Piel de Hombre

Esta semana vamos a dedicarla a algunos de los premios de la próxima edición de Angoulême, que ha sido retrasada al mes de junio por esa cosa que todos ya sabéis (nota para los lectores del futuro: pandemia mundial). Voy a ver si puedo conseguir los títulos que más me interesan porque el primero de ellos ya lo devore hace unas semanas: Peau d’Homme.

Esta obra ha ganado el Fauve des Lycéens, que es un premio creado el año pasado por el ministerio de educación francés y votado por 1.000 estudiantes de secundaria de todo el país. Los títulos han sido elegidos por los propios escolares en un proceso muy interesante para involucrar a los jovenes en la lectura. Si tenéis curiosidad, explican todo el proceso en este enlace (ojo, esta en francés).

Pero vamos ya con la obra, Peau d’Homme se sitúa en la Italia del renacimiento. La poderosa familia de Blanca ha concertado un matrimonio de conveniencia con Giovanni, un rico comerciante. Los prometidos ni siquiera se conocen y Blanca desearía poder conocer como es realmente el que va ser su futuro marido. Pero en esa sociedad donde las mujeres deben permanecer en su alcoba haciendo ínicamente sus labores no hay ninguna posibilidad de que esto suceda. Sin embargo, las mujeres de la familia esconden un secreto que le permitirá cumplir sus deseos: una piel de hombre. Una vez puesta, esta piel convierte a cualquier mujer en un hombre de los pies a la cabeza, con todas sus partes completamente funcionales. Esto permitirá a Blanca adentrarse en el mundo de los hombres y conocer realmente a su marido. Aunque en realidad ese mundo esconde muchos secretos… y hasta aquí puedo leer que la obra trae varios guión bastante interesantes.

Esta es una obra que gira tanto sobre la identidad de genero como la sexual. La transformación completa que sufre Blanca la lleva a explorar un mundo que no es el suyo, tanto física como intelectualmente y a disfrutar su sexo de otra manera. No es la única, ya que varios personajes se encuentran atrapados en estereotipos que una sociedad tan rígida les impone. Una sociedad que por desgracia no esta tan lejana en el tiempo como pudiera parecer. Su guionista, Hubert, parece que vivió en sus propias carnes parte del tema principal de la obra, ya que nació en una familia fuertemente católica que se oponía frontalmente a la homosexualidad. Algo que hizo que el autor tuviera una depresión no diagnosticada durante la mitad de su vida. Por desgracia, decidió quitarse la vida justo antes de la publicación de esta obra, hace un año. Todo lo que tenía que contar, lo contó aquí.

Su dibujante, Zanzim, por suerte sigue aún entre nosotros y realiza un trabajo esplendoroso creando páginas que parecen cuadros del medievo y dandole un aire de época que te lleva a tiempos que se prometían más felices pero que realmente eran muy oscuros. Esas páginas donde se dedica a seguir el camino de los protagonistas son toda una delicia y su narrativa es muy fluida. A pesar de que el dibujo parece bastante sencillo, es de lo que atraen y te meten de lleno en lo que narran. Muy bonito de ver y de disfrutar.

Peau d’Homme es una obra muy interesante para reflexionar sobre como percibimos el genero y la identidad de cada persona y como a la sociedad le cuesta aceptar todo lo que es diferente. No me extraña que haya sido elegida por los estudiantes de secundaria como su mejor obra, ya que trata muchos temas que actualmente rondan por las cabeza de muchos ellos y que les pueden ayudar a comprender y a aceptar parte de lo que están sintiendo. Espero que no tarde mucho en llegar a nuestro país, es una obra maravillosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar