Archivos Noviembre 2010

Historia de un nombre

| 23 comentarios

A raíz del "cambio" de nombre realizado ayer en el blog me han preguntado a que venia el "anterior" nombre, así que voy a intentar contarlo con una batallita de las mías. Luego explico a que vienen esas comillas.

Tendría yo más o menos unos 5 años cuando me disponía a bajar al quiosco de al lado de mi casa a comprar el TBO. Estamos hablando de principio de los 80, muy principio y aunque parezca que el TBO es algo muy antiguo por entonces todavía se seguía vendiendo, y aún le quedarían unos cuantos añitos. Bien, pues imaginaros a un chaval muy pequeño, con el dinero contado que le habían dado sus padres bajando al quiosco y teniendo el siguiente dialogo con el quiosquero:

- Hola, ¿me da el TBO?
- Sí, ¿cuál te doy?
- El TBO.
- Ya, ya, ¿pero cuál tebeo te doy?
- A ver, mire, este de aquí.
- Ah, el TBO, claro, claro.

Efectivamente, es un dialogo de besugos total y jamás me quedo claro si el quiosquero se estaba riendo de mi o de verdad había caído en el juego fonético, era muy pequeño, no era capaz de distinguir entre una cosa y la otra. Lo que se me quedo grabado es que aquellas cosas con viñetas eran tebeos y que el propio TBO había sido engullido por su nombre. La siguiente visita fue más o menos en plan: "Me da el TEEEEE.... BEEEEE.... OOOOOO" con pausar bien marcadas. Aquí me entendió a la primera.

Pasaron los años y en algún momento de mi vida descubrí que los tebeos también se llamaba cómics. Eso no sé ni como fue ni cuando, simplemente paso y me pareció lo más natural del mundo. Más tarde llegaría la novela gráfica y toda esa mandanga que muchos llevan lustros discutiendo y que bueno, es importante de cara al "exterior" pero de poca utilidad entre nosotros, pero ese es un tema que ahora no toca, que es larguísimo y nunca se llega a ningún lado. Resumiendo, tebeo, cómic, novela gráfica, manga, fumetti, todos me parecían nombres para lo mismo. Esta claro que alguna de esas palabras pueden denotar cierto estilo o procedencia, por lo que cuando había duda, tebeos o cómics y punto.

Saltamos a un verano de 2002 en donde en el Escorial se impartía un curso de verano llamado "El cómic: creación, lenguaje e industria" que fue absolutamente maravilloso y que donde un servidor tuvo la suerte de poder asistir. Se dieron muchas charlas, hubo invitados ilustres como Dave Gibbons, Carlos Pachecho, Jodorowsky, Miguelanxo Prado, etc, etc y prácticamente todas las conferencias fueron una maravilla. Bien, pues ni en una sola de ellas, pero ni una escuche la palabra tebeo para referirse a lo que nos referimos. Cómic esto, cómic lo otro, cómic lo de más allá. La única mención a algo llamado tebeo fue en una charla de Antonio Martín sobre la historia del cómic español y fue claro para referirse al TBO. Aprendí muchas cosas en aquel curso, pero muchísimas, y también se me quedo clavado en el alma esto del tebeo. ¿Cómo puede ser posible que ni por casualidad a nadie se le escapara la palabra tebeo?

Por eso, cuando llego la hora de montar el blog, que fue un año más tarde de ese curso, aún tenía clavada esa espina y recordé una frase de Romeo y Julieta:

"¿Qué hay en un nombre? Eso que llamamos una rosa, con otro nombre seguiría oliendo tan dulcemente".

Y de ahí nace que un tebeo con otro nombre seguirá siendo un tebeo. E iba a decir que seguirá oliendo igual, pero hoy en día con tanto papel satinado y otras historias huelen demasiado raros. Y esa es más o menos la historia. Ahora bien, ¿ha cambiado de nombre este blog? Pues no era mi intención, pero aprovechando que la sección de Dolmen se iba a llamar así y era un nombre molón, pues me apetecáa hacer la gracia y veo que al final me ha venido demasiado grande. ¿Qué hago? ¿Cambio el nombre? ¿Se queda? Ya me lo pensare, ya, pero por ahora el logo se queda unos días más. Ya veremos que pasa.

Y os dejo con otra anécdota más sobre la palabra tebeo de lo que promete ser la mejor obra del año:

elinviernodeldibujantetbo.jpg


7 años nos contemplan

| 32 comentarios

Y ha llegado la hora de cambiar el nombre del blog, la temática, el contenido, la manera de enfocar los temas, algo más acorde a la filosofía que últimamente estamos mostrando por aquí.. que no. Más adelante os los explico, ahora vamos con los fastos del acontecimiento. (Si leeis esto desde un rss, echad un vistazo al post en el blog y vereis de que logo hablo)

Siete años son ya unos cuantos años. Jamás pensé que iba a llegar tan lejos, pero tampoco pensé nada en particular sobre cuanto tiempo iba a durar esto, ya que no existe ningún objetivo predefinido de antemano. Durara lo que dure y cuando se acabe pues se acabo y a otra cosa, pero vamos, que yo sigo aquí, esperándote y que tu dulce boca ruede por mi piel. Eso sí, quizá habréis notado este último año que la frecuencia de posteos ha bajado bastante. Efectivamente, este año no ha sido tan productivos como otros y muchos días simplemente los he dejado pasar sin escribir nada. Por un lado es culpa mía, estoy más vago que de costumbre, por otro lado, ¡la culpa la tiene la sociedad! O más bien de las editoriales que no hacen más que sacar tebeo inmundo tras tebeo inmundo. Esta misma mañana mientras me estaba duchando y estaba relajado bajo el agua os juro que pensaba: que falta me hace un Heroes Return. En serio, estaría bien que las editoriales reconocieran que ya vale la broma, que reconocen que se han equivocado y que van contratar autores buenos para hacer grandes tebeos. Pero no recuerdo la última vez que Quesada o Didio dijeron que se habían equivocado en algo, así que más que esperar un cambio de opinión, espero que les den la patada pronto. Mientras tanto estare muuuuuyyyyyy triste.

Pero la vida continua y hay que seguir adelante sea como sea. Tebeos sigo comprando, cada vez más gafapastas, pero es lo que hay, todos hemos venido a la vida a sufrir. Evolucionar o morir y con este panorama editorial hay que evolucionar rapidísimo. Así que seguirá habiendo post en el futuro y espero que con más frecuencia que la sufrida durante este último año, pero no puedo prometer nada. Lo intentare y eso es todo lo que

dolmen181.jpgEn cuanto a lo del logo, hijos mios, tengo algo que contaros. He pecado... quiero decir, me he vendido, en este caso a Dolmen. Comprendedlo, pusieron un camión de dinero delante de mi puerta y no pude resistirme, ¡no pude! Hablando en serio, Vicente García llevaba un tiempo detrás de que colaborara con la revista y aunque al principio no lo vi nada claro, con el paso del tiempo simplemente no vi razones para no hacerlo... Es decir, que escribo mi propia sección, sobre lo que a mi me gusta y lo que me apetece. En este caso, hago algo parecido a los post que escribo por aquí en verano sobre vida de autores pero centrando en los tebeos de los 80. Por eso el título de la sección porque ahora sí que sí: ya no se hacen tebeos como los de antes. Es una sección bastante independiente del resto de la revista, así que ni sé que se va a hacer en cada número ni que va a publicar ni nada de nada. Yo simplemente hago lo mio y ocasionalmente alguna que otra cosa más si se me pide, pero vamos, que yo solo he venido a hablar de mi libro.

Pero entonces, ¿ya no criticaras a Dolmen? Pues no lo sé, probablemente no. Si os habéis fijado, últimamente intento evitar nombrar a las editoriales españolas porque he tirado la toalla con ellas. Pasan los años y siguen siendo tan chapuzas como el primer día. No cambia absolutamente nada y llega un momento donde seguir comprando sus tebeos es puro masoquismo. ¿Sigues comprando en español? Pues te compadezco macho. Yo he reducido mis compras en este idioma a la mínima expresión, mangas, europeos y poca cosa más. Si existe el mismo tebeo en otra edición en ingles, pues a por él, sino, pues a jugar a la lotería. Pero habiendo tantas opciones como hay hoy en día, me parece una tontería seguir engordando las arcas de unas editoriales que se ríen a la cara de sus lectores. Si quieren que hable de ellas, que me regalen los tebeos, que mucha publicidad gratis por toda la cara se llevan de todos nosotros sin rascarse el bolsillo. Ya que no se lo gastan en correctores, que se lo gasten en los que denunciamos sus errores, que mucho trabajo les hemos ahorrado.

Pues eso, que ya son siete años, que la cosa continua y que ya me he vendido. Espero que sea verdad eso de los camiones de dinero, porque sino...

P.S. A algunos de los comentaristas del último post: buscaos un hotel.

El día de la muermota

| 352 comentarios

Spiderman muere. Toma spoilers que os acabo soltar así a traición y sin que os diérais cuenta. Aunque en realidad no. Hasta ahora Marvel no ha contado absolutamente nada del tema, simplemente han soltado la portada y se han quedado tan anchos. A lo mejor muere, a lo mejor no, a lo mejor nos da igual a todos.

deathofspiderman.jpg


Supongo que tras la muerte de Spiderman, cuatro héroes inspirados por el arácnido, tomaran su lugar para defender las calles de Nueva York. Y estos cuatro héroes se llamaran... ¡Slingers!

slingers.jpg


La colección sera tan mala que jamás se publicara en España (con razón) y sera cancelada transcurrida 12 números. Entonces volveremos a ver Spiderman de vuelta... o no, que puede que no haya muerto y en realidad sea un diablo quien haya cambiado la realidad o... da igual, la verdad, porque una muerte ya no sorprende a nadie. O mejor aún, nada de lo que ocurra en Spiderman es motivo de sorpresa. En los últimos años:

- Descubrieron la identidad secreta del personaje... que no.
- Mataron al personaje en el Otro... que no.
- Mataron a su tía... que no.
- El personaje evoluciono y maduro como persona dentro un matrimonio estable... tampoco.

En definitiva, al personaje le ha pasado absolutamente de todo y siempre se ha terminado usando la marcha atrás. Así que cuando anuncian su muerte, cosa que ya hicieron el Otro, empiezas a sospechar que las ideas originales murieron hace mucho tiempo y que no es que no es que las historias seas cíclicas, es que son unas copias unas de otras. A este respecto, estuve cruzando unos mails con Julián Clemente sobre los últimos números de la serie que, tras pedir el correspondiente permiso, me gustaría compartir con todos porque dice varias cosas interesantes.

"Pedro, creo sinceramente, por lo que te he leído en UTCON, que tú estás juzgando los tebeos no por sí mismos, sino porque no te producen la misma sensación que conseguías cuando no llevabas veinte años leyendo superhéroes. Yo estoy convencido que tú, con quince años, coges por ejemplo la aventura del Hombre de Arena que se acaba de publicar en España, y te hubiera parecido la releche. Es una gran historia, con personajes bien caracterizados, con interesantes aportaciones a la figura del Hombre de Arena y con un final agridulce, muy en la línea de lo que es la vida de Peter Parker.

Pero es que esto de ponerlo todo en negativo y que sólo le gusten a alguien los tebeos que se diferencian radicalmente de lo que tradicionalmente leía antes me parece completamente normal. Yo he aceptado que los personajes son cíclicos, que las historias se repiten y sólo se actualizan los estilos y la narrativa. He aceptado que no voy a lograr nunca más el grado de sorpresa que tenía con quince años, y por eso mismo creo que estoy disfrutando tanto con la actual etapa de Marvel, con matices, que también hay mucha morralla, como la había en los ochenta. Mi caso, no obstante, es muy particular, y me parece perfectamente normal que un lector con treinta años de lecturas a sus espaldas le canse esto y le parezca todo malo, igual que a muchos lectores que empezaron en los sesenta te contaban en los ochenta que eso de La Patrulla-X de Claremont era un churro, y que el Daredevil de Frank Miller no tenía nada que ver con Daredevil.

En cuanto a las críticas negativas hacia la actual etapa de Spider-Man, si quitamos todas aquellas basadas en que no les gustó que descasaran a Spider-Man con un demonio (a mí tampoco me gustó), que son críticas hacia la historia que servía para establecer el escenario, pero en rara ocasión entran a analizar las historias que se han contado en ese escenario por sí mismas, estoy completamente de acuerdo en que el principio fue muy flojo, y tuvimos que bregar con los horribles guiones de Gage, Wells y, a veces, Guggenheim. Ya lo dije en su momento y no he cambiado de opinión. Ojalá desde el principio hubieran acertado más a la hora de elegir los equipos. Cuando llegaron Waid, Van Lente y Kelly, y especialmente a raíz del Amazing #600, la etapa da una vuelta brutal y se empiezan a hacer muy buenos tebeos."

La verdad es que sigo la serie a matacaballo y me cuesta rebatir a Julián en ese aspecto. Cada vez que he pillado un tebeo suelto de la serie no me llamaba demasiado la atención y cuando estaba dispuesto a darle una oportunidad viene Quesada y lo vuelve a joder todo. Pero para ver si de verdad la cosa tanto como dice, voy recuperar bastantes números este fin de semana y voy a descubrir si no son los tebeos, si soy yo el que ha cambiado, porque Julián puede tener razón en ese punto. Llevo más de dos décadas leyendo tebeos de superhéroes y es posible que los tebeos que se hacen hoy en día no hagan más que aburrirme porque ya los he visto absolutamente todos.

invencible50.jpgAunque antes de leer todos esos tebeos que espero al menos me entretengan, me gustaría rebatirle a Julián en una cosa. Por mucho que los personajes sean cíclicos y nos cuenten una y otra vez la misma historia, es posible hacer buenos tebeos que sigan sorprendiendo a todo el mundo. Encontrar esos tebeos en Marvel o en DC es una absoluta quimera, ya que la maquinaria del marketing suele ahogar las buenas ideas, pero saliéndonos un poco de ese terreno, nos encontramos con una de las mejores colecciones de superhéroes que se ha hecho en los últimos años: Invencible. Parece que es lo mismo de siempre, es más, el personaje se parece mucho a Peter Parker en sus comienzos, pero Kirkman no se queda ahí y evoluciona la historia y la hace interesante y la llena de giros argumentales sorprendentes. Kirkman también lleva varias décadas leyendo tebeos y es capaz de hacer un tebeo bueno, original y divertido usando las mismas historias cíclicas de siempre. ¿Acaso no es así como deberían ser el resto de tebeos?

Madurar

| 51 comentarios

2. tr. Poner en su debido punto con la meditación una idea, un proyecto, un designio, etc.

5. intr. Adquirir pleno desarrollo físico e intelectual.

weddingdressnomore.jpgSeguro que no soy el único que ha dejado de comprase muchísimos tebeos de superhéroes. Al principio casi no os disteis cuenta, simplemente se caían dos o tres títulos. Luego simplemente se os olvidaba comprar una serie que seguíais religiosamente mes a mes y no pasaba nada (Capitán América, me olvide de ti y mi vida siguió igual). Hasta que un día te diste cuenta que en la bolsa que traías de la librería no había ni un solo título de superhéroes y en su lugar habían aparecido varios títulos gafapastas... ¿Qué me pasa doctor? Acaso he... ¿¿¿madurado??? La respuesta es directa y sencilla: no, no has madurado en absoluto. O a lo mejor sí, que cada uno es cada uno, pero no tiene nada que ver con lo que compras o dejas de comprar.

¿Alguna vez has visto a alguien plantearse que solo ve películas de acción y que debería plantearse ver otro tipo de cine? Efectivamente, no, y eso es porque nadie se plantea que es lo que tiene o no que ver. Simplemente le apetece ver esa película y va al cine, o se la descarga o simplemente la pilla por la tele. No hay un debate moral ni nada parecido. Pues lo mismo pasa con los tebeos, si a uno le gustan los de superhéroes, no tiene porque pasar por ningún proceso de maduración ni por ningún cambio vital en su vida. A mi me gustaban cuando tenía 14 años y me gustan ahora que tengo taitantos y no tengo ningún problema con ello. Pero ya casi no compro de esos y sí de los otros... ¿por qué?

La respuesta es muy fácil: los tebeos de superhéroes de ahora son muy malos. Y no hay que buscar un sentido más profundo al significado de la vida o cosas así. Ahora mismo por ejemplo lo que más me apetece es acercame a la librería a comprarme el último de los muertos vivientes. Y puede que el Asterios Polyp, y el libro de Guiral sobre Vázquez y los Viejos tiempos de Sfarr y... etc, etc. Nada de Spiderman, Batman, Superman a pesar de que llevo toda mi vida leyéndolos y estoy seguro que pasado un tiempo volveré a leerlos. Pero de a día de hoy, cuanto más lejos de mi mejor, que uno no esta para leer tonterías.

No es la primera vez que me ocurre esto de dejar comprar tebeos. La otra vez fueron los nefastos 90 y el quiosco daba tanta asco que la opción más sabia era abandonarlo todo y volver unos años más tarde, como así hice. Pero la diferencia es que entonces no había tanta oferta de otro tipo de tebeos como existe ahora. Entonces una gran mayoría los dominaba Forum y Zinco y el resto de editoriales sacaban otro tipo de materiales a un precio prohibitivo. La verdad es que los precios hoy en día siguen estando por las nubes, pero como la parte baja ha dejado de ser baja, ya no nos parece tan caro uno de esos tebeos con tapa dura de un autor francés. O si nos lo parece, pero nos aguantamos y nuestro poder adquisitivo es mayor.

Leer tebeos siempre, pero madurar por dejar de comprar unos u otros, como que no. Que uno ya es mayorcito para madurar a estas alturas de la vida. Me compro lo que me gusta y lo que no, al vertedero. Total, el que gano siempre soy yo que me compro buenos tebeos. Algunas editoriales ya vera si me quieren de vuelta, esta en su mano.

Cambia el color del blog

Sobre este archivo

Esta página es un archivo de las entradas de Noviembre 2010, ordenadas de nuevas a antiguas.

Octubre 2010 es el archivo anterior.

Diciembre 2010 es el siguiente archivo.

Este blog se actualizará diariamente de lunes a viernes. Bueno, quizá no, pero se intentará.

Para cualquier cosa puedes mandarme un mail a pedro ARROBA untebeoconotronombre.com (sustituye la arroba por su símbolo, lo siento, lo hago así porque me están friendo a spam.

El autor de los textos es Pedro García, si quieres saber algo más de él, puedes leer lo que escribió cuando el blog cumplió el segundo aniversario.

El dibujo de fondo esta realizado por el artista marveliano David Lafuente. Si quieres descargartelo puedes hacerlo desde aquí.

El copyright de las imágenes pertenece a sus autores. Los textos se encuentran acogidos bajo la siguiente licencia.

Creative Commons License

Powered by Movable Type 4.34-en