El método Marvel, notas sobre el juicio

Antes de hacer mi reflexión final al respecto del juicio, me gustaría comentar algunos aspectos de como se hicieron los post anteriores y sobre como fue el juicio.

jackkirbycollector.jpgLos textos que habéis leído son transcripciones de las declaraciones que fueron realizando los diferentes testigos en el juicio. Si os habéis fijado en las fechas, fueron realizadas a lo largo de los meses y no precisamente en el orden en que yo las he ido poniendo, pero me parecía más interesante empezar por Stan, ir recorriendo Marvel y acabar con la visión del hijo de Jack Kirby, para ver si los motivos que les habían llevado a juicio tenían sentido o no.

El conjunto de declaraciones son una serie de documentos muy jugosos porque contienen gran parte de la historia de Marvel de los 60. Podría ser editado en forma de libro y sería muy interesante su lectura siempre y cuando se trabajara y se presentara de la manera adecuada. Es decir, en los post que habéis leído ya están extraídas y resumidas las frases que creí más importante de cada declaración, pero si vais a la fuente original veréis que siguen el patrón clásico de abogado pregunta, testigo contesta, y muchas de esas preguntas son para aclarar temas muy básicos o que ya han sido preguntado varias veces a otros testigos. Vamos, que las partes monótonas se alternan con las interesantes constantemente, así que si esto se editara alguna vez en formato libro, habría que separar mucha paja del trigo.

Se me olvida mencionar que no se ha hecho publica ningún declaración en su totalidad. Al inicio del juicio Marvel pidió una orden de protección sobre lo que se podía hacer publico y faltan más de la mitad de páginas en todos los documentos que han visto la luz. Ojala algún día puedan ver la luz lo que nos falta por ver, seguro que existen cosas muy interesantes.

Las traducciones de los textos las ha realizado un servidor, que como comprenderéis ni es traductor ni tiene los conocimientos necesarios para serlo. He intentado ser lo más fiel posible a las palabras de cada uno, aunque en ocasiones me he tenido que tomar ciertas libertades. Aún así creo que a todos nos ha quedado más o menos claro lo que tenía que decir cada persona en el juicio. Muchos ya conocíamos como se trabajaba en la Marvel de aquella época, pero oírlo de primera mano siempre es más esclarecedor.

En cuanto a las declaraciones del hijo de Kirby, efectivamente, están llenas de yo creo, yo pienso, yo lo veo así, me lo dijo mi padre, creo a mi padre más que Stan, etc, etc. Si el hecho de ser hijo de ya hacía que sus declaraciones adoptaran un tono muy parcial, la falta alarmante de pruebas ya es algo que termina de condenarle. En ocasiones incluso tiene una memoria muy selectiva cuando le preguntan por personajes no creo su padre. No lo sé, no me acuerdo, no tengo ni idea. Incluso le preguntan si Don Heck había dibujado el Iron Man 1 y no tiene ni la más remota idea.

En cuanto a los testimonios de Mark Evanier y de John Morrow (editor del Jack Kirby Collector que no he incluido ningún extracto) fueron totalmente desestimados al ser llevados como expertos y ser considerados por el tribunal expertos en nada. Es decir, no habían estudiado en ninguna universidad, no tenían los conocimientos suficientes, daban demasiado su opinión, juzgaban los hechos… Vamos, que de expertos nada de nada, por muchos libros y fanzines que hayan escrito. Ese cuento nos lo podríamos aplicar muchos de nosotros…

Por último, aclarar que en la resolución se deja muy claro que el juicio no trataba sobre quien había creado a los personajes, ni si los autores habían tenido un trato justo por parte de la editorial. Solo se juzgaba si el trabajo de Kirby entraba bajo la categoría de work-for-hire (trabajo bajo salario, bajo las ordenes del jefe, como lo querías llamar). Si lo estaba, el trabajo pertenecía a Marvel y sino pertenecía a la familia. Y el juez determina lo primero porque en ninguna parte del juicio nadie es capaz de demostrar que Kirby había creado a los personajes por su cuenta y riesgo, vamos, que el juicio se decanta más para una parte más por ineptitud de la otra.

La prueba más curiosa del juicio es un acuerdo que firmo Kirby en 1972 en el que primero entrega todos los derechos de sus creaciones a Marvel y segundo reconoce que no tiene ningún tipo de derecho ya que todo fue bajo contrato. Es decir, entrega algo que no tiene, pero por si acaso lo entrega.

Ya solo quedan mis propias reflexiones, que ya veo que os estáis quedando muy agusto en los comentarios.

En las sombras El método Marvel y VI

– ¿Cree que Marvel tenía derecho a ejercer control creativo respecto al trabajo que su padre enviaba a la editorial?

– Entiendo que estaban comprando sus dibujos. En cuanto a que derechos legales tenían, no tengo los conocimientos suficientes para contestar a esa cuestión.

30 de junio de 2010. Declaraciones de Neal Kirby, hijo de Jack Kirby en el litigio entre Marvel y los herederos de Jack Kirby.

De niño a veces me dejaban saltarme las clases y acompañar a mi padre si tenía que entregar algún trabajo en las oficinas de Marvel. Me sentaba por allí mientras mi padre se reunía y luego íbamos al zoo o a algún sitio. Supongo que se reunía con Stan Lee o con cualquier otra persona al cargo, porque no me dejaban entrar en las reuniones.

***

Mi padre creó o cocreó a la mayoría de personajes, por no decir a todos durante ese periodo de tiempo. Si no hubiera sido por él, probablemente la compañía se habría ido por el retrete. Y puso todo su corazón y esfuerzo en el trabajo, 16 horas al día. Le recuerdo trabajando todas esas horas y cobrando solo por página, mientras en Marvel había gente que se estaba haciendo muy rica. En particular Stan Lee y Marvel como entidad corporativa. Y debería decir, o más bien debería haber dicho que no era un tema de riqueza, ha sido una mala elección por mi parte el haber usado esa palabra. Lo que verdaderamente le importaba a mi padre y por eso se enfadaba era porque no le otorgaban todo el crédito que se merecía.

Nunca supe si le pagaban más o menos que al resto de los dibujantes, pero… teníamos una casa y comíamos todos los días por lo que supongo mi padre hizo bastante dinero.

***

Mi padre trabajaba de 16 a 18 horas al día Tenía que trabajar tanto porque le pagaban por página y cuantas más hacía, mas dinero recibía. No sé si hacía esto por algún fecha de entrega puntual porque sus horas de trabajo diario fueron las mismas a lo largo de los años. Era su manera de trabajar.

Empezaba a trabajar sobre la hora del almuerzo y se tiraba hasta las 3 o las 4 de la mañana. A veces tenía que empezar un poco antes y a veces se quedaba un poco más tarde. Pero trabajaba un montón de horas, seis o siete días cada semana. No había un fin de semana donde él no trabajara.

***

En conversaciones con mi padre me contó que los 4 fantásticos eran básicamente un trabajo derivado de Challengers of the unknown, que había hecho unos años antes. Mi padre me dijo que había sido su idea. También que los nombres de los personajes habían sido idea suya.

***

El concepto de Spiderman y sus superpoderes supongo que tuvo que venir de mi padre, por sus conocimientos sobre ciencia y su uso de la ciencia ficción en sus historias, solo en las suyas, lo que se podría ver como un patrón. La mejor manera para que un humano adquiera superpoderes sin la directa intervención de Dios es a través de la alteración del ADN, que entonces estaba muy en boga con la guerra fría y esas cosas.

***

Creo que mi padre diseño la armadura de Iron Man y también tuvo la idea inicial sobre el personaje. Estoy seguro que al menos hizo eso. El testimonio de Stan Lee sobre que fue creación suya no es correcto y digo eso basándome en que sé como era la creatividad que demostraba mi padre y cual era la que tenía el señor Lee, que era excelente autopromocionandose y vendiéndose. Personalmente no creo que tenga ninguna habilidad creativa. No intento ser mala persona, ya que me han enseñado a respetar a mis mayores, pero creo que Stan Lee es un narcisista que haría cualquier cosa para que todo el mundo piense que el lo creó todo en Marvel.

En las sombras El método Marvel V

Si tenias una gran idea para un comic, pongamos el nuevo Spiderman, no había ninguna editorial que lo publicara y compartira el exito contigo. Ninguna. No te garantizaban el control creativo, no te garantizaban figurar en los creditos, ni siquiera te garantizaban que no te iban a despedir y a traer a cualquier otro a hacer la serie.

9 de noviembre y 6 de diciembre de 2010. Declaraciones de Mark Evanier( 1 y 2 ) en el litigio entre Marvel y los herederos de Jack Kirby.

Entre 1972 y su muerte en 1994 estuve en contacto con Jack Kirby, de vez en cuando comía con su familia y me trataban como si fuera alguien de la familia.

***

Stan empezó a utilizar el método Marvel alrededor de 1955 o 1956, aunque a veces tenía que escribir guiones enteros a determinados artistas o por determinadas circunstancias en aquella época. Hubo un periodo en el que no compraban casi material a los dibujantes, por lo que Stan tenía que escribir guiones enteros si quería que le pagaran por ello. Los hacía para que pudiera constar como realizados, ya que si no había dibujantes implicados no había manera de demostrar que Stan había hecho nada. Eran proyectos en los que el dibujante venía mucho después.

***

De vez en cuando Stan Lee le pedía a Jack que hiciera cambios en lo que había hecho. En plan, “no me gusta el final de esta historia, cámbialo, haz algo diferente”. Recuerdo que Jack se quejaba de que no le devolvían las páginas que le rechazaban, que no las volvía a ver. También le molestaba que si tenía que dibujar 26 páginas para una historia de 20 páginas, solo le pagaban las 20.

***

Lo que yo tenía entendido es que el señor Goodman le dijo a Stan, “he visto que los comics DC están vendiendo bastante bien por algo llamada Liga de la Justicia de America, deberíamos hacer un tebeo como ese”.

El señor Lee en muchas entrevistas ha dicho que Goodman solía jugar al golf con Jack Leibowitz, la cabeza de DC en esa época, y que le pinchaba con las cifras de venta mientras jugaban. Así que la historia es que Goodman dijo lo de crear la serie después de uno de esos partidos de golf. Sin embargo, cuando ha sido entrevistado Jack Leibowitz, ha afirmado que jamás en su vida ha jugado al golf con Goodman. Basándome en eso tiendo a no creer al menos en esa parte lo que cuenta Stan. No es que piense que miente, es que creo que se toma estas cosas muy a la ligera.

***

Pienso que Stan y Jack se sentaron a discutir la trama de los 4 Fantásticos antes de que Jack empezara a dibujarlos, es decir, pienso que el argumento se creó después que Jack diera ciertas indicaciones al respecto. Hay que tener en cuenta que la historia de los 4 Fantásticos es muy similar en ciertos aspectos a un cómic que Jack había realizado antes llamado Challenger of the Unknown, muy similar en cuanto a los personajes. Los 4F se parece más a los anteriores trabajos de Jack que a cualquier cosa que hubiera hecho Stan hasta la fecha.

Por eso me cuesta creer que Jack no diera ninguna indicación en la creación de los personajes anterior a que existiera algún guión. También esta el hecho de que hable con Stan varias veces y me dijo que Jack y él se habían sentado un día a trabajar en como podrían ser los 4F.

***

La portada del primer número de los 4 fantásticos muestra una escena que no aparece en ningun lugar del cómic. Se diseño una portada que no tenía nada que ver con la historia que había dentro, pero que curiosamente tiene cierto parecido con la portada del Brave and The Bold 28 de DC, donde aparece por primera vez la liga de la justicia.

***

En cuanto a Iron Man, Jack dijo que le había presentado a Stan el concpeto, la idea de como podría ser para que lo hicieran juntos. Hablaron sobre ello pero lo dejaron para otro momento ya que no había tiempo para hacerlo en ese momento. Pero Stan siguió adelante e hizo que Don Heck trabajara en ello y lo publicaron en Tales of Suspense. A Jack no le gusto nada lo que Heck había hecho, así que cogió y empezó a dibujarlo a partir de entonces.

***

Próxima entrega y última: habla el hijo de Jack Kirby.

En las sombras El método Marvel IV

– En la entrevista pone que usted dijo lo siguiente: “El editor de Timely Marting Goodman podía cerrar un estudio con un chasquido de dedos. Si los gastos de producción eran demasiado altos decia “al infierno con ellos” y cerraba el estudio. Nadie tenía ningún tipo de protección porque no había pensiones, seguros o planes de ahorro. Todo el mundo trabajaba

sin saber que pasaría el día de mañana”

– Cierto

– ¿Es esa declaración verdad?

– Esa era mi impresión.

– ¿Así es como lo entendía?

– Esa era mi impresión de como la industria funcionaba, la manera en la que él manejaba la compañía. Yo no era demasiado listo.

21 de octubre de 2010. Declaraciones de John Romita padre en el litigio entre Marvel y los herederos de Jack Kirby.

Stan y yo nos juntábamos en una habitación y me decía, el villano va a ser el lagarto y se va convertir en reptil en la página 3. Es un doctor, es manco, se transforma en el lagarto, van a secuestrar a su familia y va a poner la ciudad patas arribas buscándolos. Eso es todo lo que Stan me daba, así que yo tenía que estrujarme los sesos para que la cosa tuviera sentido en cada episodio. Estaba aterrorizado porque yo siempre había trabajado con un guión. Esta era la primera vez que era yo el que tenía que decidir que iba en primera página, en la segunda, etc. Fue algo muy complicado para mi, muy duro, pero resulto ser buenísimo para la industria y para mi, porque un cómic siempre había sido primero un guión y luego el dibujo, pero de esta manera el dibujo era lo principal y el guión algo secundario.

Ellos no tenían… él no tenía tiempo para escribir los guiones. Al principio solía decir “te enviare un guión en dos días, así que empieza a dibujar la historia”, pero al final terminaba siempre contándotelo por teléfono cara a cara.

***

Los villanos se le ocurrían a Stan o a cualquiera que estuviera escribiendo la historia. El guionista venia a mi y me decía “queremos a un personaje llamado el Rino” o “queremos otro llamado el Conmocionador”. Casi nunca me mostraban ningún boceto de esos nuevos personajes. Yo tenía que diseñarlas el traje con elementos que tuvieran relación con sus nombres. Nueve de cada diez veces Stan aceptaba lo que había dibujado. De vez en cuando me decía, “no, eso no esta bien, ponle un poco de esto, ponle una capa, quítale la capa, ponle una mascara, quitásela” Era un toma y daca pero normalmente mis ideas era aceptadas.

***

Termine dibujando Spiderman porque Stan y Ditko no se ponían de acuerdo en nada. No sabía que ambos tenían posturas totalmente opuestas en temas culturales, sociales, históricos… cualquier cosa. Eran tantas las diferencias que no podían seguir trabajando juntos. Así que Stan me pregunto si yo podía hacer la serie. Acepte pensando que Ditko volvería en unos pocos números. Si yo tuviera una serie que fuera un gran éxito y que cada vez tuviera más lectores jamás la abandonaría y seguro que Ditko pensaría lo mismo y volvería en un abrir y cerrar de ojos. Tenía en mente hacer dos números y volver a la serie que estaba dibujando, Daredevil, pero Ditko jamás tuvo intención de regresar. Así que termine dibujando a Spiderman durante siete años seguidos y un total de quince años entre idas y venidas de la serie.

***

Solíamos escribir notas en los margenes de las páginas para recordarle al guionista de que iba la trama sobre la que habíamos estado hablando y como afrontábamos el trabajo. Algo en plan, y ahora vamos a la escena de pelea y luego iremos a esta otra escena. Así que eran recordatorios para el guionista o indicaciones de que nos habíamos desviado de la trama porque era necesario. Algo como he añadido aquí una viñeta porque no hemos caído en la cuenta que del lado este al lado oeste de la ciudad no se va en 30 segundos. Ya sabes, esa clase de cosas, porque hay unos cuantos guionistas que se olvidan de esa clase de detalles y cuando estas dibujándolo te das cuenta que ciertas cosas no tiene sentido. Por ejemplo, Spiderman se balancea desde Manhatan a Queens, acaba en una azotea, coge el ascensor y sale como Peter Parker. Yo le decía a Stan, ¿pero cómo… a ver, dónde ha metido el traje de Spiderman?” Y el me decía “lo lleva debajo de la ropa” Pero luego se olvidaba y el personaje acababa en la consulta del médico y se quitaba la camisa y no tenía el traje debajo y yo le decia a Stan “¿pero no tenía el traje de Spiderman debajo?” El nunca se preocupaba por esas cosas.

Le tenía tan intimidado con mi tratamiento de como funcionaban las cosas en la vida real que una vez me hizo que le quitara los zapatos a Peter y los llevara anudados alrededor de su cuello porque alguien le había dicho, “¿cómo puede caminar por las paredes si tiene los zapatos puestos?” Después de todas la veces que yo había intentado que pensara de una manera más realista… ¡de ser eso así también se tendría que haber quitado los calcetines!

Pues nada, tuve que hacer lo de los zapatos durante seis meses o un año.

Yo fui el que creé el saco de telarañas donde Peter Parker podía dejar sus ropas y llevarlas colgadas como una mochila. Así al menos podías saber donde estaban sus ropas en todo momento. Intentaba ser realista con estas cosas y Stan era… “no es importante, el lector no se preocupa de esas cosas”. Bien, pues yo me preocupaba. No podía dejarlo pasar.

Así que eso es lo que solíamos hacer, esos eran los cambios que introducíamos en los guiones.

***

Como director de arte de la editorial, Stan me pedía… a veces no le gustaba la cara de una chica. Algunos dibujantes eran muy buenos dibujando chicas y otros no tanto. Por lo que si alguno hacía una chica que el pensaba no era lo suficientemente atractiva me pedía que hiciera cambios. Solía cambiar un montón de caras de personajes por lo que se me atribuyo una reputación de egomaniaco. Pensaban que era algo que surgía de mi cuando yo solo estaba siguiendo ordenes como una guardia nazi.

***

¡Pone eso de verdad en la declaración!, “I was just following orders like a Nazi guard”. Próxima entrega, hablan los testigos de la acusación, los presentados por los herederos de Kirby.

En las sombras El método Marvel III

– ¿Esta enterado que Stan Lee declaró en entrevistas que, bajo el método Marvel, los dibujantes tenían que guionizar sus historias?

– No tengo ningún conocimiento de eso.

27 de octubre de 2010. Declaraciones de Roy Thomas en el litigio entre Marvel y los herederos de Jack Kirby.

El día que conocí a Stan, un viernes, me dio una historia para dialogar durante el fin de semana. Inmediatamente pase a trabajar como escritor de plantilla. Estaba directamente bajo las ordenes de Stan, pero a la hora de la verdad, se comunicaba conmigo a través del director de producción, Sol Brodski. Aunque técnicamente no era mi superior, era la persona que me transmitía las ordenes o lo que tuviera que decirme Stan. Informal es la palabra que mejor describiría la manera de trabajar en los 60. Al mes o dos deje de ser escritor de plantilla para convertirme en otra cosa. Nunca hablábamos mucho sobre cargos, pero supongo que pase a ser asistente al editor o editor asistente. Nunca me lo dijeron, yo solo lo asumí. Nunca tuve un cargo oficial hasta que un día Stan nos reunió a mi y a un amigo mio, Gary, y nos dijo: Yo soy el editor, así que supongo que esos os convierte en asistentes al editor. Hasta mediados de 1972 no me convertí en el editor en jefe.

***

El primer paso para la realización de un cómic era que al escritor se le ocurriera un argumento. Stan se encargaba de elegir al escritor para cada trabajo, pero la mayoría de las veces se elegía a si mismo. Entonces el escritor escribía una sipnosis o se la comunicaba verbalmente al dibujante, que también era elegido por Stan. El dibujante realizaba las páginas, las enviaba por correo o las traía personalmente a la oficina para que Stan las revisara. Si no había correcciones que hacer, el guionista dialogaba el tebeo. Si esto lo hacía el propio Stan o su hermano se enviaba directamente al rotulista, sino Stan tenía que revisar otra vez lo que habíamos hecho. Y del rotulista iba directamente al entintador, porque ese paso normalmente Stan no lo revisaba. Cuando el cómic volvía de vuelta a la oficina les llegaba a Stan o a Sol que lo leían y daban una última opinión sobre si era necesario hacer algún cambio, que en esa etapa pocos se podían hacer. Y luego iba al colorista. La portada se podía hacer en cualquier momento, pero normalmente se hacía después de que el tebeo se hubiera dibujado.

***

A los dibujantes se les entregaba una historia, que podía ser unas pocas frases en dos o tres paginas con el argumento general. No era en plan guión de cine con los diálogos que decía cada personaje. Era más un relato corto con lo importante de la historia. Y el trabajo del dibujante era convertir eso en viñetas.

Los dibujantes escribían en los margenes notas a lápiz en las que le contaban a Stan en lo que estaban pensando al dibujar aquello. Y en algunas de ellas, aparte decir cosas como “esto explota” a veces ponían diálogos más o menos completos de lo que estaban diciendo los personajes. Stan era el que tenía la palabra final sobre si esos diálogos valían o no.

***

De vez en cuando alguien venía con una idea para una nueva serie… en los 70 claro, esto no hubiera pasado antes de los 70. Las ideas normalmente eran cosa mía y de Stan pero estábamos abiertos a cualquier cosa que pudieran sugerirnos, pero no era algo ni que buscáramos ni que solicitáramos.

***

En los cheques que firmábamos venía algún párrafo por detrás de los mismos en el que básicamente se decía que la compañía era propietaria del trabajo por el que eramos pagados en ese cheque. Creo que en los cheques que recibía todo el mundo ponía más o menos lo mismo. En mis dos primeras semanas allí comente con alguien que aquello me extrañaba, pero después de un tiempo deje de prestarle atención, simplemente lo firmaba para poder cobrarlo.

***

Era plenamente consciente de que Marvel era la propietaria de todo el material que escribí para ellos. Cuando hablaba con dibujantes y guionistas de la época, todos aceptábamos que esa era la forma de trabajar. Algunos no estaban del todo contentos con aquello, pero eran las condiciones de nuestro trabajo.

***

Próxima entrega: John Romita… padre, claro.

En las sombras El método Marvel II

– ¿Era de su conocimiento que el señor Kirby estaba al tanto de la política de Marvel sobre que todo el trabajo le pertenecía a la empresa?

– Asumí que lo sabía. Nunca hablamos sobre ello.

13 de Mayo de 2010. Declaraciones de Stan Lee en el litigio entre Marvel y los herederos de Jack Kirby.

Conocí a Jack Kirby el primer día que fui a trabajar a Timely Comics (Marvel), que fue en el 39 o en el 30. Mi relación con él fue muy cordial desde el principio, yo era un gran fan de su trabajo. Era nuestro mejor dibujante y le asignaba los proyectos más importantes. Dibujaba tan bien y con tanta pasión que los lectores siempre querían más, más y más. Yo era el encargado de dirigir, supervisar, cambiar y controlar el trabajo de Kirby. También era yo el que decidía que comics y personajes tenía que dibujar. No recuerdo que Jack enviara ningún trabajo no solicitado ni tampoco que pusiera ningún tipo de pegas a las correcciones que le hacía, era muy fácil trabajar con él.

***

Yo le entregaba el bosquejo de la historia. Según íbamos trabajando juntos y con el paso de los años, ese bosquejo era cada vez más y más pequeño. Yo le decía algo como: en esta historia el Doctor Muerte secuestra a Sue Storm y los cuatro fantásticos van y la rescatan. Al final el Doctor Muerte hará esto y lo otro. Y eso es todo lo que le contaba para hacer un tebeo de 20 páginas, Jack se encargaba de rellenar el resto. Luego yo tenía que… lo disfrutaba mucho, para mi era como hacer un crucigrama. Es decir, luego tenia que poner los diálogos y hacer que todo tuviera sentido. Trabajamos bien de esta manera durante bastantes años.

El tema es que, como mis guiones eran vez eran más y más pequeños, el tenía que rellenar como pudiera el resto de la historia y en el proceso tenía que crear algún personaje que encajara con lo que pasaba. Por ejemplo, podía decidir que el doctor Muerte enviara algún robot gigante a secuestrar a Sue por lo que tenía que crear ese robot. O a cualquier otro personaje que participara en la historia. Esta claro que Jack tuvo que crear a muchos personajes. Pero era parte de su trabajo, como el de muchos otros artistas que trabajaban para nosotros.

No recuerdo que trajera consigo ningún personaje que hubiera creado antes de trabajar conmigo… un momento, el Capitán América, ¡por el amor de Dios! Joe Simon y él crearon al Capitán América. Pero en los 60, cuando Jack volvió a trabajar con nosotros no se publicaba nada del Capitán. Martin Goodman pensaba que era algo de la segunda guerra mundial y que no le interesaría a nadie. Pero a mi siempre me gusto, así que decidí traerle de vuelta. Se lo encontrarían congelado en un glaciar, le traerían a la vida… Jack se encargo de dibujarlo y lo hizo tan bien que se convirtió en uno más de los superheroes Marvel, el único al que yo no no había creado. Y es un gran personaje y van a hacer películas con él. Pero aparte del Capitán América no recuerdo ninguno más.

***

Quería tener a un villano llamado Galactus. Teníamos muchos villanos que eran muy poderosos pero yo estaba buscando alguien que lo fuera más que nadie. Por lo que pensé en la figura de un semidios surcando el espacio y destruyendo planetas. Hable con Jack sobre el tema y le conté por donde iba la historia. Jack se fue a casa y la dibujo de una manera maravillosa. Pero cuando revisaba las páginas me encontré con un ser desnudo volando en una tabla de surf y le pregunte, ¿quién es este? Y me lo dijo… pero no recuerdo si lo llamo surfero (surfer) o no. Debería habérselo llamado. Pero en su lugar me contó lo siguiente: “he pensado que alguien tan poderoso como Galactus, que puede destruir planetas, debería tener alguien que se dedicara a buscarlos por él, un heraldo. Y he pensado que estaría bien que este heraldo tuviera una tabla de surf voladora”

Le dije que era maravilloso y me encanto, así que le llame Silver Surfer, porque era algo que sonaba dramático. Y eso es todo, se supone que solo iba a ser un heraldo que ayudaba a Galactus. Pero Jack lo dibujo de una manera que parecía tan noble y tan interesante que le dije que teníamos que seguir usando al personaje, me gustaba. Así que le escribí unos diálogos muy filosóficos y reflexivos en los que se preguntaba sobre la condición humana y todas esas cosas. Pero todo esto ocurrió accidentalmente. Quiero decir, el personaje no existía, a mi no se me había ocurrido y fue uno más de los personajes que Jack dibujaba en sus paginas. Lo que pasa es que Jack lo dibujo tan bien que tenía que convertirlo en un personaje importante.

***

Kirby no me sugería diálogos directamente. Lo que hacía era dibujar la historia a su manera, y en los bordes, en los margenes de las páginas, ponía unas pequeñas notas para que yo pudiera entender lo que intentaba transmitir con su dibujo y de vez en cuando sugerirme algún dialogo. Por ejemplo, Jack escribía que en tal viñeta el hombre topo dijera “Os conquistare. Mis años bajo tierra han terminado” Así que yo escribía: Mi conquista sera completa. Yo, el hombre topo, despreciado por mis compañeros humanos de por vida, regresare como el amo de todos los seres”

***

En 2002 y 2003 tuve una disputa con Marvel. Según mi contrato se suponía que tenía que cobrar el 10% de los beneficios de las películas, series de televisión y cosas como esa. Y sentía que no me lo estaban pagando todo. Durante el curso de ese disputa no se discutía a quien le pertenecían los personajes ya que siempre he sentido que eran propiedad de la compañía.

***

Próxima entrega: Dejamos a Stan Lee y escuchamos al resto de trabajadores de la editorial, por parte de Marvel.

En las sombras El método Marvel I

– Durante el periodo de tiempo que trabajo para la editorial, ¿Marvel pago algún tipo de royaltie a los guionistas o a los dibujantes?

– Mientras yo estuve allí no recuerdo ningún tipo de pago de royalties.

13 de Mayo de 2010. Declaraciones de Stan Lee en el litigio entre Marvel y los herederos de Jack Kirby.

Hubo un tiempo en el que escribía tantos tebeos que no podía mantener el ritmo de los dibujantes. No les daba suficiente trabajo. Y veras, los dibujantes eran freelancers, no podían permitirse estar esperando a que yo acabara de escribir una historia para otro antes de ponerme con la suya ya que en ese periodo de tiempo no cobraban. No estaban en nomina, no recibían un salario por no hacer nada.

Así que les decía algo como, mira Steve, no tengo tiempo para escribir un guión para tí pero esta es la idea que tengo para la historia. Me gustaria que apareciera esto, que ocurriera esto otro y que al final el héroe hiciera tal cosa. Así que adelante, dibújalo de la manera que quieras siempre y cuando respetes las ideas principales. De esta manera, mientras Steve seguía a lo suyo yo podía ponerme con otra historia de Jack. Y cuando acabe de dibujarla, simplemente le pondré los diálogos necesarios.

De esta manera podía mantener a un artista ocupado mientras terminaba otra cosa para otro. La cosa funcionaba tan bien que empecé a hacerlo con todos los dibujantes. Les daba una idea y la dibujaban como ellos querían. No importaba como lo hicieran, incluso si no lo hacían como yo esperaba que fuera, ya que era lo suficientemente engreído para creer que podía arreglar cualquier desaguisado y arreglarlo con los diálogos. Le daría sentido incluso si lo tenia. Así es como mantuve a un monton de artistas trabajando a la vez, con este sistema. Y jamás había dado una explicación tan larga como esta en mi vida.

***

Muy frecuentemente los artistas trabajaban desde sus casas. Enviábamos un montón de paquetes de un lado para otro. Hablaba por teléfono con los dibujantes o en persona o les escribía un bosquejo de la historia, se iba a su casa y lo dibujaba, me lo traía y lo aprobaba o no y le decía que cambios había que hacerse. Después se lo enviábamos al entintador, ya que no solíamos tener uno en plantilla. El entintador lo mandaba de vuelta y si me gustaba, que casi siempre era que sí, lo mandábamos al rotulador. Estos si que estaban en plantilla pero también teníamos alguno que trabajaba por su cuenta en casa. Así que volvíamos a enviarlo todo otra vez y una vez rotulado, de vuelta para la oficina. Y faltaba darle color al tebeo, así que otro viaje más de ida y vuelta. Estábamos todo el día enviando los tebeos de un lado para otro antes de que se publicaran.

***

A los dibujantes se les pagaba antes de publicar el tebeo, sin saber si el tebeo se iba a vender bien o no. Se les pagaba a la entrega de su trabajo. Recuerdo una vez que un dibujante se quejo porque no se sentía lo suficientemente bien remunerado y ese día Martin, el dueño, tenía el día atravesado, así que me dijo

¿Sabes de lo que ellos no se dan cuenta? De los riegos que el negocio conlleva. Si el tebeo no vende bien pierdo un montón de dinero y no hay ninguna garantía en absoluto que venda. Y ha habido periodos en los que mes tras mes he perdido dinero, y no he recortado su salario, no los he despedido. Intento aguantar durante todo el tiempo que sea posible.

Y por supuesto que puedo entender su postura, si, era el tipo que asumia todos los riesgos.

***

En los 50, publicábamos un montón de tebeos raros. Y muy frecuentemente los escritores de cada tebeo venían con sus propias ideas, aunque yo escribía la mayoría de ellas. En los 60 las ideas para nuevos personajes partían de mi ya que era mi responsabilidad. Y lo que ocurría es que el dueño de la compañía, Martin Goodman me llamaba a su oficina y me decía: Dc Comics tiene un tebeo llamado la Liga de La Justicia y esta vendiendo muy bien. Quiero que te inventes un equipo de superhéroes, algo parecido a eso. Así que era mi responsabilidad el crear algo semejante. Se me ocurrió la idea de los 4 fantásticos y escribí un breve bosquejo de la serie. Y se lo di a Jack Kirby que hizo un trabajo fenomenal. Y así hice con Hulk y con los X-Men y con Iron Man…no pude. Quería que Jack lo dibujara todo, pero no tiene 8 manos, por lo que le tuve que dar el trabajo a Don Heck. Daredevil se lo di a Bill Everett. Con Spiderman paso algo curioso. Tenía la sensación que iba a ser un tebeo muy bueno por lo que Jack tenía que dibujarla así que le di el encargo, pero le deje bien claro que no lo dibujara con ese look tan heroico con el que dibujaba a todos sus personajes. Quería que fuera más un cerebrito. Jack intento dibujarlo y hacerlo lo más humano posible aunque el resultado seguía pareciéndome demasiado heroico. Así que le dije, de acuerdo Jack, no te sale, dejémoslo se lo daré a otra persona. A Jack no le importo, tenía mucho trabajo pendiente que hacer. Así que se lo di a Steve Ditko, cuyo estilo era mucho más realista y es quien termino dibujando al personaje.

***

Próxima entrega: Cuando Stan conoció a Jack