Archivos Marzo 2011

Todos son idiotas excepto yo

| 5 comentarios

No, este no es un post sobre editores, aunque lo podría parecer por el título. Es un post sobre el último tebeo de Peter Bagge editado por la Cúpula en nuestras tierras: todos son idiotas excepto yo y otras astutas observaciones.

todossonidiotasexceptoyo.jpgComo devorador de cualquier cosa que publique Peter Bagge, estaba impaciente por hincarle el diente a esta nueva obra. ¿De que iba? Ni idea. ¿Me gustaría? Claro que sí, ¡es de Bagge! Ya, ya sé que no es un autor que le guste a mucha gente y que sus dibujos dejan mucho que desear, y que es demasiado independiente y que si esto y lo otro lo de más allá. Pero a mi me gusta, lo hizo desde el primer día que lo leí y me seguirá gustando si más o menos va siguiendo la misma línea. Así que cuando agarre este Todos son idiotas y llegue a la primera historia y me encontré con una especie de panfleto político en viñetas me quede un poco a cuadros. ¿Dónde esta el Bagge friki? ¿Dónde están esos personajes fracasados? ¿Dónde se ha quedado mi Bagge indie? Y lo peor es que no era solo la primera historia, es que la siguiente también y la siguiente y... ay, ay, ay, que me la han clavado, que me la han metido bien doblada... o no.

No estoy en contra de historias con alto contenido político, siempre que estén bien contados y todas esas cosas me parecen estupendas. Pero no soporto los panfletos en donde te machacan una y otra vez con las mismas ideas. Me da igual que sean de derechas, de izquierda o de centro. Que me cuentas tus ideas a través de una historia, pues vale, pero que me taladres con ellas página con página y con una postura totalmente inmovilistas pues no gracias. Y es que bueno, si me hubiera informado un poquito, habría descubierto que este tomo es una recopilación de las columnas de Bagge en la revista Reason de marcadísimo carácter político y claro, si no querías arroz pues toma tres tazas.

Por suerte, al menos para mi, una vez superadas las primeras diez o quince páginas te encuentras con que Bagge no solo escribe la palabra Libertario todas las veces que puede, sino que empiece a hablar de otro tipo de cosas, de todo lo que ve y que le rodea y que por un motivo u otro le parece digno de aparecer en un artículo. Y aquí es donde se empieza a vislumbrar que el título elegido para la recopilación es totalmente acertado ya que Bagge habla de todo el mundo tratándolos como idiotas (con mucha razón) y arreglando los problemas que se va encontrando. Evidentemente, es imposible comulgar con bastantes de las ideas del autor ya que el mismo se aparta a su conveniencia de la línea política que se marca y va soltando ideas a diestro y siniestro, algunas de ellas incluso contradictorias. Pero para mi eso es lo de menos, lo interesante es el retrato que hace de esa América extraña y profunda que ni siquiera aparece en series de televisión americanas de mala muerte.

Aunque al principio sea algo durilla, Todos son idiotas excepto yo se va convirtiendo poco a poco en una lectura apasionante que engancha y que no te suelta hasta que llegas a sus últimas páginas. En algunos puntos se te hace cuesta arriba, pero algunas de las anécdotas contadas son tan increíbles y absurdas que no puedes soltar el maldito libro para ver hasta donde son capaces de llegar estos americanos. No es que te vaya a cambiar las ideas políticas, tampoco lo pretenda, pero vas a descubrir cosas que hacen que uno este feliz de vivir en otro continente diferente.

Grande Bagge, que siempre consigue sorprender con esa bizarrez tan típica de sus dibujos y buena edición de la Cúpula, aunque barata no es. A ver para cuando lo siguiente de Bagge, sea lo que sea, yo le doy barra libre.

Coleccionado el TBO

| 9 comentarios

Lleva un tiempecito el coleccionable de TBO por quioscos y librerías y lleva bastante tiempo leerse cada ejemplar, por lo que aún voy bastante atrasado. Da igual, lo estoy disfrutando como un enano.

tboulises.jpgHablar hoy en día del TBO es como hablar de un templo de la antigüedad o de un resto arqueológico. Es algo que en su día era algo habitual y de uso cotidiano pero cuya visión hoy en día provoca asombro y fascinación. Sin embargo, al igual que una cuchara de hace mil años sigue siendo una cuchara, un TBO del siglo pasado sigue siendo eso, un tebeo. Y para mi sigue siendo igual de divertido que siempre aunque hay que reconocer que ciertas cosas que tiene cuestan un poco de tragar. No porque sea antiguo, que lo es, sino porque era otra época muy diferente y el tipo de humor que se buscaba pues también lo era. En muchas ocasiones solo se busca contar algo cotidiano, cercano a la vida de la gente normal y corriente y se deja de lado el típico gag final para hacer reír. Poniendo como ejemplo el primer tomo, donde aparecen un montón de historias de la familia Ulises, podemos comprobar como en muchas de ellas parece que falta algo por contar, un giro final que cambien el sentido de la historia, que nos haga arrancar una carcajada. Pero no aparece, porque no lo necesita. Simplemente cuentan una historia de una familia algo peculiar y las cosas que le ocurren viviendo el día a día de su vidas. Esta es la esencia del TBO para mi, no hacer reir a carcajadas a sus lectores, sino entretenerlos y hacerlos pasar un rato bastante agradable. Y eso es este coleccionable, lleno de pequeñas joyas, de maravillas clásicas, de anécdotas curiosas, de chistes inocentes, de extraños anuarios. Es el TBO de siempre y puede que hoy día resulte un poco duro, pero merece la pena cada euro que cuesta cada ejemplar.

Aunque ahora que hablamos del precio, es un asunto un poco irónico. El coleccionable son 96 páginas en tapa dura por 8€. No es caro, pero tampoco es barato. El tema es que el contenido sí que era muy barato en su día ya que se pretendía llegar al máximo público posible. Entiendo perfectamente que estos coleccionables están dirigidos a gente muy especialita como servidor, pero es que estamos pagando una edición de lujo por un tebeo que en su día se usaba para envolver bocadillos. La nostalgia nos lleva a hacer este tipo de cosas, pasan los años y pagamos lo que sea con tal de volver a recordar nuestra infancia.

En definitiva, un coleccionable maravilloso lleno de cosas a descubrir en cada página. Es hijo de otra época, a veces parece un poco anticuado, pero es sorprendente en todas y cada una de sus entregas. Si fuera vosotros ni siquiera me esperaba a hacerme con la colección entera, me compraba cualquier número, el que fuera, seguro que contiene algo inolvidable.

P.S. Por si alguien lo duda, claro que se sigue publicando en la actualidad, pero con otro nombre, otro formato y otro precio. Su actual nombre es NG, sale en tapa dura y es caro, que digo caro, carísimo. Y ya no busca un público popular, ahora solo busca a lectores que estén orgullosos de poder permitirse estos lujazos aunque sean aburrídisimos.

Los atrasados de los libreros

| 30 comentarios

Ya vi como ayer alguno le arreo bien fuerte a alguna de los librerías que ha visitado últimamente por algún que otro problema con los atrasados y otras cosillas. Es cierto, sí, algunos libreros tienen problemas con sus atrasados, pero hay problemas y problemas.

cajasatrasados.jpgAbsolutamente todos tenemos alguna que otra historia de terror que contar en torno a alguna librería en donde se nos haya tratado mal, nos hayamos encontrado con una escasez de genero desesperante o simplemente nos hayamos topado con librero... particular. Es raro encontrar una librería con la que estes más o menos satisfecho a la primera y es normal haber deambulado por unas cuantas antes de haberse topado con la definitiva. Una vez un librero malhumorado te dijo que aquello no era una biblioteca y que dejaras de ojear todos los tebeos y le hiciste la cruz y no volviste a pisar la tienda. Otro librero, sin embargo, te hizo una gran recomendación y decidiste que allí te quedabas. A veces son cosas que parecen sin importancia pero que son las que nos terminan decidirnos a comprar en una librería o en otra. Pero que queréis que os diga, cada librero tiene su forma particular de llevar su negocio, no hay dos iguales y cada uno es de su padre y de su madre y etc, etc. Es decir, si un librero lleva mal la tienda y tiene que cerrar, es culpa única y exclusivamente suya, no importa la crisis, si el mundillo va fatal o si se editan tomos o no. Entiendo vuestras quejas al respecto pero ahí poco se puede hacer, el mercado dictara sentencia y la única solución a un mala atención al cliente es dejar de comprar. Que sois de una ciudad donde solo hay una librería y os tienen pillados, mala suerte y os acompaño en el sentimiento, pero de eso sí que podemos culpar a todas aquellas editoriales que decidieron que el quiosco apestaba.

Centrándonos en los libreros buenos y amables y que parecen preocuparse por sus clientes, hay que reconocer que cada día su trabajo es más complicado y para hablar de ello vamos a centrarnos en el tema de los atrasados, que es el tema del post.

Cualquier librería que se precie debe de disponer de un buen stock de tebeos. Las novedades hay que traerlas todas, por supuesto, pero los atrasados son sagrados. Es uno de los mayores placeres que uno tiene al visitar su tienda favorita: bucear entre los atrasados. A veces uno se encuentra con alguna sorpresa especial a un precio bastante interesante y otras simplemente gusta recordar ciertos tebeos antiguos que hace mucho que no lees. Por desgracia, para las tiendas cada día es más complicado tener un buen stock de atrasados. Por un lado se publican tantos títulos al año y de un tamaño tan voluminoso que no hay sitio físico en el que pueda caber ni la décima parte de lo publicado en los últimos meses. Por otro, hay que tener un gran poderío económico para tener inmovilizado en la tienda un stock decente. Pero esto ha pasado siempre y pasara, así que nada nuevo por este lado. Bueno, quizá anteriormente la relación unidad/precio no era tan alta como ahora y eso es posible que influya... bastante. Pero además, es que hoy en día pasan otras cosas.

Los productos sin derecho a devolución. Implican mayor descuento para el librero pero mayor riesgo, si no lo vendes te lo comes. Cuando se hace de una manera controlada y con títulos concretos, todos contentos. Pero cuando se hace indiscriminadamente y a loco y una parte gana mucho a costa de la otra (la editorial a costa de los libreros), se empieza a guardar la ropa y a pedir lo justo, lo que sabes que de verdad vas a vender. Y entonces llegas a la tienda y quieres una cosa en concreto y tu librero ya ha vendido los dos ejemplares que tenía, y entonces te cagas en todo.

Las ediciones limitadas. Esto suele pasar sobre todo con las grapas. Se publica un numero determinado de tebeos y cuando se agota la editorial no sirve más simplemente porque la tirada se ha agotado y no piensan hacer otra. ¿Cómo? ¿Es qué acaso no les interesa vender? Claro que sí, un año más tarde en edición de lujo y mientras tanto en los cajones, colecciones a las que les falta el número 1 porque no se imprimieron más.

La risa con las distribuidoras. De siempre las distribuidoras han funcionado regular, a veces muy bien y a veces muy fatal, pero al final terminaba compensándose los altos con los bajos. En estos últimos tiempos las distribuidoras cada vez han adquirido más poder y mandan en las editoriales haciéndoles que publiquen determinadas ediciones y favoreciendo a las grandes superficies comerciales. De esto ya hemos hablado ayer y es de vergüenza, pero bueno, es lo que hay y punto.

Y bueno, y me esta quedando muy largo y quizá Juanmito lo cuenta muchísimo mejor que yo. Pero vamos, que cada día es más complicado ser librero y tener contento a los clientes. Las editoriales no ayudan lo más mínimo y no parece que tengan ninguna intención de hacerlo.

Los comics son productos de lujo

| 36 comentarios

Es muy interesante el post de Juanmito que habla sobre la situación de las ventas de su tienda el pasado mes de febrero. Con él, deberíamos todos acudir a nuestras tiendas y preguntar que tal les ha ido a ellos. Encontraremos respuestas dispares, para unos ese mes fue horrible, para otros no tanto, pero seguramente todos te contaran que la cosa no va bien y pinta peor.

El pasado sábado estuve en un FNAC de Madrid y me quede sorprendido ante la cantidad de tomos que había sobre los mostradores. Es normal que es las estanterías haya ciento y la madre, allí se mete de todo y se queda los años que haga falta, pero que los mostradores estuvieran desbordados por una serie de tebeos desconocido para mi era algo nuevo. Sí, visito muy poco este tipo de centro, para algo tengo mi librería, pero no soy ajeno a ellos y más o menos sé la cantidad genero que manejan. Pero hasta ahora no me había ocurrido como me paso hace tiempo con el manga: que miro y miro y ni conozco la mitad de lo allí publicado. Ya, que soy pijamero y por extensión inculto, pero os juro que intento estar más o menos al día de las novedades del mercado... ¡incluso me mandan mails las editoriales para decirme que van a sacar! Y ya no solo es que desconozca una gran mayoría... ¡es qué cuestan una pasta gansa!

Como en el FNAC no hay grapa ni nada que se le parezca lejanamente, de vuelta a mi librería a buscar material más mundano y que se pueda permitir mi bolsillo. También hay tomos, muchos, pero estos los tengo algo más controlados. Y grapas claro, pero cada vez menos, cada vez ocupando menos espacio. Esta claro que la grapa y los formatos populares se esta muriendo, por las razones que sean, pero que los tomos carísimos están proliferando como setas es algo evidente. Porque una cosa es que cierre una grapa y a continuación aparezca un tomo con un precio más o menos ajustando a lo que lleva, y otra muy diferente es que aparezcan tochazos a diestro y siniestro que cuestan más de 30 euros y cuyo contenido en más de una ocasión es bastante... dudoso.

Hace muchísimos años, Norma editorial decidió abandonar la grapa para siempre. Su último título publicado en este formato fue The Pitt de Dale Keown en unos precios que no eran de grapa. Y se metieron tal hostia que decidieron que nunca más y que la política editorial a partir de entonces iba a consistir en publicar poco y caro para cubrir costes tranquilamente. Y así es como tebeos como Batman o Superman salieron a unos precios que, después de tantos años, todavía no han sido igualados por Planeta (aunque ya toca). El paso del tiempo ha dejado claro que esa política puede mantener una editorial por muchos años sin problemas. De acuerdo, reduces mucho tu publico objetivo, pero mientras esos cuatro que nos compran aguante...

El problema es que ahora lo hacen todas las editoriales. Por un lado prácticamente no quedan iniciativas para fomentar la lectura entre el gran publico. ¿Cuál es el tebeo más barato que puede comprar un tipo que no lee comics normalmente? ¿El Jueves? Y por otro le han cogido el gustillo a los tomos caros de manera obsesiva... aunque la culpa de esto la tienen también el Fnac y el Corte Ingles. ¿Sabéis que determinadas editoriales tienen apalabradas con ellos una cantidad determinada de ejemplares siempre que sus tomos superen los 30€? Pues adelante, a publicar tochos como locos. Así tenemos que nuestro vicio ahora es mucho más caro que cualquier libro en tapa dura o cualquier edición de lujo en blue ray de una película. Seguramente el beneficio por vender un tomo de 30€ sea brutal, pero al final estamos volviendo a meternos en el gueto del que estábamos saliendo.

No solo la librería de Juanmito lo esta pasando mal, muchas están empezado a sufrir para llegar a fin de mes. Sera la crisis, sera lo que queráis, pero la cantidad de tomos que se esta publicando empieza a ser indecente. El mundillo no se acabara nunca, pero cuando empiecen a cerrar librerías ya veremos que puede pasar. Porque esto solo va a peor y no parece que vaya a cambiar.

¿Dónde se han quedado los mitos?

| 17 comentarios

Tras el bochornoso cartel del año pasado, la Mostra de Valencia ha decidido encargarle el de esta edición a un artista de verdad como Paco Roca, que ha creado una absoluta maravilla digna de todo elogio.

mostra_comic_2011.jpg

Observando atentamente al cartel de Paco Roca, cuesta mucho encontrar personajes creados en este siglo: Emilio, protagonista de Arrugas y que ah sido introducido por el propio autor como un guiño a su obra y Kick Ass, el personaje creado por Mark Millar. Podríamos hasta discutir la inclusión de este último porque aún le queda mucho recorrido para poderse medirse de tu a tu con el resto de personajes del cartel, pero supongo que se habrá buscado meter algún personaje actual que fuera mínimamente reconocible y como este tiene película pues vale, adelante. Pero da un poco de pena no ver a ningún otro personaje reciente en el cartel, no porque Paco Roca no haya querido dibujarlos sino porque no parecen existir.

¿Qué personajes de la categoría del capitán Haddock o del Hombre enmascarado encontramos en las estanterías de hoy en día? Hay que tirar de reediciones para pode encontrar personajes tan carismáticos como estos. Batman, que preside toda la escena tiene más de 70 años y la media de edad de los personajes de toda la imagen podríamos decir que ronda los 40 años. No es el tema que se hagan mejores o peores tebeos, que siempre hay unos cuantos muy buenos que echarse a la boca, sino más bien a que cuesta encontrar personajes que calen hondo entre todos, no solo entre los cuatro aficionados de siempre.

Últimamente me siento como esos personas que aparecen navegando en el cartel y que se sienten fascinadas por todas esas antiguallas que les rodean. Son maravillosas, son extraordinarias, pero son producto de otras épocas, de otra cuatricomía más ingenua e inocente. Seguramente vagan sin rumbo y perdidas y quizá esperan llegar alguna vez alguna parte. Yo también lo deseo y también deseo que vuelvan a llegar esos viejos buenos tiempos. Pero parece que cuesta, que cuesta demasiado.

Cambia el color del blog

Sobre este archivo

Esta página es un archivo de las entradas de Marzo 2011, ordenadas de nuevas a antiguas.

Febrero 2011 es el archivo anterior.

Abril 2011 es el siguiente archivo.

Este blog se actualizará diariamente de lunes a viernes. Bueno, quizá no, pero se intentará.

Para cualquier cosa puedes mandarme un mail a pedro ARROBA untebeoconotronombre.com (sustituye la arroba por su símbolo, lo siento, lo hago así porque me están friendo a spam.

El autor de los textos es Pedro García, si quieres saber algo más de él, puedes leer lo que escribió cuando el blog cumplió el segundo aniversario.

El dibujo de fondo esta realizado por el artista marveliano David Lafuente. Si quieres descargartelo puedes hacerlo desde aquí.

El copyright de las imágenes pertenece a sus autores. Los textos se encuentran acogidos bajo la siguiente licencia.

Creative Commons License

Powered by Movable Type 4.34-en