Enero 12, 2006

Eres un ansioso

Sí, tú, tú, no mires a otro lado. Hablo de ti, comprador y lector habitual de cómics. Que te quede claro que eres un ansioso.

Me ha hecho mucha gracia leer en la conversación derivada del post sobre las ediciones especiales en la Cárcel de Papel como se intentaba diseccionar al comprador habitual de cómics. Uno siempre se había pegado toda la vida con ese estereotipo del tipo bajito, gordito, con gafas, con la cara llena de granos y prácticamente sin amigos. Anda que no habré dicho veces que eso era un prejuicio y que nada más lejos de la realidad. Pero lo que nunca me había preguntado es cuál es el rasgo que todos podemos compartir, aquél del que tanto se habla allí: somos unos ansiosos.

Pues resulta que sí, los lectores de cómics somos gente compulsiva, nerviosa y con un ansia desmedida por hacerse con las últimas novedades. Seguro que alguno dice yo no, o eso ya no me pasa. Y puede ser, yo con los años he notado que el grado de ansia ha disminuido en algunas cosas... ya no tengo prisa en pillar los tebeos que no son mis favoritos, porque con estos... prisa es poco decir.

La verdad es que nuestro mundillo es uno de los más propensos del mundo a las novedades. Prácticamente todas las semanas tenemos género nuevo en las estanterías de las tiendas. No todas las semanas nos interesa lo que sale, pero es raro ir a la tienda una vez por semana y no ver novedades en ella. Y claro, tampoco puedes dejarlas mucho tiempo languidecer ahí porque rápidamente llegan otras nuevas que desplazan a las que ya estaban hasta llegar al fondo de la tienda y al final desaparecen en oscuros cajones. Hay que comprarse el tebeo cuando llegue a la tienda y leérselo rápido porque hay otros a punto de llegar y otros y otros y... ¡ esto nunca se acaba !

A mi novia no le gusta seguir mensualmente las colecciones que le gustan porque no se acuerda de un mes para otro de lo que ha pasado. No está acostumbrada al ritmo de lectura de un comiquero medio. Yo ahora mismo, y sin exagerar, entre series regulares y tomos europeos que a saber cuanto salen, tendré un mínimo de 40 continuará distintos en la cabeza. Está claro que a veces se me olvida lo que pasó en el numero anterior, pero no es algo común, lo normal es que sepa en qué punto de la historia me he quedado. ¡ Y eso es una auténtica locura ! Lo que me lleva a preguntarme ¿ mi afición me ha forzado ese grado de inquietud y nerviosismo que me hace llevar tantas cosas distintas en la cabeza y que jamás se resuelven ? ¿ O era ya así antes y ese ansia es la que me ha llevado a buscarme una afición tan dinámica como ésta ?

Creo que ya lo he contado en otras ocasiones, pero yo peregrino todas las semanas a mi librería, normalmente los viernes y es algo prácticamente sagrado. Si no he ido el viernes, pues el sábado y sino, el domingo... ¡y de ahí no se puede pasar! ¿ Y qué más da ? Total, si no voy una semana los cómics van a estar ahí la semana que viene. Pero, ¿ y si ha llegado americano ? ¿ Y si ha salido ese tebeo que tantas ganas tenía ? ¿ Y si ha llegado algún libro que quiero ? ¿ Y sí...?

Vamos, que con la edad el ansia no es algo tan acusado, pero sigue acechando... y nunca se marcha. Lo peor de todo es que cuando nos muramos nos quedaremos con esos cuarenta continuará en la cabeza... ¡ y en el otro mundo tendremos que buscar a alguien para que nos cuente cómo acaban! Si eso no es el infierno que venga Dios y lo vea.

Escrito por Pedro en: Enero 12, 2006 10:41 PM | Comentarios (13) | TrackBack (0)

TrackBack

URL de TrackBack para ésta entrada:
http://www.untebeoconotronombre.com/cgi-bin/mt/mt-tb.cgi/38