Un rápido vistazo al Nemesis de Mark Millar

Porque me lo habéis pedido, he hecho de tripas corazón y me he leído el primer y único número de esta nueva serie. Vamos con él.

nemesismarkmillar.jpgAntes de nada un breve inciso. En la medida de lo posible intento leer las obras de Millar cuando están completas. Si existe un asesino del formato grapa, este hombre es el sospechoso número 1, pero no porque el formato se le quede corto, sino porque no tiene ni idea de como narrar en un número de páginas tan corto. Con el Kick-ass que comente ayer me espere al último número, el 8, para leerlo. Me acuerdo que estaba disfrutando de un número, leyendo los diálogos tranquilamente, cuando llego a la última página, miro el reloj y… ¡joder, solo 4 minutos desde la primera página! Era un número con bastante acción, de acuerdo, pero que 24 páginas te duren eso es para hacértelo mirar. Dicho esto, una vez leído este primer número de Nemesis voy a intentar aguantar unos cuantos a ver si pasados 5 ó 6 se decide a contar algo.

¿Y si Batman fuera el Joker? Así es como el señorito Millar esta publicitando esta serie, y una vez que lees el tebeo te das cuenta que la frase no es demasiado afortunada. Lo correcto seria ¿ y si Batman fuese un supervillano? Así sí. Y bien, eso es lo que nos encontramos, un tipo vestido totalmente de blanco (porque el murciélago va de negro) que realiza sus actos de villania con una precisión y una destreza espectacular. Lo que pasa que en vez de salvar vidas, se dedica a acabar con ellas de la manera más cruel que se le ocurre. Y eso es lo que tenemos en este primer número, muertes, casquería, un poquito de dialogo, más muerte, más casquería y poquito más, muy poquito más.

¿Merecerá la pena esta serie? Pues la premisa y el desarrollo promete… como siempre pasa con Millar. Lo que pasa es que cada tebeo suyo que leo empiezo a pensar que se esta convirtiendo en un Ennis cualquiera por esos niveles de casqueria insana. En Kick-ass ya había varias páginas pasada de rosca, y aquí tiene alguna escena que parece destinada a hacer vomitar al lector. No me gusta cuando hace eso, no le hacen falta recurrir a estos trucos para hacer algo interesante.

Y poco más, las 24 páginas de este hombre saben a prácticamente nada y comentar número tras número es un sufrimiento. En cuanto al dibujante, McNiven, que le acompaño en Civil War… ¡esta horrible! Como se nota que en aquel evento le dieron tiempo de sobra para dibujar los tebeos, porque aquí se ve que lo ha hecho a ritmo normal y se le notan montón de carencias. Especial atención a las caras, donde se luce de lo mal que lo hace. Ay, como se nota que te falta un Romita Jr.

Puede ser un gran tebeo o una absoluta decepción, pero hasta que no haya 150 páginas publicadas, como que no hace falta comerse mucho la cabeza.

9 opiniones en “Un rápido vistazo al Nemesis de Mark Millar”

  1. Queda confirmado que Mark Millar es uno de los mayores ‘bluffs’ que ha dado el cómic en los últimos años: si le sacas de la fórmula tacos + ultraviolencia + gore sus guiones se quedan en nada. En serio, ¿alguien puede decirme qué diferencia hay entre The Ultimates y su etapa en The Authority, o entre Wanted y Old Man Logan? Todos sus protagonistas son psicópatas adictos a darse de tolinas y decir frases guays que sólo se distinguen de los ‘villanos’ en el color de sus uniformes.

    Aparte, el tío es uno de los mayores bocazas del medio: que si tengo en la cabeza la historia D-E-F-I-I-N-I-T-I-V-A para revitalizar la franquicia de Superman en el cine y los directores más top de Hollywood están deseando ponerse rodarla, (por supuesto no puedo decir nombres, je, je, pero los de la Warner pueden llamarme cuando quieran, y yo encantado de vendérsela); que si Fox me ha ofrecido escribir el guión de X-Men 4; que si mi próximo proyecto va a redefinir por completo el concepto de cómic de superhéroes, etc. Por supuesto al final todo se queda en agua de borrrajas: la Warner al final ha contratado a Jonathan Nolan para escribir el reboot de Superman, (se ve que no tenían el móvil de Millar, XD); en la Fox dicen que jamás de los jamases le han ofrecido escribir el próximo título de los X-Men, y me apuesto lo que sea a que la próxima aportación de Millar al mundo de los superhéroes seguirá su comprobada fórmula a-ver-qué-nueva-salvajada/sobrada-escribo-que-supere-todas-mis-obras-anteriores, (pero seguro que hay mucha, muchísima hemoglobina salpicando las viñetas y poco, poquísimo guión)…

    Mi consejo es que Millar averigüe bajo que piedra se escondieron Rob Liefeld y John Byrne a finales de los ’90 y les pregunte si tienen sitio, porque me parece que va por el mismo camino.

  2. Gracias a las descargas me he ahorrado un dineral en comics tan nefastos que tras leerlos los he borrado de mi disco duro.

    Estoy hasta el gorro de los comics molones de superheroes, de los megaeventos y de la madre que los parió. Parece que estemos en los 90 otra vez.

  3. Millar tiene ideas buenas pero a veces me parece que las afronta de forma inmadura. Es como un chaval que cree que decir «joder» en cada frase le hace parecer mayor. Esa inmadurez se muestra también en sus declaraciones públicas, como las que cita David en el primer comentario.

    Wanted me pareció una gran decepción; contar una historia de supervillanos (oh, qué original, a nadie se le había ocurrido) y acabar recurriendo a la sobadísima fórmula de enfrentarlos a villanos aún peores (uno lleva una esvástica, oh qué sutil) para que así los primeros no parezcan tan malos en comparación.

    Authority empezó bien con esa premisa de enfrentar a los superhéroes con el sistema político mundial, pero luego lo derivó hacia un supervillano (Seth) que era el centro de la función, y mucha ultraviolencia y casquería. Y así con todo.

    Y esto de Batman, aunque tendré que echarle un vistazo a ese primer número para asegurarme, apunta en la misma dirección. Primero, hacerse el original con algo que ya han hecho mejor antes (Grendel ya era Batman como villano), y segundo, desaprovechar una idea que ejecutada de otra manera habría sido interesante, como es hacer un Batman psicótico que busque los mismos fines del original pero con medios aberrantes. Eso me habría gustado.

  4. Yo me uno a los que Millar no les gusta nada.

    Su Autorithy me gustó, pero ni los Ultimates, ni Wanted, ni Lobezno, ni Civil War… y ya lo dejé por imposible.

    A mi me parece que está lejísimos de Ennis. Hitman o Predicador, con sus altibajos, son mejores que nada que ha escrito Millar, y sin dibujantes «hot».

    Y JLA/Hitman es un gran tebeo de superheroes.

    ¿que personaje ha creado Millar alguna vez?

  5. primero hay que decir que comparar a byrne con millar es bastante desparejo porque el primero tiene varias etapas legendarias como para creersela (en xmen, los 4F, superman) y si bien en los noventas bajo mucho el nivel continúo sacando de vez en cuando comics leibles como las minis de generaciones que a mí me gustaron o los actuales comics de star trek que esta haciendo para IDW. al lado de millar byrne es will eisner.

    y segundo por fin alguien se acordo de grendel! es impresionante que en los foros yankis nadie se haya acordado de grendel prime!!

    le recomendaría a millar que deje de vender humo y se lea el «batman/grendel: el enigma del diablo» (perdón si me confundo el nombre).

    aunque lo prefiero jugando con creaciones propias y no con personajes establecidos como reed richards o el capitán américa.

    http://www.malditocerrado.blogspot.com

  6. Bua me lo acabo de leer.. y ni me parece Mcniven el dibujante,y me ha parecido bastante mierda todo en conjunto. Eso lo ago yo mejor, vamos… en fin,que tanto Nemesis como el poli me la traen flojas y eso que me gustan ambos autores.Veremos como sige… aunque no te deja con ganas de más.

  7. Tomo leido de arriba y abajo y…decepcionante a la par de predecible…

    Millar crea un Owlman (la contrapartida maligna de Batman) y se pone hacer lo que le sale de p***a con él: nadie es más listo que Nemesis, nadie le puede ganar en una pelea cuerpo a cuerpo, es el mejor y todos los demás son gilipollas a los que sodomizar con una banana untada con el virus del sida…

    En fin, comprendo que el estilo de Millar sea agresivo, anti-heroico y muy espectacular, pero con Nemesis se le ha ido la olla completamente, es un sucesión de locuras y brutalidades enlazadas una detrás de otra sin explicación del porqué, solo suceden y punto para disfrute del propio Millar quién es en realidad Némesis.

    Bajaoslo de internet, no merece la pena gastaros 15 pavazos como he hecho yo XP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.