Archivos Noviembre 2011

Con esto y un bizcocho... ya van ocho

| 24 comentarios

Pues nada, hoy hace ya ocho años que empezó esto y se supone que tendríamos que estar festejándolo y tirando fuegos artificiales aunque la verdad es que la cosa esta algo paradilla. Venga, vamos a afrontar el aniversario con optimismo y esperanza.

infinito.gifPues sí, ya van ocho y hay que decir que este ha sido uno de los años menos prolíficos por parte del que os habla. ¿Cuales son las razones? ¿Me habré vuelto un vago? ¿Es qué acaso los blogs ya han pasado de moda? Pues un poco de esto, de aquello, de lo de más allá, se junta todo y al final no se escribe nada. Pero vamos por partes.
Lo personal. ¿ No os ha pasado nunca que vuestro tiempo de ocio os arrebata vuestro tiempo de ocio? Pues a mi me pasa constantemente, aunque también tengo que reconocer este año se han juntado cosas de la vida personal que me han tenido un poco apartado de todo esto. Nada problemático ni de carácter negativo, vamos, pero que ha habido meses que he estado centrado en cosas que directamente no me dejaban ni tiempo ni ganas para el blog. Ya sabéis, la vida es eso que pasa mientras haces otros planes.

Las ganas. Pues tengo que reconocer que este año las ganas han sido entre pocas y ninguna, sobre todo porque mis superheroes me tienen un poco deprimido. Como lector de tebeos, devoro de todo, leo mucho manga, algo de europeo/independiente/comoosdelaganallamarlo, pero sobre todo, sobre todo, lo mio son los superheroes. Ya sé que a veces no son muy buenos y que a veces hay que tragar más porquería de lo habitual, pero a mi es lo que me gusta y he disfrutado durante toda mi vida. Así que los superheroes vayan mal es algo que me hace sentirme muy triste. Y el reboteo de DC ha sido algo criminal para servidor. Es como si hubieran matado a los superheroes, meado sobre sus tumbas, los hubieran desenterrado y hubieran vuelto a mearse sobre ellos. Ya, lo de siempre, que algún cómic decente ha salido tras el reboteo, pero para la amplia mayoría de serie ha sido algo cercano a una sodomización. Y no, Marvel no me ayuda a levantar el animo. Por mucho que su calidad media este por encima de lo decente no tienen esa colección que me haga suspirar por los rincones y que me tiemblen las piernas de la emoción. No son buenos tiempos ni para la lírica ni para los cómics de superheroes.

La moda de los blogs. Parece que los blogs están siendo engullidos por las redes sociales a un ritmo desolador. Hace no mucho, era normal acudir a una reunión de frikis personas inteligentes y que cada uno tuviera su blog. Era como, ah, claro, que tu también tienes blog, otro más. Sin embargo ahora las tornas han cambiado y es más en plan: ¡todavía tienes blog, que valor! Pero pregunta por twitter y facebook, todo el mundo tiene. Es el signo de los tiempos, es mucho más cómodo decir que un cómic es chachi en 140 caracteres que soltar una parrafada interminable sobre lo que quiso decir el autor en la tercera viñeta de la octava página. Que es una elección tan valida como cualquiera, pero que nos esta matando a todos. Yo mismo de vez en cuando suelto alguna cosa por twitter, pero no me termina de llenar porque la mayoría de ocasiones es: esto es bueno o esto es malo. Y da un poco de penita la verdad, porque la respuestas también son en el mismo estilo y al final todo es un poco soso.
Así que efectivamente, el punto álgido (la moda) de los blogs parece que ya ha pasado y ahora todo el mundo esta en otros sitios. Lectores seguimos teniendo, esos nos han ido a ninguno parte, lo que nos falta es un poco de savia nueva que nos de vidilla. Nos hemos hecho viejos o no, pero al final siempre estamos lo mismos de siempre y eso es un poco aburrido.

El futuro. Dentro de un año espero celebrar el noveno aniversario con todo vosotros, vamos, que esto no cierra por ahora. No sé que ritmo tendré ni cuantas entradas habrá, intentare ponerme al día como sea y como pueda, pero seguiré escribiendo hasta el fin de los días. La semana que viene esta el Expocomic, hay que hablar del Catalogo, hay que seguir vigilando a DC, hay que denunciar la invasión gafapasta que se nos echa encima... ¡hay muchas cosas de las que hablar, pero pocas ganas de hacerlo! ¡Espabila vago! (eso es nota privada para mi).

Pues eso que ocho añitos y los quedan. Ah, y os recuerdo que tengo una columna mensual en el Dolmen que narra cosas de cuando los tebeos eran buenos... Publicidad encubierta descarada... Nos seguimos leyendo, os pediría que no faltéis, pero faltando yo el primero mal vamos...

Cariño editorial

| 19 comentarios

Con la venida del Catalogo se esta echando en falta ese cariño especial que muchos fans demuestran hacían cual o cierta editorial cuando pasa a publicar sus cómics favoritos. Es como si faltara... amor.

romanticsecrets.jpgEs descorazonador pensar que en esta época donde las redes sociales están a la orden del día, la comunicación con las editoriales es más distante que nunca. Si nos vamos un poco atrás en el tiempo, concretamente al siglo anterior, veremos que la principal forma de contacto con cualquier editorial era el correo postal de toda la vida. El lector escribía una misiva más o menos larga contando lo que le parecía tal o cual colección, hacía dos o tres preguntas más que nada por compromiso y cruzaba los dedos para que seis meses después su carta aparecería en cualquiera de los correos de la editorial. Puede parecer que aquello era un un proceso frío, aburrido, distante y desalentador, pero en realidad todo era humano y sobre todo acogedor. Ver tu nombre en uno de aquellos correos era motivo de alegría y satisfacción Se lo enseñabas a todos tus amigos, a tu compañeros de clase e incluso a tu madre que evidentemente no entendía nada. Era algo muy especial.

Hoy en día tienes a la mayoría de editoriales a tiro de un click. Están en las principales redes sociales y a la mínima les lanzas una pregunta en plan: ¿para cuando vais a editar esto? ¿Por qué me habéis dejado tirado con esta colección? A veces responden y a veces no, pero en muchas ocasiones demuestran una gran falta de cintura. Les viene grande toda este flujo de comunicación, se sienten incómodos sintiendo el aliento de sus lectores en el cogote. No parecen haberse adaptado mucho a estos nuevos tiempos y logran convertirse en entes extraños ante nuestros ojos. El caso del Catalogo es un ejemplo más de todo esto, deberían estar hablando de sus planes, transmitiendo a los lectores su ilusión por publicar los tebeos de DC, deberían estar gganándonos para su causa y sin embargo nos enteramos de alguno de sus planes por la prensa. Así ni logran hacer que nos entusiasmemos ni nada, que la verdad es que conociendo los antecedentes no teníamos muchas ilusiones, pero es que no esta ocurriendo nada que nos haga cambiar lo más mínimo de opinión.

Y no, esto no es una llamada a que los viejos tiempos vuelvan, aquello tuvo su momento y lugar y ya paso. Lo que deberían hacer las editoriales que siguen viviendo y las que vienen es intentar adaptarse y cambiar el paso. Hablar con los lectores es duro y complicado, pero mirar hacia otro lado no es la mejor solución. Tampoco es necesario estar todo el día dedicado a ello, pero cuatro palabras a veces bastan para inclinar las simpatías hacia un lado o hacia el otro. Que saber editar comics esta muy bien, pero saber tratar a tus lectores ya es algo superior.

Cambia el color del blog

Sobre este archivo

Esta página es un archivo de las entradas de Noviembre 2011, ordenadas de nuevas a antiguas.

Octubre 2011 es el archivo anterior.

Diciembre 2011 es el siguiente archivo.

Este blog se actualizará diariamente de lunes a viernes. Bueno, quizá no, pero se intentará.

Para cualquier cosa puedes mandarme un mail a pedro ARROBA untebeoconotronombre.com (sustituye la arroba por su símbolo, lo siento, lo hago así porque me están friendo a spam.

El autor de los textos es Pedro García, si quieres saber algo más de él, puedes leer lo que escribió cuando el blog cumplió el segundo aniversario.

El dibujo de fondo esta realizado por el artista marveliano David Lafuente. Si quieres descargartelo puedes hacerlo desde aquí.

El copyright de las imágenes pertenece a sus autores. Los textos se encuentran acogidos bajo la siguiente licencia.

Creative Commons License

Powered by Movable Type 4.34-en