Nuevos Mutantes, una experiencia pandémica

Prevista para ser estrenada en 2018, 2019 2020 202? los Nuevos Mutantes parecía uno de esos proyectos malditos que si estuviéramos en el siglo pasado hubiera sido carne de videoclub. Se rodó, se volvió a rodar y se retocó una y otra vez, pero ni aún así ninguno de los nuevos montajes convenció a los directivos de las múltiples compañías que han sido dueños de esta película. Nunca jamás se iba a estrenar en pantalla grande… hasta que llegó 2020, el año en el que los nunca jamás terminan convirtiéndose en una macabra realidad.

Lo primero que hay que hacer es entonar el mea culpa ya que un servidor lleva haciendo todo tipo bromas a costa de esta película desde hace muchísimo tiempo. Cada retraso en la fecha de estreno era una magnifica oportunidad para echarse unas risas a costa de una producción que ha pasado por todos los estados posibles: reescrituras de guión, recortes, escenas rodadas meses después de acabar el rodaje, trailers totalmente engañosos, reescrituras para adaptarse a los trailers engañosos, etc, etc. Esta película ha tenido una vida tan azarosa que daría para escribir algún que otro libro. Y cuando finalmente se iba estrenar, cuando estaba todo bien atado y los señores de Disney habían dado por fin luz verde, llega nada más y nada menos que una pandemia mundial. Así que cuando por fin anunciaron su estreno en estos tiempos tan extraños, tenia una especie de deuda moral por ir a verla .

Seis meses hacía que no pisaba una sala de cine. Como precaución, una sesión de domingo por la mañana a la que normalmente suele acudir muy poca gente. Y en versión original, veneno para las masas. Pero lo que me encontré fue mucho peor de lo que esperaba, aquella era un autentico desierto. En la sala éramos nosotros y sólo un espectador más, haciendo un total 5 personas. Era como… no sé, como si algún tipo de fenómeno a nivel planetario hiciera que la gente se lo pensara dos veces antes de ir a una sala de cine.

Tras unos trailers de varias películas de superhéroes en los que se anunciaba junio de 2020 como fecha de estreno de Wonder Woman… sniff… empezó la película. El logotipo de Marvel, como siempre, y a continuación una tragedia de origen desconocido arrasa una reserva india, tras la cual, nuestra protagonista es encerrada para pasar una cuarenta de carácter indefinido… ¡maldita sea, esto es demasiado realista! Sobre todo si tenemos en cuenta que en toda la película solo aparecen 7 personas, cinco nuevos mutantes, una digamos médico, y el padre de nuestra nativa americana. Así que imaginaros lo que es ir al cine a ver una película en la que sus protagonistas están haciendo cuarentena y que transcurre dentro de las paredes de una institución médica. Por una extraña y absurda coincidencia se ha estrenado en el momento junto en que lo que ocurre en pantalla tiene demasiadas similitudes con el mundo actual.

No sé si os pasa a vosotros que a raíz de la cuarentena hay una serie de películas y de series que resultan demasiado irreales porque sus protagonistas hacen cosas como abrazarse, acudir a conciertos o simplemente pasan una tarde con sus amigos. Son cosas totalmente normales pero parecen sacadas de otra realidad, de tiempos muy lejos. Sin embargo en esta película viven como nosotros, sufren los mismos problemas de nosotros y se convierten en un reflejo de lo que esta pasando en nuestras vidas. Totalmente por casualidad, no esa era la intención inicial ni de lejos, pero al final es lo que ha quedado reflejado en la película.

Dicho todo esto, ¿la espera ha merecido la pena? Pues cómo seguramente todos os imagináis, no es una película maravillosa… pero sí que es una extraordinaria película de los Nuevos Mutantes. Es como un viaje al pasado y leerse uno de sus cómics cuando los publicaron (los 80 nada menos) Entonces la colección que molaba era la Patrulla X, una serie que lo tenía todo: acción a raudales, personajes chulísimos, drama, tensión, muerte, etc, etc. Así que cuando sacaron un spinoff guionizado por el mismo Claremont aquello era una compra segura. Pero resulta que la colección tenía muy poco de lo que nos alucinaba de su serie madre. Los personajes tenían aventuras, pero eran mas bien aventuritas, eran estudiantes no demasiado enrollados y contaban con todos y cada uno de los tópicos de la adolescencia. Pero lo que faltaba de emoción, aventuras y chulería, se suplía con el gran carisma de sus personajes. Eran adolescentes casi tan reales como los lectores, con sus mismos problemas y sobre todo su misma ansiedad. Aunque Cíclope y Coloso parecían la viva imagen de la angustia, con el tiempo se ha visto que todo aquello era más postureo que otra cosa. Los Nuevos Mutantes sí que tenían una angusta real, sufrían por ser quienes eran y por no tener claro que iba a ser de ellos en la vida.

Aunque no nos vamos engañar, este Claremont era muy flojito sobre todo en comparación con lo que estaba haciendo en la otra serie. Por suerte llegó Sienkiewicz a los lápices y aquello pasó del cero al infinito. El guión todavía tenía mucho que pulir, pero aquellas torpes ideas de Claremont se transformaban en autentica magía en manos del recién llegado. Aquello era locura, emoción y fuegos artificiales en cada número. Las aventuras de los personajes subieron de nivel y se convirtieron en algo único al adentrarse en unos terrenos nunca vistos en la serie madre donde sus mayores enemigos eran sus propios miedos.

Pues exactamente eso es lo que hay en la película, los mismos Nuevos Mutantes de los cómics. Por una vez se han respetado al detalle todos sus poderes y así podemos ver como Illyana sufre por tener que ir una y otra vez al limbo, como Roberto tiene miedo de quemar a alguien o como Sam no sabe controlar esa furia explosiva que son sus poderes. La película se centra en los personajes, no hay nada más, no hay aventuras, no hay una gran historia, tampoco un villano (bueno, o sí, pero realmente cuesta considerar como villano a un personaje secundario) y todo lo que ocurre en la película viene provocado única y exclusivamente por los personajes. Se nos había mostrado en los trailers una historia de horror, algo totalmente alejado de lo que se encuentra en la cinta. Al contrario, es una historia donde los personajes tienen que ir descubriendo como usar sus poderes y como en el proceso pueden dañar a sus más allegados. Es sobre todo una historia de amor hacía estos personajes. Y no hay absolutamente nada más en la película, que por no tener casi ni tiene trama. Pero en cuanto a fidelidad al espíritu de un cómic es de las mas fieles que he visto en mucho tiempo. No me estoy refiriendo a recrear tal cual los números 18 al 20 de la serie original, ya que eso no ocurre. Hablo más bien de condensar su espíritu y realizar una película de los Nuevos Mutantes tal y como son en los cómics.

Así que esto no es una película ni de Marvel ni de mutantes como todas las que han sido estrenadas hasta ahora. Esto es como un cómic de los Nuevos mutantes de 1984, que por cierto, era un cómic que tampoco le gustaba a casi nadie y que nadie conseguía entender. Me ha gustado mucho encontrarme con esa sensación en la gran pantalla y agradecer que de una vez por todas se adapten unos personajes creyendo totalmente en ellos. Por desgracia la prometida trilogía que se iba a rodar ha quedado totalmente en el olvido debido a todo lo que ha pasado para estrenar esta cinta, que va a recaudar unas cifras ridículas. Se esta utilizando como carne de cañón para demostrar que los cines siguen abiertos, no porque vaya a atraer a nadie a los cines, sino para tener algo en pantalla que haga pensar a la gente que algún día podrán volver a compartir un espacio cerrado. Hay que estrenar lo que sea y este lo que sea han sido estos Nuevos Mutantes. Para mi una rara joya que he disfrutado una barbaridad y que me ha gustado mucho más que otras películas mutantes que seran mucho más vistosas pero sobre todo más artificiales. Como en su día eran los Nuevos Mutantes.

P.S. Lo único en lo que se salta un poco el espíritu original es que los personajes hacen algo que a Claremont no se le ocurrió en su día… los adolescentes se lían entre ellos, ¡a quién se le podía haber ocurrido algo así!

Un comentario en “Nuevos Mutantes, una experiencia pandémica”

  1. Coincido bastante en la reacción, tanto como adaptación como las circunstancias del visionado; pero ojo, que parece bastante confirmado que no hubo rerodajes, sí reescrituras previas al rodaje y desencuentros después, que al parecer llegaron al borde de plantearse rehacerla incluso por completo. Pero finalmente se ha montado la única película existente, y el director asegura que sólo se le han caído minutos desde su montaje más extenso (aunque promete veinte minutos de escenas extra para la versión doméstica, que quizá puedan aclararnos algo).

    https://www.vulture.com/2020/08/what-happened-to-the-new-mutants.html

    Y hacía tiempo que no me pasaba por aquí, ¡me alegro de ver que vuelves a la carga!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.