En el Expocomic 2008

Otro año más y ya van un porrón (quien se para a contar esas cosas, sobre todo a nuestra edad), cuatro días de desenfreno total, sexo loco, dro… ¿a quién quiero engañar? Tebeos y más tebeos, que esto es un Expocomic, por dios.

expocomic2008vistageneral.jpgJueves por la mañana. No penséis que voy a madrugar mucho en ninguno de estos días, ya que no tiene mucho sentido plantarse allí a las diez de la mañana. A las doce o a la una, vale, pero antes, como que no. Os cuento esto para justificar el porque me perdí la rueda de prensa del hijo del Santo, que seguro que muchos pensareis que es una tontería y que narices pintaba hacía allí, pero que me contaron fue todo un éxito. El tipo es todo un profesional como la copa de un pino y se vende como nadie. En este momento había varios colegios visitando el recinto y fueron el público que le toco en suerte al luchador mexicano, que supo zafarse de las preguntas nadie.

– ¿Por qué no te quitas la mascara?

– A ver, ¿cómo os gusta más Spiderman, con mascara o sin mascara?

– Con maaaaascara.

– Y Batman, ¿cómo os gusta más, con mascara o sin mascara?

– Con maaaaascara.

Que crack, en serio, supo meterse a todo el público en el bolsillo. Luego hizo una llave a alguno de los asistentes y todos felices y contentos. La verdad es que esto del hijo del Santo ha atraído algo más de atención de la prensa de la habitual y no ha interferido para nada en el desarrollo natural del salón. Vamos, que la lucha libre mexicana ha aportado su puntillo curioso de interés al salón e incluso ha resultado ser beneficiosa… jamás pensé que diría algo así antes del salón, pero cosas veredes amigo Sancho.

Cambiado de tercio, este año me líe la manta a la cabeza y viendo que parecía haber buena sintonía con la organización me dije, que diablos, voy a pedir una entrevista que viene Andy Lanning. Que como supongo que ya sabréis idolatro, junto a su compañero Dan Abnett, por la Legión, Nova, Guardianes de la Galaxia, etc, etc. Nada más llegar, se lo comentamos a la chica de prensa, que nos ha tratado a mis compañeros adlateres y a mi maravillosamente y nos mete (me acompañaba Emilio) a hacer la entrevista en lo que cariñosamente llamamos la cueva, que luego revisitaremos en la entrega de los picadlo. También teniamos a Mike McKone y Eddie Berganza con nosotros, pero yo quería a Andy y solo a Andy, así que espero no haber dañado el ego del resto de artistas. La entrevista fue bastante bien, Lanning se enrollo bastante y conto cosas muy interesantes, sobre todo se le notaba que se trabajaba mucho las historias y los personajes. A ver si en estos días la voy trascribiendo que es un trabajo de chinos, con el handicap añadido que le entendía mucho mejor en vivo y en directo que en la grabación.

capitanamericachayking.jpgEsa tarde no recuerdo exactamente que hice, pero seguramente aproveche para irme a ver las exposiciones que como todos los años cuentan con un espacio bastante limitado, pero bueno, ya sabemos todo lo que hay. La de Miriam Katin no me gusto nada, tiene su merito la señora, pero me parece uno de esos cómics que ya han ganado premios solo por quién lo escribe y por lo que cuenta sin necesidad de leérselo. La del hijo del santo, bueno, poca cosa, el traje y cuatro anecdotas más. La de Spirit tampoco me estaba gustando nada, eran simples ampliaciones de portada, hasta que llegue a los originales, que no eran muchos (4 ó 5) pero que daba gloria verlos. Era muy curioso sobre todo comprobar el uso abusivo del tipex que se hacía en la época ya que algunas páginas tenían bastantes de esos manchurrones blancos. La de Chaykin estaba bastante bien, con dibujos de todas sus épocas y estilos (bueno, dentro del suyo propio, claro) e incluso alguno que no conocía nadie, como el de Vampirella con Witchblade. Muy curioso el del Capitán América en el que solo dibujo el circulo del escudo. La última, la de Kenny Ruiz fantástica, también muchos originales y sobre todo unos textos acompañando a todos y cada uno de ellos con unas explicaciones fenomenales para ir entendiendo el proceso de creación. Enorme. Por suerte las visite en el ordén mencionado y termine con un sabor de boca estupendo. Tenéis bastantes fotos de las exposiciones en el flickr del amigo Javi.

Como no recuerdo que hice más ese día aparte de dar la coña en el stand de Dolmen (como todos los años) nos vamos al viernes donde llegue cuando había otra rueda del prensa del hijo del santo con su enemigo mortal o algo así. Esta vez no había tanto niño y la cosa fue más tranquilita aunque volvió a dejar una gran impresión. En serio, a mi este tema me ha sorprendido bastante, pensaba que no daba ni para pipas y fijate tú, triunfando allá por donde va. Llegué justo para eso y para asistir a la visita guiada de Kenny Ruiz por su exposición. Kenny es un autentico cachondo y da mucho gusto escucharle hablar de su propio trabajo porque lo vive apasionadamente. Hablaba de cada página con mucho cariño y se acordaba de todas y cada una de ellas y lo que le había supuesto realizarlas o que técnica había abordado para realizarla. La verdad es que daban ganas incluso de comprarle sus ideas no realizadas porque te las vendía de una manera que te transmitía la sensación que había una gran historia esperando a ser contada. No me extraña que se agotara el integral de Cazador de Rayos en Dolmen… bueno, también la falta de previsión de la editorial hace mucho. Una maravilla de actividad, como el año pasado.

A continuación gastamos el segundo comodín de la entrevista y Emilio y yo nos fuimos a por Howard Chaykin, que nos trato muy profesionalmente y que sobre todo se fue metiendo en la conversación cuando Emilio le fue demostrando que realmente había seguido su obra. A mi la verdad es que este señor no me tira mucho, reconozco que como dibujante es muy bueno, pero como guionista no me atrae nada de nada. Aquí tuvimos un pequeño problema ya que nos metieron donde pudieron y la sala se empezó a llenar de gente que cada vez hablaba más alto, por lo que Chaykin termino a grito pelado pidiendo a la gente que se callara. Menciono esto porque me pareció que tenía muy claro que parte de su trabajo era tratar a los medios y que la entrevista tenía que ser en las condiciones más optimas posibles. Por desgracias no pudo ser así y fue una entrevista muy corta y es que el problema del limitado espacio del Expocomic no es solo entre los stands, sino por las tripas del salón. Ya le dedicare un post aparte mañana.

No recuerdo que hice exactamente la tarde del viernes, más que nada porque estuve constantemente hablando con mucha gente. A este respecto algunas personas me mencionaron que el salón tenía un punto extra para mi porque gracias al blog tenía mucha gente a la que ver o con la que hablar. Y sí, es cierto, no pare ni un solo momento en los cuatros días, estuve de aquí para allá y me estuve encontrando todo el día con gente, pero que queréis que os diga… ¡montaros un blog! Alguna ventaja tiene que tener esto de vez en cuando y en los salones es cuando más recompensas se reciben en este aspecto. Todas espirituales claro, pero bien agradecidas. La frase que más me repitieron en el salón: Leo tu blog… pero no todos los días.

El tema firmas, que ese viernes pude echarle un vistazo tranquilamente, aunque yo no pedi ninguna. Bueno, siempre hay quejas por el sistema que se elige, este año numerito para los 10 primeros y cola libre para los demás. Según me cuentan lo que se logró así fue formar dos colas, una por la mañana para los numeritos y otra por la tarde en la propia sesión en sí. Yo no vi ningún problema a este sistema la verdad, la gente parecía que respetaba su turno y todos tenían claro como funcionaba aquello. Los dibujantes también colaboraron bastante, incluso Hitch firmo con su hijo pequeño al lado haciendo dibujitos, así que todos hicieron lo que estuvo en su mano desde mi punto de vista. Supongo que siempre habrá alguna persona descontenta, pero esto ha cambiado mucho desde hace unos años. De todas maneras, de este tema de las firmas también quiero hacer un post aparte.

ironmanexpocomic.jpgEl sábado llegó la marabunta. Desde primera hora de la mañana aquello se lleno de gente y el lugar era asfixiante a más no poder. Por desgracia he comprobando que el calor humano es mucho más fuerte que el de la calefacción interior y se paso de un clima cálido los dos días anteriores a una brutal asfixia. Otro más de los problemas del sitio reducido. A mi lo que me impresiono es ver la cola que había porque el recinto estaba lleno y no permitían entrar a nadie más hasta que aquello se despejara un poco. Al final entraron todos, pero esto demuestra que todavía llegar mucho más lejos en cuanto a asistencia.

Ese día había una gran cantidad de gente disfrazada de todo tipo de cosas. Ya sé que últimamente es muy normal ver esto, pero era raro que el resto de días apareciera mucha gente de semejante guisa y había muchísima. Que envidia no ser más joven y tener demasiado vergüenza para estas cosas.

Por la tarde fue la «entrega» de los Picadlo. La verdad es que fue una cosa curiosa porque no teníamos previsto celebrar nada, ni se nos había pasado por la cabeza a los adlateres allí presente. Pero empezó a correr como una especie de leyenda urbana por la lista de correo que se iba a hacer una ceremonia y no tuvimos más remedio que ponernos a ellos. Es decir, hicimos la entrega de premios porque la gente se creía que iba a haber una entrega de premios, somos así, no tratéis de entenderlo. Aquí tengo que agradecer a la organización que nos prestaran la sala para el acto con solo un día de antelación. Incluso cuando llegamos al acto y estábamos completamente a oscuras fue decírselo a la organización y que hicieran acto de presencia dos fornidos chicarrones para iluminar aquello. Chapeau para la organización.

La entrega fue bien, hubo bastante gente, cerca de 50 personas y eso que lo habíamos organizado todo en menos de 24 horas. La gente se rió bastante y creo que todos pasamos un buen rato. A ver si el año que viene empieza a correr la leyenda urbana un poco antes y se pueden organizar las cosas con más antelación.

Luego vino la entrega de premios de verdad. Y ahí también la gente se rió bastante, pero por otros motivos bien diferente. La presentadora fue Rosanna Walls, que también se encarga de hacer las mismas labores en el videoblog Spain comics y que hizo del acto algo… peculiar. La famosa anécdota de «realizado por Victor Santos y UVE-UVE-A-A» o varios tebeos que publicaban dos editoriales a la vez, o entregar un premio a una señora casta y pura… Que sí, que seguramente no tuvo la culpa ella de todo esto, que muchas cosas las tendría escritas en un papel y se limitaria a leerlas, pero que vamos, que fue una cosa esperpéntica en ocasiones. Al menos nos lo pasamos bien, porque otros años nos dormíamos con este acto.

El domingo es el día otaku y el que dan ganas de matar, matar y matar cuando te acercas por el escenario. Esta muy bien que se disfracen y vivan su pasión a tope, pero lo de subirse al escenario a representar situaciones estúpidas jamás lo entendere .A unos nos falta sentido del ridículo y a otros les sobra y muchas veces lo que se ve encima del escenario es muy vergonzoso. Pero bueno, aportan color al acto así que no nos vamos a quejar demasiado.

Ese día aproveche para mis con mis hijos y así tener excusa para librarme de todo friki que se me acercara… es broma, pero al menos libera bastante la mente ver el salón desde los ojos de un crío y disfrutarlo de otra manera. Ahí es cuando visite la zona de dibujos para niños, los talleres y esa cosas que están bastante bien y que son una parte muy importante del salón y nadie comenta, que no todo es firmas y conseguir dibujos de gratis.

Por cierto, me dejo completamente alucinado comprobar que a las 6 de la tarde del domingo había cola en la taquilla para entrar. Es decir, había gente dispuesta a pagar por solo 3 horas de salón, es la leche.

Resumiendo. Un gran Expocomic en el que personalmente me lo he pasado bastante bien y en el que no he visto que nadie se quejara especialmente de nada. Creo que todos le tenemos muy cogida la medida a este salón y ya conocemos sus pros y sus contras desde hace años por lo que es imposible quedar decepcionado. Además, este año había un cartel importante de autores e incluso parecía que había más editoriales que otras veces (bueno, que fue Planeta). Vamos, que la cosa fue bastante bien, el único gran pero es del siempre: se nos esta quedando pequeño.

Quería terminar agradeciendo a la organización el gran trato que nos ha dispensado a mi en particular y a mis compañeros adlateres. Han estado siempre a mano para cualquier cosa que necesitaremos y nos han facilitado mucho las cosas que solemos hacer nosotros y que a veces resultan un poco raras de entender para los demás. En particular muchas gracias a Paula y Adri por estar siempre ahí, da gusto tratar con ellos y poder tratar las cosas siempre dialogando.

En fin, un gran salón pero… mañana hablamos del gran pero.

11 opiniones en “En el Expocomic 2008”

  1. Hombre por diso… que te hayas olvidado de mencionar el shock de conocerme en persona…

    No puedo decir que esté de acuerdo con lo de que los otakus se suban al escenario a representar escenas absurdas… Hay veces que son de lo mejorcito que se ve, como aquella mítica:

    http://www.youtube.com/watch?v=11DdhtuXq-U

    (Me encanta enseñar este vídeo, para algo les elegí yo los disfraces, les escribí el guión, les hice la «coreografía» y se lo grabé.)

  2. ¡Ay! perdón por el doble comentario, pero es que si no te restriego en la cara que Andy Lanning me regaló (a mi, personalmente, de amigo a amigo) una de sus páginas originales reviento.

    Por cierto, increíble lo de Lanning y McKone en sus sesiones de firmas, horas y horas que se tiraron hasta sudar y caerse de agotamiento para que ningún fan se quedase sin un sketch, unos verdaderos profesionales.

  3. «horas y horas que se tiraron hasta sudar y caerse de agotamiento para que ningún fan se quedase sin un sketch, unos verdaderos profesionales.»

    Les habrán pagado por ello, ?no? A mí, al menos, me gustaría que me pagaran por hacer algo así (sobre todo teniendo un público tan desagradecido como el del cómic).

  4. A mi me resulto curioso que el Hijo del Santo anduviera por aquellos lares y sobre todo en una Expo de cómics.

    Pasando al evento creo que es muy saludable que se realicen, sobre todo porque esta comprobado que hay público que esta dispuesto a pagar una entrada, a formarse durante horas para recibir una firma o un dibujo de algun creador, comprar algun cómic que le falte o algún nuevo lanzamiento.

    Lamentablemente en México esas épocas de grandes convenciones de cómics terminaron y ahora solo prevalecen dizque eventos que solo se enfocan al manga/anime, que venden pirateria al por mayor y que en ningun momento se nota un compromiso real por organizar algo de calidad.

  5. A mí me pasa un poco igual. El EC es un evento social más que cultural.

    Lo de la Walls, vergonzoso. Totalmente. No puedo evitar ver lo de Spain comics con otros ojos, la verdad. Fuera.

  6. Leyendo tu reseña me da un poco de nostagia tonta por no haber ido habiendo acudido casi todos los años. Sin embargo, como la actividad que realmente me apetecía -la visita guiada de Kenny Ruiz- era incompatible con mi horario laboral y las novedades las compro en mi libreria habitual tampoco importa demasiado así que para consolarme y por necesidad aproveché para comprarme una lavadora. De todos modos, algún descontento había por lo que sé, y te doy la razón este Salón se ha quedado pequeño pero no ahora sino hace muchos años (lo digo sin animo de polemizar porque me consta que cada vez se intentan hacer las cosas mejor aunque no siempre se consiga).

    Impacientes Saludos.

  7. Pues yo si te veo algún día en el expocomic no se si me atreveré siquiera a decirte «te leo cuando actualizas y entro todos los días, que estoy en el trabajo».

  8. Por fin! una crónica del evento!! y completa!! ya tardábais 🙂 Ains, que pena habérselo perdido, sobretodo porque compruebo una vez más por lo que dices que sigue siendo un salón «Familiar» que es algo que prefiero, antes que el de barna.

  9. Yo anduve por allí el sábado por la mañana y el domingo con mi hijo. El sábado lo mejor fue el pedazo de dibujo que me hizo Azpiri en mi ejemplar de Mot, que me lo compré oara que hiciera el dibujo porque la edición en sí deja bastante que desear. Ese día me lo pasé bien, pero el día siguiente con los otakus y los jedis y mi hijo al lado me lo pasé genial.

    Me sorprende sobre todo la cantidad de chicas que se veían por allí, con y sin disfraz, e incluso aquellas dos en casi bikini haciendo posturitas manga. Hace algunos años sólo se veían por allí las novias que llevábamos algunos a rastras, y lo de los disfraces ni de coña. Es una lástima no tener entre quince o veinte años menos.

  10. De parte de alguien que ha trabajado en el salón, gracias. Siempre sienta bien saber que la gente se lo ha pasado bien, en parte gracias a tu trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.