Sufriendo la Convergencia. ¿Pero qué hemos hecho?

Y llegamos al final de este crossover que tanta alegría tristeza indiferencia ha traído a nuestras vidas. Después de este habrá otro sobre conclusiones finales, luego dos o tres post no relacionados y a continuación nos meteremos con Secret Wars que sé que los estáis deseando.

El villano que se metió en medio de la historia sin venir a cuento

convergence7Habíamos dejado a tal Deimos como dueño y señor del planeta donde se encuentran todas las ciudades perdidas del multiuniverso. La verdad es que no me apetece perder demasiado tiempo con este señor ya que me da bastante rabia que sea protagonista de la saga alguien que aparece en medio de la historia y que esta claro que no pinta nada en ella. Así que resumiendo, Deimos reúne a todos los villanos que puede y los lanza contra todos los superheroes para que los dibujantes se luzcan dibujando varias páginas dobles llenas de gente posando con cara de mala hostia. Los villanos se dan cuenta que están siendo utilizados, se da la vuelta a la tortilla y todos van a por Deimos. Total, que se lo cargan y todos felices y comieron perdices… espera, ¿pero el Deimos este no había robado la energía de todos los señores del tiempo y ahora esa energía esta todo loca y amenaza con destruir el tejido de la realidad? Efectivamente, hemos llegado al momento donde en saga anteriores Superboy se liaba a puñetazos con la realidad. ¿Qué se les habrá ocurrido en esta ocasión?

Reiniciando el multiuniverso

El último número de la saga comienza con una escena que ya hemos visto bastantes veces en los comics DC: todos los universos conocidos y por haber están a puntos de ser destruidos. Otra vez. Ya sabes, un martes cualquiera. Así que la solución para resolverlo todo es… es… ¿Brainiac? Sí, sí, Brainiac. No me preguntéis por qué, pero los héroes se traen a Brainiac de la nada para dar lugar a una serie de páginas maravillosas que son mis favoritas de toda la historia.

Brainiac cuenta que al principio era un tipo normal y corriente que se dedicaba a surcar el universo secuestrando ciudades como haría cualquier tipo normal y corriente. Y que era feliz. Pero entonces ocurrió el Flashpoint y el New 52 y se hizo la picha un lío. Empezó a ver que había muchos Brainiacs diferentes y que había muchos multiuniversos y que cada Brainiac hacía cosas que no terminaba de entender. Así que por favor, por favor, por favor muy fuerte, ¿podrían volver a ser las cosas como eran antes? Brainiac decide devolver todas las ciudades a su lugar de origen espacial y temporal pero resulta que… ¡las primeras Crisis lo están jodiendo todo! Ahí empezó todo y ahí se echo todo a perder. Por eso varios héroes de distintos universos se ofrecen voluntarios para patearle el culo a las Crisis esas. Se van a enterar.

braniacmultiuniverso
En muy pocas páginas, porque ya no les quedan, los guionistas Jeff King y Scott Lobdell (sí, ese Lobdell) se marcan una critica feroz a todo lo ocurrido en DC en los últimos 30 años. Lastima que en este punto la historia es tan confusa y con tan poco sentido que ya no le importa a nadie. Esto lo hace Morrison y se caga la perra.

Vuelta a donde estábamos… ¿dónde estábamos.?

VUELVE EL MULTIUNIVERSO TAL Y COMO LO CONOCIAMOS SIEMPRE. Pero, ¿eso que quiere decir? ¿Qué seguimos en New 52 ? ¿Qué estamos antes de las Crisis? ¿Después? ¿En medio? En las últimas páginas intentan aclararlo pero yo no he logrado enterarme de nada. Parece que existen todas las tierras con todas las versiones a la vez, tanto precrisis como postcrisis o post la saga que os de la gana. Están todas las historias ahí, disponibles para que cualquier autor vuelva a retomarlas. Como siempre vaya, pero antes nos habían prometido que no, que se acabo tanto lío, que mejor un solo universo, o mejor dos, o mejor 52, pero que de infinitos nada. Pues sí hijo si, infinitos otra vez. Y bueno, poco más hay que decir. supongo que dentro de 6 meses habrá otro evento para cargarse todas las tierras que sobran. Ya sabéis, las Crisis son para siempre.

convergenciafinal

Sufriendo la Convergencia. Giro inesperado

Ya estamos llegando al nudo de la historia donde se supone van a ocurrir cosas maravillosas, grandiosas e inesperadas. Bueno, al menos una de tres, no esta mal.

convergence4Habíamos dejado a nuestros héroes de Tierra 2 dando vueltas por el planeta a ver si encontraban algo que les ayudara a desfacer este entuerto. Vamos, el típico darse un voltio a ver que se sacan los guionistas de la manga. Así que de repente, en medio de la nada, se encuentran con un tipo llamado Deimos que dice saber como sacarles a todos de allí. Acabáramos, ¡así de fácil era! Dar una vuelta y mágicamente aparece un tipo con… ¿nombre de villano? ¿aspecto de criminal? A ver, ni que esto estuviera lleno de tipos malvados paseando por todos lados, alguno seguro que es de fiar. Así que sin ningún motivo para dudar de él nuestros héroes deciden seguirle hasta el interior del planeta donde casualmente se encuentra Skartaris, una ciudad a la que le gusta meterse en el centro de la Tierra. Deimos les cuenta que era el justo gobernante de aquellos dominios pero que un día vino un tal Warlord a echarle a patadas de allí. Así que si le ayudan a recuperar su trono, él sacara de la prisión de Skartaris a los Maestros del tiempo que casualmente se encuentran allí y que seguro saben como escapar del planeta. Parece todo bastante improvisado sobre la marcha, ¿no?

Interrumpimos la historia durante una doble página para enseñaros que hay muchas peleas por todos lados para que os compréis todas esas series que estamos sacando al tun tun. Volvemos a los estudios principales en Skartaris.

Los héroes pelean para conquistar Skartaris pero se dan cuenta que algo va mal cuando al final de la batalla Deimos utiliza su magia para robarle los poderes a los Maestros del Tiempo y traerse al mismito Brainiac a la fiesta. Vaya, este tipo que realmente parecía un ser malvado tiene un avieso plan oculto. ¡Sorpresa! Pero no es la única, ya que gracias a sus nuevos poderes, puede acceder a la memoria de Brainiac y… ¡resulta que Telos en realidad no era parte del planeta! ¡Sorpreson inesperado!

Hace mucho tiempo, Galactus Brainiac apareció para comerse terraformar el planeta. Pero decidió ofrecer a uno de sus nativos un trato: salvar a su familia a cambio de convertirse en su heraldo encarnación viviente del planeta. Menudo a quien narices le importa nada de esto, ¿eh?

Terminando, que Deimos se convierte en un ser todopoderoso, se carga a Brainiac con un chasquido de dedos, se deshace de los héroes como quien se sacude el polvo y activa la megafonía del planeta: se acabaron las luchas entre ciudades. Quien quiera vivir simplemente tiene que jurar pleitesía al nuevo amo y podrá vivir para siempre o hasta la siguiente crisis. Todo esto se resolverá en el último post de la saga: comencé leyendo una serie y a mitad me la cambiaron por otra distinta.

El cachondeo de las batallasconvergence_nightwing_Oracle_final entre ciudades

Cuando se hablaba de guerras entre ciudades me había imaginado combates épicos, mucha violencia, algunas muerte y sobre todo ciudades destruidas. Pero en realidad hay combates de tres al cuarto, violencia la justita, casi ninguna muerte y… ¡no hay ciudades destruidas! Esta última parte es la que me ha dejado más descolocado. En casi todas las series tras la batalla entre los dos bandos con su vencedor y su vencido se quedan en plan: ¿y ahora qué? Pues ahora nada, nos volvemos a casa y un placer habernos conocidos. Y todos siguen su vida como si nada. Me dejo piedra literalmente ver como Nightwing y Oracle preparaban su boda, invitaban a todo el mundo y vivían felices y comían perdices… ¿y la tragedia que esta sobre sus cabezas qué? Pues así con todo, los finales de las series son totalmente anticlimaticos y no tienen nada que ver con la temática general de la saga. Es totalmente desconcertante en serio, como si los guionistas pasaran de la serie en general. En fin, como ya se han acabado las guerras entre ciudades en la saga principal ya no hará falta seguir leyendo esto, ¿verdad?

Pues ya solo nos queda el desenlace. A ver que se les ha ocurrido a los chicos de la gran D acompañada de una C.

Sufriendo la Convergencia. Figuras de acción

Estamos acercándonos a la mitad del evento y ya se empiezan a notar las primeras rampas de subida que hacen difícil la lectura del mismo. Y es que, intentar leerse un macroevento de una sentada es una tarea inhumana.

Mi intención era irme leyendo los supuestos cruces semanales de las otras series que DC iba publicando cada semana pero no hay dios que aguante tragarse varios de esos seguidos. Sobre todo porque les han dado un argumento masticadito y casi todos lo siguen al pie de la letra:

Aparece una cúpula que aísla a una ciudad del resto del mundo y quita superpoderes a todo quisqui. El superheroe protagonista tiene una crisis existencial preguntándose que va a ser de su vida sin sus poderes pero aún así sigue combatiendo el crimen a su manera. De repente una voz gigante les cuenta que en realidad han sido secuestrados y que se tienen que matar unos a otros si quieren sobrevivir. Aparece un personaje de otro universo. Tollinas. El héroe vence, hace un juramento prometiendo que jamás volverá a pasar hambre y se acaba la serie.

Por supuesto, de vez en cuando hay variaciones pero en general casi todas son así. Y cuando vas por la cuarta serie y nuevamente te encuentras la misma mierda otra vez se te llevan los demonios. Y da mucha rabia porque la idea de esas series no era mala. En teoría nos iban a mostrar a versiones antiguas de personajes cuya continuidad ya no existe y lo que hubiera sido su vida de seguir publicándose sus tebeos. Pero en dos número no da tiempo a gran cosa sobre todo cuando tienes que meter lo de la cúpula y el enfrentamiento inevitable con el enemigo. Buenas intenciones que en el 99% de los casos se han quedado en nada. Así que voy a intentar leérmelas a otro ritmo, porque la lectura de dos de estas miniseries seguidas produce narcolepsia.

Y mientras tanto en la serie principal

convergence2Una vez establecida la premisa en el número anterior, hay que empezar a desarrollar la trama que es lo más complejo cuando se crean este tipo de eventos. Porque en la editorial todos tienen claro como empieza y como acaba, ¿pero cómo rellenas los 6 números que van en medio sin cagarla demasiado? Ay, que tiempos aquellos donde matabas a Flash y a Supergirl en medio de la serie y era todo una conmoción.

Al parecer los protagonistas de la serie principal van a ser los héroes de la serie de Tierra 2 que DC te dijo que no hacia falta leer para entender esto. Así que hola Superman Negro, hola padre de Batman, hola gay Linterna verde y hola al resto de personajes desconocidos que se parecen a personajes que conozco pero que en realidad son diferentes.
Bueno, como ya dijimos en el post anterior, estos son los únicos héroes del planeta que no tienen ciudad a la que defender, por lo que con nada que perder su objetivo va a ser intentar joder la marrana y derrotar al malvado planeta que los tiene prisioneros. Así que, ¿qué es lo primero que tú harías si tuvieras que luchar contra un planeta entero? Efectivamente, liarte a hostias con él. Para que entiendas la futilidad de ese acto, ¿por qué no le pegas dos o tres golpes al suelo que tienes debajo de tus pies? ¿Ya lo has hecho? ¿Te sangran los nudillos? ¿Has derrotado al planeta Tierra? ¿No? Pues habrá que pensar en otra cosa. Total, que una vez que el planeta se cansa y decide dedicarse a otras cosas los héroes se dedicaran a deambular de un lado a otro buscando algo con lo que derrotar al planeta. Y en esas estamos, dando vueltas de un lado para otro a ver si encontramos algo como señores de esos que viajan por el tiempo que seguro que saben como arreglar este tipo de cosas. Eso ya para el siguiente post que aún no me he leído como sigue esto.

Thomas Wayne. Dead Man Walking

El personaje del padre de batman convertido en Batman es bastante chulo la verdad. En su universo alternativo Bruce es asesinado tarde o temprano y él se pone el manto para vengarse o para honrar la memoria de su hijo o porque simplemente queda elegante. Lo que pasa es que a partir de ese momento esta todo el rato “si yo pudiera hacer algo para que mi hijo viviera”, “si yo pudiera sacrificarme”, “si me dejaran cambiar su vida por la suya”. Vamos, que lo esta pidiendo a gritos y sabes que tarde o temprano la va a palmar de una manera u otra. Y la verdad es que siempre que lo hacen impacta mucho y queda muy emotivo, pero cada vez que lo veo aparecer en un viñeta siempre estoy pensado: ay que lo van a matar, que me lo matan. Y claro, si aparecen todos los enemigos de Batman a la vez para hacerlo, pues estas comprando todos los boletos. Y pasa lo que tenía que pasar.
Mención especial a la aparición del Joker disparando a Grayson y dejándolo paralitico de por vida. Estos de DC son unos cachondos.

Kandor, la ciudad más secuestrada de la historia

convergence3Una de las escenas más divertidas de estos primeros números se produce en Kandor cuando el planeta va a ver porque se niegan a luchar por la supremacía de su ciudad. Estos se ponen muy dignos diciendo que ellos fueron la primera ciudad secuestrada por Brainiac y que eso tiene que conllevar ciertos privilegios. Un síndrome de Estocolmo de libro, pero claro, con la cantidad de años que lleva secuestrada esta gente, para no hacerse a la vida dentro de una botella. En fin, que como se ponen chulos el planeta no tiene más remedio que darles una lección y decide matarlos a todos con un dialogo muy acertado que hubiera hecho que la serie se acabara inmediatamente: “La vuestra es una raza de Supermanes. Podríais haber ganado fácilmente este conflicto” Efectivamente, tiene toda la razón del mundo, por eso todos mejor muertos y hasta la próxima aparición de la ciudad más secuestrada de toda la historia.

Bueno, pues ya estamos llegando a la mitad del camino y poca chicha por ahora. Muchas escenas molonas pero poca trama, prácticamente ninguna. A ver si para la siguiente entrega ya nos enteramos que plan tienen los héroes para vencer al planeta, porque por ahora esto parece un chaval jugando con sus muñequitos rotos y moviéndolos de un lado a otro a su antojo.

Sufriendo la Convergencia. Así empieza

Durante estos días vamos a sufrir todos juntos la Convergencia. Es decir, yo la voy a sufrir en mis propias carnes y vosotros leyendo lo que tengo que decir al respecto. Es un trato justo, todos sufrimos por igual… bueno, creo que yo más, aún no lo tengo decidido.

Antes de empezar, ¿es necesario haberse leído algo anteriormente para entender de que va esta serie? No que va, para nada, si esto seguro que se entiende solo. Aunque si tienes cinco minutos libres léete antes Futures End , Earth 2 World End y Superman Doomed. Solo son unos 80 números más o menos. Y si tienes más de cinco minutos, por favor, léete todos los cómics habidos y por haber del universo DC que van a intentar meter todos y cada uno de los universos que se les ocurra en esta serie. Pero de verdad que no hace falta, que más o menos van a intentar explicarte en cada número de que va esto. Aunque cuando más conocimientos previos tengas, más disfrutaras de la serie… aunque no sé si la palabra disfrutar es la más adecuada. Dicho esto, al turrón.

Todo empieza en el kilometro 0

convergence0Convergence 0 es el primer número del macroevento y donde deberían dejarte claro de que va todo. El único problema es que todo empieza con una paja mental de las que Morrison se montaba cuando era adolescente: Superman y un gigantesco Brainiac tienen una conversación sobre lo humano y lo divino en la que hablan de sus cosas aunque en ningún momento Superman entiende de lo que están hablando. En un giro totalmente inesperado, Brainiac se pira en medio de la conversación, dejándose incluso una frase a medias, como cuando ya es de madrugada y estas viendo una película en tu sofá mientras empiezas a dar cabezadas y se te cae la babilla… pues la misma sensación. Así que Superman decide investigar que es lo que esta pasando y tras darse un voltio por los alrededores se encuentra con una especie de clon de Brainiac que según va cambiado de cara le va contando exactamente la premisa de la miniserie.

Erase una vez que se era un planeta viviente llamado Telos que vivía su vida feliz y tranquila hasta que Brainiac lo encontró y se dio cuenta que era el lugar ideal para depositar todas esas ciudades que se dedica a secuestrar de vez en cuando. Pero no cualquier tipo de ciudades, sino esas cuyas continuidades se va cargando Didio de vez en cuando. Así que Brainiac saca al planeta del tiempo y el espacio (¿Qué cómo lo hace? Pues yo que sé, lo hace y punto, es lo que se dedican a hacer este tipo de villanos cósmicos) y allí lo tiene recogidito, estudiando las ciudades cuando tiene ratos libres. Pero resulta que hace tiempo que no aparece por allí, al parecer esta intentado robar una ciudad del universo DC y los superheroes no le dejan, por lo que el planeta lleva muchos años solo y se esta volviendo loco. Así que tiene una idea peregrina y decide que una de las ciudades que alberga no merece estar allí, que es una cosa rota, insulsa, pero no sabe cual, así que tiene una gran idea: que te compres el siguiente número de la miniserie. ¿Te ha quedado ya todo claro? ¿Aún no?

Pero en realidad todo empieza en el número 1

convergence-fightforyourcitySi te has leído la serie de Earth 2… ah, ¿que no? ¡Pero si habíamos quedado que no era necesario haberse leído nada antes! Bueno, en las primeras páginas vemos los últimos momentos de la Gotham City de ese universo y como el planeta Telos se intenta traer la ciudad antes de su destrucción pero no calcula bien y solo se trae a unos cuantos de sus héroes. Aprovechando que se han pegado el viaje y que ir para nada es tonteria, aprovecha para  explicarles su rebuscado plan: hacer que la gente de todos las ciudades de los multiuniversos luchen entre ellas hasta que solo quede una ciudad que sera la única digna de sobrevivir por los tiempos de los tiempos. Lógico, ¿verdad? Así que o se matan entre ellos o él se dedica a destruir a las que no quieran. Y ya tenemos el lío montado. Mundos morirán, se supone que uno solo vivirá y el universo DC nunca sera el mismo… vamos, lo que pasa siempre en todos los eventos de la editorial.

Mientras tanto en las series sacacuartos

convergencequestionA cada número de Convergente le acompañaba una retahíla de series que se relacionaban de alguna manera con lo que pasaba en la serie principal y que nos mostraban como eran esos universos de antes del New 52.

¿Habéis visto esa serie basada en un libro de Stephen King llamada Bajo la Cúpula? Pues de eso van todas las series, de mostrarnos como intentan vivir su vida después de ser secuestrados por Brainiac. En todos los casos aparece una cúpula sobre sus cabezas, todo el mundo pierde sus poderes y el contacto con el mundo exterior. Y bueno, más o menos se dedican a lo de siempre, a combatir el crimen a su manera, es decir, a mamporrazos. Una vez establecido el contexto, se les aparece la encarnación del planeta que les dice lo mismo que en la serie principal, que se tienen que matar entre ellos y casi todas acaban con la visita de un ser de otro de los universos en plan: ahora nos vamos a dar de hostias pero bien dadas. Y ahí se queda el cliffhanger para que te compres el segundo número de cada miniserie.  Vamos que acción muy poca y muy contada.

Como era de esperar la mayoría de las series son bastante mediocre y de corte alimenticio. Leerse todas es pesadísimo porque esta semana la mayoría se centraban  en Gotham City desde el punto de visto de un héroe diferente y la primera o la segunda vez que lo lees tiene un pase, pero luego todo es rollo, rollo y más rollo. Para mi solo hay dos series que parecen interesante, la de Superman en la que vemos como viven su vida un Clark y una Lois embarazadisima y que esta maravillosamente dibujaba por Lee Weeks. Y The Question, donde Rucka se dedica más a contar una historia que a hacer caso a la miniserie principal. La verdad es que solo son dos pequeñas gotas en un mar poco profundo y demasiado insulso.

Y una vez establecida la premisa, ¿qué nos depararan los siguientes números? ¿Tollinas y más tollinas o habrá algún tipo de argumento en medio? Ay, cuanto sufrimiento nos queda aún por padecer.

Sufriendo la Convergencia. Preludio

¿Vas a hablar de Convergencia? ¿En serio? Pero si tiene que ser malo, que digo malo, malísimo… Un momento, un momento, ¿tu te lo has leído? Ah, que no, que solo intuyes que es malo. Pues a mi me pasa lo mismo, que tampoco lo he leído y lo peor de todo es que me da una pereza enorme. Pero me he dicho ¿tu no tienes un blog que te obliga a leer lo que comentas? Sí, claro que lo tengo, así que manos a la obra.

Tanto Convergence como Secret Wars se han convertido en auténticos muros para mi. Quiero leerlos para ver de que van pero como ya comente hace unos días, se me esta haciendo cuesta arriba. Así que he decidido que para obligarme a leerlos voy a utilizar el blog y a sus lectores para forzarme a hacerlo. No os puede dejar tirados y si he dicho que voy a leerme toda la serie… ¡voy a leerme toda la serie! Ya, ya, seguro que alguno esta pensado, por mi no lo hagas, si esa serie me da igual, si por mi que te la pique un pollo. ¡No quiero oír nada de eso! El blog me obliga y yo no puedo resistirme, tengo que ponerme manos a la obra a ver que sale de ahí.

Así que a partir de hoy se inician una serie de post primero sobre Convergencia y a continuación sobre las Nuevas Guerras Secretas. No sé que duración tendrán porque aun no me he leído un solo número de estas series así que todos estamos juntos en el mismo barco. Aunque os pido que no os preocupéis, no serán los típicos post al uso de: “en este número Batman se pelea con Superman, mientras tanto Robin se rompe una uña”. Voy a intentar hacerlo más ameno y describir tanto el contenido de los tebeos como la angustia existencial que produce su lectura. El objetivo no es leer la Convergencia, es sufrirla. Y vamos a sufrir con ella, ¡bien que vamos a sufrirla! Dicho esto, empecemos.

La primera víctima de la Convergencia es… el fin del futuro

futuresend48Futures end fue otra de esas series semanales que DC lanza todos los años y a las que nadie les presta la más mínima atención. Esta moda la inició Didio con 52 ya que como todos sabemos que igual que existen 52 universos en DC, el año tiene 52 semanas, así que es de cajón que una serie llamada de tal manera se publique semanalmente. Bueno, es de cajón en la mente de Didio, al resto de la humanidad jamás se nos hubiera ocurrido. El tema es que esa serie no estuvo mal, tuvo sus momentos y en general podemos decir que fue más o menos satisfactoria. El problema es que las que vinieron después fueron un autentico desastre: Countdown y Trinity. Como las ventas empezaron a ir cuesta abajo en DC se dedicaron a otro tipo de experimentos casi quincenales (Brightest Day o JLA Generation Lost) hasta llegar al desvarío definitivo: dos series semanales a la vez. Lo que pasa es que una era Batman Eternal y claro, cualquier cosa que lleve a Batman en portada vende aunque dentro contenga 24 páginas en blanco. La otra era este Futures End y claro, como quieres que nadie te preste atención con Batman todas las semanas en el quiosco…

Por increíble que pueda parecer Futures end es una gran serie, de verdad, no os estoy engañado. De acuerdo, los primeros números son algo dubitativos y les cuesta arrancar, pero en el momento en que los jefazos dejan de prestar atención a la colección la cosa cambia y ocurre una serie de acontecimientos extraordinarios  que no se ven desde hace mucho tiempo en los comics de DC: las tramas avanzan, los personajes se desarrollan y maduran, las historias tienen una conclusión satisfactoria… ¡es un tebeo de DC rarísimo! Es de lo mejor que he leído de la editorial en mucho tiempo pero tiene un pequeño problema. Yo pensaba que iba a durar 52 números como es lo habitual, pero después del 48 no hay más, ahí se acaba. Es una cosa bastante extraña porque llegas al final y la trama sobre la que va toda la historia todavía sigue abierta, pero como aún quedan 4 números  les da tiempo de sobra a resolverla de una manera satisfactoria. Pero nada, se acaba el tebeo y aparece una nota de “Va a empezar Convergencia ahora que se ha acabado esta serie” ¿Qué? ¿Cómo? ¿Cuándo ha pasado eso? Menuda manera de destrozar el final de lo que podría ser una serie memorable.

Uno de los mejores tebeos del año, donde menos te lo esperas

graysonfuturesendDurante un mes todas las colecciones de DC hicieron cruce con Futures End en la típica maniobra sacacuartos. Esta vez además aderezadas con esas portadas holográficas que hacen que haya gente que compre el cómic sin tener ni idea de que va su contenido. Y bien que hacen porque en general la mayoría de números publicados ese mes fueron horribles.Hubo alguno que fue más o menos decente, que siempre hay algún autor que se esfuerza un poco más y una joya entre las joyas, un tebeo excepcional y que es increíblemente bueno: Grayson Futures End. Sí, sí, hablamos del Nightwing de toda la vida. Y para leérselo no hace falta saber nada del crossover general, ni de la colección ni de nada. Por eso es un cómic tan especial, simplemente hay que leérselo y encontrarse ante una historia brutal que te deja muy sorprendido porque no esperabas nada de nada en este tipo de cruces tan alimenticios. Para mi sin duda el mejor tebeo que publicó DC el año pasado.

Y dicho todo esto, en el siguiente agarraremos el primer número de la Convergencia y veremos que pasa. Esperemos no sufrir demasiado.

Palabrita de Moore

“my intention at the end of that book was to have the two characters simply experiencing a brief moment of lucidity in their ongoing very weird and probably fatal relationship with each other, reaching a moment where they both perceive the hell that they are in, and can only laugh at their preposterous situation. A similar chuckle is shared by the doomed couple at the end of the remarkable Jim Thompson’s original novel, The Getaway.”

Alan Moore sobre el final de la broma asesina

killingjokerainPues eso es lo que ha respondido hace poco Alan Moore a una pregunta sobre la ambigüedad de la escena final de su obra. Supongo que servirá para cerrar muchas bocas y habrá dejado retratados a unos cuantos, ¿verdad? Pues no, en absoluto, de ninguna de las maneras. Moore ha hablado sobre las intenciones que tenía para esa escena. Intenciones, esa es la palabra clave. Un autor puede tener todas las intenciones que quiera, pero luego a la hora de quedar plasmadas en el papel esas intenciones pueden estar diciendo realmente otra cosas. Sencillamente el autor puede equivocarse o el autor puede no tener ni idea de lo que esta diciendo. Así que en su mente puede estar pasando una cosa pero a la hora de escribirlo puede decir esta pasando algo completamente diferente. Es normal, le pasa a Moore y les pasa a todos.

Lo que siempre hay que tener en cuenta a la hora de escuchar las palabras de un autor es que es un mentiroso profesional. Su trabajo consiste en contarnos mentiras, en fabular historias que nunca han ocurrido, en engañarnos en cada viñeta. Si existe un rey del engaño ese es Moore, uno de los creadores más increíbles que ha dado el medio. Nos cuenta mentira tras mentira tras mentira. No solo en sus cómics, también en sus actuaciones de magia, ¡que demonios, en su vida real!  Moore miente, lo hace mejor que nadie y eso es una gran bendición para nosotros. ¡Toda la Broma Asesina es una gran mentira! ¡Toda! ¡Desde su primera viñeta! Es parte de la gracia de la historia, que no sabemos si lo que el Joker cuenta es verdad o es otra gran mentira. Seguramente esto último.

Todo esto no quiera decir que desacreditemos siempre las opiniones del autor sobre su obra. Al contrario, hay que oírlas y escucharlas muy atentamente porque seguramente nos dirán cosas muy interesantes sobre lo que estamos leyendo. Pero una cosa es la génesis de la obra y otra muy distinta las ideas que esta desprende. La creación y la obra pertenecen totalmente al autor, pero es el lector el dueño de las ideas que está generan. Da igual lo que el autor haya querido decir, da igual lo que el dibujante haya querido interpretar, da igual como este plasmado el resultado final en la página. Lo que importa es como el lector interpreta todo aquello y las ideas que le vienen a la mente. Eso es lo que hace tan bonito este y otros medios, que tienen una gran vida una vez que abandonan la pluma de su creador. Cuanto más interesante sea una obra más debate creara y según crezca el volumen de opiniones estas se alejaran más y más de las ideas iniciales de su creador.

Así que puedes volver al principio y tomar las palabras de Alan Moore como si fueran tuyas, es una opción. Pero luego no vayas restregándole a la gente que en realidad quiso decir esto o quiso decir lo otro. Quiso decir cualquier cosa, pero el final de la Broma Asesina es tuyo para que lo interpretes como te da la gana. No te cortes, hazlo. Es tu deber, que digo deber, es tu obligación como lector. Disfruta la obra más allá de las intenciones originales del autor, demuéstrale que su trabajo es tan bueno que esta abierto a millones de interpretaciones. El cómic no es un mundo de ideas fijas, es un mundo de miradas infinitas.

P.S. Por supuesto, en este blog ya discutimos en su día sobre el final de la Broma Asesina 1 y 2. Y puede que algún día volvamos a hacerlo, una sola página con tantos y tan diferentes matices solo puede calificarse de genialidad.

El evento te devuelve la mirada

Si has venido aquí para encontrar una crítica del evento de moda en la actualidad, Secret Wars, o del que jamás lo estuvo, Convergence, has llegado al lugar equivocado porque… porque… paso al frente, carraspeo, cabeza alta… yo… yo… no me los he leído. La razón es simple: soy demasiado viejo para esta mierda.

chip-kidd-convergenceNo hay nada que te haga sentirte más viejo que visitar una librería y no tener ni la más mínima idea de que tebeos son esos que te están mirando a la cara. Crees reconocer a alguno de los personajes, puede que te suene alguno de los títulos, pero en general estas más perdido que un pulpo en un garaje. Y lo peor de todo es que no ha pasado demasiado tiempo desde tu última visita. Puede que un mes, o quizá dos como mucho. En realidad es muy poco tiempo pero puede que demasiado en este cambiante mundo de los tebeos donde se crean y se destruyen universos mientras parpadeamos. En Convergence y en Secret Wars han llevado este extremo a su punto de locura más absoluta. Son totalmente imposibles de seguir, ¡incluso leyéndose todos los tebeos!

Ya contamos en su día el origen de Convergence, un evento nacido más de la necesidad que del sentido común. La cantidad de títulos publicada semanalmente es simplemente demencial. No has terminado ni de leerte la cuarta parte de los títulos publicados esa semana y ya estan sacando otra carretada de cómics la semana siguiente. Ya, ya, ya lo sé. No hay que leerse todo. Por supuesto, jamás ha hecho falta leerse todo, ni creo que nadie se lo este leyendo todo, pero… ¿y lo mínimo para entenderlo? Porque echarle un vistazo a un diagrama de lectura es descorazonador. Y no soy el único que se hace un lío demencial con esto. Aquí tenéis gente en reddit preguntándose exactamente lo mismo. Lo peor de todo es que el resultado final de toda la serie parece que se puede reducir en una sola frase: el multiuniverso ha vuelto.

Pues con Secret Wars más de lo mismo pero aumentando a la enésima potencia. Para intentar meterse en la historia no solo hay que intentar seguir ciertos cómics claves, sino que además hay que tener un conocimiento previo muy grande para saber en que narices nos estamos metiendo. Esta lista da autentico miedo. Sobre todo porque incluso sí te has leído todo lo que va antes, ¡no tienes ni idea de qué va la serie! Echadle un vistazo a la guía de lectura que ha preparado Panini. ¡Es uno de los mayores sinsentidos que he leído en toda mi vida! (me refiero a la historia, la guía es un trabajo brutal que ya les gustaría a los de la acera de enfrente). En serio, ¿cómo esperan que cualquiera se acerque eso? Imaginaros un lector nuevo. Da autentico pavor.

Pero claro, ahí esta el truco, realmente no esperan que nadie entienda nada de nada. Están jugando a confundirnos de tal manera que te lances a comprar cualquier cosa. Total, con algo vas a picar seguro ya que te has dado el viaje hasta la tienda. No te vas a ir con las manos vacías con esas portadas tan chulas, ¿verdad? Venga, hombre, llévate una o dos… o diez o quince, no seas tímido. Lo que como estrategia promocional es… es… no tengo ni idea de lo que es, pues como siempre pasa en este tipo de evento están vendiendo un montón en los USA. (ya hablaremos en un post futuro ya hablaremos del timo actual de las ventas y las portadas alternativas). Así que, ¡qué mas da! ¡Qué sigan haciendo locura tras locura! ¡Ni que a nadie le importaran! ¡Todos a comprar como posesos!

Ay, a mi estas cosas me hacen sentirme viejo, muy viejo. Esto es cosa de los jóvenes y sus youtubers y y su capacidad de estar a cinco cosas a la vez y poder seguir mil series que nacen, mueren y se reproduce a ritmo de flow y swag. Dicho esto y asumido que ya el abuelo necesita tomarse sus pastillas, ¿queréis que me lea alguna de las dos? ¿Cuál y sobre todo por qué?

P.S. Desde que empezaste a leer este post hasta que has llegado al final, Marvel ha lanzado seis colecciones nuevas de las que acaba de cancelar cuatro. Las otras dos restantes serán renombradas y relanzadas con personajes totalmente distintos. DC mientras tanto ha creado diecisiete tierras alternativas nuevas. No tienen ni idea que hay en cada una de ellas, sera una total sorpresa tanto para el lector como para el escritor que se encargue de ellas.

El fin es para siempre

Creo recordar que yo tenía un blog de cómics… sí… es posible… hace mucho tiempo de eso. Un blog que de vez en cuando no estaba mal del todo y tenía alguna que otra cosa buena. Aunque muchas otras veces… mejor no hablar del tema porque tenía algunas cosas para hacérselas mirar, ¿eh? Aún así tenía su aquel por lo que es posible que quizá alguien, en su pequeño corazoncito, lo eche de menos. ¿Dónde se habrá metido el tipo que lo escribía? ¿ Desapareció y jamás se supo a volver de él?

fantasticfourtheendEl fin es para siempre (the end is forever) es el título de la última historia de los 4 Fantásticos. Escrita por James Robinson y dibujada por Leonard Kid supone el final de una etapa y el final de la serie. Es un magnifico fin de fiesta y si lo habéis leído quizá no hayáis encontrado una gran historia ni una de las mejores etapas de la colección. Pero lo que sí habréis encontrado es un cómic de los 4 Fantásticos de los de siempre. De los que enfrentaban a la familia con nuevos e imaginativos retos, de lo que nos descubrían maquiavélicos enemigos capaces de rivalizar intelectualmente con el propio Richards, de los que nos mostraba como el Doctor Muerte es la encarnación viva del mal. Es un cómic de los de toda la vida, de los que se hacían hace mucho años y de los que ahora mismo son muy raros de encontrar. Un cómic clásico, pero sobre todo, un buen cómic.

Que sea bueno o malo o que pueda vender más o menos en realidad no le importa un pimiento a la editorial. Debido a una extraña lucha de poderes entre Marvel y la Fox, actual poseedora de los derechos cinematográficos de los personajes, la colección ha dejado de existir a causa de… debido a… es muy complejo y largo de explicar y ni siquiera nadie tiene claro lo que esta pasando. Básicamente hace muchos años Marvel le vendió los derechos de los 4F y mutantes a la Fox y ahora los quiere de vuelta. Los derechos de la Primera Familia en realidad no valen un misero duro peroooooo los de los mutantes están dando millones y más millones en las taquillas, y como todos sabemos, el dinero lo ensucia todo. Así que la Fox no suelta prenda y lo que quiere negociar es un cambio de cromos, yo te doy estos pero si tu me das estos otros. Pero la Marvel ha decidió que se pone chunga y no respira y cierra la colección y hace desaparecer a los personajes del mapa y ahora a ver quien va a ver la próxima película de los 4 no-sé-quienes-son.
Es muchísimo más complicado que todo eso, claro. Prácticamente implica tener que hacer una tesis doctoral si te quieres enterar de lo que esta pasando realmente. Lo único que esta claro es que nosotros, los lectores, estamos jodidos.

Así que para saber que es lo que esta pasando con tu colección favorita tienes que enterarte exactamente que o quien tiene los derechos y que planes tiene para su futuro: si una película, una serie de televisión o un juego de sartenes. Dependiendo de lo que sea, puede haber cancelación, o decenas de spinoff, o cambio de estatus quo, o lo que sea. Pero jamás, jamás, ningún cambio se producirá por hacer un buen cómic. Evidentemente los autores intentaran contar la mejor historia posible que puedan, pero en ese momento vendrá el poderoso caballero y le dirá por donde se puede meter todas esas buenas intenciones. Que sí, que todo el mundo quiere hacerse millonario y tener una piscina de oro como el tío Gilito, pero nada de eso tiene que ver con hacer un buen cómic. Y lo que se esta haciendo ahora mismo no sé lo que es, pero no tiene nada que ver con la calidad final del producto.

Muchos de los tebeos de ahora apestan, pero por razones totalmente distintas a las de antes. Antes eran malos porque la historia y el dibujo lo eran, ahora simplemente no son ni tebeos, son productos dirigidos a crear nuevas franquicias millonarias. Son cómics donde lo que menos importa es que nadie lo esta leyendo. Y eso se esta notando, se esta notando demasiado.

Así que en el próximo post, que esperemos no sea dentro de un mes, seguiremos refunfuñando sobre estos males y otros de la sociedad actual. ¿Convergence? ¿Secret Wars? ¿Te estas quedando conmigo?

Expocomic 2014

Expocomic ha sido otro año  lo mismo de siempre. Quien ya ha estado en anteriores ediciones ya sabe como va más o menos la cosa y poco hay que contarle. Al que aún no lo ha pisado pues creo que se lo puede imaginar: unos cuantos puestos de comics, otros tantos de merchadising variados (en especial camisetas), unas exposiciones bastantes bonitas y unos cuantos actos y presentaciones de todo tipo para ir pasando el rato. Lo que es un salón estándar de toda la vida.

expocomic2014

Este es el primer año en que el Expocomic no se ha celebrado en jueves y ha batido récord de asistentes. ¿Causa y efecto? No, la verdad es que no creo. Seguramente se hubiera batido igual con jueves o sin él ya que la asistencia de ese día siempre ha sido marginal. Al final supongo que todos habrán visto bien el ahorro de costes que supone alquilar el stand un día menos. Ya hablamos de esto en el último post y no voy a incidir más en el tema, solo decir que el año que viene tampoco habrá jueves y no creo que nadie lo eche de menos.

En cuanto al salón pues ha estado como siempre, en líneas generales bien y en momentos puntuales muy bien. Con algún que otro fallito, pero, como ya nos tienen acostumbrados, los menos, que la organización ya esta muy rodada en este tipo de eventos. A mi lo que me ha agradado de verdad, aunque eso suponga darme de lado, es que el salón se intenta abrir cada vez más a todo tipo de público. He visto jóvenes y viejos, niños y grandes, pequeñas y mayores, y todos parecían estar pasando un rato al menos agradable. Quien se quiere disfrazar se disfraza, quien solo quiere ir a comprar, compra, y quien quiere ver un poco la fauna del lugar pues también lo disfruta. Lo que cada vez se ve menos son esos comiqueros sesudos que auguran el fin del mundillo el año que viene. Con alguno me tope que me vaticino que el salón estaba abocado a la desaparición. Si no fuera porque me lo proclamo con gran solemnidad pensaría que era el típico chiste entre comiqueros que solo saber vivir rodeados de desgracias ajenas.

Una de las aspiraciones de este salón, o al menos lo que teníamos en mente los que acudíamos a él, es que fuera el segundo más importante de España, intentado mirar cara a cara al de Barcelona. Este año me ha vuelto a reafirmar que esos tiempos han quedado ya muy lejos y ahora mismo ni sabría ubicar en que posición se encuentra este salón. No porque sea mejor o peor que el resto de eventos que se celebran sino porque hay tantos que me resulta imposible en pensar en algún tipo de clasificación. Es más, ¿tendría algún tipo de sentido? Los eventos centrados en el cómic se han convertido el algo totalmente habitual en nuestra piel de toro y son muy pocos los fines de semanas donde no se celebra algo aquí o allí. Los salones se han convertido en una especie de circo que van visitando cada semana una población diferente y donde los lugareños del lugar acuden encantados a ver tanto a las fieras como a los payasos. Porque el cómic tiene que moverse en esos extremos, en gente muy seria que analiza hasta la extenuación la más insignificante viñeta, hasta jovencitos despreocupados que solo quieren pasar un buen rato simulando un duelo a espadas. Madrid y Barcelona son las pistas más grandes, pero hay decenas más pequeñitas en multitud de ciudades y todas tienen sus cositas maravillosas.

No quería terminar esta pequeña crónica del salón sin olvidarme de las dos exposiciones que me han hecho los ojos chiribitas. La de Mujeres de tinta que me ha parecido excelente y me ha permitido conocer algún gran talento del que no tenía noticia. Y la de Flash Gordon, donde una gran cantidad de autores de todo tipo plasmaba su particular visión del personaje y que me ha parecido una de las mejores que he visto en todos estos años. Había autenticas obras maestras en esa exposición y he echado mucho de menos que no se vendiera algún tipo de catalogo con todas las obras para habérmelo podido llevar a casa. Suspiro.

Un año Expocomic ha sido ese viejo amigo que esta esperándote con los brazos abiertos a recibirte. Con mucho frío y con unas pocas de lluvias, pero siempre con un cálido ambiente. Otra edición más. Otro buen rato entre amigos.