Crisis de identidad

Si uno visita los foros americanos que tratan sobre cómics, inmediatamente captará su atención el zumbido que está provocando la miniserie que DC cómics está publicando en estos momentos. Bienvenido a tu peor pesadilla, los superhéroes no son tan buenas personas como tú pensabas.

identitycrisis.jpgBrad Meltzer es un famoso escritor de Bestsellers en los Estados Unidos. Lo más increíble de todo es que, a pesar de ser bestsellers, lo libros están bastante bien. Sus obras son tremendamente adictivas y te enganchan desde la primera página. Sus argumentos suelen girar en torno a temas judiciales y políticos y te recomiendo cualquiera de sus cuatro obras publicadas en España (creo que aquí las edita Ediciones B). Meltzer, aparte de haber sido escritor de discursos de Clinton, tiene un amor incondicional hacia los cómics. En cada uno de sus libros se pueden encontrar referencias tebeiles (en su primer libro, el décimo Juez los jueces del Tribunal Supremo comparten nombres con los protagonistas de Watchmen, y así en otros libros). DC fue extremadamente inteligente al ficharle para realizar 6 números de Green Arrow. Si como escritor es bueno, como guionista de cómics es magnífico. Su etapa con el arquero fue maravillosa, llena de referencias y guiños nostálgicos al pasado y muy emocionante. Uno de los mejores tebeos que ha publicado Norma en España sobre el universo DC, así que si no lo tienes, ya sabes lo que tienes que hacer.

Con estos logros en su haber, todo el mundo estaba esperando su siguiente trabajo en los cómics. Y aunque se ha hecho esperar, Identity Crisis es una realidad. Esta vez le han dado para jugar todos los juguetes del universo DC, y él los va a devolver completamente rotos.

Identity Crisis es un escándalo en los USA. Curiosamente a muy poca gente le ha preocupado que maten a una persona usando extrema violencia. No, eso no nos importa, total, que más da. Lo que ha resultado inadmisible para muchos americanos ha sido la aparición de una violación en sus páginas. Al parecer, los cómics pueden contener muertes por doquier, armas, drogas, y cualquier perversión del vicio, pero una violación, no, eso no, hasta aquí. Pues perdónenme señoritos americanos, ¿ pero de verdad creíais que cuando un villano psicópata secuestra a alguna de estas chicas hinchadas por todos lados no la iba a tocar un pelo ? Por favor, seamos consecuentes. Hay un lado en los cómics que no se muestra, pero que existe, y no debe ser por ello ignorado.

Pero lo que más me revienta es la doble moral: ¿ has visto que paliza de muerte le ha dado a ese personaje ? Bah, me da igual, tampoco me gustaba mucho ese personaje. ¿ Y has visto esta violación ? Vade retro Satanás, hasta aquí hemos llegado, no, no, y no, esto no puede ser un cómic, los cómics son puros e inocentes!!!!!

De todas maneras ahí no para la cosa. Vemos un lado de los héroes que no ha gustado a mucha gente. Es un lado muy negativo, que los acerca bastante a los villanos que tanto persiguen. Sin embargo, la situación les muestra impulsados a hacer eso tan malo (que no es matarlos, es otra cosa, lo siento, no la voy a desvelar) y uno no sabe si los héroes de verdad deberían de hacer eso o no. Ese es el quid de la cuestión. ¿ Alguna vez los héroes han sido verdaderos héroes ?

Volveremos a hablar en un futuro de este tebeo que está sacudiendo los cimientos del universo DC. Cuando se publique en España o cuando acabe la miniserie. A mí me da miedo como va a acabar esto, porque está dejando a los héroes en muy mal estado. Vamos, que después de leer esta serie, cuesta mirarlos de la misma manera. Lástima que sea un tebeo tan bueno porque se acaba muy prontito, no lo pierdas de vista.

Animal Man, un tebeo te está mirando

Aprovechando que Norma publica el primer tomo (de tres) que compone la serie, vamos a dar un pequeño repaso a la misma.

animalman.jpgPara mí siempre han existido tres Morrison: el más desquiciado, que se olvida de hacer tebeos y suelta un torrente de ideas inconexas; el normalito, que hace buenos tebeos, muy buenos tebeos, sin meter mucha cosa rara en el guión; y la mezcla de los dos, que es cuando suele dar los mejores resultados. En esta serie nos encontramos con ese Morrison normalito tan resultón. Por supuesto, aprovecha algún que otro momento para meter alguna que otra de sus ideas extrañas,pero para mí todo se encuentra dentro de un Morrison muy contenido, con unas ideas muy claras y sin salirse del camino.

Animal Man es un tebeo excepcional. Nunca ha estado aupado a categoría de obra maestra, ni creo que tenga de estarlo, pero es un tebeo que te deja con un grato recuerdo. Escribo estas líneas con una sensación bastante cálida ya que recuerdo Animal como un tebeo que se dejaba leer, que mostraba sus ideas con sinceridad, que crecía y se iba haciendo cada día más profundo. Sin embargo, si alguien me preguntara cuales son mis tebeos favoritos nunca mencionaría a Animal Man entre ellos. Es una extraña cualidad que tiene esta obra, que parece no querer destacar entre las demás, que se esconde dejando hueco a otras obras más chillonas.

Animal Man es un superhéroe cuyo poder es el de imitar a cualquier animal que se encuentre cerca de él. Debido a la empatía que el personaje va sintiendo por los animales veremos como el relato se va transformado del típico tebeo de superhéroes a una defensa apasionada de los animales, de la vida. Morrison cuenta que con esta obra se convirtió en vegetariano y es fácilmente comprensible ver el porqué a través de sus páginas. Buddy, nuestro protagonista, va madurando número a número, empezando la serie como un simple superhéroe miembro de la famosa liga de la justicia y terminando como un personaje maduro que mira cara a cara a su autor. El viaje por el que Morrison nos conduce nos va metiendo en la piel del personaje y nos hace participe de la obra, como si formáramos parte íntegra de la serie. Poco a poco nos va dando bofetadas para que despertemos ante lo que está pasando con nuestro entorno. Y cuando peor está todo, cuando te sientes sumido en la desesperación más absoluta por lo que le está ocurriendo Morrison da una vuelta de tuerca y te muestra que sólo estás leyendo un tebeo, que la vida es mucho más dura y que la desgracia en cualquier momento puede golpearte en la cara. Es un final agridulce, un golpe directo al estómago, y quizá sea el mejor final de una serie que se ha visto.

Mención especial merecen las portadas de Brian Bolland, absolutamente geniales. Es uno de los mejores trabajos de este autor y son un reclamo espectacular a la hora de leer un número. Son una obra de arte y son la perfecta introducción para cada número. He leído por ahí que la edición de Norma prescinde de estas portadas y no puedo imaginarme mayor atrocidad cometida a una obra. Mal, mal, mal, estas portadas se lo merecen todo.

Lo dicho, si no sabes en que gastarte el dinero o tienes que elegir entre todos los tomos caros de Norma, este es una apuesta segura. No se convertirá en un tebeo favorito pero te dejará con el mejor sabor de boca que hayas tenido en mucho tiempo.

Con todos ustedes: figuritas de plomo

Como una polilla atraída por la luz me siento ante la mención de un nuevo coleccionable de Planeta. Ésta será la tercera vez en diez días que hablo de un coleccionable de la editorial, y es que, en las circunstancias en la que se encuentran los derechos Marvel ahora mismo, uno se siente atraído irremediablemente a ellos.

cutrespiderman.jpgFiguritas de plomo de personajes Marvel. Quizá hace cinco años me hubiera reído a mandíbula batiente, pero tras la existencia de Heroclix, del éxito de ventas que supone, a uno no le quedan ganas de reírse. Y es que donde se gana dinero realmente no es con los tebeos sino con este tipo de merchadising chorra que a mucha gente le encanta… bueno, a mí también me gusta, pero de ahí a gastarme el dinero en eso…

Bueno, ahora toca empezar a hacer elucubraciones sobre el número de entregas, la perdida de tiempo, soltar un “no les va a dar tiempo” y una risa maléfica y ya tenemos el comentario ingenioso del día. Aunque no, esta vez no, primero por no repetirme, que eso ya lo hice con el coleccionable de Spiderman 2. Sino porque esto que van a editar ahora no son tebeos, son figuritas. ¿ La diferencia ? Sí, una cosa se hace en papel y otra en plomo… Realmente no sé, porque lo desconozco totalmente, si estos derechos van juntos o separados con los otros. Es decir, si Panini permite la existencia de este coleccionable o no, porque en el fondo ganan todos. No daña la futura línea editorial de Panini, le hacen publicidad directa, supongo que una parte del pastel irá para Panini…

No sé, no tengo ni idea, pero éste sí me parece un producto que puede ir saliendo al mercado sin los problemas que plantean los tebeos.

Se me olvidaba, acompañando a las figuritas se encuentran unos fantabulosos fascículos con la traducción española de la guay-chachi-que-te-cagas enciclopedia Marvel. Aquella con unos grafiquitos que te muestran el nivel de poder de cada personaje y que tiene graves carencias, al olvidarse ciertos tebeos de algunos personajes. Es decir, una cosa molona y resultona pero que ¡no gracias, ya tengo demasiadas enciclopedias!

Me gustaría destacar un párrafo muy bonito, refiriéndose a los cómics Marvel, del pdf que te puedes bajar en la página de Planeta sobre el coleccionable:

Su implantación llegó en 1982 cuando Cómics Forum, Planeta de Agostini, inició la publicación regular de series como Conan el Bárbaro, Spider-Man, Daredevil o Capitán América, entre otras, recogiendo el testigo de editoriales que habían captado a una legión de lectores durante los años setenta […]

Es decir, que se implantaron en el 82, antes no, antes no había cómics Marvel en España. Ah, pero sí, porque recogen el testigo, pero no, que no, que a lo mejor eran lectores del Pulgarcito, que lo de antes no era implantación, que eran cuatro colecciones mal editadas. ¡Por Dios, si retocaban las viñetas y tenían portadas de Lopez Espi!

¿ Qué si las figuritas son bonitas ? Pues esto depende del gusto de cada uno, yo con el Heroclix ya estaba servido, pero quién sabe, quizá caiga el número 1 y dudo mucho que el 2. Eso sí, enhorabuena por, JUSTO AHORA QUE PIERDEN LOS DERECHOS, saber explotar el marketing que acarreaba los tebeos Marvel, les ha costado pero al final lo han conseguido.

Jose Luis Córdoba, el hombre de moda

Voy a dar una noticia que ningún blog sobre cómics puede dar a día de hoy: NO HE HABLADO CON Jose Luis CóRDOBA, NO LE HE LLAMADO POR TELÉFONO, NO LE HE MANDADO NINGUN MAIL. Ahí queda eso, notición exclusivo. Recuerda que lo leíste aquí antes que en ningún otro sitio.

Vaya día que llevamos señores, vaya día. Visitas los foros de siempre y todos los mensajes que lees son:

– Entrevista exclusiva con Jose Luis Córdoba.

– Entrevista más exclusiva aún con Jose Luis Córdoba.

– Hablamos por teléfono con Jose Luis Córdoba.

– Nos escribimos por mail con Jose Luis Córdoba.

En definitiva, ¿ queda alguien en este país que no haya tenido ninguna clase de contacto con él ? Ha pasado de ser una persona desconocida a la que nadie creía en Julio (dicho por él mismo) a la superestrella comiquera del momento. Porque además es accesible 100%, le llama CUALQUIERA por teléfono y lo coge y le cuenta su vida en verso. Ah claro, que me estoy quejando de vicio. No, si él que es una persona sea accesible, responda a las preguntas y no se esconda es fantástico, cojonudo, un soplo de aire fresco. Me estoy quejando de vosotros, ¿ tenéis que llamarle tanto por teléfono ? ¿ Tenéis que enviarles tanto mail ? No, mira, eso me da igual, lo que me importa es: ¿ tenéis que contarnos todo el mundo lo que os ha dicho cuando lo hemos leído ya en veinte entrevistas similares ? Es una saturación a más no poder. Es como la Operación Triunfo de los cómics, pero a lo bestia: “lo que Jose Luis Córdoba ha dicho en diecisiete páginas web, nos lo dice a nosotros, EN EXCLUSIVA.”

A todo aquel me lea, os voy a proponer una serie de entrevistas: Jesus Pece, Alejandro Viturtia, Jaime Rodríguez, Cels Piñol y Raimon Fonseca. A ver si así leemos algo diferente de una vez por todas. No me digáis que no os gustaría ésas.

Y os dejo que suena el teléfono:

Que no Jose Luis, que ahora estoy ocupado. Que ya, que los formatos igual. Que perdéis dinero pero lo hacéis por el cliente. Que los packagers los mismos. Que tenéis el plan editorial de los tres primeros meses. Que tomos de 240 páginas. Venga, vale ya, que todo eso ya lo sé. ¿ No tienes otra llamada que hacer ? Sí, seguro que algún blog te has dejado por ahí. Ala, hasta luego.

Ay, Jose Luis, no sabes en que país te has metido, va a conocer lo pesado y críticos que somos los españolitos. Al tiempo.

Los amores de Clark

Tras tres días un poco densos (al menos para el que esto escribe) vamos a relajar un poco en tono con un pequeño divertimento.

smallville1.jpgEsta chica parece mona. Todo el mundo piensa que lo es, lo que de verdad le pasa es que tiene una cara rara que le va perfectamente a su personalidad. Es boba, no se puede confiar en ella y hace juicios de valor a la mínima amén de cambiar de opinión a cada capítulo. De todas maneras, a nadie le importa, a todo el mundo le da pena y siempre la perdonan haga la estupidez que haga, que son muchas. En definitiva, es una persona insoportable.

Huir de ella a toda costa. No se entiende que ve Clark en ella (será también cuestión de pena), ya que incluso a la hora de tener el primer calentón lo tiene con otra profesora más interesante.

smallville2.jpgEsta chica es un poco fea. Aunque tiene su punto. Es inteligente, inquisitiva, habladora, graciosa, tiene montón de cosas interesantes que decir. En definitiva, ésta es la novia que te echarías. Que sí, que la otra está más buena, pero abre la boca y se acaba todo el encanto. Clark debería estar con ella, pero sus hormonas adolescentes le ciegan, porque cuando aparezca Lois que es igual que Cloe pero en tía buena, pues ya veréis como le tira más.

smallville3.jpgEste chico le resulta atractivo a muchas mujeres. Debe ser un asunto capilar, porque con pelo no le gusta a nadie. Es inteligente, maquiavélico, traicionero, arrogante, manipulador… en fin, toda una joya. Se pasa toda la serie diciendo “A Clark dejarle en paz”,”No os metáis con él”. Su futura pérdida de memoria puede deberse al desengaño amoroso que se llevara cuando Clark se líe con Lois.

smallville4.jpgEsta chica es un sueño. No hay más que echarle un vistazo para entender porque Clark bebe los vientos por ella. Esto si que es una chica de verdad y no la tonta de Lana. Está claro porque Clark se enamora de ella.

– Hola, soy Lois.

– Tú puedes ser lo que quieras.

El huracán de las noticias insignificantes

Es imposible intentar estar a lo tuyo estos días sin que te salte a la cara alguna noticias del asunto Planeta/Panini. Hoy mismo me disponía a escribir sobre Hellboy y zas, recibo un correo confirmando quien va a distribuir los tebeos de Panini. ¿ Y qué hago ahora ? ¿ Lo ignoro y sigo con lo que tenia planeado o lo comento ampliamente en el blog ? Lo siento seguidores de Hellboy, ya leeréis sobre vuestro personaje favorito la semana que viene…

SD distribuciones ha mandado un mail a todas las librerías confirmando que van a ser ellos los distribuidores para librerías especializadas de Panini. Realmente no es un notición tan espectacular ya que era una de esas cosas que se sabia de sobra. Ellos mismos se habían encargado de llevar el rumor a todas partes, para que se supiera quien iba a llevar a partir de entonces el cotarro. ¿ Y en qué afecta esto al lector ? Pues por ahora en poco, porque hasta que no se vea como funciona el tema de la nueva distribución poco podemos decir. A quien afecta de verdad es al librero ya que es un cambio completo y radical para él, pero esa es otra historia…

El quizá de la cuestión es que este tema despierta demasiado interés entre los compradores de tebeos. Nos tiramos a la yugular de cualquiera por una migaja de información y cualquier rumor nos parece una fuente a seguir. Es una noticia sobredimensionada y sobrexplotada, ayudada por estos tiempos de correveidile de internet. El mundo se va acabar, por lo menos, y eso que solo estamos hablando de cuatro tebeos. ¿ Realmente importaría que se dejara de publicar Lobezno, por poner un ejemplo ? Estamos en unos tiempos donde podemos encontrar cómics de todo tipo y de bastante calidad en las estanterías. ¿ Es tan crucial para nuestras vidas el que se dejen de publicar los cómics Marvel ? A mi, personalmente, me da igual. Me gustan 3 ó 4 colecciones de Marvel y las demás las sigo por pura inercia. Me río con el Punisher, pero si lo cerraran no me iba a doler. Me entretienen los X-Men de Austen, pero no echaría de menos su cierre. ¿ Bibliotecas

Marvel decís ? Pues con todas las que han sacado estoy saciado de material clásico para unos cuantos años. Así que, preguntaros seriamente: ¿ seria tan grave perder esos tebeos ?

Porque encima no se van a perder, van a seguir publicándose, de una manera o de otra. No van a ser tan tontos en Panini como para realizar un esfuerzo tan grande para editar tebeos y luego cerrar las colecciones a lo loco. Con Panini vamos a seguir viendo las mismas colecciones de siempre y luego que puede que mas o menos, pero en definitiva, será lo mismo que con Planeta.

Supongo que el morbo, la intriga, el me han dicho, el ahora se van a enterar lo que vale un peine, y el ya lo sabia yo,son elementos tan poderosos que es lo que da fuerza a este folletín malucho de a duro el ejemplar. Empieza ser cansado,sobre todo porque no tiene visos de acabar. Cuando Panini anuncie su primer plan editorial internet se va a convertir en un torrente de palabras apabullantes, las revistas en otro, todo va a ser bla,bla,bla,bla hasta el infinito. ¿ Y todo para qué ? Spiderman saldrá en enero y todo seguirá igual. Total, son cuatro tebeos, y tampoco son tan buenos, no merece la pena.

Eso sí, seguiré hablando de ellos, hasta que me canse… no, hasta que se cansen los demás, esa es la diferencia.

Jimmy Corrigan, el tebeo más triste del mundo

Hace tiempo comente en este mismo foro la no publicación por parte de Planeta del Jimmy Corrigan y las posibles causas de ello. Como al César hay que darle lo que es del César, y en el pasado Saló Planeta cumplió su parte del trato, que menos que cumplir yo la mía y comentar este tebeo ya con el ejemplar en las manos. Sí, ya sé que desde el salón han pasado unos cuantos días, pero es que este tipo de tebeos hay que leerlos en frío, con mucha calma y paciencia, y a ser posible en días negros y lluviosos.

corrigan_strip.jpgLa lectura de Jimmy Corrigan ha sido algo extremadamente duro. Es un tebeo denso, duro, crudo, y en ocasiones bastante desesperante. Reconozco que en varias ocasiones tuve tentaciones de coger el tomo y estampárselo en la cabeza al mismísimo Chris Ware por contar una historia tan deprimente con unos protagonistas absolutamente patéticos. Otras veces, sin embargo, me quedaba absolutamente maravillado ante la destreza gráfica que se mostraba en las páginas y ante los experimentos visuales que el autor se dedica a hacer por doquier.

No quiero decir con ello que todo el interés de este tebeo se apoye únicamente en la parte del dibujo, sólo que Ware le dedica tanto mimo al dibujo, a la composición de página que uno no puede evitar perderse entre las viñetas y olvidarse un poco de que va la historia. El peso de la parte gráfica es abrumador, y en bastantes ocasiones uno parece encontrarse ante un tratado de dise&ntildeo gráfico más que ante un tebeo. El diseño del propio tomo, con esas sobrecubiertas desplegables y esas “contracubiertas” formando parte de la historia, da a indicar que la atención que se ha puesto a este tipo de detalles ha sido más importante que la que se le ha puesto al desarrollo de la historia en sí.

Tengo que decir sin embargo, que el interés por leer la trama no decae en ningún momento. Después de acostumbrarse a la parsimonia de algunas páginas y a los cambios brutales de tiempo y lugar de otras, la historia se sigue sin ningún tipo de problemas llegando a causar ciertos problemas de ansiedad porque ves que el tema no avanza y estás deseando que de una vez por todas se resuelvan algunas de las fobias que acosan a los protagonistas. Porque esta obra está llena de seres patéticos que viven situaciones patéticas y que te arrastran a esa sensación de desesperanza y agobio que presiden sus vidas.

Puede que la historia intente mostrarnos en algunos momentos ciertos rayos de esperanza en el horizonte, pero una y otra vez cae en ese pesimismo que parece ser el elemento central que preside toda la obra. Tengo incluso la sensación, de que el final, que intenta decirnos algo así como “siempre hay un rayo de esperanza”, está puesto un poco porque Ware no sabía acabar la obra con otro mensaje que no fuera: “es imposible caer más bajo”.

No es una obra para todos los públicos, el precio de la misma (30 euros en la versión espa&ntildeola) ya discrimina lo suficiente para que la obra vaya dirigida exclusivamente a las personas que pueden apreciar este tipo de tebeos. La temática, el típico slice of life (pasa la vida, como diría una presentadora de televisión) está destinada para un tipo de paladar diferente al que acostumbra poblar las librerías. Así que, por mucho que te digan que esta obra es la leche en verso, que lo es, si este tipo de historias no te van, no te acerques a ella ni por asomo. Si buscas otra cosa diferente a lo que lees habitualmente no puedo más que recomendartela, ya que es un libro lleno de muchísimas emociones.

En cuanto a la edición decir que chapeau para Planeta y para Jaime Rodríguez porque la han clavado. Así es como se tienen que hacer las cosas, sí se&ntildeor. Mi reconocimiento para el trabajo bien hecho.

Hay que reconocerlo, Jimmy Corrigan ha pasado a la historia de los cómics, con motivos fundados, pero, ¿ es el tebeo que queremos mostrar a las generaciones futuras ? No lo sé, pero es un tema interesante para otro día.

Casi toda la verdad sobre el caso Panini/Planeta en Dolmen y Nemo

Tras el parón veraniego que afecta a las editoriales (en agosto no se trabaja, nunca) septiembre tenía que ser el mes de las novedades informativas. Dolmen y Nemo vienen a cubrir esa necesidad que existe entre el aficionado por saber “lo último”. Pero la verdad, yo me he quedado como estaba.

Empecemos con Nemo, en la portada un circulito rojo nos anuncia: Toda la verdad sobre el caso Panini/Planeta. Con un reclamo como ese la revista se vende sola. En el interior un artículo de 3 páginas sobre el tema escrito por Alvaro Pons, carcelero mayor del reino, así que leámoslo (que conste que yo me leí primero el ADLO!, ahí se encuentran más verdades que en muchos otros sitios).

La primera parte del artículo repasa todo los acontecimientos importantes que han tenido lugar hasta el momento y que se pueden contar. Nada que no supiéramos hasta ahora. Lo único curioso de esta parte es la frase: “Lo único cierto es que Panini comenzará a publicar cómics en España, una noticia que siempre debe ser bienvenida” que da a entender muchas cosas. Es la primera vez que leo que alguien se congratula de que Panini edite en España, y las razones que menciona (potenciación de las revistas en los quioscos, presencia de cómics dirigidos al público infantil y juvenil) son totalmente lógicas y muy interesantes. Lo que pasa es que a entender que se sabe más de lo que se cuenta (esto es una obviedad, claro que Pons sabe mucho más de lo que cuenta, muchísimo más), y que ya existen datos sobre formatos, precios y demás. Eso sí que hubiera estado bien leerlo, una lástima. La segunda parte de la entrevista es una entrevista con Marco Lupoi, responsable de la edición de los cómics Marvel en Europa. En una entrevista correcta, Lupoi no suelta prenda y sólo al final se consigue colar varias preguntas sobre la edición española. En sólo tres preguntas, se reconoce que se va a editar en España, que van a seguir más o menos los mismo formatos y que van a sacar ediciones destinadas al público juvenil (bienvenidas sean).

Y poca cosa más. En definitiva, que mucho ruido y pocas nueces. Uno se queda con ganas de que le iban a contar más y más y al final te cuentan lo que ya sabías y alguna cosita más. El artículo no es malo pero tal y como está todo el mundo, ávido de noticias, pues se me antoja un poco corto. Un artículo correcto, pero con algo de más chicha, mejor.

(Por cierto, nos os paréis en sólo este artículo y leeros el resto del Nemo, que desde que cambio el equipo directivo ha mejorado espectacularmente)

Vamos con el Dolmen. Aquí pasa justamente todo lo contrario, chicha tiene en demasía, lo que le falta es corrección, ay, y que mal le sienta al artículo esto último.

Sin mención en portada (¿ se metió el artículo a última hora?) en una sola página SIN FIRMAR, Dolmen nos cuenta de todo: Que los packagers (subcontratas que no tratan con ningún cariño el producto) van a ser los mismos que en Planeta, que ya han empezado a trabajar en los cómics de Panini para enero pero PdA les ha dicho que o trabajan con papá o con mamá, pero no con los dos a la vez. También que no se ha fichado ni a Viturtia ni a Martin para el trabajo de editor, aunque podrían trabajar con ellos a través de los packagers (sí, ya, a mi también me suena raro, pero bueno). En cuanto a que Planeta siga editando tebeos, se cuenta en el artículo que están tocando todo el material europeo y japonés que pueda, a la vez que se afirma que Panini también está interesado en la publicación de mangas. Y por último se hace una velada referencia a una reunión de editores donde se dijeron cosas que al parecer pululan por todos los mentideros.

Este artículo tiene demasiado información, justo lo que todos estábamos esperando, pero, ¿ y la fiabilidad ? Si este artículo hubiera aparecido en, pongamos como ejemplo, el Panini a Gritos, yo no me creería ni dos palabras. El hecho de utilizar la frase mágica que está en boca de todos deja en mal lugar la credibilidad de todo lo escrito: “tras consultar diversas fuentes”. Pues nada, ya está, si son vuestras fuentes serán fiables y son fiables no son rumores, son hechos. Total, para que mencionar el nombre de nadie, si con decir nuestras fuentes está todo dicho. Solo he leído lo de “nuestras fuentes” unas cuarenta veces en la última semana y todas dichas por personas diferentes, así que tendré que hacer de tripas corazón y repetir como un mantra: “Dolmen siempre dice la verdad, Dolmen siempre es fiable, son los demás los que sólo difunden rumores”.

Pero, cuidado, que llaman a Panini para confirmar las cosas… ¿ A quién de Panini ? ¿ Le importa a alguien ? No, a nadie, por eso no hace falta decirlo, es Panini, y se la puede llamar, y da igual a quien llames que te cuenta cosas. Así puedes escribir cosas como “Desde Panini nos han dicho: Yo, al menos, no conozco directamente a Alejandro M.Viturtia”, que podría ser escrita como “Desde Panini, el director editorial nos ha dicho: Yo, al menos, no conozco directamente a Alejandro M.Viturtia”, o también como “Desde Panini, la señora de la limpieza nos ha dicho: Yo, al menos, no conozco directamente a Alejandro M.Viturtia”. Casa perfectamente con el 99% de las personas que trabajan en la editorial y deja al lector el ejercicio de rellenar esos huecos, como los huecos que hay entre viñeta y viñeta. Elige tu propia aventura, o elige tu propio director editorial, todo vale.

En definitiva, la próxima vez un poquito más de hechos contrastados como se hace en el Nemo, y menos soltar rumores que dejan a cada cual pensar lo que quiera, porque todo vale.

(Ah, y ya que he comentado atrás el Nemo, tengo que decir que los artículos del Dolmen siguen teniendo la misma calidad de siempre, es decir, siguen siendo bastante interesantes que leer. Sólo que no sé si por el paso del tiempo, o porque 104 números son muchos para echarse a la espalda, al leerlo no siento la misma frescura que sentía cuando leía el número 20. Aún así, sigue siendo una buena compra).

Resumiendo, lo único que me queda claro tras leer los dos artículos es que Panini va a editar Marvel a partir de enero (¿ alguien lo dudaba ?), que todo va a seguir más o menos igual en cuanto a precios y formatos, y que con el tiempo se irán introduciendo cambios. Que era más o menos lo que todos sabíamos hasta ahora.

Toda la verdad sobre el caso Panini/Planeta sería un artículo que nos desvelara las razones de por que Panini decidió no ceder más los derechos, de cómo sienta la cosa en Planeta, de cómo reaccionan sus trabajadores y de cómo se llevan las negociaciones entre bambalinas. Ese sí que sería un gran artículo, pero me da a mí que ése es el que no voy a poder leer jamás.

Batman: El resto es silencio

En el prólogo del libro el autor confiesa que cuando leyó X-Men el precio de un sueño quiso que existiera un libro de Batman igualito a áquel. A saber, un libro escrito con mucho cariño que desvelara todos los entresijos que se esconden tras las viñetas de un tebeo. Un proyecto muy ambicioso ya que llegar a crear un libro tan intenso y emotivo como Un precio de sueño es harto complicado, así que veamos si se ha llegado a ello.

restosilencio.jpgContar la historia de un personaje que tiene más de 65 años a sus espaldas debe ser una de las tareas más ingratas y pesadas que pueden existir. Comprimir tantos autores, tantas historias, debe ser una tarea de chinos, sobre todo si tienes que hacerlo en 300 páginas. Y aquí es donde está el gran problema de este libro, le faltan páginas, le faltan muchas páginas. El libro está escrito de una manera tan amena, que la palabra adictivo es la que mejor encaja para describirlo. Se lee tan rápido y de una manera tan fluida que da una rabia tremenda llegar al final, porque se nota que se han quedado muchas cosas al margen, que había historias que se podían haber contado, que maldita sea por tener que restringirte a un formato.

A pesar de esa falta de espacio, todo lo que escribe el autor es todo lo que tiene que estar. Todos los momentos importantes en la vida del personaje, todos los cambios de autor o dibujante que dejan su marca en la serie, series de televisión, películas, cualquier cosa significativa, aparece reseñado en el libro. Y todo con cariño, con mucho cariño, porque el autor profesa un gran amor por el personaje, y eso se nota en todas y cada una de las páginas.

Una de las cosas que más me ha gustado del libro es la manera en que se critica a cierta personas. Hernando le da a Bob Kane por todos lados, de principio a fin, pero lo hace de una manera tan elegante, sin usar ni una sola palabra altisonante que no puedo más que maravillarme por la capacidad del autor por hablar de este tipo de cosas sin dejarse llevar por el insulto fácil. Porque una vez leído el libro la opinión del lector ante Bob Kane no puede ser indiferente, le deja totalmente al desnudo y descubierto. Es expuesto de una manera que uno no puedo dejar de pensar en como este hombre se ganó su fama y dinero aprovechándose de mucha gente. Bob Kane es desmitificado y bajado de su altar, poniéndolo al mismo nivel que muchos patrones que explotaban a sus trabajadores. A la vez que se ensalza a Bill Finger y se le pone en el lugar que siempre le ha correspondido como cocreador del personaje. La verdad es que eran otros tiempos que visto desde el presente no se entienden bien y por eso son juzgados muy duramente. Pero eso es tema para otro libro…

En la parte negativa tengo que decir que no me ha gustado nada el cambio de nombre que sufre National nada más empezar el libro. Entiendo que se ha hecho para facilitar al lector la lectura del libro, pero no creo que la persona que se acerque este libro tenga problemas en seguir los cambios de nombre de una editorial. DC Comics no es National, nunca lo fue. Los personajes que poseía una editorial y otra no eran los mismos, y decir que DC compro a Green Lantern es un engaño y un error. Es una pena que un libro que tiene una fidelidad histórica absoluta en todos los hechos cometa este desliz. Pero bueno, no todo podía ser perfecto.

Después de este libro el autor comenta que piensa realizar uno sobre Superman. Si es la mitad de bueno que éste ya merecería la pena comprarse. Aunque a mí, tras leer este libro, más que sobre Superman lo que me gustaría es leer un libro sobre las vicisitudes editoriales de National y DC en los tiempos de la edad de Oro y Plata del cómic. Seguro que hay muchas cosas que se han quedado fuera por falta de espacio, muchas cosas que hablan mucho de como era la época y de como fueron los primeros tiempos de los superhéroes. Así que David, ¿ por qué no escribes ése ?

Catwoman y Punisher

Ya lo sé, hace mucho tiempo que las estrenaron, pero como este blog ha estado un largo tiempo de vacaciones, es el momento ideal para analizar las dos últimas películas de superhéroes llegadas a nuestras pantallas.

catwoman.jpgEmpecemos con la mala de Catwoman. No mala ni de supervillana, sino mala de película. Catwoman es mala de solemnidad, pero mala, mala. Eso sí, yo nunca diría que es una película mala, es una película aburrida, tremendamente aburrida. Es de esas películas que a mitad de las mismas estás mirando el techo del cine y te preguntas como habrán pegado esos brillitos que parece estrellas, o que bien está iluminado el pasillo para que no te caigas en la oscuridad o… en definitiva, lo que sea antes de soportar este tostón.

Es que el argumento cuesta contarlo: Catwoman descubre una siniestra trama alrededor de los ¡COSMÉTICOS! Apasionantísimo… Y a la mala de la película se le ha puesto la cara dura, que es invulnerable vamos, a base de echarse ¡CREMAS PARA LA CARA! Vamos, la idea más genial de la historia del cine. ¡El autor, el autor, que salga!

Total, que mucha gente decía que era una película para verle las tetas a la Halle Berry (pronúnciese Jale Berri, que es como gusta pronunciarlo en los telediarios), y yo les digo: ¿ y qué más queréis que vea ? ¿ Es qué hay algo más ? En definitiva, yo espero que saquen un dvd con los trozos de la Halle en cueros, porque el otro no pienso comprármelo. Bueno, y el de los cueros tampoco pero es lo único mínimamente comercial de la película.

En fin, a los leones con ella, con la película y con la Berry, con las dos.

punisher.jpg

The Punisher. Pues mire usted, esto es otra cuestión. Bueno, si la analizamos como película en sí, dejando frikismos apartes y gustos particulares, pues sí, no lo voy a negar, es una mala película. Ahora bien, pongámosle ojos tiernos, leamos los tebeos que ha hecho Ennis sobre el personaje, y sí, sí, es una película muy divertida. Tengo que decir que me lo pase bastante bien viéndola, y que la pelea con el ruso, traspasada a la perfección desde el papel hasta el celuloide se ganó mi corazoncito. Me divertí, y mucho, porque la película es un fiel retrato de Ennis y busca lo mismo que éste, es decir, la diversión y nada más, ni profundidad en el guión ni hostias.

Porque la verdad, pensándolo fríamente la película es mala, al personaje lo retratan fatal, el malo es patético, los actores son malísimos… pero al menos es una fiel traslación del tebeo. En fin, que para pasar una tarde me la quedo. Pero poco más, ¿ eh ?

Venga, que estrenen ya el chico del infierno porque con este material me parece a mí que poco hay donde rascar. Y me da a mí que con el Hellboy este tampoco va a haber mucho, pero esperemos a verla.