La vuelta de los 4 Fantásticos

Te ha costado, ¿eh Marvel? Pues ya era hora. Los 4 Fantásticos han vuelto de la mano de Dan Slott y Sara Pichelli. Vamos a echar un vistazo a sus primeros números.

Lo primero que hay que decir es que es una autentica verguenza lo que Marvel le ha hecho a los personajes estos últimos años, es decir, mandarlos al limbo. Por respeto y por tradición esta debería ser una de las colecciones en las que volcaran más mimo y cariño, sin importar en absoluto sus cifras de ventas. Pero los mandamases se fundieron a los personajes por joder a los de las películas y decidieron cargarse la serie. Ahora como la Disney ya lo ha comprado absolutamente todo no tiene ningún sentido seguir manteniendo este tipo de boicot, así que ya era maldita la hora de que volviera la serie. Ni Vengadores, ni X-Men, ni nada de nada, ¡4 Fantásticos!

Así que en el primer número tenemos a los 4 Fantásticos donde los habíamos dejado… esto… ¿dónde los habíamos dejado? Si mal no recuerdo, porque ya hace años de esto, teníamos a Franklin creando nuevos universos al final de las Secret Wars. Pues ahora descubrimos que sigue haciendo lo mismo, pero además dedicándose a explorarlos junto a su familia y los niños de la Fundación Futuro. Pero todo lo bueno se acaba y como nada es infinito llega un punto en el que Franklin no puede crear más universos, momento en el que aparece la Entropía, uno de esos seres cósmicos y abstractos del universo Marvel, para destruirlo todo. En ese momento es cuando Reed Richards convoca a los 4 Fantásticos para hacerle frente a este ser cósmico… a TODOS los 4 Fantásticos, ya sabéis, a TODOS, TODOS. Y aquí es donde empieza la diversión a raudales.

Lo mejor de todo es que la serie continua donde se dejo, como si solo se hubieran ido unos meses de nuestras vidas. Lo mejor es que no hay nada de reinicios ni de nuevos origenes ni nada de esas paridas, son los 4 Fántasticos de toda la vida, con sus pasados totalmente intactos. Slott, como uno de los mejores conocedores del universo Marvel, hace gala de sus conocimientos y respeta la continuidad de los mismos con una meticulosidad exquisita. Es una delicia volver a ver a los personajes de siempre, a los niños de la Fundación Futuro, al Doctor Muerte, a Franklin crecido y sobre todo a Valeria, que tiene pinta que va a ser un personaje muy importante para el devenir de la serie.

Los cinco números publicados hasta ahora son absolutamente deliciosos, especialmente el quinto (que hace el 650 de la serie), el número de la boda entre dos personajes que se tendrían que haber casado hace muchísimos años. Todos los protagonistas son como tienen que ser y las aventuras son las que siempre han hecho tan especiales a estos personajes. Esto tiene una pinta maravillosa y es una gozada volver a leer a los 4F de toda la vida. Bienvenidos de nuevo a vuestra casa, no os tendríais que haber marchado nunca.

My Hero Academia

Uno de los mangas más famosos de los últimos años… o puede que no, la verdad, con tanto manga como se publica a veces me cuesta saber lo que es popular y lo que no. Así que… uno de los mangas que me estoy comprado y por lo tanto es muy popular entre los miembros de mi familia. Esto os puedo decir que es cierto al 100%.

En un mundo donde la mayoría de la gente nace con poderes (en la historia se les llama dones) es necesario educar a los niños en su uso para que de adultos lleguen a ser personas responsables y no se dediquen a hacer el mal. La historia en concreto se centra en una de las escuelas más prestigiosas del pais que se dedica a formar a los héroes del futuro. Los éxamenes de ingreso son los más duros que existen ya que los estudiantes no solo tienen que tener las mejores notas, sino que también deben poseer unos dones extraordinarios. Y de esto va más o menos la serie, en concreto seguiremos la historia de una promoción de alumnos deseosos de convertirse en una nueva generación de héroes.

Este manga es sin lugar a duda la versión japonesa de los Nuevos Mutantes de la Marvel. Pero mientras que los americanos tienen un equipo más o menos reducidos de personajes, en japón no dudan en meter más y más y más y más personajes. La clase protagonista esta formada por 20 alumnos y sus varios profesores. También hay otras clases aunque esas no se ven mucho. Y como no están todos los héroes y villanos adultos. A lo tonto, a lo tonto, por el tomo 10 te has juntado con más de 100 personajes, de los que cuesta recordar no solo el nombre sino quienes narices eran ni que pintaban exactamente en la historia. El mismo autor reconoce en las anotaciones que se la va un poco la mano con la cantidad de personajes involucrados en la trama.
Como gran virtud de esta serie, lo que en otras lleva años y años de desarrollo aquí se desarrolla a toda velocidad. Sin tiempo de pausa, todo es pelea con el villano de turno seguido de un torneo (o competición deportiva similar), seguida por pelea, seguida por torneo, etc, etc. Los capítulos entre estas tramas son casi anecdóticos así que estamos ante una serie que tiene acción, muchos personajes, más acción y muchos más personajes.

Aunque el gran problema de la serie no son ni los personajes ni el exceso de acción, sino el dibujo y la narración de este tipo de escenas. Su autor, Kohei Horikoshi, como dibujante es muy limitado. Tiene algunos problemas para realizar caras diferentes, lo que a veces lleva a equívocos entre personajes (Bakugo y Todoraki parecían al principio la misma persona). Pero lo que es mucho peor es que tiene bastantes problemas a la hora de dibujar las escenas de acción, ¡qué son el 90% de la serie! Es muy complicado entender que pasa en muchas ocaciones cuando se estan dando tortas de lo lindo y te enteras del resultado de la pelea porque los propios personajes anuncian quien ha sido el ganador. Es muy desconcertante no saber que pasa en muchas ocasiones. Al autor le habría venido muy pero que muy bien que otro dibujante se encargara de los lápices y el se hubiera concentrado en los guiones, que son muy entretenidos y que hacen la serie muy llevadera.

Dicho lo bueno y lo malo, es un manga que me tiene bastante engachado. Es lo más parecido a leer superheroes americanos a la japonesa y es una serie bastante entretenida y trepidante. Es una lastima lo del dibujo pero al menos se compensa con toda la imaginación que tiene el autor creando nuevos personajes constantemente. No he visto la versión en anime, pero tengo curiosidad por ver si allí han pulido estos defectos del dibujo.
Así que recomendado si te gustan mucho los superheroes y la acción trepidante típica del shonen. Si no, ni te acerques.

Un inicio muy fresco

Buscando información para escribir el post sobre el Amazing Spider-man de Nick Spencer me encontré con que la serie forma parte de la iniciativa Inicio Fresco. Ya, ya sé que estoy haciendo una traducción horrible al español pero es que es la única manera de mantener la sonoridad del Fresh Start original. La otra opción era un nuevo comienzo fresquisimo…. Vaya, pues hasta me suena mejor y todo.

Pero, ¡esto lo anuncio Marvel en febrero del año pasado y te acabas de enterar! A ver, lo que pasa es que estoy completamente inmunizado a este tipo de anuncios debido a que Marvel relanza su universo todos los años: Secret Wars, All New All Diferent Marvel, Marvel Now, Marvel Legacy, Marvel ahora sí que sí… bueno, esta última aún no existe pero no la descarto dentro de poco. Así que si todos los años anuncias que vas a renovar tu universo lo único que logras es causar mucho hastio y sobre todo una total indiferencia. Seguramente el anuncio de este Fresh Start paso antes mis ojos y ni una sola de las neuronas de mi cerebro reacciono, como supongo que os habrá pasado a muchos de vosotros. ¿Qué relanzan el universo Marvel otra vez? Un día más cualquiera.

Aunque si esta vez prestamos un poco de atención veremos que este relanzamiento tiene una parte muy curiosa y es el pedazo de marcha atrás que le han dado a sus personajes más importantes. Con los menores spoilers posibles: Iron Man vuelve a ser Iron Man, el Capitán América vuelve a ser el Capitán América, Thor vuelve a ser Thor, Lobezno vuelve a ser Lobezno, Hulk vuelve a ser Hulk y los 4 Fantásticos vuelven a ser los 4 Fantásticos. Hay unos cuantos cambios más, pero me quiero centrar solo en estos, que son un grito totalmente desesperado de “Por favor, volved a comprar nuestros cómics, hemos vuelto a convertirlos a todos en Machos Heteros Blancos, ¡no volveremos a hacerlo mas!” O dicho de otra manera, ¡al diablo con la diversidad!

La diversidad en Marvel ha sido tanto caballo de batalla como cabeza de turco en los últimos años. Se hizo bandera de ella cuando las series empezaron a sustituir a sus protagonistas por personajes de otros géneros y razas y no se dudo ni un segundo en echarle la culpa cuando las ventas cayeron en picado. ¡Habéis puesto mujeres protagonistas en los cómics, como os atrevéis! ¿Así cómo vais a vender? Lo dice un señor de ventas de Marvel:

What we heard was that people didn’t want any more diversity. They didn’t want female characters out there. I don’t know that that’s really true, but that’s what we saw in sales’.

Vamos, que mujeres no, que no venden, que fuera, fuss, fuss. Aunque los datos nos dicen que lo que realmente bajó en ventas el año fueron las ventas en general de todos el cómic americano , incluso por debajo del nivel de ventas de 2015. Y eso que Marvel fue la que lideró el mercado . Si echais un vistazo al enlace anterior y os vais al apartado de novelas gráficas veréis que Saga es el título más vendido, una serie que es un canto brutal a la diversidad. Y también estan muy destacadas Paper Girls y Monstress, que como que están protagonizadas por mujeres. Vamos, que tiene pinta que en tomos venden mucho los cómics llenos de diversidad… ¡y que son muy buenos! A lo mejor esto último es lo que le falta al señor de la Marvel.

La parte de las grapas de esa lista ya la habréis visto, crossovers, números 1 y más crossovers. Vamos, que te dedicas a crear un modelo de mercado basado en pegar pelotazos artificiales con trucos sucios como las portadas múltiples y luego le echas la culpa a la diversidad de que no vendes. Lo que le pasa a usted, señor vicepresidente de ventas de Marvel, es que se empeñan en alimentar a un monstruo que no conduce a ninguna parte. Dejaros de tantos crossover, relanzamientos y demás mierdas y poneros a hacer cómics buenos.

90 años de Tintín

El pasado 10 de enero se cumplieron 90 años de la publicación del inicio de las aventuras del personaje, Tintín en el país de los Soviets. Como pequeño homenaje quiero dedicarle unas pocas líneas a tan señalada efeméride aunque sea unos días tarde.

Wikipedia, Fair use

Como mucha gente más sabia y mejor informada que yo ya ha hablado largo y tendido del personaje y todo lo que significa, solo quiero comentar dos detalles curiosos de su historia.
El primero es el año en el que se empezó a publicar Tintín: 1929. Cuando hace muchísimos años me enteré de este dato me quede completamente alucinado pensado que de ningún manera podía ser esa la fecha de creación del personaje. Era totalmente imposible que un cómic de tanta calidad y con ese nivel de dibujo se pudiera publicar en unas fechas tan tempranas. Si podéis echar un vistazo al Pais de los Soviets veréis que el dibujo es bastante rudimentario y que esta muy lejos del Tintín que todos conocemos. Aunque la magnifica composición de página de Hergé ya esta ahí y se le nota un dominio de la narrativa bastante bueno.
Las primeras historias del personaje se fueron publicando seriadas en el suplemento infantil The Petite Vingtième en un formato muy diferente al conocido hoy en día y en blanco y negro. Así que unos cuantos años más tarde cuando hubo que adaptar estas historias al color y sobre todo al formato álbum se redibujaron una serie de viñetas, se eliminó alguna que otra escena superflua y se modificaron ciertos diálogos que habían causado polémica en su día. Así que parte del Tintin primigenio que creemos conocer es realmente una remasterización realizada años más tarde.
Que quede claro que todo lo bueno de esas historias ya se encontraba en los trabajos originales de Hergé, pero el autor decidió que era necesario adaptar el dibujo (con ayuda de otros) hacía la llamada Línea Clara y así es como nos han llegado esas historias.
Esto es algo que hoy en día se consideraría uno de los sacrilegios más grandes que se puede hacer con la obra de un autor pero se hizo en su día con uno de los personajes más grandes de toda la historia y nadie tiene el más mínimo problema con ello.

El otro tema es la última voluntad de Herge: que nadie produjera nuevas obras de Tintín. Lo que se llama matar la gallina de los huevos de oro. Los 23 álbumes de Tintín han producido ingentes cantidades de dinero y los seguirán produciendo, pero es algo inimaginable pensar lo que se podría haber podido ganar si se hubieran publicado nuevas historias escritas por otros autores. Quizá alguno se haya dado cuenta que no son 23, sino 24 si incluimos el Arte Alfa, historia inacabada y que se publicó incompleta debido a que Hergé nunca la pudo o quiso terminar.

Lo curioso de todo esto es que una vez muerto Hergé en 1983, el reloj para que su obra pase a ser de dominio publico empieza a correr. así que en 2053 cualquiera podrá publicar nuevas historias del personaje. Pero resulta que Moulinsar, la fundación que se encarga de defender que nadie en el mundo utilice al personaje para su propio beneficio ni produzca nuevos trabajos, esta preocupada que a partir de ese año cualquiera pueda mancillar al personaje. Así que están pensando en alargar artificialmente el copyright del personaje. ¿Cómo? Publicando una nueva obra del mismo, única manera de protegerlo siempre y cuando el personaje sea propiedad de una compañía. Así que para proteger la última voluntad de Hergé, la fundación que protege su legado esta pensando en… ¡ir en contra de la voluntad de Hergé! Aún quedan muchos años para esto y se hablado de 2052 para la publicación de esta nueva obra. Así que, cualquiera sabe, ¿pero no estáis nerviosos pensado que un nuevo cómic de Tintin os espera en el futuro y que sera algo muy polemico? O quizá no, quizá para entonces nos parezca la cosa más natural del mundo

Y esto es todo por hoy. Que sepáis que hay miles de anécdotas alrededor del personaje y que el mejor homenaje posible es leernos sus cómics, que son una autentica maravilla.

Primer contacto con el Spiderman de Nick Spencer

Movido por el tirón de la película me ha dado por echar un vistazo al enésimo relanzamiento de Amazing Spiderman, esta vez guionizado por Nick Spencer. A ver que nos depara la suerte.

El bueno de Spencer ya hizo una serie de Spiderman pero sin Spiderman llamada Superior Foes of Spiderman. En realidad estaba protagonizada por algunos de los villanos más secundarios del trepamuros (Boomerang, Escarabajo, Overdrive, Conmocionador y Speed Demon) que se montan sus propios Seis Siniestros y se dedican a intentar hacer el mal con desastrosos resultados. Es una serie muy divertida que tan solo duró 17 números y que es una autentica joya escondida entre títulos de más renombre. Seguramente fue la serie que puso a Spencer en la parilla de salida si alguna vez había que sustituir a Slott. Y tras más de diez años en la serie, ocho de ellos como guionista en solitario, ha llegado el momento del revelo. En teoría Spencer es la mejor elección posible, pero una cosa es la teoría y otra el ponerte al frente del personaje más icónico de la compañía, donde no te van a dejar hacer ni la mitad de las gamberradas que has hecho antes.

El título de la primera saga es toda una declaración de principios: Vuelta a los orígenes. En la primera página Peter Parker junto a Mary Jane. Pero es solo un sueño, vaya, volvamos a la realidad. Peter ya no es un empresario de éxito, ahora trabaja como jefe de la sección de ciencias del Daily Bugle. Pero Spencer no va a tardar mucho en convertir a Peter en el perdedor de toda la vida. En la universidad van a descubrir que su tesis doctoral no es suya sino que la escribió Otto Octavius, algo que es verdad ya que Octopus decidió graduarse cuando usurpaba el cuerpo de Peter. Este descubrimiento lleva a que todos acusen a Peter de ser un fraude, algo que él mismo reconoce ya que se esta aprovechando del título que consiguió Otto, por lo que es despedido fulminantemente del Bugle. Así que sin trabajo y teniendo que compartir piso con el hijo de Robbie Robertson y con… ¡Boomerang! Así que esto promete, esto va a ser como su Superior Foes, va a ser como mínimo la leche.
En la última página otra bofetada a Quesada en toda la boca ya que Peter decide que por muy mal que le vayan las cosas en la vida, hay alguien con quien quiere estar siempre a su lado. Y ese es alguien no es otra persona que Mary Jane.

Así que la cosa tiene buena pinta pero en el segundo número se monta una historia a la que no le pillo la gracia: un experimento científico separa en dos al trepamuros. Por un lado tenemos a Peter sin poderes y sin nada y por otro a Spiderman sin nada de la responsabilidad de Parker. Es una idea que a mi no me aporta nada de nada y que es una especie de tontisaga del clon. A este tipo de saga yo la llamo “Mis jefes me estan vigilando, voy a hacer algo que parezca el personaje de toda la vida y luego ya hare lo que me de la gana”. Esta saga dura hasta el 5, demasiado. Pero aquí se acaba la tonteria ya que en el número 6 empieza el Spencer de verdad.

La siguiente saga de la serie nos lleva directamente a los Superior Foes, que es lo que todos queríamos. Boomerang se lleva a Peter a un bar lleno de villanos para… no lo voy a contar que no os quiero chafar la historia, pero es todo lo divertido que podía ser y más. Ya de paso, el guionista aprovecha para contarnos porque el Boomerang se ha quedado solo y que ha pasado con sus colegas, aunque viendo lo traicionero que puede llegar a ser, ¿a quien le extraña?
A partir de aquí la serie ya es rock and roll del bueno. En la siguiente saga un curioso gremio de ladrones le roba TODOS sus objetos personales a los superheroes y Spiderman tiene que intentar recuperarlos. La saga tiene dos muy buenos detalles de fondo: por un lado Mary Jane cuenta como es vivir siendo la pareja de un superhéroes y como tienen que afrontar el hecho de que Peter no puede parar de ser un héroe. Otro zasca más a Quesada. Y por otro lado una escena preciosa en donde la Gata Negra le echa en cara a Spiderman que le haya borrado de la memoria su identidad con todo lo que han compartidos juntos. Es una escena que pone los pelos de punta.

En la última saga publicada en los USA, JJ Jameson que ahora defiende a muerte a Spiderman, tiene que enfrentarse a todas las locuras que ha ido creando a lo largo de los tiempos para matar a a Spiderman y como no, el personaje esta tan chiflado y pasado de rosca como en sus mejores tiempos.

Así que tras un principio un poco flojeras, Spencer coge el ritmo y empieza ser el escritor que todos amamos y adoramos y que puede llevar a Spiderman a cotas altísimas. Eso sí, siempre y cuando le de la menor cancha posible a Spiderman. Va ser complicado mantener el equilibrio, pero si lo logra va a ser antológico. Bueno, paciencia, que solo lleva seis meses, démosle tiempo para que nos pueda deslumbrar como el sabe hacer.

Un nuevo Spiderverso

Ha llegado la hora de reseñar la mejor película de Spiderman hasta la fecha. Ni siquiera es necesario verla para calificarla como la mejor ya que es la primera película de animación del personaje en pantalla grande, así que parte con ventaja. Pero sí, es muy buena la condenada, aunque es muy injusto compararla con las de imagen real. Comentemos la película y veamos las razones de ello.

Wilson Fisk, alias Kingpin, ha sufrido una gran tragedia personal: acaba de perder a su mujer y a su hijo en un accidente de coche. Gracias a sus negocios como criminal tiene a su disposición una cantidad de recursos casi ilimitados por lo que decide utilizarlos para traer de vuelta a sus seres queridos cueste lo que cueste. Así que contando con la ayuda de una científica bastante demente decide construir un acelerador de partículas para traerse a sus familiares de un universo alternativo. Y aquí es donde entra Spiderman (¿Ben Reilly?) para estropearlo todo ya que al parecer traerse cosas de otros universos puede destruir la realidad y esas cosas. Aunque claro, una vez abierto el agujero hacía otras dimensiones es muy fácil que se te llene la casa de bichos. Bienvenidos a la película de los Seis Siniestros Spidermans.

Ese es (más o menos) el argumento aunque realmente la película esta sobre centrada en Miles Morales, el segundo Spiderman del universo Ultimate. Un argumento muy bien trenzado porque a ver como le explicas a la gente de a pie la existencia de lo Ultimate, un universo creado para “vender” los personajes Marvel a los ejecutivos de Hollywood. Pues de forma parecida a como se ha hecho aquí, te olvidas totalmente de lo Ultimate y utilizas el entramado de múltiples universos que se montó Dan Slott en su Spiderverso, eso sí, sin la parte de los “vampiros” comedores de arañas, que es otro lío.
Por lo que en realidad estamos ante el viaje iniciático del héroe, en particular de Spiderman y su correspondiente tragedia personal que termina definiéndole como héroe. Es una maravilla esa escena donde cada uno de los Spiderman va describiendo su propia tragedia, como si fuera una constante universal que le ocurre al personaje en todos los universos..

Recapitulando, tenemos un viaje iniciático, unos villanos pintorescos bajo las ordenes de un Kingpin que no quiere hacer el mal, solo recuperar a sus seres perdidos, y unos Spidermans luchando por volver a sus universos. Todo muy entretenido, con grandes dosis de diversión, pero con una trama bastante justita y que no termina de explotar las bondades del multiuniverso como debería. Demasiado tiempo en pantalla para Miles, demasiado poco para el resto. Esta claro que la intención es presentarle en sociedad y que esta es su película, pero cuando te dan a probar del buen jamón serrano cuesta conformarse con el choped.

Donde destaca espectacularmente la película es en su aspecto visual y técnico. Todos y cada uno de los fotográmas son una belleza que combinan cine y cómic de una manera magistral. En ocasiones es como leer un cómic animado, con sus textos de apoyo y sus transiciones entre viñetas. El resto de la cinta tira de todos los recursos habidos y por haber en animación, jugando con todo tipo de planos de cámara, ángulos imposibles, giros vertiginosos, colores estramboticos, etc, etc. Es una autentica orgía visual. Puede que el estilo de dibujo utilizado no termine de convencer a todo el mundo, pero en general, cualquier plano es un maravilloso despliegue de todo tipo de técnicas visuales. Un delirio.

Mención especial a los créditos de la película, donde ahora sí, juegan con el multiuniverso en toda su gloria y se nos muestra a miles de spiderman protagonizando todo tipo de absurdas situaciones. Son los créditos más alucinantes que he visto en muchísimo tiempo, para verlos una y otra vez y recrearse en todos y cada uno de sus detalles. Quiero quedarme en vivir en esos créditos toda mi vida.
La escena post créditos es otra maravilla por las posibilidades que abre (mas multiverso) y por lo hilarante de toda la escena. De las mejores escenas post-creditos de todo el universo Marvel, por no decir la mejor.

Para concluir me parece totalmente injusto lo de la mejor película de Spiderman hasta la fecha, porque no estamos comparando las mismas cosas. El cine de animación cuenta con una serie de medios y recursos que de ninguna manera pueden usar en el cine de imagen real, muy especialmente en el caso que nos ocupa. De la misma manera que en las listas de mejores películas de superhéroes nadie menciona las de animación, no deberíamos comparar esta cinta con el resto. Para el publico general tampoco tiene comparación, como demuestra la taquilla, ya que esta película por muy maravillosa que sea ha hecho menos dinero que TODAS las películas de la saga. Lo que para mi demuestra que el publico en general no asocia esta película con el resto.

Dicho todo esto, la mejor película del personaje de largo. Para ver una y otra vez y gozarla continuamente. Una absoluta maravilla.

Aquaman nos trae la luz

Sin lugar duda Aquaman va a resultar un espectacular éxito de taquilla para la Warner. Para empezar porque no se esperaba gran cosa de ella al tratarse de un personaje menor dentro de su franquicia cinematográfica y para terminar porque la taquilla conseguida esta muy bien para una cinta cuyo coste ha oscilado en torno a los 200 millones. En el momento que escribo estas lineas lleva cerca de 600 millones en todo el mundo y aspira a alcanzar el billón de dólares. ¿Cómo es posible que una película como Aquaman haya triunfado donde otras de más pelaje han fracasado miserablemente?

Como decíamos ayer Aquaman no apasiono demasiado a este opinador pero sus números en taquilla son incontestables. Esta funcionando muy bien y esta logrando atraer a mucha gente a las salas de cine. Es un poco el mundo al revés porque va camino de superar ampliamente a la Liga de la Justicia, aunque bien mirado las cifras de la Liga son justitas y gracias. En teoría las películas de grupo deberían aspirar a funcionar mejor que las de los héroes individualmente pero en el mundo Warner/DC todos los absurdos son siempre posibles. Mientras los Vengadores arrasan en todo el mundo la Liga se arrastra por los suelos.
Aún así, a pesar de lo digan los números, la película sigue teniendo la calidad que tiene. Es algo que no sabía expresar muy claro hasta que el ROB! Me abrió los ojos:

¡Justo en el clavo! Sí, sí, la película de Aquaman parece estar situada visualmente en el mismo universo que la de Linterna Verde, desprende ese olorcillo tan particular con esa masa de masillas atlantes siendo masacrados una y otra vez por por los héroes. Aunque hay que reconocer que la diferencia de calidad entre ambas cintas es abismal ya que solo puede calificarse a la película de Linterna Verde como autentica basura. Por si os estáis preguntando que tal lo hizo en taquilla, no lo hagáis, fue un fracaso descomunal que perdió dinero debido sobre todo al boca a boca, que provocó una segunda semana desastrosa en los cines. Aún así, ¿os imagináis que hubiera pasado si hubiera ocurrido esto en la escena post créditos?

Pues que ahora mismo habría mucha gente alucinando en colores y esperando una nueva película del cuerpo de los Linternas. Porque aunque aquella fuera una soberana porquería, ahora Ryan Reynolds es un actor bastante mucho más conocido gracias a Deadpool y la sensación después de haber visto todas las películas de DC es muy diferente a la que teníamos entonces. Porque en aquel 2011 aún no nos habíamos tragado toda la oscuridad de Zach Snyder y las expectativas eran muy diferentes, sobre todo porque entonces Marvel estaba marcando el camino. Siete años después y después de haber sufrido Man of Steel, Batman vs Superman o la Liga de la Justicia, cualquier cosa que vaya en otra dirección nos suena a música celestial. Y justo aquí es donde aparece este Aquaman, con mucha luz y con un Momoa suficientemente rodado para que encaje como un guante en el personaje. Han logrado hundir tanto nuestras expectativas que cualquier cosa nos parece un maravilla al lado de tanta mediocridad. Así que este Aquaman ha sido estrenado en el momento adecuado y en las fechas adecuadas para resultar un éxito de taquilla.

O mirándolo de otra manera, ahora mismo las esperanzas de todo el universo DC reposan en los hombros de Wonder Woman y Aquaman. Que no es que sean malos personajes (bueno, el atlante siempre ha tenido cierto tufillo lamentable), pero que teniendo bajo tu manto creativo a Batman y Superman y que no seas capaz de convertirlos en tu estandarte tiene delito, mucho delito.
Así que al menos nos espera un futuro más luminoso en el universo DC, donde ojala destierren de una vez por toda el oscurantismo tan horroroso de todos estos años.

Aquaman

Un pequeño aviso antes de comenzar la reseña. Le tengo bastante manía a las historias acuáticas en los cómics y en especial a las relacionadas con Atlantis. Siempre, pero siempre, giran única y exclusivamente sobre dos temas: Atlantis ataca a los habitantes de la superficie y hay una guerra civil por la disputa del trono. Cada vez que aparece el reino submarino tanto en Marvel como en DC es solo para eso y eso que son historias que la primera vez que lees no son demasiado apasionantes, así que imaginaros encontrárselas una y otra vez en los tebeos. Basta ya de atacar a la superficie, basta ya de guerra civiles. Stop a las historias típicas y aburridas. Dicho esto…

La película de Aquaman trata de… ¿¿¿ los habitantes de Atlantis quieren invadir la superficie??? Ah no, que en realidad es una cortina de humo para… ¿¿¿la guerra civil por el trono de Atlantis??? ¿¿¿Estáis de cachondeo??? ¿¿¿Cuántos guionistas habéis necesitado para escribir esta historia??? ¿¿¿Tres??? Y veo que Geoff Johns era uno de ellos. Ya veo, ya.
No, de verdad, a mi el guión de esta película me ha dejado bastante frio, porque va de un rey que quiere unir todos los reinos submarinos bajo su yugo y lucha contra un opositor a su régimen que curiosamente es su hermano y que tendrá que tendrá que encontrar un artefacto mágico para demoestrar que es el autentico rey. Todo muy trillado y e incluso ya utilizado este mismo año en la película de Pantera Negra donde usaban exactamente EL MISMO ARGUMENTO.

Así que este Aquaman empieza siendo una película típica de origen del personaje para de repente y sin avisar dar un salto adelante a su edad madura dando a entender que todos los espectadores conocen de sobra al personaje y no hace falta contarles nada más. Y eso un poco lo que le pasa al resto de cinta, que te adentra en una serie de caminos que de buenas a primera abandona para dar un salto a otro punto de la trama. Es como si todo estuviera a medias o metido con calzador para que pueda encajar en las dos horas y veinte del metraje. Por poner un ejemplo cualquiera no puedo entender como quieres narrar una guerra entre naciones y te olvidas de describirlas y contar que es lo que persigue cada una. Vale, el rey malo quiere dominarlas a todas, ¿pero a qué todas? ¿Quienes son? ¿Qué quieren hacer con sus vidas? En la gran megabatalla del final no te puede interesar menos el resultado ya que no sabes ni quien es toda esa gente ni porque narices luchan realmente.

En cuanto a escenas de acción y demás efectos especiales, pues justita, muchísimo. Solo hay una escena bastante interesante que es la que se desarrolla en Sicilia y que bebe mucho de los videojuegos. Ojala hubiera sido así toda la película, solo por ver algo diferente, porque todo lo demás transcurre debajo del mar y bueno, ya sabéis, bajo el mar vives contenta, siendo sirena eres feliz… A ver, que CGIs espectaculares, pero hoy en día a una película con este presupuesto es lo mínimo que se le puede exigir.

Así que un argumento sencillo, acción desenfrenada de vez en cuando, bonitos paisajes y pocos motivos para estrujarse la cabeza. Una película sin pena ni gloria estrenada en el momento justo para agradar a la gente. Ni fu ni fa. A mi me ha gustado entre poco y nada y simplemente destaca dentro del universo DC porque deja atrás la oscuridad para mostrar algo de luz. Pero muy poca la verdad. Otro bandazo más dentro de su universo cinematográfico. Solo estoy deseando que hagan segunda parte para conocer que apasionante argumento nos iran a contar… ¿una invasión a la superficie? Porque la guerra civil ya esta gastada… ¿verdad?

Jojo’s Bizarre Adventure

Tenia mucha curiosidad por leer algo de esta saga de mangas porque conozco a auténticos aficionados que te hablan como posesos de la serie. Más que posesos como zombis obsesionados con devorar cada una de sus páginas como si fuera la biblia. Así que aprovechando que Ivrea esta editando el manga en nuestro país me he hecho con la primera saga de la serie y… tremendo todo.

Inglaterra victoriana, siglo XIX. El padre del joven Dio esta a punto de morir y le pide a su hijo que vaya a vivir con la familia Joestar, a los que salvó la vida hace tiempo (más o menos) por lo que se están en deuda con él. Tras el funeral, Dio decide hacer caso a su padre , más que nada porque los Joestar son millonarios y la vida que le espera promete estar llena de lujos. Así que agarra sus cosas y se planta en la mansión donde le esperan con los brazos abiertos tanto el cabeza de familia como su hijo Jonathan, Jojo. Pero Dio tiene en mente muchas cosas, en concreto convertirse en un buen hijo adoptado, matar a su nuevo padre, destruir a su hermano postizo y quedarse con toda la herencia familiar. Porque resulta que Dio es malo malísimo mientras que Jojo es bueno buenísimo. Así que los dos irán creciendo juntos mientras se van puteando y dándose tollinas cariñosas como harían dos buenos hermanos. Así estaremos unas buenas 200 páginas como si fuera una novela victoriana de época. Elipsis y saltamos a la mayoría de edad de los dos jovenes, cuando Dio lleva a cabo su plan de cargarse al padre. En ese momento un elemento sobrenatural entra en juego. En concreto una mascara maya encontrada en unas excavaciones capaz de convertir en una especie de vampiro superpoderoso a su portador. Y como no podía ser de otra manera, esta mascara va a parar a manos de Dio y a partir de entonces las hostias cariñosas como hermanos se convierten en hostias a mano abierta como panes. Y aquí es donde empieza el tremendismo.

Jojo es una serie que empieza en plan costumbrista, con sus señoritos relamidos y sus combates de boxeo de caballeros. Tras un buen porrón de paginas nos mete en una serie de batallas de dimensiones descomunales entre el bien más puro y el mal más oscuro, porque lo que gira esta saga es la lucha entre hermanos cuyo único objetivo en la vida es su destrucción mutua.
Como no podía ser de otra manera asistiremos a sus respectivos viajes iniciáticos donde se irán haciendo más y más fuertes mientras van adquiriendo técnicas de combates mortales uno y poderes demoniacos el otro. Y se enfrentan una y otra vez mientras se van haciendo más y más cachas y todo adquiere más tremendismo a cada página que pasa. Porque los protagonistas no mueren ni para atras, ya se pueden arrear hostia tras hostia que siempre se sacan un as bajo la manga para poder contrarrestar al adversario o para escapar y preparar el siguiente enfrentamiento. En medio de tanta pelea hay alguna que otra aventurilla, el bueno va conociendo camaradas con los que compartir aventuras y van apareciendo bosses de nivel medio a los que derrotar antes de llegar al boss final. A mi en concreto me recuerda mucho pero que mucho a los videojuegos de Castlevania, incluso veo que practicamente nacieron la a vez, el videojuego es del 86 y el manga del 87. Eso no es casualidad.
Aunque esto es solo la primera saga. Al parece cada una de ellas son independientes transcurriendo en tiempos y lugares diferentes (como los Castlevania, vaya), así que no sé si la segunda tendrá un estilo similar (lo tendrá, no lo dudéis).

Así que una cosa muy divertida, muy entretenida y sobre todo muy tremenda. Va a siempre a más todo el rato, los personajes se hacen más y más grandes, los dramas son más y más intensos y las peleas son más y más cafres. Todo el rato para arriba, todo el rato a superar lo narrado hasta el momento, todo el rato a ser más grandes que la vida. Es tremenda y sobre todo tremenda. Me da miedo ver como se van a superar en la siguiente saga, pero habrá que meterse de cabeza en ella a ver que pasa.

Ojo, que a lo tonto es una saga que con más de 30 años y que se sigue publicando actualmente en Japon yendo a día de hoy por el tomo 123. La saga actual tiene un nombre arrebatador: JoJolion. Creo que voy a picar con la siguiente saga, que son 4 tomos de los gordotes y luego ya veremos si me atrevo con la siguiente, que son 10 y eso empieza a ser mucha tralla.

Celebrando la boda de Batman

¿Pero qué hay que celebrar? Si el tebeo de la boda resulto decepcionante y ya dijimos todo lo que teníamos que decir ayer. Pero a ver, que no voy a hablar de como se celebró la boda dentro del cómic, sino fuera, en el mundo real. Así, como lo estáis oyendo.

En mi librería, Alcala Comics, decidieron montar un evento para celebrar la boda y que fuera algo que se pudiera disfrutar de una manera más ludica. Así que el pasado sábado dedicaron la tarde entera al evento. Primero hubo una charla para presentar el cómic de un supuesto entendido del personaje (servidor, así que de entendido poco, lo justito) que estuvo bastante entretenida. No por la chapa que dio el señor que estaba allí sentado sino porque el publico intervino bastante compartiendo sus opiniones sobre el personaje. Aunque en un principio el tema principal era la boda no tardó mucho en girar el debate hacía la situación televisiva del universo DC y como las películas de Marvel estaban barriendo a las de competencia. Esta claro que hoy en día ponerse a hablar de superhéroes implica hacerlo de su presencia en otros medios.

Una cosa que me sorprendió bastante es que muchos de los allí presente no se habían leído el evento en sí o más bien que no tenían prisa por hacerlo. Varias personas me comentaron que lo disfrutaban mejor en tomos recopilatorios y como ya he comentado con este Batman me parece una decisión totalmente acertada. La otra cosa que note es que la gente este tipo de eventos no se los termina de tomar en serio. Que sí, que llaman la atención y atraen a las librerías, pero que más o menos tienen claro que estas cosas luego son un sueño, un universo alternativo, un mefistazo, etc, etc. Es decir, se debatió más sobre si es coherente que ambos personajes se casen que sobre si realmente aquello iba a suceder o no. Vamos, que se habló mucho más de la personalidad y el carácter de los personas que de la celebración de la boda en sí.

Una vez terminado el coloquio hubo un trivial para todos los asistentes, cuyas preguntas fueron formulando el Joker, Batman, Catwoman, Batgirl… sí, sí, los de verdad… bueno, a lo mejor eran gente disfrazada pero no le vamos a quitar la ilusión a los niños.
Me dejó bastante alucinado que dos personas acertaran las 30 preguntas de las que constaba el trivial. Servidor ni se acerco al pleno ya que ni siquiera me acordaba que el Batmovil de Nolan tenia nombre propio. Leches tío, el Batmovil es el Batmovil y ya esta…

Y por último se celebró la boda en sí. Sí, sí, Batman y Catwoman se prometieron amor eterno aunque el Joker y el Pinguino intentaron interrumpir la boda… diablos, ¡fue más entretenido que en el cómic! El evento terminó con la degustación de la tarta nupcial, pastelitos cortesia de ECC que estaban bastante buenos.

¿Y por qué os cuento todo esto? Porque fue un evento muy divertido que aunque girara en torno a un cómic que no es gran cosa, sirvió como excusa para que nos reuniéramos una gran cantidad de aficionados y pasaremos una tarde estupenda. Que ojalá se celebrara la publicación de más comics de esta manera, como si fuera una fiesta. Porque el cómic podrá estar mejor o peor, pero la afición que tenemos por ellos es enorme. En definitiva, que disfrutar de los cómics sea algo más que leerlos en solitario en la alcoba, que sea algo que podamos compartir entre todos.

P.S. Ya sé que esto parece un publirreportaje. No, no me pagan, pero me lo compensan de sobra los ratos que estoy en la tienda. Así que les hago publirreportajes sin problemas. Es lo que tiene cuando te tratan maravillosamente cada vez que vas allí.