Nuevos Mutantes, una experiencia pandémica

Prevista para ser estrenada en 2018, 2019 2020 202? los Nuevos Mutantes parecía uno de esos proyectos malditos que si estuviéramos en el siglo pasado hubiera sido carne de videoclub. Se rodó, se volvió a rodar y se retocó una y otra vez, pero ni aún así ninguno de los nuevos montajes convenció a los directivos de las múltiples compañías que han sido dueños de esta película. Nunca jamás se iba a estrenar en pantalla grande… hasta que llegó 2020, el año en el que los nunca jamás terminan convirtiéndose en una macabra realidad.

Lo primero que hay que hacer es entonar el mea culpa ya que un servidor lleva haciendo todo tipo bromas a costa de esta película desde hace muchísimo tiempo. Cada retraso en la fecha de estreno era una magnifica oportunidad para echarse unas risas a costa de una producción que ha pasado por todos los estados posibles: reescrituras de guión, recortes, escenas rodadas meses después de acabar el rodaje, trailers totalmente engañosos, reescrituras para adaptarse a los trailers engañosos, etc, etc. Esta película ha tenido una vida tan azarosa que daría para escribir algún que otro libro. Y cuando finalmente se iba estrenar, cuando estaba todo bien atado y los señores de Disney habían dado por fin luz verde, llega nada más y nada menos que una pandemia mundial. Así que cuando por fin anunciaron su estreno en estos tiempos tan extraños, tenia una especie de deuda moral por ir a verla .

Seis meses hacía que no pisaba una sala de cine. Como precaución, una sesión de domingo por la mañana a la que normalmente suele acudir muy poca gente. Y en versión original, veneno para las masas. Pero lo que me encontré fue mucho peor de lo que esperaba, aquella era un autentico desierto. En la sala éramos nosotros y sólo un espectador más, haciendo un total 5 personas. Era como… no sé, como si algún tipo de fenómeno a nivel planetario hiciera que la gente se lo pensara dos veces antes de ir a una sala de cine.

Tras unos trailers de varias películas de superhéroes en los que se anunciaba junio de 2020 como fecha de estreno de Wonder Woman… sniff… empezó la película. El logotipo de Marvel, como siempre, y a continuación una tragedia de origen desconocido arrasa una reserva india, tras la cual, nuestra protagonista es encerrada para pasar una cuarenta de carácter indefinido… ¡maldita sea, esto es demasiado realista! Sobre todo si tenemos en cuenta que en toda la película solo aparecen 7 personas, cinco nuevos mutantes, una digamos médico, y el padre de nuestra nativa americana. Así que imaginaros lo que es ir al cine a ver una película en la que sus protagonistas están haciendo cuarentena y que transcurre dentro de las paredes de una institución médica. Por una extraña y absurda coincidencia se ha estrenado en el momento junto en que lo que ocurre en pantalla tiene demasiadas similitudes con el mundo actual.

No sé si os pasa a vosotros que a raíz de la cuarentena hay una serie de películas y de series que resultan demasiado irreales porque sus protagonistas hacen cosas como abrazarse, acudir a conciertos o simplemente pasan una tarde con sus amigos. Son cosas totalmente normales pero parecen sacadas de otra realidad, de tiempos muy lejos. Sin embargo en esta película viven como nosotros, sufren los mismos problemas de nosotros y se convierten en un reflejo de lo que esta pasando en nuestras vidas. Totalmente por casualidad, no esa era la intención inicial ni de lejos, pero al final es lo que ha quedado reflejado en la película.

Dicho todo esto, ¿la espera ha merecido la pena? Pues cómo seguramente todos os imagináis, no es una película maravillosa… pero sí que es una extraordinaria película de los Nuevos Mutantes. Es como un viaje al pasado y leerse uno de sus cómics cuando los publicaron (los 80 nada menos) Entonces la colección que molaba era la Patrulla X, una serie que lo tenía todo: acción a raudales, personajes chulísimos, drama, tensión, muerte, etc, etc. Así que cuando sacaron un spinoff guionizado por el mismo Claremont aquello era una compra segura. Pero resulta que la colección tenía muy poco de lo que nos alucinaba de su serie madre. Los personajes tenían aventuras, pero eran mas bien aventuritas, eran estudiantes no demasiado enrollados y contaban con todos y cada uno de los tópicos de la adolescencia. Pero lo que faltaba de emoción, aventuras y chulería, se suplía con el gran carisma de sus personajes. Eran adolescentes casi tan reales como los lectores, con sus mismos problemas y sobre todo su misma ansiedad. Aunque Cíclope y Coloso parecían la viva imagen de la angustia, con el tiempo se ha visto que todo aquello era más postureo que otra cosa. Los Nuevos Mutantes sí que tenían una angusta real, sufrían por ser quienes eran y por no tener claro que iba a ser de ellos en la vida.

Aunque no nos vamos engañar, este Claremont era muy flojito sobre todo en comparación con lo que estaba haciendo en la otra serie. Por suerte llegó Sienkiewicz a los lápices y aquello pasó del cero al infinito. El guión todavía tenía mucho que pulir, pero aquellas torpes ideas de Claremont se transformaban en autentica magía en manos del recién llegado. Aquello era locura, emoción y fuegos artificiales en cada número. Las aventuras de los personajes subieron de nivel y se convirtieron en algo único al adentrarse en unos terrenos nunca vistos en la serie madre donde sus mayores enemigos eran sus propios miedos.

Pues exactamente eso es lo que hay en la película, los mismos Nuevos Mutantes de los cómics. Por una vez se han respetado al detalle todos sus poderes y así podemos ver como Illyana sufre por tener que ir una y otra vez al limbo, como Roberto tiene miedo de quemar a alguien o como Sam no sabe controlar esa furia explosiva que son sus poderes. La película se centra en los personajes, no hay nada más, no hay aventuras, no hay una gran historia, tampoco un villano (bueno, o sí, pero realmente cuesta considerar como villano a un personaje secundario) y todo lo que ocurre en la película viene provocado única y exclusivamente por los personajes. Se nos había mostrado en los trailers una historia de horror, algo totalmente alejado de lo que se encuentra en la cinta. Al contrario, es una historia donde los personajes tienen que ir descubriendo como usar sus poderes y como en el proceso pueden dañar a sus más allegados. Es sobre todo una historia de amor hacía estos personajes. Y no hay absolutamente nada más en la película, que por no tener casi ni tiene trama. Pero en cuanto a fidelidad al espíritu de un cómic es de las mas fieles que he visto en mucho tiempo. No me estoy refiriendo a recrear tal cual los números 18 al 20 de la serie original, ya que eso no ocurre. Hablo más bien de condensar su espíritu y realizar una película de los Nuevos Mutantes tal y como son en los cómics.

Así que esto no es una película ni de Marvel ni de mutantes como todas las que han sido estrenadas hasta ahora. Esto es como un cómic de los Nuevos mutantes de 1984, que por cierto, era un cómic que tampoco le gustaba a casi nadie y que nadie conseguía entender. Me ha gustado mucho encontrarme con esa sensación en la gran pantalla y agradecer que de una vez por todas se adapten unos personajes creyendo totalmente en ellos. Por desgracia la prometida trilogía que se iba a rodar ha quedado totalmente en el olvido debido a todo lo que ha pasado para estrenar esta cinta, que va a recaudar unas cifras ridículas. Se esta utilizando como carne de cañón para demostrar que los cines siguen abiertos, no porque vaya a atraer a nadie a los cines, sino para tener algo en pantalla que haga pensar a la gente que algún día podrán volver a compartir un espacio cerrado. Hay que estrenar lo que sea y este lo que sea han sido estos Nuevos Mutantes. Para mi una rara joya que he disfrutado una barbaridad y que me ha gustado mucho más que otras películas mutantes que seran mucho más vistosas pero sobre todo más artificiales. Como en su día eran los Nuevos Mutantes.

P.S. Lo único en lo que se salta un poco el espíritu original es que los personajes hacen algo que a Claremont no se le ocurrió en su día… los adolescentes se lían entre ellos, ¡a quién se le podía haber ocurrido algo así!

Cristales rotos

Novelas Gráficas de Joven Adulto… madre mía la cantidad de apellidos que le están saliendo a la palabra cómic. Lo de Novela Gráfica es evidente, para vender más, pero lo de joven adulto ¿ qué quiere decir ? ¿Es una persona joven que se siente adulta? ¿ Es un viejoven? Ah no, que es una especie de genero que lleva años pegando con fuerza y por fin ha llegado al mundo del cómic. Pero nos surge una duda a los señores y señoras mayores como nosotros ya con pelos en la barba, ¿podremos leer esto? Vamos a descubrirlo.

Cristales rotos narra la historia de una Harley Quinn adolescente que se muda a Gotham City, donde va a parar a un barrio conflictivo (es decir, pobre) y al típico instituto con algún que otro macarrilla (el instituto no es tan pobre ya que esta lleno de niños ricos). A pesar de la típicos primeros encontronazos no tardara en conocer a la que será su mejor amiga, Ivy, afroamericana, vegetariana y que pasa sus ratos de ocio en un huerto cuidando de sus plantitas… Un momento, ¿pero qué estoy leyendo exactamente? Si aquí no hay nadie con poderes. A ver, Harley es bastante reconocible, tiene serios problemas mentales y va creando caos y destrucción a su paso, pero el resto parece gente muy normal… que viven sus vidas normales… y tienen los mismos problemas que todo el mundo. ¿Qué clase de universo DC es este?

La respuesta es sencilla: es un universo DC que por fin ha llegado al siglo XXI. Parece que por fin la editorial se ha dado cuenta que hay otro tipo de público al que puede dirigir sus historias: menores de 40 30 20 18 años. Lo que en America llaman el Young Adult y que en el tomo que publica Editorial Hidra se ha traducido como “Joven adulto” Es un genero curioso porque aunque su objetivo es el público joven la mitad de sus lectores suelen ser gente adulta… y a mucha honra. Evidentemente los protagonistas de este tipo de historias suelen ser adolescentes con problemas típicos de esa franja de edad, que si las amistades, que si el primer amor, los conflictos con la propia identidad, etc, etc. Incluso, como es habitual en el genero tiene una gran representación de personajes queer, algo que lo convierte en una rara avis dentro de los cómics de DC y que ojalá se pudiera convertir en norma de la casa.

Así que siguiendo las normas del género Harley es una adolescente cuyos estudios de psicología aún quedan muy lejos así como su amor por un loco psicópata… aunque quizá eso este más cerca de lo que parece. Su amiga Ivy tiene su misma edad y se apasiona por las plantas pero sobre todo por defender los derechos sociales, y es un personaje absolutamente maravilloso. Los villanos de esta historia son los Kane… no, tranquilos, no son Thomas y Martha, son otros Kane, pero igualmente podridos de dinero. ¿Y cuál es su malvado plan? ¿Conquistar el mundo? ¿Robar todos los bancos de Gotham? No, algo mucho peor: gentrificar los barrios más pobres de Gotham.

Cómo veis este cómic esta totalmente alejada del género superhéroico y es una reinterpretación tanto del origen de Harley como de todo su entorno. No es un cómic para el aficionado a los superhombres con capa, pero si un cómic interesante para quien quiera leer algo diferente y destinado a otros públicos. Así que ojo, es posible que no sea un cómic para ti.Aún así es muy entretenido e interesante y quizá sea el punto de entrada ideal que muchos lectores necesitan, sin décadas de su continuidad a sus espaldas, ni multiversos, ni líos cósmicos de eso. Simplemente una historia de adolescentes con sus problemas típicos.

En el terreno gráfico el dibujo de Steve Pugh es una autentica delicia. Su recreación de los personajes es grandisima pero lo que más me ha gustado es el uso que hace de los colores. Narra la historia en tonos apagados y grises, pero de repente introduce un cambio repentino de color cada vez que la situación pega un giro radical. Una autentica maravilla.

Os dejo con el trailer por si acaso no os he convencido.



P.S. Madre mía, ya hacen hasta trailers para los cómics. Estoy viejo para estas cosas.

No son las películas, eres tú

De un evento que tiene las letras DC bien grande en el nombre, como puede ser el DC Fandome del pasado fin de semana, se espera que hablen sobre todo de cómics. Vale, no todo el evento, pero un ratito al menos… vale, un hueco libre que tengáis… ¿15 minutos?

Que DC publica cómics lo sabemos tú, yo, el vecino del quinto, el conserje, la panadera y el lechero. Pero de todos esos puede que solo tú y yo seamos los únicos que se los leen. Eso si, muchos de ellos se han visto las series de televisión y casi todos las películas. Hoy en día todo el mundo ya ha pagado una entrada para ver a los superhéroes en la gran pantalla. Incluso muchos use declaran fan acérrimos de estas superproducciones y las siguen religiosamente. Pero no se han leído un cómic en su vida. O puede que sí y se hayan leído la novela gráfica de turno cuando tocaba. Pero por lo general eso de leer cómics como que no. Pero que nadie considere esto una crítica ya que si alguien disfruta solamente con las películas no somos nadie para forzar a nadie a leer algo que no le interesa lo más mínimo. A cada uno le gusta lo que le gusta y eso es muy respetable.

Dicho esto… ¿sabéis que somos menos? No sé si leer nos ha hecho más altos, más listos y más guapos, pero esta claro que si nos contamos uno a uno, pues como que somos menos. Porque las películas van a verlas millones de personas y los cómics los leen… pues unos poquitos menos. Así que cuando la compañía que es dueña de DC monta un evento de este tipo tiene claro a quien tiene que dirigirse. Con los números en la mano, sabe donde están los millones de dolares y donde están las migajas, así que por desgracia un evento dirigido al fandom hoy en día tiene que dirigirse hacía lo audiovisual, la televisión y el cine. No tiene demasiado sentido hacer un gran despliegue de medios para un puñado de matados, por mucho que hayan sido la base fiel y leal en los momentos más complicados.

Es lo que hay y si te esta doliendo, no estas solo, a mi también me esta doliendo mucho. No vi todos los paneles de este Fandome, así que a lo mejor voy a meter la pata, pero de lo que pude ver extraje las siguientes conclusiones.

– Los cómics son mencionados para darle prestigio al resultado final. “Esta película esta basada en un cómic” es el nuevo sello de calidad obligatorio si quiere triunfar. ¿Qué cómic? Pues uno. ¿Quién lo escribe, quién lo dibuja? Ay, no enredes con tus cosas.

– Hay una palabra incluso más prestigiosa que cómic. Lo habéis adivinado, novela gráfica. No os imagináis lo ilusionado que estaba viendo el panel de Sandman con Neil Gaiman cuando de repente llegó la sorpresa: una nueva serie basada en LA NOVELA GRÁFICA. Porque Sandman jamás fue un cómic, ni siquiera cuando se publicaba en grapa. Así que se acabó lo de hablar de LA NOVELA GRÁFICA, solo televisión y televisión por todos lados.

– Casi nos engañan con el panel dedicado al multiverso. Empezó de manera prometedora diciendo que el multiverso nacía de un cómic de Flash de la Silver age del que incluso se atrevieron a sacar su portada. ¡A continuación hasta sacaron las Crísis en Tierra infinitas y todo! Estos dos cómics, como bien sabéis, fueron creados por duendes mágicos cuyos nombres no han llegado ni a nuestros días ni a los paneles de DC. Por desgracia fue todo una ilusión porque… Jim Lee.

– Cada vez que había que meter a alguien relacionado con los cómics metían a Jim Lee, tuviera relación con el tema o no. Me imagino a los directivos de la Warner… ¿qué tenemos a un tipo asiático que podemos meter en todos los paneles y aportar la diversidad que nunca nos ha caracterizado? ¿Y encima hace algo con los cómics esos? ¡Metelo en todos los paneles! Y ojo, que para mi Jim Lee como relaciones publicas en maravilloso, pero había muchas veces que se notaba que estaba de bulto. Y eso que tiene un pedazo puesto en DC.

– El que aparecería tanto Jim Lee respondió a una seria duda que tenía. ¿Cómo van a hacer un evento centrado en los cómics donde salga gente feliz hablando de ellos cuando TODOS SUS COLEGAS HAN SIDO DESPEDIDOS HACE UNA SEMANA? Pues de ninguna manera. Jim Lee por aquí, Jim Lee por allá, eso es todo amigos.

– Había un panel sorpresa… ¡de cómics! ¡Que locura! Supongo que lo anunciaron así para decir… este es el momento donde podéis ir a comer algo, hacer vuestras necesidades, lo que sea, aquí no vamos a contar nada que os interese de verdad. Y fue un panel maravilloso ya que estaba dedicando a Milestone y tenía a los creadores: Reggie Hudlin, Denys Cowan, Phil Lamar y… a Jim Lee. Pero ojo, aquí al menos si tenía sentido porque Lee al menos si tenía una implicación directa con los autores. Vamos, que al menos los conocía e incluso le dieron algún crédito en plan: esta idea me la diste tu. En este panel anunciaron el relanzamiento del sello, que seguramente sea lo único que pueden anunciar en DC ahora mismo, porque despidos.

Y creo que más o menos eso fue la parte referente a cómics. Películas, televisión y más películas. Todo muy bien, muy chulo y todas esas cosas. Pero pocos cómics. Y como dice el título de este post, la culpa no es de las películas por ser un producto de éxito adorado por millones de espectadores. La culpa es tuya por aferrarte a esos trozos de papel muerto. Así que ya sabes, si no quieres ser como ellos, lee.

P.S. Que no es, que es broma, que la frase final es un chiste destinado a la gente viejuna. En serio, lee o ve las películas o haz lo que te da la gana. Disfruta y punto, que nadie te diga que hacer con tu ocio.

Spiderman Toda Una Vida

Aprovechando que la semana pasada comentamos en el club de lectura de la Sombra este cómic voy a hacer una reseña rápida por aquí. Sobre todo porque es un tomo bastante interesante que seguro que algunos de vosotros estáis pensado en compraros o no. Vamos a echarle un vistazo.

En realidad Toda una vida es un cómic bastante engañoso ya que aparenta ser algo que no es. Para empezar tiene una maravillosas portadas realizadas por Chip Zdarsky que seguramente anticipan el maravilloso dibujo que vamos a encontrar en su interior… un momento, ¿qué hace Bagley ahí dentro? ¿Y por qué según avanza la serie dibuja peor? ¿Por qué los personajes viejos le salen tan mal? Bagley, que nunca has sido la leche, pero es que vas empeorando a página vista… ¡qué horror!

Y por otro esta lo que en mi caso esperaba de este cómic, que era una especie de historia autoconclusiva que pudiera ser regalada a cualquier persona que quisiera iniciarse en el mundo arácnido. Autoconclusiva lo es, no hay duda, pero ay madre del amor hermoso, tienes que conocer todo lo posible la continuidad del trepamuros al dedillo. Al 100% no, ¡al 200% si es posible! Que se puede disfrutar algo sin necesidad de haberte leído todos los cómics de Spiderman, pero la cantidad de referencias es tan abundante que es complicado seguir la historia si no conoces muchos de los momentos claves de la vida del trepamuros.

Lo que se narra en este cómic es la vida de Peter Parker como si transcurriera en tiempo real (es decir, envejeciendo con el paso de los años) atravesando las distintas sagas famosas de su historia como por ejemplo la historia del gwenclon, la saga del traje negro, cualquier cosa horrible que pasara en los 90, etc. Zdarsky lo hace a un ritmo aceleradísimo, encajando piezas de aquí y de allá a toda maquina y componiendo una historia que funciona, pero que resulta tal bombardeo de información que puede provocar serios dolores de cabeza.

En cuanto al dibujo… a ver, Bagley siempre ha sido un dibujante trabajador, cumplidor, honesto y sincero. Pero no creo que este en el top 10 de nadie y que lo vaya a estar jamás. A mi me gustó mucho tanto en los Nuevos Guerrero como en Thunderbolts, me parecia el dibujante ideal para esas series, pero en Spiderman siempre me ha parecido correcto y poco más. El paso de los años no le ha hecho ningún bien y en esta historia se nota, se nota una barbaridad, sobre todo en su segunda mitad cuando los personajes envejecen. Es espantoso lo que hace Bagley, ¡espantoso! Es una pena porque esta serie hubiera sido ideal para que un dibujante distinto realizara cada número, pero no, todo Bagley y es por este aspecto por donde el tebeo más cojea.

Así que el tebeo esta bien ya que es un guión de Zdarsky y se nota. Tiene muy buenos momentos, tiene ocurrencias muy ingeniosas y articula la historia de una manera muy elaborada. Pero depende demasiado de los conocimientos del lector para disfrutar de la obra en todo su potencial. Cuanto más sepas del personaje mejor te lo vas a pasar. Así que un tebeo recomendadísimo para los fans mas acérrimos, una lectura entretenida para los que leen Spiderman de vez en cuando y no te acerques en absoluto si no le puedes ni ver.

Recomendadísima… para algunos…. el resto… no acercarse.

p.s. Si tenéis curiosidad en este hilo de twitter del amigo Pablo podéis echarle un vistazo a las mil y una referencias de esta historia.

Joker vs Endgame. Fight!

¿Qué opinas de los que lloran en redes sociales porque Joker gana premios y Endgame no?

Comentario de Pablo Cansado

De los que lloran poco voy a opinar, que griten lo que quieran en twitter o donde sea, total para lo que sirve. La otra parte me interesas más, ¿por qué Joker gana premios y Endgame no?

Pues existe una respuesta muy sencilla: a lo mejor Joker es mejor película que Endgame. La calidad de una cinta suele ser un tema bastante subjetivo y es posible que algunas personas consideren que una es mejor que la otra por mucho que nos pueda sorprender. Sobre gustos no hay nada escrito. Así que como eso tiene poca discusión mejor dejarlo de lado y centrarnos en que es exactamente cada película y que se nos ha vendido realmente.

Joker no es una película basada en un cómic según lo que afirma su director: «Esta no es una película sobre el Joker, sino sobre un hombre que se convierte en el Joker» Y bueno, hay que reconocer que es algo que todos nos tragamos, servidor el primero. Otra cosa es la realidad, es decir cuando empezamos a ver la película y en concreto las desgracias de un tal Arthur Fleck. Al principio parece que sí, que esto no esta basado en ningún cómic, que parece ser una película con un guión original. Pero por desgracia no tardamos mucho en enterarnos que se desarrolla en Gotham y peor aún, no tardan demasiado en aparecer el padre de Bruce Wayne, Alfred y vaya por dios, ¡Bruce Wayne! Ya esta, otra película más donde por huevos tiene que salir Batman. Pero podríamos argumentar que son apariciones secundarias, con poco peso en la trama y que tampoco aportan demasiado… ¡hasta que vemos la muerte de los padres de Batman otra vez!

Ojiplático me quede en la butaca del cine cuando vi la maldita escena. ¡No me lo podía creer! La película que NO esta basada en ningún cómic y que es totalmente original tiene que recurrir a uno de los mitos más manidos de la historia del cómic. ¡Menuda manera de marcar distancias!

Pero no importa porque…. ¡ha funcionado! La gente (no aficionada a los cómics) se lo ha creído y ha ido a ver la película tan contentos. Se han quedado con la magnifica interpretación de Joaquin Phoenix e incluso muchos piensan que el Joker no es un villano sino una victima de la sociedad. Vamos, que el marketing ha logrado que la película pase de ser cómic a novela gráfica. Y ahí es donde esta la diferencia.

Endgame es… lo mismo de siempre. Que sí, que a mi parece la hostia en verso consagrado como a muchos de vosotros, pero no nos engañemos, va de superhéroes pegándose de hostias. Es una gozada para aficionados a los cómics y para aficionados a las películas de Marvel, pero como película independiente no tiene demasiado sentido. O estas muy metido en lo que te cuenta, o lo que te cuenta es muy complicado de entender. ¿Es una película de superhéroes muertos? ¿O una de ingeniosos robos espacio temporales? Ah, que no, que al final hay una hora larga de hostias como panes.

Pues este análisis tan injusto es lo que puede pensar un espectador cualquiera, que incluso puede no llegar a entender la diferencia entre las dos partes de la saga. Incluso es posible pegar un tijeretazo una media hora antes del final de la película anterior y pegarle la hora final de Endgame y el resultado final es más o menos el mismo.

Endgame es una película muy basada en los cómics y en todas las películas anteriores, así que hay que haberse leído muchos años de cómics o haberse tragado muchas horas de películas para disfrutarla en su totalidad.

Así que a la hora de los premios es mucho más sencillo escoger una cinta con un actor que hace una gran interpretación a otra llena de los fuegos artificiales de siempre de todas las películas de Marvel. Es lo que tiene rodar con formula, que a la hora de la verdad nadie te aprecia.

Por otro lado, esta es la única ventaja que tiene que la Warner sea un caos absoluto, que te puede salir cualquier tipo de película. Y a veces por casualidad hasta te sale un Joker.

Didio Out

Jamás me alegrare que despidan a nadie de su trabajo. Pero por otro lado tampoco me ha alegrado todo lo que ha hecho Didio durante todos estos años a DC. Que una cosa no compensa a la otra, pero por una vez, menudo alivio que se aleje de la editorial la personificación de la peste negra.

Didio ha estado, en diversos cargos, casi dos décadas al mando de DC Cómics. Han sido unos años horrorosos. Horrorosos. Aunque alguno habrá, me cuesta mucho encontrar buenos momentos. Sin embargo momentos espantosos los hay en abundancia: Infinite Crisis, 52, Countdown, Amazon Attacks (¡¡¡Amazon Attacks!!!), Los anillos de colores, montón de mierda con Superman, Doomsday, Flash Point, The New 52 (aunque de esto tiene toda la culpa Jim Lee), Futures End, Convergence, DC Rebirth, etc, etc.

Si os fijáis es una y otra vez la misma burra al trigo: Crisis – Nuevos Universos, Destruyo – Construyo, Rompo – Pego, Mato – Resucito. Y así una y otra y otra vez. Y al parecer no tenía pensado parar porque en el siguiente evento llamado Generation Five (5G) iba a reemplazar a los personajes de toda la vida por versiones mas «modernas» de los mismos. Vamos, que se iba a cargar a Batman, Superman,Wonder Woman, Linterna Verde, etc, para dejar paso a versiones más jóvenes de los mismos. Es decir, que Didio tenía previsto seguir cagándose en el legado otra vez más. Y ya van demasiadas.

Se rumorea que esto ha podido ser el motivo de su despido, ya que la Warner se ha asustado mucho viendo todo lo invertido que tienen ahora mismo en películas, series y merchadising, algo que Didio parece estar dispuesto a tirar por la borda solo por dar rienda suelta a su última sandez creativa. Muchas veces pienso que Didio odia la editorial a muerte y lo demuestra en todos esos cómics que llevan la palabra Crisis o 52 en sus portadas.

Lo que no sé si es peor es que Jim Lee sea ahora mismo la única cabeza visible de la editorial, porque hasta ahora tampoco ha demostrado demasiado cariño hacia los personajes. Pero visto que la guadaña anda cercana supongo que se andará con mil ojos.

La verdad es que Didio ha hecho tal destrozo a la editorial que no sé si estos personajes son recuperables ahora mismo. O la Warner renueva la editorial de arriba o abajo o ya la puede ir vendiendo a Marvel como se esta rumoreando. Porque ahora mismo todo es espantoso, ¡absolutamente todo! No se salva nada de nada.

Didio, hasta nunca, has sido todo un dolor en el culo.

Algunos apuntes sobre Pájaras de presa

Al margen del post del otro día sobre el haterismo hacía este tipo de películas me gustaría hacer unos pequeños comentarios sobre algunos aspectos curiosos de la misma. No son importantes, son solo cuatro cosas.

Margot Robbie encaja como un guante en el papel Harley Quinn. La actriz ha entendido a la perfección que este personaje es pura locura y se lanza desenfrenada a interpretarla. En el Escuadrón era un poco (bastante) histriónica en ocasiones, pero aquí le ha cogido el punto en todos los aspectos y es una maravilla poder ver a esta Harley en el cine. Lastima que no le acompañe una historia adecuada.

La Cazadora. No sé si la guionista lo ha hecho aposta pero lo que hacen con este personaje es una puta genialidad. Es el típico personaje plano-plano cuyo único propósito en la vida es la venganza. Matar es lo único que sabe hacer y cuando tiene que mostrar algún tipo de personalidad es una nulidad absoluta. Una vez consumada su venganza no sabe que hacer en la vida, ¡no sabe ni que hace en la película! Y se une al grupo porque… ¿qué va a hacer sino?

– Me perturba mucho, una vez más, la no existencia de Oráculo. Esta película era su lugar natural para encajar y nada, ni de coña. En Arrow esta claro que Felicity es Oráculo pero no, no es Oráculo. Y según leo en la wikipedia, en la nueva serie de los Titanes la iban a meter pero al final tampoco. No sé que lleva peor DC, que le peguen un tiro a Batgirl o tener que mostrar a una persona en sillas de ruedas.

Test de Bechdel El otro día leí a alguien (no recuerdo quien, lo siento) que la película no pasaba el Test de Bechdel. Me resultaba increíble que una película con la palabra emancipación en el título y protagonizada en su mayoría por mujeres no pudiera pasar el test. Y yo creo que lo pasa pero raspadísimo, muy por los pelos. La verdad es que se tiran casi toda la película hablando más de sus relaciones con los hombres que de otra cosa. Le salva algún que otro dialogo suelto, pero son tan escasos que no me extraña que se pueda pensar que no pasa el test. Muy poca emancipación en la película, muy poca.

– Y por último, ¿qué sentido tiene juntar a Harley Quinn con las Pájaras de Presa? Ninguno. Pero para mi eso es algo positivo, ¡ya que imitan el absurdo que DC demuestra mes tras mes en lo cómics! Solo podrían superarlo si la película llevara un «Batman» delante.

Y eso es todo. Hasta aquí mi pequeño comentario de Batman Presenta: una película sin Oráculo.

Pájaras de Presa y nosequé movidas con Harley Quinn

Voy a despacharme rápido con la crítica: la película no es muy buena. Ala, ya os podéis marchar.

 

¿Cómo? ¿Seguís ahí? ¿Por qué? Si ya he dicho lo que queríais… venga, vale, os voy a decir la verdad: a mi la película me ha entretenido bastante. No la pondría ni por casualidad en mi lista de películas favoritas pero las dos horas que he pasado en la sala de cine me lo he pasado bastante bien. Esto ha sido posible gracias a las redes sociales que desde antes del día del estreno han estado dando la turra con que la película era mala, malisima, de arrancarse los ojos, de volarse los sesos y de cortarse las venas. Acudo a ver este tipo de cintas con las expectativas tan bajas, pero tan por los suelos, que si a los cinco minutos de metraje no noto las ganas de vomitar la película me parece buena, que digo buena, buenísima. Sin duda es una película que le cuesta llegar al cinco raspado, pero como parte de una nota de menos un millón, pues ese cinco es casi como… ¡un sobresaliente¡

No me entendáis mal. Me parece estupendo que la película os parezca mala, no le voy a llevar la contraria a nadie en ese aspecto. Pero no me parece de recibo el vapuleo que reciben sistemáticamente las películas de DC. Muchas veces me cuesta distinguir quien hace una critica sincera de quienes simplemente se suben al carro de pegarles una hostia solamente por las críticas.

Lo que no me gusta en absoluto son las criticas tipo «Marvel lo hace bien, DC debería copiarlos» No, no, no y no. Pero sobre todo no. DC hace muy bien en seguir su propio camino, en buscar su propia voz. Que no les sale pues no le sale, pero basta ya de ir al cine a ver la enésima película de Marvel con el mismo estilo graciosete y desenfadado que ya se esta empezando a convertir en algo monotono. Hay muchos tipos de cómics, muchos tipos de historia, y DC tiene que hacer lo mismo que hizo en su día en los comics, sus Crisis, sus Watchmen y sus Sandman. Y si me preguntáis, no, no quiero que Snyder se acerque a la Liga de la Justicia jamás, pero tampoco quiero que DC haga una película del grupo del mismo estilo que los Vengadores. ¡Son grupos complemente diferentes, con mitologías complemente distintas!

Antes de la película de las Pájaras de Presa nos pusieron los trailers de Wonder Woman y la Viuda Negra. La primera promete mucho y me deja expectante ante lo que promete, sin embargo la segunda me pareció la tipica película Marvel de las que ya he visto como quince iguales. Muchas ganas con Diana, mucha pereza con Natasha.

Y ya que estamos, Escuadrón Suicida es la película más desastrosa que he visto en muchos años. ¡Pero también le disfrute una barbaridad! No hay nada como ir al cine convenientemente vacunado.

Las quince primeras vidas de Moira MacTaggert

Habíamos dejado a los X-Men en un nuevo entorno creado por Krakoa que proporcionaba a los mutantes un hábitat ideal para vivir pero sobre todo una serie de medios para “extorsionar” al resto de naciones del mundo. Hasta ahí todo perfecto, pero entonces llegamos al tercer número de la saga y nos encontramos un giro totalmente inesperado y que cambia no solo el sentido de la serie, sino de toda la historia de los X-Men. Pero, esa historia me suena de antes, como si la hubiera leído en algún sitio.


Este post viene del anterior, mejor leélo antes.

Este post contiene SPOILERS de Dinastía de X número 2. Son SPOILERS que si no te has leído la saga te la van a destrozar. Te recomiendo de verdad leerte los cómics antes, merecen mucho la pena.

Las quince primeras vidas de Harry August es un libro escrito por Claire North en 2014. En él se nos cuenta la historia de Harry, una persona a la que le ocurre algo muy especial siempre que muere: vuelve a renacer. No hablamos de una reencarnación, sino de un renacimiento, ya que vuelve a nacer de su madre y a vivir otra vez toda su vida, pero con el conocimiento de sus vidas anteriores. No es al único al que le ocurre este curioso don, ya que a lo largo de sus vidas se ira encontrando con otros que sufren el mismo fenómeno y que se van pasando conocimientos los unos a los otros a lo largo de eternos ciclos de renacimientos. El problema surge cuando uno de estos seres esta acercando el fin del mundo a nuestros días… y para conocer el resto de la historia tendréis que leer el libro.

Dinastía de X número 2 es un cómic escrito por Jonathan Hickman en 2019. En él se nos cuenta la historia de Moira, una mutante cuyo poder consiste en que siempre que muere vuelve a renacer y supongo que ya os estaréis imaginando el resto.
La diferencia en este caso es que en cada vida, Moira decide enfrentarse al problema mutante (eso de perseguidos y odiados y todos muertos y esas cosas) de una manera distinta e influir en determinados acontecimientos claves de la historia mutante provocando todo tipo de lineas temporales que suelen acabar en desastre. Así que en su última encarnación ha decidido coger el toro por los cuernos e ir directamente a por Xavier y contarle todo lo que sabe. Lo que nos lleva a los eventos narrados en esta Dinastía de X/Potencias de X.


Así que, ¿estamos ante un plagio o no? Porque no solo la historia es demasiado parecida, es que además el tono de lo narrado también lo es. Cuando el cómic apareció publicado en los Estados Unidos no tardaron en surgir las acusaciones de plagio e incluso se las hicieron llegar a la propia autora. Sus comentarios fueron que todo esto le parecía muy «interesante». Hickman no tardó mucho en confesar que efectivamente había leído el libro pero que a él no le parecía que el tono de la historias se parecería en absoluto. Es más, saco a colación un libro de 1986 llamado Replay, cuyo argumento sobre gente que muere y vuelve a vivir su vida seguro que os sonara de algo.

Vamos, lo que viene un poco a decir Hickman es que las ideas flotan por el aire y que este tipo de historias son moneda de uso corriente. También viene a decir que quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón. Pero a ver Hickman, eso no quita que tu también estés robando, ¿no?

Es un tema delicado porque la historia narrada por Hickman es muy buena, plantea una serie de eventos muy interesantes e incluso justifica años y años de bandazos mutantes. Cada vez que veíamos un universo mutante diferente, ¡era Moira cambiando la realidad! Pero, ¿deberíamos disfrutarla sabiendo que es un plagio? Porque esto como siempre, depende de como toque el corazoncito a cada uno. Si a mi el libro me da igual, me parece cojonudo que plagien lo que quiere.. Pero, ¿todo vale? Porque si nos pasara a nosotros nos cagaríamos en todo y diríamos que que vergüenza, que no todo vale, etc, etc. Un tema delicado.

Que queda claro que la saga es grandiosa y que la frontera entre el plagio y el no plagio es tan fina que… ¡qué mas da todo! Que cada cual piense lo que quiere. Yo recomiendo tanto el cómic como el libro y que cada cual saque sus propias conclusiones.

X elevado a mutante

Tal como hizo con los 4 Fantásticos y los Vengadores, Jonathan Hickman ha cogido a los X-Men de toda la vida y los ha metido en su coctelera para crear unos nuevos y relucientes mutantes como no los habíamos visto en la vida. Si como todo el mundo abandonaste los X-Men hace 20 años este es el momento ideal para subirte al carro. Por fin un cómic que merece la pena leer número a número en grapa.

Casa de X y Potencias de X son dos miniseries de seis números que en realidad es una sola de doce porque a Hickman le gusta hacer cosas de estas modernitas. Las dos van de lo mismo y se continúan la una a la otra, siendo la única diferencia entre ambas su dibujante: Pepe Larraz en la primera y RB Silva en la segunda. Y aunque los dos son muy buenos, madre mía del amor hermoso como dibuja aquí Pepe Larraz. Tiene una cantidad alucinante de páginas en la que no puedes hacer otra cosa que quedarte extasiado. Es espectacular lo que hace Larraz, ¡ES-PEC-TA-CU-LAR!

Centrándonos en la saga en sí, se trata del comienzo de una nueva etapa en la historia de los mutantes. Seguramente es una frase que no hayáis oído nunca jamás, ¡pero esta vez hasta parece que es cierto! Hickman arranca con una serie de ideas muy buenas que redefinen el lugar de los mutantes dentro del universo Marvel y lo hace con personajes y elementos que llevan rondando por la serie durante muchos años y que han sido explotados hasta la extenuación. Como es propio de él, mezcla lo viejo con lo nuevo y la unión resulta en una historia muy explosiva, llena de grandes momentos y que promete agitar los cimientos de toda la historia de los mutantes. Pero tiene una gran pega: es solo el comienzo. En estos doce número sienta las bases de una historia más grande que la vida y que de seguir en la misma estela puede resultar en una de las mejores sagas de toda la historia de la compañía. Pero que eso ocurra es muy dudoso porque una vez terminada esta especie de introducción, la maquina trituradora de Marvel se pone a rodar y da pábulo a más de 10 colecciones que en teoría continúan de aquí. Y no, gracias pero no gracias.

Y a partir de este punto necesito ya hablar de la historia, así que spoilers del primer número de la saga. Recomiendo leerse el cómic antes de permitir que alguien os cuente de que va.

Krakoa es a los X-Men lo que Krypton a Superman. Es el lugar que atrae a los mutantes como la miel a las moscas y que atrapa en sus garras a la formación original para que de este manera el Profesor Xavier pueda dar a luz a los X-Men definitivos. Es una isla, es un mutante. Pero sobre todo es algo desaprovechado a lo largo de décadas por la mayoría de escritores. Siempre ha estado ahí, siempre ha hecho alguna que otra aparición, pero nunca nadie ha sabido que hacer exactamente con ella. A Hickman se le ha ocurrido encontrarle una utilidad: convertirla en la gran nación mutante.

No es la primera vez que se intenta crear algo así. Los propios personajes se preguntan porque va a funcionar ahora lo que fue un fracaso total en Genosha. La respuesta la tiene el guionista: Krakoa es un mutante y como tal lo es todo, tanto el alfa como el omega. Es su propio lugar en el espacio-tiempo pudiendo acoger a millones de mutantes dentro de ella. También puede reproducirse a través de sus esporas, creando puertas de conexión entre puntos muy lejanos. Pero lo más importante, Krakoa puede producir una serie de flores que entre muchas cosas curan una serie de enfermedades incurables hasta ahora. De esta manera los mutantes no solo tienen un refugio, sino algo con lo que negociar con la humanidad su para reclamar su lugar en el mundo. Así que aprovechando las bondades de Krakoa piensan plantarse de una vez por todas antes la humanidad y acabar con los tiempos de buenismos y de ser cazados por los humanos. Los mutantes ya no son el futuro, son el presente y como tal quieren convertirse en su propia potencia. Y lo harán por las buenas ya que tienen algo muy valioso con lo que negociar pero si es necesario lo harán por las malas, porque ya están cansados de tantos años de desprecios y humillaciones.

Y esta idea, desarrollada de una manera muy ingeniosa, bastaría por si sola para servir como base a toda la saga. Pero resulta que este cómic tiene sus propias sorpresas y resulta que la idea de la gran nación mutante es solo un elemento secundario dentro de la trama. La historia de verdad, la que da un giro brutal a todo lo que conocemos y que justifica con brillantez todo lo ocurrido hasta ahora durante tantos años, se nos desvelara unos números más tardes. Y es una idea grandiosa, espectacular, fantástica, maravillosa… y un plagio en toda regla. (Continuara en el siguiente post)