Una reflexión sobre Siegel, Shuster y su lucha por Superman

Ya habéis podido leer por vosotros mismos como fue el proceso que llevó a la creación de Superman y como fue la vida que llevaron sus autores en torno al personaje. Es el momento de tener una mínima reflexión? ¿Quienes fueron los héroes y quienes lo villanos?

Cuando me acerque en un principio a la vida de estos dos muchachos que soñaron con comerse el mundo y el mundo se los comio a ellos, esperaba encontrarme con un relato de una vida llena de penurias y desengaños. Y sí, hay muchas penurias y muchos desengaños, pero también hay buenos momentos y alegrías, hay un poco de todo. Pero vayamos por partes.

¿Actuó mal DC con la pareja? Pues sí, pero más que nada por no tener un poco de mano izquierda con los chicos. Como se demuestra al final, lo que querían los autores era reconocimiento y algo de pasta, cosa que les fueron escatimadas durante gran parte de su vida. El tema de los derechos era algo habitual de la época y no se sabe donde hubiera llegado Superman sin DC o DC sin Superman. Es posible que el personaje hubiera vendido por si solo los primeros años, pero si sus autores hubieran seguido encargándose de él, seguramente hoy seria uno más de esos personajes que desaparecieron tras la segunda guerra mundial. No quiero decir con ello que no se merecían tener su parte, pero el problema con este tipo de personajes es que los realizan tantos autores que al final uno no sabe quien se merece más los derechos. Resumiendo, que los autores se merecían tener un tanto por ciento fijo en en todo lo que se lanzara, pero de ahí a poseer todos los derechos, pues ahí un mundo.

De todas maneras, no penséis que estamos hablando aquí de pobretones. En sus primeros años, tanto Jerry como Joe ganaron mucho dinero, tanto por las ventas de los tebeos como de las tiras de prensa. Creo recordar que incluso existen fotos de la casa que se compraron, de los muebles que tenian y de lo acomodado que vivían. Tenían una buena vida y podrían haber vivido muchos años de las rentas. Pero claro, si ellos eran millonarios, por llamarlo de alguna manera, sus jefes eran multimillonarios y eso era lo que escocia. Que mientras ellos se curraban las páginas, otros que no «hacían» nada se lo llevaban calentito. Es todo cuestión de puntos de vista, pero todos podrían haber vivido muy bien si hubiera sabido llegar a un acuerdo. Pero les pudo la avaricia a todos y paso lo que paso.

La parte final del relato es lamentable y ahí no hay peros que valgan. Quizá los chicos podrían haber ahorrado algo de dinero para no vivir al borde de la miseria, pero no tiene perdón que la editorial los abandonara a su suerte. Pero es lo que hemos hablado ya bastantes veces de DC y su trato especial con la «familia». Si estabas con ellos, te cuidaban para toda tu vida, si estabas en contra, te hacían la cruz. Y Jerry, sobre todo Jerry se enfrento a los jefes y eso fue algo que no se les olvido en la vida.

Por suerte el final es más o menos feliz y sobre todo un gran paso adelante en el reconocimiento de los derechos de autor. La situación en la que se encontraban los dos autores hizo darse cuenta a muchos otros lo que les esperaba al final de sus vidas y que más les valía empezar a moverse antes de que fuera tarde.

Bueno, ahora dos o tres días de post normalitos y luego, ¿seguimos con los juicios entre otros de Superboy? O si no lo dejamos para el verano que viene, como veáis.

21 opiniones en “Una reflexión sobre Siegel, Shuster y su lucha por Superman”

  1. Yo también voto porque sigas, que estos posts están interesantísimos, Pedro.

    Una cosica sobre el nuevo diseño… ¿sería posible que volvieras a tener forma de desde una entrada pasar a la anterior o a la siguiente sin tener que estar en la página principal? Creo que es una de las cosas que has perdido con el nuevo diseño (que por lo demás tiene una pinta estupenda) y las estoy echando de menos (sobre todo cuando son series de posts lo que publicas, como ahora)

    Un saludo!

  2. Lo tienes a la derecha, pero a lo mejor no se ve demasiado ahí. Antes estaba arriba creo, ¿te lo pongo ahí a ver si queda bien?

    Todavia me quedan dos o tres flecos del diseño, pero por ahora ya esta casi todo bien.

  3. Pues a mi me da igual porque voy a leer el blog igualmente jeje

    peeeero si nos das a elegir prefiero que toques otros palos, no porque estos post sean aburridos, si no para no monotematizar el asunto.

    Me han parecido muy interesantes (se podí­a compaginar con entrecomics), amenos e informativos. Vamos, que han sido cojonudos. Por ello desde aquí­ te doy las gracias, que ya lo dijo mi abuelo, «es de buen nacio ser agradecio»

  4. Han estado interesantes los post sobre Siegel y Shuster.

    Como reflexión comparto también la tuya: nadie tendrí­a que haber vivido tan amargado si todos hubiesen cedido un poquito más. Siegel era demasiado ambicioso (y como amigo tampoco es que fuera muy de fiar) y los de National unos mafiosos bastante agarrados…

    En lo que no estoy de acuerdo es en la parte final. Está claro que nadie merece vivir al borde de la miseria, pero entiendo perfectamente que DC -despues de haber sido demandada 2 veces por Siegel y teniendo en cuenta que lo de Superboy todavia no estaba resuelto- no se preocupara voluntariamente de él. Aunque a nivel humano eso este muy feo.

    PD: chulo el nuevo diseño 🙂

  5. Una cosa, no he leído nada sobre la creación de Siegel de The SPider, aka Flierman, un personaje que sí­ tuvo éxito y continuidad, aunque fuera en el mercado inglés / europeo. Que tampoco es tan importante en la gran historia, en realidad, pero que seguro que sacó al autor de más de un apuro económico.

  6. El tema de los derechos de autor vs universos compartidos de grandes editoriales es complejo. Como dijo alguien en un artículo hace tiempo ¿deberían Len Wein y Herb Trimpe, creadores de Lobezno, llevarse la millonada que sigue generando el personaje gracias a Claremont, Byrne y Miller?

  7. Un par de matices:

    Viru, Spider no es creación de Siegel. Se subió al carro en su segunda o tercera aventura y de ahí en adelante. Y triunfó durante 6 o 7 años.

    E, Martín, no es Trimpe el creador gráfico de Lobezno, sino John Romita Sr, los bocetos los he visto un par de veces por ahí­…

  8. Pedro,magnifica labor con tus post.Es bueno que se sepan estas cosas para que todo el mundo sepa que el comic,y en este caso,de superheroes,no es tan facil ni tan bonito como se ve aparentemente

  9. Sólo por si acaso: todos estos post sobre Siegel y Shuster han sido magní­ficos. Me han gustado más que los de Eisner, que me parecieron un pelí­n espesillos.

    Sobre el asunto del post, está claro que DC se portó de una manera impresentable con ellos, pero la causa no está en que las empresas sean malas y los obreros víctimas, sino desde mi punto de vista también viene de ese desprecio que siempre se le ha tenido al mundo del cómic. Justo el año en que se estrenó la película de Superman (¿el año en el que se les dió un sueldo vitalicio a los creadores?) se editó «Contrato con Dios», que intentaba crear una visión madura del cómic. Coincidió el respeto a los autores de Superman con el respeto que se intentaba darle al comic.

    Y justo termino el párrafo y me doy cuenta de que me ha quedado petulante y pomposo. Porca miseria.

  10. Ahhh, ya lo veo, ahora que lo dices, pero sí es verdad que no se nota mucho que es eso…

    O vamos, que el cegato de mí no lo vio XD

    Hombre, yo ahora que lo tengo localizado, ya me da igual que lo tengas en un sitio o en otro… pero así a priori me había descolocado un poquito

    Un saludo, Pedro 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.