Otro salón, ¿pero cuál?

El salón del cómic de Barcelona de este año se le ha indigestado a más de uno. Cada edición el espacio dedicado a los cómics se va reduciendo más y más lo que esta produciendo algún que otro sarpullido entre autores y aficionados al cómic. ¿Qué te ha pasado salón del cómic? O más bien, ¿qué nos ha pasado a nosotros?

videojocsficomic.jpgQue el salón del cómic dedica espacio a otra serie de cosas con escasa o nula relación con los tebeos no es algo nuevo y lleva ocurriendo durante bastante años. Si te puedes permitir pagar un stand, tendrás un stand, ya vendas tebeos, películas o videojuegos y esto ha pasado este siglo e incluso el pasado. Lo que pasa es que mientras que el espacio ocupado por estos espacios alternativos no fuera demasiado grande como que no importaba, vamos, que molestaba pero poco. Lo que pasa es que cuando se abre una puerta es muy complicado cerrarla y poco a poco los otros medios se han ido comiendo gran parte del espacio que ocupaban los comics hasta llegar un punto que el salón del cómic es más bien el salón de aficiones variadas para gente que algún día leyó un tebeo. Pero esto era así el año pasado y el anterior y no se armo tanto revuelo, ¿qué ha pasado este año?

El caldo de cultivo puede que fuera la nota de prensa que traía por título «LOS ROBOTS INVADIRÁN EL 30 SALÓN DEL CÓMIC DE BARCELONA» Por mucho que en la misma se indicara que «uno de los ejes temáticos de esta edición es de la relación entre los robots y el mundo del cómic y la cultura popular», muchas cejas se arquearon por esa manera tan pillada por los pelos de relacionar lo que sea con el mundo del cómic. Fue una señal bastante clara de que las cosas se estaban saliendo un poco de madre, pero el detonante definitivo, al menos en twitter, fue la foto que publicó Ed Carosia en su twitter y que acompaña este texto, en donde se puede comprobar el tiro en la pierna que se pega ficomic. Videojuegos por encima de cómics, mucho más grande, mucho más importante. En todas las farolas de la ciudad, restregándolo a todos sus habitantes. En ese momento empezó en serio el malestar en twitter y se fue extendiendo según se fue desarrollando el salón, llegando a su culminación en este magnifico post de Santiago Garcia, donde se cuenta con pelos y señales lo que ha pasado y que es de lectura obligatoria. que describe a la perfección la sensación general (de cierto sector) sobre el evento.

Lo primero es lo primero, Santiago describe a la perfección esa sensación de desarraigo que tienen ciertos sectores al pisar los terrenos del salón. Como ya se ha dicho antes no es algo nuevo pero es algo que se ha acentuado demasiado y que se palpa en el ambiente. Es normal, no es que parezcan fuera de lugar, es que lo están. El modelo con el que funciona Ficomic y que comparte con el Expocomic madrileño prima lo comercial por encima de lo «cultural». Ya no solo porque sean empresas que quieran ganar dinero (que lo son) sino porque montar un evento de estas características precisa de una fuerte inversión y de una gran afluencia de publico. Poniendo algún ejemplo concreto, ¿qué atrae más publico, la película de los Vengadores o la de Arrugas ? ¿Cuál es mejor? ¿Entendería el publico general ver posters de viejos por todo el salón pero no de Iron Man? Seguramente no, es más, nos tacharían de chalados y hablarían mal del salón a todos sus conocidos. Es una exageración,vale, pero es un ejemplo de que este modelo de salón es el que hay y no parece que pueda admitir un cambio tan profundo. Además, ¿alguien le ha preguntado su opinión a alguno de sus (supuestos) cien mil visitantes? No, perdonad, pero unos pocos de nosotros hemos decidido que esto no esta bien y lo vamos a cambiar, si no os gusta, mala suerte.

Esta claro que la alternativa es el #otrosalon que se esta pregonando por twitter. ¿Pero cuál? Santiago lo clava en el siguiente párrafo

Cualquier sector industrial sano, y más si es cultural, necesita un festival donde exponer sus últimas tendencias, sus mejores obras, sus autores destacados, donde intercambiar ideas e informaciones y lanzar mensajes a la sociedad. Un sitio donde mostrar lo que somos y cómo somos ahora, hoy, donde mostrárselo a todo el mundo, pero también donde mostrárnoslos a nosotros mismos.

Y aquí es donde viene el quid de la cuestión, ¿qué somos? ¿quienes somos? O más importante aún, ¿qué es el cómic español? Porque Santiago parece que tiene miedo a decir que lo se debería montar es un salón de cómic ESPAÑOL. O incluso un salón de la Novela Gráfica. Aunque sea incomodo se dice y no pasa nada y así todos definimos nuestras posiciones y sabemos donde estamos. Porque parece que todos sabemos de lo que estamos hablando pero ninguno quiere decirlo para que nos tachen de esto o de lo otro. Una vez que asumamos esto tenemos que asumir que no puede ser un salón para el público en general, que nuestras inquietudes culturales, que el terreno por el que se mueve ahora el tebeo español no puede (ni tiene porque) atraer a las masas. Si el cómic español quiere moverse por el terreno de la experimentación, o por el de la critica social, o por el de las historias intimas, que lo haga, pero que entienda la consecuencias. Si tiene que ser otro salón que lo sea, pero tiene que ser otro muy diferente. Y algo muy importante, quizá lo que más, tiene que montarlo alguien Esta muy bien que todos queramos otro salón muchísimo mejor que el de ficomic, pero alguien tendrá que remangarse y ponerse a montarlo. Y ese es el momento donde vemos las bonitas puñaladas que siempre han caracterizado al cómic español, pero eso ya es otro tema.

Otro salón es necesario, el problema es que entendemos cada uno por otro salón. Quizá haya demasiados otros salones y ninguno nos termine de satisfacer. Pero para ello hay que montarlo, ojala se haga. Donde sea como sea, pero que se haga.

17 comentario en “Otro salón, ¿pero cuál?”

  1. jose dice:

    Solo un par de apuntes:

    Sobre la famosa foto de los «videojocs» y demas. Ese cartel era uno de tantos que colgaban en las farolas de cada calle. Quiero decir que en la siguiente sobresalia la palabra Robots o comic o lo que fuera y los ibas viendo tal y como ibas andando por la acera.

    «Si el cómic español quiere moverse por el terreno de la experimentación, o por el de la critica social, o por el de las historias intimas…» somos muchos los autores que vamos por otro camino mas mundano, ni mejor ni peor, solo otro. A veces las generalidades no son acertadas.

    Y ya esta, muy buena entrada, como las de todos estos años 🙂

  2. Eme A dice:

    Salones hay muchos. Una perspectuva bastante completa es repasar todos los meses de 2011, que está completo, en http://tinyurl.com/salones (Nótese que dejo fuera de ese calendario gran parte de las jornadas autodefinidas «otakus». Pongo el límite en aquellas en cuyos nombres, carteles o programas no hagan la más mínima referencia al manga)

    El caso es que, aún habiendo muchos, todos tiran por el mismo lado, y cuanto más grandes, más tiran. Y no hay muchos intentos de hacer ese «otro salón»

  3. J Calduch dice:

    #otrosalon no es rentable para una entidad privada, es así de duro. Porque si lo fuera, los que deberían estar tomando nota de estas necesidades son los de Expocomic.

    Para todo lo demás, se eligen unas fechas, se elige un local, se montan unas actividades y se llaman a los medios, es lo que se necesita para empezar, ganas y contactos. Porque no es de recibo que la noticia que quede al final sea el número de asistentes y no las entrevistas, las ponencias, las presentaciones…lo normal sería que a la semana del evento las obras premiadas estuvieran en todas las librerías generalistas con su pegatina recordatoria en portada, al igual que se reestrenan en salas las películas ganadoras de Goyas y Oscars.

    Se hacen muchos salones paralelos, pero de escasa entidad. Igual sólo hace falta un algo, no sé el qué, para que alguno adquiera relevancia y tome ese testigo. No descartemos para esto tampoco los cursos de verano, por eso del lustre que da la cosa universitaria, el que haya más tiempo libre, y que la desidia informativa estival propicie algún que otro titular.

    Aunque no nos engañemos tampoco, la industria, en la que también entran autores y editores minoritarios siguen necesitando el Saló para cuadrar sus cuentas. El aluvión de novedades de cara al Saló por parte de todos sigue siendo una constante, pese algunos ya han ido bajando del burro y dosifican más a lo largo del año (o dicho de otra manera, el mogollón de novedades que hace tiempo llegaban en mayo ahora ocurren prácticamente cada mes, y en Mayo todavía más). El saló actual es un negocio del que sacan tajada todos, no se habla de demolerlo, sino de complementarlo. EN Mayo el salón del friki y en otra fecha el salón serio, el del cómic. Uno en el que Go Nagai no firme estampitas pero lo puedas tener por skype media hora charlando con la audiencia.

  4. Eme A dice:

    Yo creo que los robots y los frikis disfrazados molestan lo que uno quiere que molesten. Con el dinero recaudado solo con la entrada del núcleo duro de los lectores de cómic y una rígida selección de stands no creo que dé para alquilar un gran local, pagar viaje y estancia a los invitados, etc

    Hace falta atraer a más público. Que será otro tipo de público, porque «más público» del nuestro ya no queda. Y sí, hacen ruido, y todo el recinto huele al ramen que comen sentados en el suelo, y no hacen cola para que les firme Lola Lorente. Pero su asistencia permite pagar que en una salita recóndita nos juntemos cuatro gatos a escuchar dar una charla a un señor que lleva cincuenta años haciendo tebeos

    Resumiendo mi opinión: es un mal menor

  5. John Space dice:

    !Pero Eme A, los frikis dan mala imagen de los intelectuales del ocio (o sea, usted y yo)!

  6. tierra616 dice:

    Creo que tres links bien colocados pueden hacer por un autor o una obra más que veinte diez salones juntos. El Salón del Cómic (el que sea, con sus exposiciones, sus tertulias, sus adelantos, etc) se instaló hace algun tiempo en el internet.

  7. NOWL-AHN dice:

    Bien visto Tierra616,bien visto…

    De hecho, salvo que consigas una de esas tan traídas y llevadas entrevistas con algún editor internacional(que también el método de este año ha generado algo de polvisquilla)para el autor novel, el Saló no supone ninguna ventaja laboralmente hablando.

    Te lo pasas muy bien,te sientes en «tu ambiente».Disfrutas de las exposiciones de extraordinarios originales,ves y hasta puedes conversar con algún/os de tus autores favoritos.

    Te dejas un pastizal en cómics (súmale alojamiento y transporte para la gente de fuera de Barcelona)pero de aumentar o promocionar o facilitar oportunidades laborales a algún autor, lo siento mucho pero, na de na.

    El Saló se nos «americaniza», asumamoslo, porque esto es inexorable e imparable y si además, es el único modo de que siga existiendo,pues que así sea.

  8. elias dice:

    Hay un dato que parece que a la gente que esta comentando el tema del #otrosalon se le escapa.

    El 85% de la poblacion española NO sabe quien es Moebius.

    Partiendo de esa base, lo que queda claro es que hace falta dar a conocer el comic a la gente. Pero ahi entramos en el eterno conflicto entre integridad artistica e intencion comercial, un debate en que siempre va a primar que el comic es cultura.

    Podemos elegir entre dos enfoques.

    1) El comic es cultura, por lo que necesita un salon subvencionado, cerrado y endogamico.

    2) El comic es industria por lo que hace falta un salon comercial, abierto a los frikis y variado en tematicas ajenas al comic (lo que hay ahora, vamos)

    Un modelo 50/50 es imposible, siempre va a primar un lado u otro.

  9. elias dice:

    Por eso considero absurdo quejarse de que los robots ocupan todo el espacio del salon o que en la exposicion de David Sanchez solo hay 4 gatos.

    La poblacion española NO LEE COMICS, y nos corresponde a nosotros cambiar eso. Y cuando digo «nosotros» me refiero a todos los que estamos, de una forma u otra, dentro del mundillo. Cada uno podemos hacer nuestra parte:

    -LECTORES: Recomendar comic a sus amigos, difundir novedades por blogs, regalar comics a amigos y familiares en funcion de los gustos, hacer tus compras en las librerias especializadas y evitar en lo posible las grandes superficies.

    -EDITORIALES: Reducir precios (en la medida de lo posible), ampliar sus catalogos, dar nuevas oportunidades a los autores, explorar otras vias de promocion y tratar de ofrecer algo diferente.

    -DISTRIBUIDORAS: No estaria mal que redujeran su porcentaje de beneficio sobre cada libro vendido. De esa manera resultaria mas rentable para las editoriales el dedicarse a los comics.

    -ASOCIACIONES: Hacer mas para promocionar la lectura de comics, seguir trabajando para el reconocmiento del comic como cultura y ser mas eficaces en la organizacion de salones y encuentros.

    Estas son solo algunas ideas que se me ocurren. Algunas son faciles de realizar, otras son abstractas y algunas llegan a la categoria de utopicas (¿pedir a una empresa que disminuya sus margenes de beneficio?) Pero creo que si cada uno de los agentes de esto que unos llaman mundillo y otros industria, podriamos trabajar juntos para seguir mejorando. Sobretodo no nos queda otra, ya que con la crisis la cultura en España en general y el comic en concreto estan en caida. Y aun va a empeorar antes demejorar

  10. Elias dice:

    Hola!

    Escribi ayer un comentario que ha sido eliminado. No me molesta, al fin y al cabo es tu blog y estas en tu derecho de borrar comments. Pero me gsutaria saber la razon, si fueras tan amable de comentarmela por aqui o a mi correo. Gracias

  11. Pedro dice:

    Elias, no se ha eliminado ningún comentario, ayer enviaste dos y ahí están. No tengo ninguno pendiente de aprobación ni nada, así que eso es todo lo que hay.

  12. ZaraJota dice:

    Pero ya existen otros salones.´Con autores invitados, incluso de fuera de España.

    Salones más pequeños donde el contacto es más sencillo y más directo con autores, editores y lectores.

    Pero son cosas pequeñas. Como Avilés.

    Cuando quieres hacer algo grande como Barcelona o Madrid, tienes que acabar vendiendote, ya que están pensados como convenciones americanas y no como ferias de muestra.

  13. Tejón Alfarero dice:

    >El 85% de la poblacion española NO sabe quien es Moebius.

    Y un 90% no sabe quien es Tarkovsky, pero van al cine igual.

    Genial el post, hasta ahora solo había leido gritos de la gente que había leido el post de Santiago Garcia sobre cambiar el salón sin tener en cuenta que lo que estaba comentando tenía un enfoque y un sesgo muy claro, que me parece bien que cada uno barra para lo suyo pero mal querer convertir lo suyo en lo de todos.

    Yo no he ido este año como hace años que no voy a ninguno, los recuerdo como mercadillos gigantes, con los pesados de los fanzines (que normalmente tenían mas buena voluntad que buenos resultados) acosandote para obligarme a comprar algo que no te interesaba y pocos espacios dedicados a la industria. A decir verdad de actividades recuerdo poco más que una exposición sobre Ralph König y a Santiago Segura pasando sus cortos. Eran sitios poco inspiradores en general.

    En un principio iba con mucha ilusión, a conocer gente, a enseñar originales mios, a meterte en un lugar con personas con aficiones comunes… y la decepción estaba asegurada y al final las sospechas acababan transformadas en certezas, aquello no iba a ningun lado.

    Desde finales de los 80-90, en España no se sabia que publicar. Se intentó volver a las fórmulas Bruguera y al underground una y otra vez mientras decaían, y nadie tenía muy claro como había podido funcionar el tema del tebeo durante tantas décadas y ahora simplemente la gente perdía interés gradualmente y por más que se repetía la formula nada funcionaba. Había público que se tiraba a la actualización de los superheroes a través de las ediciones Forum, a los experimentos de Alan Moore en DC, al manga que fué creciendo gradualmente hasta practicamente rescatar la industria en España (si, esos narutards tan despreciables) y mientras El Vibora, último superviviente del boom de los 80, languidecía perdiendo frente al Kiss Comix, donde la portada y el contenido si coincidian.

    A partir de ahí el cómic español, como fenómeno público, es poco mas que un zombie, subvencionado de manera irregular, permitiendose aberraciones como Fallerela, representado por un montón de concursos de cómic donde los ganadores aparecían en simpáticos libritos del ayuntamiento de turno para luego desaparecer en la renegror mas absoluta porque el paso siguiente a ganar un concurso en tu pueblo era la nada.

    Se hacían bastantes cosas pero sin relevancia pública, el público apenas conocía lo que se hacía y cuando lo conocía tampoco es que le hiciera perder el sueño (esos fanzines de amigotes de yo me lo guiso y yo me lo como de los que los de la novela gráfica son descendientes directos). El tebeo era para el gran público que habia nacido de los 70 para atrás algo medio nostálgico muy asociado a la infancia y las bibliotecas (Asterix, Tintín,etc.) y que en españa sobrevivía en la forma de Mortadelo.

    Se echaban la culpa al cine, a la televisión, a los videojuegos… Sin embargo todos estos medios también han tenido su etapa de decadencia y han logrado superarla. El cine con los blockbusters, el 3d y el Surround ha vuelto a atraer al público general. Las series de televisión con valores altos de producción han vuelto a enganchar a la gente. Los videojuegos, gracias a la orientación casual de la Wii han dejado de ser estigmatizados (ahí tenemos el premio Principe de Asturias a Miyamoto) e incluso la literatura, con los tochales para oficinistas de Stieg Larsson esta volviendo a hablar de Best Sellers.

    Todo esto se ha conseguido a base de ingentes inversiones en publicidad, tampoco vamos a negarlo. Es necesario que el producto sea vendible, pero si no se hace llegar a todo el mundo via marketing, globalizarlo es casi imposible. Ejemplo el videojuego Angry Birds, que hasta que Chillingo no le hizo una campaña, languidecia en la lista de apps sin destacar especialmente. Ahora es un fenómeno de masas.

    Esto mantiene vivos estos medios, y cuando mas demanda hay, mas posibilidades de que gente variada se pueda dedicar a esto.

    Sin embargo apliquemos esto al cómic. Desde nuestros circulitos, desde nuestra especialización… Esa gente que va a ver the Avengers sin saber nada de John Ford o de los grandes del cine, esos que ven series de TV que son adaptaciones efectistas de folletines y tebeos, esos consumidores de pseudo-juegos como «Brain Training» que no saben que es Braid ni conocen a Matthew Smith, esos lectores de esa novela tópica y en realidad nada feminista por más que lo asegure la publicidad que sería la primera novela de la saga Millenium y que no han leido un clásico en la vida mas allá de algún escritor sudamericano de moda…

    ¡Esos frikis! Que ni conocen la historia de los medios, ni a los grandes autores y encima se pavonean de su incultura acudiendo como borregos a todos estos subproductos. Esta bien que existan, porque de todo tiene que haber, pero que no nos quiten el espacio a nosotros, los iluminati, los que sabemos de verdad lo que es bueno aunque no demos para mantener el negocio, que si alguien va al Salón del cómic que sea principalmente a ver cómics, y que se compren principalmente nuestros webcomics editados, nuestras novelas gráficas y nuestros libros sobre el cómic.

    Eso me parece pensamiento mágico. Dificil va a ser apoyar la casi inexistente industria en españa, cuando llevamos decadas siendo minoritarios y poco interesantes para el público español. Y es que a dia de hoy, y salvo honrosas expeciones (aunque no sea para nada de mi gusto) como Arrugas o Españistan, que serían los blockbuster de tebeo dentro de su éxito que seria muy moderado en otros paises, no se hacen cosas que puedan funcionar de cara al gran público a través de una campaña de Marketing en condiciones.

    Desde la novéla gráfica española se intenta colar a través de medios artísticos, poniendo la edición de un cómic al nivel de una performance en una galeria o de una proyección de videodanza. Me parece muy bien tener un target definido y saber mover los hilos en los medios a través de los contactos de este mundillo (periodistas, diseñadores, publicistas), pero ese no es el gran público en españa.

    La gente está menos especializada, tiene mas miedo a las innovaciones y con todos estos años de distorsiones en medios, no va a acercarse a un medio que siempre le ha parecido infantil con la misma visión de una burguesia artística bastante endogámica y con orgullo de clase. Faltan enfoques que casen el tebeo con el gran público, y estamos mas necesitados de un Spielberg que de un Tarkovsy. Y si el Spielberg va introduciendo sabiamente elementos de Tarkovsky para que el público vaya creciendo y ampliando sus gustos, mejor que mejor.

    En Resumen, que el salón es un mercadillo-cajón de Sastre porque el público español es generalista y que si desde un círculo se quiere un salón a la carta, que se lo guise y se lo coma, y si logran atraer a alguien nuevo, felicidades.

    Si hubiera productos españoles competitivos, serían los que tendrían los grandes expositores y la atracción del público.

    No esta claro si va a pasar ese milagro, pero la crisis nos va a llevar gradualmente a un modelo en que los formatos de entretenimiento baratos, que no consumen energia y que permiten repetir experiencia y recrearse pueden volver a tener demanda, si el tebeo logra tomar los kioskos de nuevo puede volver al único modelo que ha funcionado a nivel popular en este pais.

  14. Andrés dice:

    ¿por qué arremete el «señor» J Calduch contra el expocomic? Ah, J Calduch, ya. Acabaramos.

  15. NOWL-AHN dice:

    Excelente comentario Tejón,magnífica exposición de argumentos,que comparto y suscribo al 95%.

  16. Un salon del comic a de ser de comic dice:

    ¿ De que sirve un salon de comics si luego lo mas parecido que se expone es una licuadora?

  17. E. Martín dice:

    No es por ser agorero y eso pero… así empezó a derivar la Wizard.

    Bueno, ya, no es exactamente el mismo caso (y de todas formas SÍ era por ser agorero).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar