Archivos Abril 2010

Iron Man 2

| 18 comentarios

Ayer acudí a un estreno exclusivo de la película para "bloggers". Así que después de decirme le de vendido que tanto me agrada, vamos con la crítica de la película, con el menor número de spoilers posibles.

ironman2.jpgIron Man 2 continua exactamente donde lo dejamos en la primera parte: Tony Stark revelando al mundo que él es Iron Man y disfrutando de la fama y popularidad que eso conlleva. Y como pasaba en los primeros números Ultimates, dedica su vida al desenfreno, a la vida loca y al alcohol... pero poquito, que es una película para todos los públicos. Y entonces es cuando aparece un villano que parece tiene cuentas pendientes con él, el gobierno quiere hacerse con su armadura y un tal Furia quiere hablarle de algo llamado Vengadores. Y con eso ya la tenemos liada para toda la película, y no voy a contar más del argumento.

A esta segunda parte le sentaría bien un subtitulo en plan: El nacimiento de los Vengadores. No porque aparezca el grupo al completo, ni otro tipo de superheroes aparte de la Viuda Negra, sino porque toda la película esta enfocada a preparar el terreno que esta por venir. Hay un poquito de Iron Man en la primera mitad de película y entonces aparece Furia y que si vamos hacer esto y lo otro y lo de más allá. Y en este punto es donde la película resulta un poco larga y pierde gran parte de su frescura. Para los aficionados al cómic es muy entretenida por la cantidad de guiños y referencias que se meten, pero no sé como resultara para el resto del público porque hay muchas partes donde hablan de los Vengadores, de Shield, de la Viuda Negra... hablan, no es que hagan nada más y eso resulta en ocasiones un poco pesado. Por suerte, una vez pasado todo este trago vuelve la acción a todo trapo y esa parte resulta espectacular y sobrecogedora. Vamos, que solo por esas escenas merece la pena esta película, pero con un poco de tijera por algún lado la película les habría quedad más redonda.

También esta el tema de la novedad. La sorpresa que para muchos supuso la primera parte aquí se disipa completamente porque ya conocemos en que terreno nos movemos. Tony sigue tan gamberro y pasado de rosca como siempre, pero eso ya lo sabíamos. Las armaduras y los combates son espectaculares, pero era lo mínimo que esperábamos. Y la Viuda Negra... pues viuda se queda, porque no aporta gran cosa a la película. Como me ha dicho un amigo, salia en los Ultimates, y esa es la unica excusa para que salga en esta película. En cuanto al villano no sé exactamente que pensar de él. No sé si a Mickey Rourke le daba igual la película o simplemente su papel era un poco plano. Pasa de megacientifico a mostrenco que se lía a hostias de una escena a otra, y no sabes si es que han mezclado personajes o que narices pasa con él.

Resumiendo, que si te gusto la primera seguro que te gustara esta... pero menos. Incluso me da la sensación que en Marvel no tenían en mente hacer una segunda parte de Iron Man, sino planteársela como parte de un gran crossovers que desembocara en el estreno de los Vengadores. Si os quedáis a la escena que va después de los créditos, veréis cual va a ser la siguiente película que siga la senda. Y la verdad es que eso me inquieta, porque le han arrebatado parte de la diversión que tenía la primera parte y no me gustaría que lo hicieran en las películas a venir, Capitán América, Thor, etc... Que sean buenas películas en sí misma, no como parte de un todo monstruoso.

Eso sí, os recomiendo ver la película en un buen cine. En la sala en la que la pudimos ver (las oficinas de Paramount en Madrid), el sonido era monstruoso y prácticamente la sala vibraba con el vuelo de los cohetes o los rayos repulsores. Vamos, en esta película el sonido importa muchísimo, casi más que la imagen, así que buscaos un cine atronador y disfrutar de ella. Sobre todo en su tramo final que es donde la película se sale por todos lados.

¿Cansado de los superhéroes?

| 23 comentarios

Estoy encontrándome en los comentarios de ayer con una sensación que tenía al escribir el post, pero que no pensaba se vería reflejada en el mismo: el cansancio hacia los tebeos de los superhéroes. Pero se ve que sí, que no soy el único que esta ya un poco hasta el moño de lo que nos esta tocando sufrir.

dcroto.jpgAllá por febrero un amigo me preguntó muy serio si las Blackest Night se habían acabado ya, que tenia la impresión que había pasado un montón de tiempo desde el primer número y seguramente ya había terminado todo. La verdad es que aún quedaban algunos números por publicar, pero tengo que reconocer que cuando me lo pregunto tuve la misma sensación de lejanía, de cansancio. Habían pasado unos 6 ó 7 meses desde el primer número y parecía como si lleváramos más de un año. Y eso que la saga no esta nada mal, vamos, que no es uno de esos tebeos que te dan ganas de arrancarte los ojos mientras te los lees. No, aquí estamos hablando de un tebeo ciertamente interesante, con muchas peleas y violencia. Entonces, ¿qué es lo que pasa?

Lo que pasa son dos cosas. Por un lado es que es todo muuuuuyyyy lento. Vale que hay acción a raudales, pero la mayoría de las veces es un pim-pam-pum que no conduce a nada. Se pegan linternas de colores con otros linternas de colores sin orden ni concierto. Verde contra amarillo, naranja como morado, azul contra rojo, cambio de parejas y a seguir pegándose de hostias. Y si, es todo muy chulo, muy vistoso y muy impactante, pero cuando estas así número tras número tras número, como que terminas un poco harto. Lo que se ha contado en 8 números se podría haber contado en 4 de sobra, pero claro, ¿quién tiene las narices de hacer una saga en 4 números? Hay que exprimir la gallina de los huevos de oro pero bien.

El otro problema es de sobra conocido por todos, el número infinito de crossover que rodea al acontecimiento. Cuando te compras veinte tebeos al mes y todos están (o dicen estar) relacionados con la saga, te entra cierta sensación de agobio y de agotamiento. Todos sabemos que esto es un sacacuartos, pero cuando sacan y sacan y sacan más y más colecciones durante meses, la cosa ya empieza a tomar un cariz preocupante. ¿Cuál es el número de cruces limite para estos eventos ? ¿20? ¿40? ¿100? Pues últimamente, la cifra se acerca más a eso, a los 100 cruces chorras y casual, y claro, ahí es donde acabas hasta las narices.
En Marvel no le van a la zaga, y con Dark Reign han metido a Osborn en todas y cada una de las colecciones del universo. Mira que me gustaba ese nuevo rol para el personaje, pero cuando te lo encuentras hasta en la caja de cereales empieza a ser aborrecible y te dan ganas de mandarlo todo a la mierda. Y ese es el problema de todos estos cómics, que cansan hasta a los muertos.

Pero la premisa no consiste en estar cansado de los tebeos de superhéroes. A mi me encantan. De lo que estoy realmente cansado es de la DC y la Marvel actual, que se dedican a sacar tebeos como churros, en plan industrial y sin ningún tipo de sabor. Vamos, que la mayoría de los tebeos que sacan son, hablando en plata, una mierda. Que sí, que hay excepciones, que algunos son muy buenos, que siempre hay aquella sorpresa, pero en general, las dos grandes se han cargado todo esto que era tan bonito. Como decía un comentarista, esto se ha convertido en el Johnsverso y el Bendisverso. Y ese es el programa, que dos guionistas solos no pueden ocuparse de marcar los destinos de la casa, sean buenos o sean malos, porque tarde o temprano su manera de producir comics como churros terminara cansándonos a todos.

Un poco cansado sí de tanta historia absurda y que el mes que viene no va a valer pero nada. A ver si algún día echan a los dos grandes editores de ambas casas a patadas. Pero parece que esos días aún están lejos.

El final más oscuro y gratuito

| 18 comentarios

Y en los USA llegó el final de la noche más oscura, y llego de aquella manera tan... tan... ¡estúpida y absurda! Malditos sean, ¿es que es imposible hacer una saga de principio a fin de manera satisfactoria?

blackestnight8.jpgEmpezamos sin spoilers. Blackest Night ha estado bien, bastante bien. De los megacrossovers de los últimos años ha sido uno de los mejores sin duda. Por supuesto, todos los cruces, spinoffs y mierdas relacionadas hay que dejarlas completamente aparte y olvidarse de ellas, que en su mayoría suelen ser horribles. Pero las tres series principales, Blackest Night, Green Lantern y Green Lantern Corps, han merecido mucho la pena, pero mucho. Hombre, de vez en cuando ha habido que usar el principio de suspensión de la credibilidad, y a la que te descuidabas Johns te metia una de esas cosas tan habituales en los cómics de los 60 que hoy en día parecen ridículas. Pero todo más o menos guardaba cierto equilibrio y aunque no todo era maravilloso pues la cosa tenía un gran nivel. Hasta que llegamos a su final... su espantoso y horrendo final. Y a partir de aquí no voy a contar exactamente que es ese final, pero si las sensaciones que produce y en que lugar deja al universo DC, así que son spoilers de alguna manera, aunque tendrás que leer el tebeo para saber de que narices estoy hablando.

El final... El final de Blackest Night es lo que tiene que ser un final, se enfrentan a las fuerzas del mal uniendo fuerzas y esas cosas y hay una batalla épica, patatín, patatán. Y con eso no tengo problema. El problema llega después, cuando de la forma más lamentable, rastrera, chusca y cutre hacen algo que en parte se podía intuir desde el principio, pero realizado de tal manera que da vergüenza ajena. Es algo que ocurre porque sí, sin ningún motivo o razón. Porque sí hago estoy y porqué sí me paso por el forro todo lo que he estado contando hasta ahora. Nada de buscar complejos motivos argumentales, nada de intentar que el universo que estoy narrando sea coherente y tenga un sentido. Simplemente hago esto porque me da la real gana, yo lo quite, yo lo vuelvo a poner, y a partir de ahora os vais a tener que tragar esto y todo lo que me venga en gana.

Y para mi ese es el gran problema, si no existen ningún tipo de reglas, si el autor puede hacer las cosas porque sí, ¿qué sentido tiene seguir estos tebeos? Todos sabemos en que muchos de estos tebeos se caracterizan por tener un conjunto de reglas muy endebles. Se destruyen y crean universos, se mata y resucita gente, etc. Se deshace y se hace constantemente, pero al menos unos busca que todos esos cambios tengan un mínimo de sentido, de coherencia. Y sobre todo que duren algún tiempo. Si hoy cambio el universo y el mes que viene también, y el otro y el otro, el cambio deja de ser novedad y deja de tener interés. ¿Qué mas da como sea si el mes que viene va a ser diferente? Pues eso es lo que esta pasando en DC ahora mismo, que solo saben ir a golpe de Crisis saga tras saga. Y esta Blackest Night vuelven a ser unas crisis... pero de otra manera. No se crean ni se destruyen universos, pero casi. Y cuando esto pasa cada años, pues todo pierde mucho sentido. ¿Qué mas da dejar de leer tebeos durante seis meses? Total, yo que me leo todos los meses lo que pasa no me entero en donde andan la mitad de los personajes, si están vivos o muertos o que se yo. Vamos, que sabe lo mismo el que se los lee y el que no, y para eso, ¿qué sentido tiene seguir algunas series?

Hay una crisis creativa espectacular en Marvel y DC. Ultimamente no saben hacer otra cosa que crear megaeventos y cambiar el universo entero durante un solo año, porque les da miedo a más. Es acojonante encontrarse a Osborn en todos y cada uno de los tebeos que te compras, como es acojonante leer tebeos de DC y no saber quienes son esos personaje ni que narices están haciendo. Ultimamente muchos tebeos apestan. Pero muchos.

Cansado del papel

| 70 comentarios

Con la salida del ipad y su horda de fanáticos, se esta hablando mucho estos días de los tebeos en formato digital, de como va a ser el futuro, etc, etc. Pues aprovechando que el Pisüerga pasa por Valladolid yo quiero decir una cosa: estoy cansado del papel.

En realidad de lo que estoy cansado es de los soportes físicos en general. Me encanta ir a la tienda a comprar lo que sea, adoro tenerlos en mis manos y me gusta el tacto que tienen algunos de ellos. Pero según voy acumulando más y más y más me empiezo a preguntar porque guardo tanta mierda. Y con mierda me refiero a ese material que es tan malo que jamás lo vas a volver a leer en toda tu vida, o incluso que no esta mal, pero que con leerlo una vez no es suficiente. No me importa que las estanterías de mi casa estén llenas de Watchmen, Maus, Muertos Vivientes, Adolf o Mazmorras. ¿Pero para qué quiero tener yo 600 números de Spiderman muchos de ellos infumables ? ¿Y qué me dices de más de 1000 tebeos de mutantes? ¿O esas porquerías gafapastosas pretenciosas? Este fin de semana estuve ordenando tebeos otra vez. Y entre las pilas vi muchas cosas que me parecieron totalmente infumables y que una vez leídas hasta me arrepentí de haber comprado. Pues ahí estan, ocupando espacio para nada, comiéndose metros cúbicos y acumulando polvo. Me entraron ganas de quemar unos cuantos.

La verdad es que a mi el ipad no me gusta nada. Me gusta el concepto y ciertas cosas que hace muy bien, pero tengo serios problemas con la política de Apple y su concepto de propiedad, así que tendrian que pillarme muerto antes que con un cacharro con la manzana (manías mías, discusión muy larga y que no lleva a ninguna parte). Pero una tableta muy parecida, en la que se pudieran instalar todo tipo de aplicaciones... ¡me la compro! Y no solo para leer tebeos en cualquier sitio... ¡eso ya lo puedo hacer ahora! Lo quiero para tener que dejar de comprarme todo lo que compro y para no tener que acumular tanta basura.

¿Pero qué dices? ¿Dejar de comprarte tebeos? ¿Es que acaso vas a descargartelos sin pagar? No, hijo, ni yo ni nadie lo hacemos, es una leyenda urbana... ¡Pues claro que lo voy a hacer! Y no solo porque soy un ser malvado que quiere robar el pan a los autores, sino porque... ¡no quiero que me timen! Un vistazo a las siguientes imágenes:

milehighbarato.jpg

marvelipad.jpg

¡Eso no puede ser! No voy a pagar más por un formato que le reporta muchísimos más beneficios a la editorial (aunque aquí Apple también se lleva un pellizco... otro motivo más para no comprar).

Hace poco adquirí un libro electrónico de esos para mi señora. La pobre, con toda su buena fe del mundo intento comprar varios libros por internet y se encontró con: a) eran más caros que en papel, b) en español había prácticamente nada, c) era un infierno intentar comprar libros extranjeros desde España. Así que después de media hora viéndola sufrir delante de la pantalla del ordenador con la tarjeta de crédito en la mano, le dije, quitate de ahí y dime que títulos quieres, y en menos de cinco minutos ya tenia descargado unos cuantos libros. Si tienes un kindle de eso y vives en los USA esta chupado comprar cosas, pero para el resto del mundo, es un autentico infierno. Pues con los de Marvel igual, ¿por qué no me ofrecen una oferta de cómics actuales en plan, por 20$ al mes bajate todos los cómics que quieras ? (los pagaría, lo juro, inclusos 30 ó 40) Y atentos a la palabra actual, que Marvel no ofrece en su tienda digital los cómics de los últimos meses (esta semana ha salido el Thunderbolts 125, un cruce con... ¡secret invasion! Ahora mismo corro a comprármelo). Y hablamos de Marvel, ¿pero y si me quiero comprar de DC? Pues eso mismo. Que o arranco el DC++ o no me queda otra.

Pero lo del espacio ahora mismo es lo más primordial. Solo quiero tener los tomos de los tebeos que más me gustan por las estanterías de mi casa, ¡el resto no! El 532 de Superman no pinta nada, no hace nada, no quiero saber nada de él. No quiero meter en cajas más tomos, no quiero acumular autenticas pirámides. La cosa tiene que cambiar, no puedo guardar más papel, ¡no puedo! Tengo que hacer algo... ¡algo!

In Memorian: Dick Giordano

| 5 comentarios

Fue hace unos días, lo sé, pero no quería hacer algo rápido y muy por encima de alguién que fue un pedazo importante de la historia del cómic USA.

dickgiordano.jpgMuchos conoceréis la figura de Dick Giordano en su faceta de entintador, sobre todo asociándolo a los lápices de Neal Adams. Y bueno sí, es cierto, entinto a Neal Adams y lo hizo de puta madre, pero también dibujo y entinto cientos de cosas más. Prácticamente todas las series de DC pasaron por sus manos y también toco un poquito de Marvel y mucho Charlton. Si habéis leíido un poquito de tebeos de los 70 u 80 es imposible que no hayáis leído nada suyo. Giordano siempre ha estado ahí, siempre, lo que pasa es que jamás ha sido un fan favorite o como se diga. Es decir, nadie pensaba "ojala echaran a este tipo de mi colección favorita y trajeran a Giordano". Pero si echaban a ese tipo y traían a Giordano tampoco te quejabas, sabias que al menos era un dibujo de bastante calidad y muy competente. Vamos, que era uno de esos trabajadores incansables del mundo del cómic que dedicaba muchas horas a su trabajo y lo hacia bastante bien. No era el número 1, pero si era uno de los mejores y más comprometidos.

Pero Giordano no solo fue artista, también fue editor. Sus labores como artista freelance empezaron en Charlton Comics (la editorial de Blue Beetle o Question) en 1952. La compañía entonces publicaba prácticamente de todo, lo que estuviera de moda, y Giordano se fue bregando en mil y unas colecciones (echad un vistazo y asustaos). En 1965, ante la explosión de superhéroes que se estaba produciendo en Marvel y DC, Charlton decidío probar suerte en el terreno y puso al frente del grupo de colecciones que lanzaron a Giordano.. No solo había demostrado ser un hombre competente y que siempre estaba ahí para hacer el trabajo, sino que se llevaba muy bien con todo el mundo y sobre todo con los artistas, ya que era una de ellos. La línea fue un fracaso y duro muy poco tiempo, pero le sirvió a Giordano para entablar amistad con Ditko. Este, rebotado de Marvel y con Stan Lee por el tema Spiderman, regresó a Charlton como el hijo pródigo y fue la gran estrella de esta efímera línea, retomando algunos de los personajes que había creado anteriormente. El propio Ditko fue quien recomendó a Infantino que fichara a ese tal Giordano de DC, era un buen artista, un estupendo editor y se llevaban tan bien con todos que se podía traer algunos de los artistas de la Charlton. Como editor, comercialmente no había conseguido ningún gran éxito, pero sus colecciones eran muy alabadas por crítica. Sin embargo en DC le dieron alguna de las colecciones menores de la casa, como Aquaman y Teen Titans. Esto termino quemandole y tras hacer una gran amistad con Neal Adams, decidió marcharse con él para formar un estudio llamado Continuity Associates, que trabajo para distintas editoriales y distintos medios (animación) y que ayudo a formar muchos artistas. En el trabajaron gente como Terry Austin, Walter Simonson, Jim Starlin o Howard Chaykin entre muchos otros.

En 1980 la inteligentisima Jennete Kahn decidió traerse a Giordano a la "nueva" DC. No solo tenía un gran experiencia editorial, sino que se llevaba estupendamente con una cantidad de artistas impresionantes. Junto con la susodicha y Paul Levitz formaron la "santísima trinidad" de DC, que llevo a la editorial a las cotas más altas de calidad jamás vista por aquellos lares, estamos hablando como no, de los sagrados 80. A raíz de su muerte he visto que se le atribuye gran parte de los éxitos de esa época y lo siento, pero es todo un poco exagerado. Giordano fue una parte muy importante de aquello, pero contribuyo en la misma medida que los otros dos miembros de esta trinidad. Por supuesto, él era el más cercano a los artistas, el que mejor se llevaba con ellos, el que más les comprendía. Y eso fue algo vital para que todo el mundo se sintiera a gusto en la DC de esa época. Hablaba con todos de todo y tan pronto apoyaba a unos como a otros en su trabajo. No es que los otros dos fueran mala gente, al contrario, pero Giordano era la cara más amable de todo aquello, la que tan pronto luchaba por los derechos de autor de los artistas, como se ponía a entintar Crisis en las Tierras Infinitas. Era la persona que no dudaba en apoyar con todas sus fuerzas a Karen Berger para la creación del sello Vertigo como la que convenció a Alan Moore de no usar a los personajes de la Charlton para su Watchmen, ya que entonces no podría volver a usar más a sus queridos personajes en el futuro.

Dick Giordano era un grande. Pero no uno que necesitara salir en los papeles y figurar, sino alguien que le gustaba trabajar, disfrutar con su trabajo y ayudar en todo lo posible a los demás. En 1993, tras la muerte de su esposa, con la que llevaba 38 años casado, decidió abandonar DC y hacer simplemente trabajos como freelance o ayudando a sus amigos a lanzar un nuevo sello editorial. Prácticamente trabajo hasta el día de su muerte, y su último trabajo, Jonah Hex 51 fue publicado 2 meses antes del fatídico día. Descanse en paz.

Un rápido vistazo al Nemesis de Mark Millar

| 9 comentarios

Porque me lo habéis pedido, he hecho de tripas corazón y me he leído el primer y único número de esta nueva serie. Vamos con él.

nemesismarkmillar.jpgAntes de nada un breve inciso. En la medida de lo posible intento leer las obras de Millar cuando están completas. Si existe un asesino del formato grapa, este hombre es el sospechoso número 1, pero no porque el formato se le quede corto, sino porque no tiene ni idea de como narrar en un número de páginas tan corto. Con el Kick-ass que comente ayer me espere al último número, el 8, para leerlo. Me acuerdo que estaba disfrutando de un número, leyendo los diálogos tranquilamente, cuando llego a la última página, miro el reloj y... ¡joder, solo 4 minutos desde la primera página! Era un número con bastante acción, de acuerdo, pero que 24 páginas te duren eso es para hacértelo mirar. Dicho esto, una vez leído este primer número de Nemesis voy a intentar aguantar unos cuantos a ver si pasados 5 ó 6 se decide a contar algo.

¿Y si Batman fuera el Joker? Así es como el señorito Millar esta publicitando esta serie, y una vez que lees el tebeo te das cuenta que la frase no es demasiado afortunada. Lo correcto seria ¿ y si Batman fuese un supervillano? Así sí. Y bien, eso es lo que nos encontramos, un tipo vestido totalmente de blanco (porque el murciélago va de negro) que realiza sus actos de villania con una precisión y una destreza espectacular. Lo que pasa que en vez de salvar vidas, se dedica a acabar con ellas de la manera más cruel que se le ocurre. Y eso es lo que tenemos en este primer número, muertes, casquería, un poquito de dialogo, más muerte, más casquería y poquito más, muy poquito más.

¿Merecerá la pena esta serie? Pues la premisa y el desarrollo promete... como siempre pasa con Millar. Lo que pasa es que cada tebeo suyo que leo empiezo a pensar que se esta convirtiendo en un Ennis cualquiera por esos niveles de casqueria insana. En Kick-ass ya había varias páginas pasada de rosca, y aquí tiene alguna escena que parece destinada a hacer vomitar al lector. No me gusta cuando hace eso, no le hacen falta recurrir a estos trucos para hacer algo interesante.

Y poco más, las 24 páginas de este hombre saben a prácticamente nada y comentar número tras número es un sufrimiento. En cuanto al dibujante, McNiven, que le acompaño en Civil War... ¡esta horrible! Como se nota que en aquel evento le dieron tiempo de sobra para dibujar los tebeos, porque aquí se ve que lo ha hecho a ritmo normal y se le notan montón de carencias. Especial atención a las caras, donde se luce de lo mal que lo hace. Ay, como se nota que te falta un Romita Jr.

Puede ser un gran tebeo o una absoluta decepción, pero hasta que no haya 150 páginas publicadas, como que no hace falta comerse mucho la cabeza.

Cambia el color del blog

Sobre este archivo

Esta página es un archivo de las entradas de Abril 2010, ordenadas de nuevas a antiguas.

Marzo 2010 es el archivo anterior.

Mayo 2010 es el siguiente archivo.

Este blog se actualizará diariamente de lunes a viernes. Bueno, quizá no, pero se intentará.

Para cualquier cosa puedes mandarme un mail a pedro ARROBA untebeoconotronombre.com (sustituye la arroba por su símbolo, lo siento, lo hago así porque me están friendo a spam.

El autor de los textos es Pedro García, si quieres saber algo más de él, puedes leer lo que escribió cuando el blog cumplió el segundo aniversario.

El dibujo de fondo esta realizado por el artista marveliano David Lafuente. Si quieres descargartelo puedes hacerlo desde aquí.

El copyright de las imágenes pertenece a sus autores. Los textos se encuentran acogidos bajo la siguiente licencia.

Creative Commons License

Powered by Movable Type 4.34-en