un poco cansado de tanto buenismo y que ven bien tanto las hostias como la violencia sin sentido. Que cada uno tiene sus gustos, pero servidor ya lo vivió en los 90 y no termina llevando a nada bueno. Me interesa mucho más cualquier escena de dialogo de esta serie que cualquier escena de violencia desenfrenada.

Como conclusión, me parece una serie interesante y en constante evolución, cuya segunda temporada promete mucho más que la primera. Pero DC esta emperrada con lo del tono oscuro y los personajes constantemente cabreados y en las películas eso les ha terminado saliendo fatal. En definitiva la serie es un «sí, esta bien pero…» de manual.

Un nuevo Spiderverso

Ha llegado la hora de reseñar la mejor película de Spiderman hasta la fecha. Ni siquiera es necesario verla para calificarla como la mejor ya que es la primera película de animación del personaje en pantalla grande, así que parte con ventaja. Pero sí, es muy buena la condenada, aunque es muy injusto compararla con las de imagen real. Comentemos la película y veamos las razones de ello.

Wilson Fisk, alias Kingpin, ha sufrido una gran tragedia personal: acaba de perder a su mujer y a su hijo en un accidente de coche. Gracias a sus negocios como criminal tiene a su disposición una cantidad de recursos casi ilimitados por lo que decide utilizarlos para traer de vuelta a sus seres queridos cueste lo que cueste. Así que contando con la ayuda de una científica bastante demente decide construir un acelerador de partículas para traerse a sus familiares de un universo alternativo. Y aquí es donde entra Spiderman (¿Ben Reilly?) para estropearlo todo ya que al parecer traerse cosas de otros universos puede destruir la realidad y esas cosas. Aunque claro, una vez abierto el agujero hacía otras dimensiones es muy fácil que se te llene la casa de bichos. Bienvenidos a la película de los Seis Siniestros Spidermans.

Ese es (más o menos) el argumento aunque realmente la película esta sobre centrada en Miles Morales, el segundo Spiderman del universo Ultimate. Un argumento muy bien trenzado porque a ver como le explicas a la gente de a pie la existencia de lo Ultimate, un universo creado para “vender” los personajes Marvel a los ejecutivos de Hollywood. Pues de forma parecida a como se ha hecho aquí, te olvidas totalmente de lo Ultimate y utilizas el entramado de múltiples universos que se montó Dan Slott en su Spiderverso, eso sí, sin la parte de los «vampiros» comedores de arañas, que es otro lío.
Por lo que en realidad estamos ante el viaje iniciático del héroe, en particular de Spiderman y su correspondiente tragedia personal que termina definiéndole como héroe. Es una maravilla esa escena donde cada uno de los Spiderman va describiendo su propia tragedia, como si fuera una constante universal que le ocurre al personaje en todos los universos..

Recapitulando, tenemos un viaje iniciático, unos villanos pintorescos bajo las ordenes de un Kingpin que no quiere hacer el mal, solo recuperar a sus seres perdidos, y unos Spidermans luchando por volver a sus universos. Todo muy entretenido, con grandes dosis de diversión, pero con una trama bastante justita y que no termina de explotar las bondades del multiuniverso como debería. Demasiado tiempo en pantalla para Miles, demasiado poco para el resto. Esta claro que la intención es presentarle en sociedad y que esta es su película, pero cuando te dan a probar del buen jamón serrano cuesta conformarse con el choped.

Donde destaca espectacularmente la película es en su aspecto visual y técnico. Todos y cada uno de los fotográmas son una belleza que combinan cine y cómic de una manera magistral. En ocasiones es como leer un cómic animado, con sus textos de apoyo y sus transiciones entre viñetas. El resto de la cinta tira de todos los recursos habidos y por haber en animación, jugando con todo tipo de planos de cámara, ángulos imposibles, giros vertiginosos, colores estramboticos, etc, etc. Es una autentica orgía visual. Puede que el estilo de dibujo utilizado no termine de convencer a todo el mundo, pero en general, cualquier plano es un maravilloso despliegue de todo tipo de técnicas visuales. Un delirio.

Mención especial a los créditos de la película, donde ahora sí, juegan con el multiuniverso en toda su gloria y se nos muestra a miles de spiderman protagonizando todo tipo de absurdas situaciones. Son los créditos más alucinantes que he visto en muchísimo tiempo, para verlos una y otra vez y recrearse en todos y cada uno de sus detalles. Quiero quedarme en vivir en esos créditos toda mi vida.
La escena post créditos es otra maravilla por las posibilidades que abre (mas multiverso) y por lo hilarante de toda la escena. De las mejores escenas post-creditos de todo el universo Marvel, por no decir la mejor.

Para concluir me parece totalmente injusto lo de la mejor película de Spiderman hasta la fecha, porque no estamos comparando las mismas cosas. El cine de animación cuenta con una serie de medios y recursos que de ninguna manera pueden usar en el cine de imagen real, muy especialmente en el caso que nos ocupa. De la misma manera que en las listas de mejores películas de superhéroes nadie menciona las de animación, no deberíamos comparar esta cinta con el resto. Para el publico general tampoco tiene comparación, como demuestra la taquilla, ya que esta película por muy maravillosa que sea ha hecho menos dinero que TODAS las películas de la saga. Lo que para mi demuestra que el publico en general no asocia esta película con el resto.

Dicho todo esto, la mejor película del personaje de largo. Para ver una y otra vez y gozarla continuamente. Una absoluta maravilla.

Aquaman nos trae la luz

Sin lugar duda Aquaman va a resultar un espectacular éxito de taquilla para la Warner. Para empezar porque no se esperaba gran cosa de ella al tratarse de un personaje menor dentro de su franquicia cinematográfica y para terminar porque la taquilla conseguida esta muy bien para una cinta cuyo coste ha oscilado en torno a los 200 millones. En el momento que escribo estas lineas lleva cerca de 600 millones en todo el mundo y aspira a alcanzar el billón de dólares. ¿Cómo es posible que una película como Aquaman haya triunfado donde otras de más pelaje han fracasado miserablemente?

Como decíamos ayer Aquaman no apasiono demasiado a este opinador pero sus números en taquilla son incontestables. Esta funcionando muy bien y esta logrando atraer a mucha gente a las salas de cine. Es un poco el mundo al revés porque va camino de superar ampliamente a la Liga de la Justicia, aunque bien mirado las cifras de la Liga son justitas y gracias. En teoría las películas de grupo deberían aspirar a funcionar mejor que las de los héroes individualmente pero en el mundo Warner/DC todos los absurdos son siempre posibles. Mientras los Vengadores arrasan en todo el mundo la Liga se arrastra por los suelos.
Aún así, a pesar de lo digan los números, la película sigue teniendo la calidad que tiene. Es algo que no sabía expresar muy claro hasta que el ROB! Me abrió los ojos:

¡Justo en el clavo! Sí, sí, la película de Aquaman parece estar situada visualmente en el mismo universo que la de Linterna Verde, desprende ese olorcillo tan particular con esa masa de masillas atlantes siendo masacrados una y otra vez por por los héroes. Aunque hay que reconocer que la diferencia de calidad entre ambas cintas es abismal ya que solo puede calificarse a la película de Linterna Verde como autentica basura. Por si os estáis preguntando que tal lo hizo en taquilla, no lo hagáis, fue un fracaso descomunal que perdió dinero debido sobre todo al boca a boca, que provocó una segunda semana desastrosa en los cines. Aún así, ¿os imagináis que hubiera pasado si hubiera ocurrido esto en la escena post créditos?

Pues que ahora mismo habría mucha gente alucinando en colores y esperando una nueva película del cuerpo de los Linternas. Porque aunque aquella fuera una soberana porquería, ahora Ryan Reynolds es un actor bastante mucho más conocido gracias a Deadpool y la sensación después de haber visto todas las películas de DC es muy diferente a la que teníamos entonces. Porque en aquel 2011 aún no nos habíamos tragado toda la oscuridad de Zach Snyder y las expectativas eran muy diferentes, sobre todo porque entonces Marvel estaba marcando el camino. Siete años después y después de haber sufrido Man of Steel, Batman vs Superman o la Liga de la Justicia, cualquier cosa que vaya en otra dirección nos suena a música celestial. Y justo aquí es donde aparece este Aquaman, con mucha luz y con un Momoa suficientemente rodado para que encaje como un guante en el personaje. Han logrado hundir tanto nuestras expectativas que cualquier cosa nos parece un maravilla al lado de tanta mediocridad. Así que este Aquaman ha sido estrenado en el momento adecuado y en las fechas adecuadas para resultar un éxito de taquilla.

O mirándolo de otra manera, ahora mismo las esperanzas de todo el universo DC reposan en los hombros de Wonder Woman y Aquaman. Que no es que sean malos personajes (bueno, el atlante siempre ha tenido cierto tufillo lamentable), pero que teniendo bajo tu manto creativo a Batman y Superman y que no seas capaz de convertirlos en tu estandarte tiene delito, mucho delito.
Así que al menos nos espera un futuro más luminoso en el universo DC, donde ojala destierren de una vez por toda el oscurantismo tan horroroso de todos estos años.

Aquaman

Un pequeño aviso antes de comenzar la reseña. Le tengo bastante manía a las historias acuáticas en los cómics y en especial a las relacionadas con Atlantis. Siempre, pero siempre, giran única y exclusivamente sobre dos temas: Atlantis ataca a los habitantes de la superficie y hay una guerra civil por la disputa del trono. Cada vez que aparece el reino submarino tanto en Marvel como en DC es solo para eso y eso que son historias que la primera vez que lees no son demasiado apasionantes, así que imaginaros encontrárselas una y otra vez en los tebeos. Basta ya de atacar a la superficie, basta ya de guerra civiles. Stop a las historias típicas y aburridas. Dicho esto…

La película de Aquaman trata de… ¿¿¿ los habitantes de Atlantis quieren invadir la superficie??? Ah no, que en realidad es una cortina de humo para… ¿¿¿la guerra civil por el trono de Atlantis??? ¿¿¿Estáis de cachondeo??? ¿¿¿Cuántos guionistas habéis necesitado para escribir esta historia??? ¿¿¿Tres??? Y veo que Geoff Johns era uno de ellos. Ya veo, ya.
No, de verdad, a mi el guión de esta película me ha dejado bastante frio, porque va de un rey que quiere unir todos los reinos submarinos bajo su yugo y lucha contra un opositor a su régimen que curiosamente es su hermano y que tendrá que tendrá que encontrar un artefacto mágico para demoestrar que es el autentico rey. Todo muy trillado y e incluso ya utilizado este mismo año en la película de Pantera Negra donde usaban exactamente EL MISMO ARGUMENTO.

Así que este Aquaman empieza siendo una película típica de origen del personaje para de repente y sin avisar dar un salto adelante a su edad madura dando a entender que todos los espectadores conocen de sobra al personaje y no hace falta contarles nada más. Y eso un poco lo que le pasa al resto de cinta, que te adentra en una serie de caminos que de buenas a primera abandona para dar un salto a otro punto de la trama. Es como si todo estuviera a medias o metido con calzador para que pueda encajar en las dos horas y veinte del metraje. Por poner un ejemplo cualquiera no puedo entender como quieres narrar una guerra entre naciones y te olvidas de describirlas y contar que es lo que persigue cada una. Vale, el rey malo quiere dominarlas a todas, ¿pero a qué todas? ¿Quienes son? ¿Qué quieren hacer con sus vidas? En la gran megabatalla del final no te puede interesar menos el resultado ya que no sabes ni quien es toda esa gente ni porque narices luchan realmente.

En cuanto a escenas de acción y demás efectos especiales, pues justita, muchísimo. Solo hay una escena bastante interesante que es la que se desarrolla en Sicilia y que bebe mucho de los videojuegos. Ojala hubiera sido así toda la película, solo por ver algo diferente, porque todo lo demás transcurre debajo del mar y bueno, ya sabéis, bajo el mar vives contenta, siendo sirena eres feliz… A ver, que CGIs espectaculares, pero hoy en día a una película con este presupuesto es lo mínimo que se le puede exigir.

Así que un argumento sencillo, acción desenfrenada de vez en cuando, bonitos paisajes y pocos motivos para estrujarse la cabeza. Una película sin pena ni gloria estrenada en el momento justo para agradar a la gente. Ni fu ni fa. A mi me ha gustado entre poco y nada y simplemente destaca dentro del universo DC porque deja atrás la oscuridad para mostrar algo de luz. Pero muy poca la verdad. Otro bandazo más dentro de su universo cinematográfico. Solo estoy deseando que hagan segunda parte para conocer que apasionante argumento nos iran a contar… ¿una invasión a la superficie? Porque la guerra civil ya esta gastada… ¿verdad?

Runaways

Otra serie más televisiva de Marvel, pero esta vez nada de Netflix ni nada de Abc, le toca el turno a Hulu… ahora que lo pienso, ¿Hulu se puede considerar televisión? Sea como sea, ¿habrán sabido ellos dar con la tecla que no han logrado encontrar las otras cadenas?

Runaways es la historia de como seis jovencitos descubren que sus padres esconden algún oscuro secreto… y no sé si seguir contado algo más de la historia, sobre todo porque estamos hablando de un cómic que se publicó hace unos cuantos años y que todos deberíais haber leído ya. La discusión de siempre, ¿es espoiler un tebeo publicado hace más de una década?

Vamos a darle un repasito rápido. Publicado en 2003, escrito por Brian Vaughan y dibujado por Adrian Alphona. Sí, el primero es del Saga, sí, el segundo es el de Ms Marvel. La premisa básica es la ya contada, los hijos descubren algo oscuro de sus padres, se rebelan contra ellos y se convierten en fugitivos. En su día fue una serie muy fresca, con personajes totalmente creados para la ocasión muy interesantes y con cierto aire a los primeros Thunderbolts. Lo curioso es que Vaughan solo tenía planteado el primer arco pero Marvel le insistió que siguiera con la serie y entonces tuvo que expandir el concepto y abarcar algo más que la fuga, integrando a los personajes totalmente dentro del Universo Marvel.

No es que la serie fuera la bomba, pero es algo diferente a lo que estamos habituados dentro del universo superheroico y se deja leer bastante bien. Merece la pena una relectura. Una vez dicho todo esto, ¿han sido fieles o han pasado totalmente de todo los de Hulu?

Estamos de enhorabuena porque… ¡han decidido seguir el cómic! La historia que podemos ver en los primeros capítulos es la misma del primer número pero algo alargada. Es decir, en el primer capítulo se produce el mismo descubrimiento que en el cómic, el de nuestros padres parece que son chungos. Pero aquí en vez de emprender la huida y liarse a mamporros con todo, se quedan con la duda de si han visto lo que han visto y siguen investigando a ver si descubren realmente lo que están pasando. Vamos, que aquí no tienen el problema de Vaughan, que solo tenía pensando seis números. Aquí ya saben de que va la historia y por donde puede desembocar, así que calma, paso y paso con buena letras, ya llegaremos a donde tenemos que llegar.

Pero entonces… ¿es un rollo como las de Netflix? NO, rotundamente NO. Aquí se va lento, pero a buen ritmo. Se avanza poco, pero se va mostrando todo eso que aparece en el cómic y que aquí no se nos quiere mostrar de buenas primeras para no asustar al espectador: un poquito de poderes, un poquito de báculo, un poquito del dinosaurio, etc, etc.

A mi me tiene totalmente enganchado, aunque no sé si es porque conozco bastante el cómic y es un placer encontrar tanto las similitudes como las diferencias. Los seis chavales que han escogidos son clavaditos a los personajes del cómic, es una gozada verlos en movimiento. No sé que le parecerá la serie a alguien que no conozca de antemano lo que vaya a pasar y pierda esa punto de complicidad, pero voy a intentar descubrirlo estos días.

Igualita que el cómic. Que tampoco mataba ni era lo mejorcito de la Marvel, pero era muy cumplidor y mes a mes su lectura se hacia mas agradable. Pues lo mismo con esta serie, que no es la mejor del mundo, pero semana a semana se disfruta cada vez más, sobre todo porque respeta el espiritu una barbaridad. Estoy deseando ver hasta donde se atreven a llegar en su acercamiento al universo Marvel.

La Liga de la Justicia

Llegó por el fin el bombazo más esperado de DC, la película que une a sus grandes estrellas y que se supone va a significar un antes y un después para su universo en la gran pantalla. Pero como todos nos temíamos la cosa no ha sido para tanto. Vamos con ello.

Me cuesta concebir La Liga de la Justicia como una película unitaria cuando es una continuación muy directa en todos los sentidos de Batman Vs. Superman. Tanto argumentalmente, ya que esta película empieza justo cuando acaba la otra, como visualmente, donde todos los elementos estéticos son prácticamente los mismos. Me sorprendió mucho ver a Zack Snyder como único director en los créditos cuando todos sabemos que tuvo que abandonar la cinta a mitad de rodaje, siendo Whedon el que se tuvo que hacer cargo del timón hasta llegar a buen puerto, o más bien a cualquier puerto. Pero sí, por desgracia esta película es totalmente de Zack Snyder… con algunos peros que comentaremos más adelante. Así que si el plan es seguir la estela marcada por BvS, poco margen de maniobra tienen para hacer algo realmente grande ya que están arrastrando más más errores que aciertos.

Dicho lo cual, La Liga no es una película tan mala como se ha estado diciendo por ahí. Tampoco es que sea la bomba pero sí que es bastante decente, tiene varios momentos muy buenos y en general es bastante entretenida. De esto último tiene mucha culpa Whedon que ha hecho lo que cualquier persona con dos dedos de frente hubiera hecho: meterle la tijera. Si os revisáis los trailers veréis que faltan muchas escenas que no se encuentran en el montaje final. La verdad es que ha quitado un poco de todo, pero donde más se nota la tijera es con Cyborg, del cual se ha cargado completamente la historia de su origen. Quiero suponer que a Whedon, como a muchos de nosotros, le revienta el papel del personaje en la Liga, desplazando a vacas sagradas como el Marciano o Linterna Verde. Así que ha reducido su aparición en la película a la mínima expresión, apareciendo solo en pantalla cuando es única y exclusivamente necesario.
Todos estos recortes llevan a que la película dure dos horas justitas, algo que se agradece una barbaridad. Es la primera vez que salgo de una película de Snyder sin estar ni física ni mentalmente agotado. Lo que siempre hemos dicho de este director, que le sobra siempre media hora o más.

En cuanto al argumento de la cinta pues muy justito la verdad. Se han buscado a un villano bastante desconocido para el gran publico y casi para la mayoría de los aficionados, SteppenWolf. Cuando piensas en alguno de los Nuevos Dioses de Kirby este personaje no es ni tu cuarta ni quinta elección, es más, muy poca gente se acuerda de él. El villano tendría que haber sido Darkseid, pero claro, parece que el as de bastos se lo están guardando para una película mucho más grande que esta, aunque aún esta por ver si la Warner es capaz de llegar hasta algo así.
Así que esto va de que SteppenWolf quiere traer Apokolips a la Tierra y los héroes se oponen a él. Así de simple. Es más una excusa para unir al grupo que para enfrentarlos a un villano de verdad, porque por mucho que intenten hacernos creer que es el ser más peligroso que ha visto la Tierra, es algo que no te crees ni de lejos. Sabes que cuando se junten todos los héroes le destrozan simplemente a tortazos… que vaya, es lo que finalmente ocurre.

La parte más interesante de la película es la aparición de nuevos superhéroes en el universo cinematográfico deceita y su interacción entre ellos. Un pequeño repaso uno a uno:
– Es un placer volver a Wonder Woman en la gran pantalla. Gadot le ha pillado el punto al personaje desde el primer momento y sus apariciones en pantalla roban protagonismo a todos los demás. Como pasaba en BvS lo mejor de la película de largo.
Batman esta simplemente horrible y creo que la culpa de todo es de Affleck, cuya interpretación es deleznable. Es increíble que haya pasado de hacer un gran Batman en su primera película a esta caricatura de personaje que ni le va ni le viene lo que esta pasando. Esta muy fuera de todo esto.
Aquaman. Momoa en estado puro. En general bien y me deja con muchas ganas de ver su película en solitario. Todo muy en la línea de lo que esperaba.
– Cyborg. Sobra.
Flash. Este ha sido uno de los personajes más controvertidos para la crítica ya que tiene un comportamiento más propio de Bart Allen, Impulso, que del Barry Allen que todo conocemos. Y sí, la verdad es que se mueve más en ese otro registro, pero no llega a ese calificativo de bufón que mucha gente le esta otorgando. A mi me parece que es un personaje encantado de la vida y muy excitado por encontrarse en medio de los héroes más grandes de la Tierra. Tiene un momento sublime de interpretación, aquel en que el esta todo el grupo metido en una gran pelea y de repente se da cuenta que a pesar de estar moviéndose a supervelocidad el «enemigo» le esta viendo. Ahí demuestra que en realidad todo esto le viene demasiado grande aún y que tiene mucho por aprender.
S de Spoiler. ¿Es spoiler cuando la propia productora filtra una y otra vez imágenes del personaje? ¿Cuándo todos sabemos que se han gastado una cantidad insana de dinero en borrar su mostacho digitalmente? ¿Cuándo ni de coña sabemos que va a estar muerto por mucho tiempo? Bueno, pues para mi una interpretación justita basada en tenerle alejado de la trama principal para que no lo resuelva todo de un plumazo. El problema de siempre que ha tenido cualquier guionista de la Liga con este personaje.

Relativo a los personajes, uno de los mayores aciertos de la película es el respeto a las bandas sonoras de uno de ellos. Casi se puede ver con los ojos cerrados y saber quién se encuentra en pantalla en cada momento.

Por último comentar la campaña de odio que ha acompañado la película desde el día de su estreno, siendo machacada brutalmente por parte de los aficionados. No hablo de gustos, ya que sino te gusta pues no te gusta, es lo más normal del mundo. Hablo del linchamiento al que ha sido sometida desde el primer momento, siendo apaleada sin misericordia sin motivo alguno. No sé si es que existe una traslación directa del marvel zombismo al cine o que son gente que todo lo que no sea del nivel del Dark Knight de Nolan directamente les parece mierda infecta. Yo he asistido alucinado a criticas brutales de una película bastante decente y que resulta bastante superior tanto al Escuadrón Suicida como a BvS, pero que ha recibido más palos que ellas dos juntas. Yo de verdad este tema no lo entiendo.

Así que resumiendo: No esta nada mal, me lo he pasado bien y me ha resultado bastante entretenida. Sin embargo como película de superhéroes no aporta ninguna novedad al genero y es una más entre tantas. Es un paso que Warner tenía que haber dado hace muchos años y ahora le esta pillando muy pero que muy tarde y por eso Marvel le esta comiendo terreno. Esto solo se cura haciendo más películas y logrando que otros creadores, mucho más interesantes y capaces que Snyder, sean los encargados de dirigir sus destinos. Un paso adelante, pero un paso muy pequeño, casi insignificante.