Los amores de Clark

Tras tres días un poco densos (al menos para el que esto escribe) vamos a relajar un poco en tono con un pequeño divertimento.

smallville1.jpgEsta chica parece mona. Todo el mundo piensa que lo es, lo que de verdad le pasa es que tiene una cara rara que le va perfectamente a su personalidad. Es boba, no se puede confiar en ella y hace juicios de valor a la mínima amén de cambiar de opinión a cada capítulo. De todas maneras, a nadie le importa, a todo el mundo le da pena y siempre la perdonan haga la estupidez que haga, que son muchas. En definitiva, es una persona insoportable.

Huir de ella a toda costa. No se entiende que ve Clark en ella (será también cuestión de pena), ya que incluso a la hora de tener el primer calentón lo tiene con otra profesora más interesante.

smallville2.jpgEsta chica es un poco fea. Aunque tiene su punto. Es inteligente, inquisitiva, habladora, graciosa, tiene montón de cosas interesantes que decir. En definitiva, ésta es la novia que te echarías. Que sí, que la otra está más buena, pero abre la boca y se acaba todo el encanto. Clark debería estar con ella, pero sus hormonas adolescentes le ciegan, porque cuando aparezca Lois que es igual que Cloe pero en tía buena, pues ya veréis como le tira más.

smallville3.jpgEste chico le resulta atractivo a muchas mujeres. Debe ser un asunto capilar, porque con pelo no le gusta a nadie. Es inteligente, maquiavélico, traicionero, arrogante, manipulador… en fin, toda una joya. Se pasa toda la serie diciendo «A Clark dejarle en paz»,»No os metáis con él». Su futura pérdida de memoria puede deberse al desengaño amoroso que se llevara cuando Clark se líe con Lois.

smallville4.jpgEsta chica es un sueño. No hay más que echarle un vistazo para entender porque Clark bebe los vientos por ella. Esto si que es una chica de verdad y no la tonta de Lana. Está claro porque Clark se enamora de ella.

– Hola, soy Lois.

– Tú puedes ser lo que quieras.

El coleccionable que destruyó al mundo

spiderman2.jpgLos coleccionables son un invento de Planeta (de Viturtia más bien) creados a raíz de los éxitos cinematográficos de la Marvel. Empezaron con el de los X-Men, que no se vendio mal y continuarón con el de Spiderman, a raíz de «Spiderman, the Movie», que fue todo un éxito de ventas (150.000 ejemplares del primer número decían las malas y las buenas lenguas). Así que ante el estreno de la segunda parte, que mínimo que otro coleccionable de éstos para llevarnos al paladar. Pero, ay, ay, ay, no podía llegar en peor momento.

La hecatombe de la pérdida de los derechos de Marvel ha llevado a la sección de cómics de Planeta a un caos del que el coleccionable es el primer ejemplo de lo que está pasando. Para empezar, ¿ no se estrenó la película hace dos meses ? Bueno, dejémoslo pasar, total, eso es casi lo de menos. Lo importante aquí son los números, los malditos números, y el tiempo, que se nos echa encima y el lobo Panini viene corriendo y se nos come.

¿ De cuántas entregas consta el coleccionable ? 60. A una por semana nos lleva a un añito entero de coleccionable, lo que nos llevaría más o menos a finales de septiembre del 2005. Pero como en enero se pierden los derechos, esto no puede ser, esto es inviable. Un momento, ¿ de dónde he sacado que son 60 entregas ? Pues de la introducción, donde se menciona esa bonita cifra. Pero bueno, venga, aceptamos errata en la introducción y vamos a buscar otra fuente. En la web de fascículosde Planeta (no en la de cómics, curioso) aparecen 40 entregas. Así que volvamos a hacer los cálculos, 40 entregas son unos 9 meses, lo que nos llevaría a mayo del año que viene. Meeeeccc, mal otra vez. Esto no puede ser tampoco. Así que la gran solución: ENTREGAS DOBLES. Sí, por primera vez en la historia, con cada fascículo te vas a llegar el siguiente fascículo y todo por el precio de dos fascículos. Fascinante fórmula editorial jamás utilizadas antes en España y que marcará un antes y después en la historia de Planeta: es decir, antes de perder los derechos y después de perder los derechos.

Esto nos lleva muy justito a Enero, pero yo confío en Planeta y en su fuerza editorial para sacar tres, cuatro o diez entregas si es necesario de una tacada. O de dejar colgado el coleccionable si es necesario, total, a quien vais a reclamar,si ya no tienen los derechos.

A lo que íbamos, este mareo numérico nos lleva a… tachan, la primera prueba tangible de que los derechos están perdidísimos y que Planeta ya puede ir preparándose a sufrir conómicamente (jajajajaja, seguro que notan mucho esta perdida). Porque, óigame usted bien, el mundo del cómic es tan diferente que una noticia de este calibre no ha podido ser confirmada por nadie. Todo es: lo leí en la página web de tal, me lo digo un amigo de cual, me lo contó mi portera, ya sólo anuncian mangas en las contraportadas, y para colmo, es siempre el mismo manga, etc, etc… Pero confirmación, confirmación, la tendremos en enero, o en febrero o en marzo, vamos, hasta que no tengamos un tebeo de esos de Panini en las manos no se lo va a creer ni dios. Y es que somos como tú, somos diferentes, en fin, este es el mundo del cómic.

(Editado el 7-9-04 por un error en el orden de los coleccionables)