Estafados con las malas ventas del cuaderno de viaje

Pues eso, que aprovechando que tanto monta tanto, Malas Ventas como Estafados, voy a hablar de las dos en el mismo post, porque… casi no soy capaz de distinguirlas. Ah, y de propina otra obra de Astiberri, para que no se diga.

estafados.jpgEfectivamente señores, hoy toca gafapastimo del más puro y duro, slice of life de ese, del bueno. Ante todo no voy a engañar a nadie. Yo creo que si estos tebeos me los hubiera leído con unos quince años, incluso unos recién cumplidos veinte me hubieran parecido un peñazo de tomo y lomo. Tengo la impresión de que están dirigidos a una franja de edad entre los 25 y los 30, en los que la gente se empieza a dar cuenta que la vida no es aquello tan maravilloso que le habían contado. Porque así son un poco los protagonistas de estos tebeos, personas que han descubierto que quizá no llegue a cumplir sus sueños nunca jamás y que vivir quizá es lo único que les queda. No quiero decir con esto que estamos ante un tebeo pesimista, sino realista más bien, en el que las personas se alegran y deprimen como cualquiera de nosotros. Por eso lo del slice of life, porque nos cuenta como es su vida y poca cosa más. Ni acción, ni mallas, ni nada de eso tan molón, simplemente la vida.

Realmente no tengo mucha intención de hablar de Malas Ventas por la cantidad de años que tiene ya la obra en cuestión (bueno, tampoco tanto… ¡exagerado!) pero es que al leer Estafados me ha venido a la mente una y otra vez esa obra. No son los mismos personajes, pero parecen un poco sus primos lejanos y sus vidas son en cierta forma parecida. No digo con esto que Robinson se esté plagiando a si mismo, sino más bien que le ha cogido el gusto a una clase de situaciones y personajes y explota esa faceta hasta la extenuación. Y mira por donde, por mí puede seguir haciéndolo un poco más, siempre que le siga saliendo tan bien como aquí.

La diferencia más grande entre las dos obras es que mientras Malas Ventas era una serie de historias con ningún fin ni propósito (vamos, que no parecía tener un final pensado de antemano), Estafados tiene una estructura más de novela, un poco de contrapunto en el que las vidas paralelas de los personajes se van mezclando poco a poco. Por eso me encanta que Astiberri lo haya publicado en tomo de una atacada. Me acuerdo que me lo lleve a la cama pensado «bah, esto me lo fulmino en una hora si voy lento» y cuando llevaba hora y media bostecé y chapé la oreja para continuar al día siguiente. Vaya, que aunque parezca que no, que el dibujo es muy simplista y que lo único que pasa son las neuras de los protagonistas, el tebeo me estaba cundiendo bastante, tanto como… como… ¡una novela! Una de las frases publicitarias que aparecen detrás del tomo es «Robinson debería ser novelista., mejor aún, ya lo es» y no puedo estar más de acuerdo con la misma.

Nunca me ha gustado demasiado el termino novela gráfica porque la mayoría de las veces es usado para decir «ey, que esto no es un tebeo, es algo diferente y mejor» y por eso no me gusta decir que Estafados lo es. Supongo que mucha gente lo querrá promocionar así, pero para mí es un tebeo de tanta calidad que se podría pegar con cualquier novela buena que te echaras a la cara. Vamos, ahora que se van acercando fechas entrañables, (hace un mes que ya he visto algunos centros comerciales con arbolitos de navidad) sería el regalo ideal, en vez de un libro un gran tebeo como éste. Que sí, que sí, que dicen por ahí que Robinson dibuja lo justito, pero tampoco el Maus es muy bonito y fíjate como vende, ¿ verdad ? Me da a mí que estas obras si estuvieran mejor dibujadas le darían bastante repelus a los posibles compradores. Pero en blanco y negro y un poco feucho…¡ éxito seguro!

Pasemos a la otra obra Cuaderno de viaje, de Craig Thomson. Adorado por algunos por Blankets (yo, yo), odiados por algunos por Blankets (yo no). Astiberri publica este diario de viaje que es como un blog, ¡pero en papel! El autor se disculpa por ser ésta una obra menor después de Blankets, pero a mí no me parece menor o peor, simplemente diferente. Lo que nos vamos a encontrar aquí es el diario de un viajero que va ilustrando cada entrada de su viaje con dibujos. En la mayoría de ocasiones paisajes y edificios bastante trabajados, en otras retratos de persona y de vez en cuando algún que otro desvarío del autor. Así que ya os podéis imaginar lo que nos vamos a encontrar, que si hoy en estado en tal ciudad, que si he desayunado esto, que si me han timado con la propina, etc., etc..

Lo interesante aquí, al menos para mí, es ver la vida de un autor de tebeos en una de esas giras infernales a las que se someten de vez en cuando. En este caso le van llevando de librería en librería, de entrevista en entrevista (sobre todo en Francia, claro, aquí eso de que le entrevisten las televisiones es como más complicado) y se le hace firmar y dibujar cientos de veces. Tener contacto con tus lectores tiene que ser agradable pero en dosis tan altamente concentradas tiene que ser mortal, por eso el autor prefiere centrarse más en sus amistades que en esas sesiones de firmas y casi agradece cuando se encuentra gente que no tiene nada que ver con los tebeos.

Así que por mi parte recomendar Estafados a todo el mundo porque es un tebeo maravilloso y que te deja la sensación de que Robinson puede llegar a ser algo grande dentro del mundo de tebeo (pedirlo para reyes, es el regalo ideal) y Cuaderno de Viaje para aquellos lectores que les guste leerse guías de viajes y sueñen con coger la maleta y olvidarse unos días de todo. El resto ni tocarlo, que quema.

7 comentario en “Estafados con las malas ventas del cuaderno de viaje”

  1. Myca Vykos dice:

    En serio, no concibo cómo alguien puede odiar Blankets.

  2. Iru dice:

    Me da un poco de grima el precio de Estafados, porque casi parece que la estafada vaya a ser una misma, pero me gustó tanto Malas Ventas que será una compra obligada. Y el dibujo no es tan feúcho, hombre, lo que pasa es que estás (mal)acostumbrado a cachondas en bikini y tipos mazas… Le presté Malas Ventas a un compañero de trabajo no aficionado a los tebeos, que opinó al terminarlo: «La historia está bien, pero ¿por qué dibuja a todo el mundo tan feo?». ¡No es culpa de Alex Robinson que casi todo el mundo sea feo! 😉 ¡Un besico!

  3. Trotty dice:

    Por que slice of life? Vale, habla de la vida de gente, pero la mayoria de los tebeos lo hacen, no?

    A mi me encanto Malas Ventas y tengo el Estafados empezado y me está costando algo más …

    Por ciero, en mas malas ventas salía un cacho de estafados … Cual es la explicación? Es que al leerlo pense que Caprice era un personaje de MV y ahora ya no estoy nada seguro.

  4. Rafa Via dice:

    Hablando de Slice of Life: A ver si alguna editorial se pone las pilas y publica algo de Brian Wood por aqui.

  5. manu_drac dice:

    Para la próxima compra caerá Cuaderno de Viaje. Será mi primer cómic no manga 😛 Tengo miedo! Pero pinta bien, almenos es original 😀

    Siempre picando al personal, ya pedí «REAL» gracias a tus posts… a ver cuando me llegan, llevo 3 semanas esperando 😛

  6. Iván dice:

    ¿y que tal estaba el más malas ventas?

    A mi malas ventas me gustó mucho, pero le he cogido manía a astiberri y me cuesta comprar algo suyo… A saber si se saltan páginas o capítulos «porque el autor no nos las ha mandado».

    Por otro lado… buff, blankets me da mucha, mucha pereza… aunque el adios chunky race me gustó mucho hace años cuando lo sacó la factoria en una de sus pocas ediciones decentes.

  7. el tio berni dice:

    Tengo aquí la edición USA del Estafados (me salía bastante más barato, en tapa blanda, eso sí) y tiene el mismo número de páginas que la española, supongo que esta vez Astiberri no se ha saltado nada.

    Llevo leídas casi 100 páginas y la cosa pinta muy, muy bien, una historia más definida y dirigida que el Malas Ventas (que ya estaba muy bien). Respecto al dibujo es verdad, académicamente hablando Robinson no es ningún fiera del dibujo, pero narra muy bien y hace unos juegos con la composición de las páginas muy interesantes (ya los hacía en Malas Ventas), que es otro punto a favor.

    El Más Malas Ventas me falta, me sumo a la pregunta de Iván.

    Cuaderno de Viaje es exactamente lo que comenta Pedro, así que cuidadín el que vaya buscando un tebeo-tebeo. Eso sí, el Thompson sí que dibuja que te cagas, y todavía flipas más cuando al final te dice que no ha tomado referencias fotográficas de nada (salvo en 3 páginas) y que todo está hecho sobre la marcha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar