¿Y si volviera UTCON?

¿Te imaginas? Que va, no puede ser. ¿Estamos hablando de Un Tebeo Con Otro Nombre, el mejor blog de cómics de toda la historia? Bueno, bueno, calma, es posible que con palabras como mejor o de toda la historia estemos exagerando un poco las cosas, pero yo juraría que hubo algún momento que este blog tenía su aquel e incluso puede que alguna vez molara. Pero hace ya tanto tiempo que quien se acuerda de eso.

Hace muchos pero que muchos años se extendió como la pólvora una curiosa moda por internet: los blogs. Era el medio ideal para que cualquiera pudiera expresar su opinión sobre cualquier cosa y no tardo en producirse una explosión de tal magnitud que prácticamente todo el mundo tenía el suyo propio. Aquello era más o menos como las redes sociales actuales, uno soltaba su opinión sobre un tema que nadie le había solicitado, la gente venía en masa a poner cualquier tipo de comentario sin demasiada relación, se te insultaba como es debido y luego en su propio blog te indicabas lo equivocado que estabas. Y entonces tu le replicabas más cabreado aún, se iba uniendo más gente y no tardábamos mucho en liarla pero bien. Vamos, ¡qué era divertidisimo! Pero como siempre pasa en internet, rápidamente otras modas en forma de redes sociales empezaron a surgir como la espuma y los blogs sufrieron su lento pero inexorable declive.

El mundo del cómic no fue una excepción. Tuvimos nuestro big bang particular llamado la Cárcel de Papel y rápidamente hubo una rápida expansión de la blogosfera comiquera a través de decenas de interesantisimos blogs, cada uno centrado en sus filias y fobias. La cosa tuvo un gran tirón y se vivieron  años muy prósperos con contenidos interesante y debates apasionados y encendidos. Y entonces Facebook y sobre todo Twitter se hicieron los reyes del mambo y los blogueros empezaron a abandonar sus bitácoras para ir poco a poco mudándose a los nuevos barrios. Porque escribir en un blog, aunque sean cuatro frases mal hechas, es mucho más complejo y cansado que escribir 140 caracteres y san se acabó. Grandes reseñas escritas con pasión en la que describían como les había emocionado las historia, les había impactado el dibujo o la edición les había resultado exquisita, se iban a quedar en: Pues me ha gustado este cómic, si señor. 4 estrellas. Y ya esta. Todo reducido a la mínima expresión, a un solo número, a la nada. Pero quien este libre de pecado… ya que todos nos hemos hecho en brazos de estas redes. Es muy sencillo salir del cine, soltar que te ha gustado la película de Spiderman y seguir con tu vida. Lo otro presupone ponerte un rato a escribir y sobre todo y más importante, a tener que ordenar tus ideas y que resulten entendibles para los demás. Eso no es algo que apetezca hacer siempre así que poco a poco es normal ir dejándose hasta que te das cuenta que ya nadie visita ni comenta en tu blog, ¿así que que sentido tiene seguir con un páramo muerto?

En ese punto estamos ahora,con la blogosfera comiquera en el mismo estado que la industria del cómic español: muerta. Que sí, que todavía queda algún blog de grandísima calidad, pero los lectores nos han abandonado y nosotros les hemos abandonado a ellos. Y eso es algo que no parece que vaya a volver jamas.

Dicho todo esto, ¿ y si este blog volviera? Pues podría intentarse. Pero no es la primera vez que esto ocurre y mira como han acabado los intentos anteriores, en nada. Así que algo diferente habrá que hacer. Como…no sé, lo mejor seria ir descubriéndolo en próximos días. Pero no os hagáis muchas ilusiones, que al final va a ser siempre lo mismo, un rollo largo y pomposo sobre cualquier tebeo que haya caído en mis manos. Así que volverá el viejo Utcon de siempre pero con un toque de novedad para disimular un poquito. Así que, vamos a imaginar que vuelve, a ver si se convierte en una realidad.

2011, el año del ministerio de la verdad

Al fin, el Partido anunciaría que dos y dos eran cinco. Y habría que creerlo. Era inevitable que tarde o temprano lo pretendiese. La lógica de su posición lo exigía. Su filosofía negaba tácitamente no sólo la validez de la experiencia, sino la propia existencia de la realidad. La mayor herejía era el sentido común.

1984 – George Orwell

Para mucha gente parece que este recién acabado 2011 ha sido un año horrible. Seguramente muchos habrán sufrido algún tipo de desgracia personal que le haya hecho marcar el año en rojo, pero para la amplia mayoría parece que lo que más ha pesado ha sido el momento económico en que vivimos, que es algo delicado. En el mundo del cómic es muy complicado saber como nos afecta este tipo de crisis debido al oscurantismo en el que se mueven nuestras editoriales. Sabemos que alguna que otra librería ha cerrado y que los libreros están un poco pesimista respecto a la situación en general, pero poco más. Las editoriales, sobre todo las grandes, siguen adelante y con viento en popa… o no tan en popa, pero siguen y aunque alguna que otra como Glenat avisa que la cosa esta mal, no tiene visos de desaparecer ni ahora ni en un momento cercano (y que siga por muchos años más). Es posible que como el mundillo siempre esta en crisis, cuando nos viene una gorda de verdad, con apretarnos un poco el cinturón basta. O quizá las cosas vayan francamente mal, pero no veo yo que haya un descenso significativo de títulos publicados. Habrá algunos menos, seguro, pero nada demasiado drástico. Así que a falta de cifras oficiales, 2011 ha sido para el cómic un año tan horrible como cualquiera, o mejor dicho, igual de soso o entretenido que otros años. Y la cosa no tiene mucha pinta de cambiar, que no se si es bueno o es malo.

Para mi el año ha estado marcado por un hecho que ha brillado tanto que lo ha tapado absolutamente todo: el nuevo universo DC. Ha brillado negativamente, por si alguno lo dudaba, ya que era algo totalmente innecesario y que visto el resultado, no ha traído prácticamente nada bueno. Y lo mejor de todo es que daba igual, es decir, no es que hubiera gran cosa que conservar del universo DC que había hasta ahora, pero esta manera tan chapucera de cargárselo todo ha sido el acabose. Didio ha quemado tanto el concepto de Crisis que ya ni sabia que hacer, así que lo más cómodo ha sido cerrar todas las colecciones y empezar otra vez desde el número 1 y que cada cual haga de su capa un sayo. Dan ganas de irse a una isla desierta y no volver hasta que se haya ido toda esta panda de indocumentados: Didio, Lee, Harras…

Así que supongo que habrán pasado cosas antes y después de ese momento, pero todas han sido borradas de la continuidad, tal poderosa es la fuerza del reboteo deceniano. Fijaos por ejemplo en la web de Planeta. Antes estaba llena de un montón de información sobre el universo DC, con artículos más o menos interesantes pero con muchísima información. Y de un día para otro, todo arrasado como si nada hubiera existido jamás. No es la primera vez que Planeta se rebotea de esta manera, ya lo hizo con Forum y Marvel y ahora lo hace con DC. Debe ser duro mirar hacía atrás y no encontrar absolutamente nada en tu memoria.

Viendo las cosas como han ido la verdad es que lo mejor que podemos hacer es mirar hacia adelante a ver que nos trae el futuro…

loquesenosviene2012.jpg

y la verdad no sé si quiero quedarme como estoy y esperar que pase el año lo más rápidamente posible. Esta claro que hay en el aire un pensamiento no solo de borrar el pasado, sino también de modificarlo completamente para que sea otra cosa. Es nuestro sino, somos comiqueros, es lo que nos ha pasado siempre. Ahora los cómics están de moda, aprovecharlo, puede que mañana el pasado vuelva a reescribirse para siempre.

Con esto y un bizcocho… ya van ocho

Pues nada, hoy hace ya ocho años que empezó esto y se supone que tendríamos que estar festejándolo y tirando fuegos artificiales aunque la verdad es que la cosa esta algo paradilla. Venga, vamos a afrontar el aniversario con optimismo y esperanza.

infinito.gifPues sí, ya van ocho y hay que decir que este ha sido uno de los años menos prolíficos por parte del que os habla. ¿Cuales son las razones? ¿Me habré vuelto un vago? ¿Es qué acaso los blogs ya han pasado de moda? Pues un poco de esto, de aquello, de lo de más allá, se junta todo y al final no se escribe nada. Pero vamos por partes.

Lo personal. ¿ No os ha pasado nunca que vuestro tiempo de ocio os arrebata vuestro tiempo de ocio? Pues a mi me pasa constantemente, aunque también tengo que reconocer este año se han juntado cosas de la vida personal que me han tenido un poco apartado de todo esto. Nada problemático ni de carácter negativo, vamos, pero que ha habido meses que he estado centrado en cosas que directamente no me dejaban ni tiempo ni ganas para el blog. Ya sabéis, la vida es eso que pasa mientras haces otros planes.

Las ganas. Pues tengo que reconocer que este año las ganas han sido entre pocas y ninguna, sobre todo porque mis superheroes me tienen un poco deprimido. Como lector de tebeos, devoro de todo, leo mucho manga, algo de europeo/independiente/comoosdelaganallamarlo, pero sobre todo, sobre todo, lo mio son los superheroes. Ya sé que a veces no son muy buenos y que a veces hay que tragar más porquería de lo habitual, pero a mi es lo que me gusta y he disfrutado durante toda mi vida. Así que los superheroes vayan mal es algo que me hace sentirme muy triste. Y el reboteo de DC ha sido algo criminal para servidor. Es como si hubieran matado a los superheroes, meado sobre sus tumbas, los hubieran desenterrado y hubieran vuelto a mearse sobre ellos. Ya, lo de siempre, que algún cómic decente ha salido tras el reboteo, pero para la amplia mayoría de serie ha sido algo cercano a una sodomización. Y no, Marvel no me ayuda a levantar el animo. Por mucho que su calidad media este por encima de lo decente no tienen esa colección que me haga suspirar por los rincones y que me tiemblen las piernas de la emoción. No son buenos tiempos ni para la lírica ni para los cómics de superheroes.

La moda de los blogs. Parece que los blogs están siendo engullidos por las redes sociales a un ritmo desolador. Hace no mucho, era normal acudir a una reunión de frikis personas inteligentes y que cada uno tuviera su blog. Era como, ah, claro, que tu también tienes blog, otro más. Sin embargo ahora las tornas han cambiado y es más en plan: ¡todavía tienes blog, que valor! Pero pregunta por twitter y facebook, todo el mundo tiene. Es el signo de los tiempos, es mucho más cómodo decir que un cómic es chachi en 140 caracteres que soltar una parrafada interminable sobre lo que quiso decir el autor en la tercera viñeta de la octava página. Que es una elección tan valida como cualquiera, pero que nos esta matando a todos. Yo mismo de vez en cuando suelto alguna cosa por twitter, pero no me termina de llenar porque la mayoría de ocasiones es: esto es bueno o esto es malo. Y da un poco de penita la verdad, porque la respuestas también son en el mismo estilo y al final todo es un poco soso.

Así que efectivamente, el punto álgido (la moda) de los blogs parece que ya ha pasado y ahora todo el mundo esta en otros sitios. Lectores seguimos teniendo, esos nos han ido a ninguno parte, lo que nos falta es un poco de savia nueva que nos de vidilla. Nos hemos hecho viejos o no, pero al final siempre estamos lo mismos de siempre y eso es un poco aburrido.

El futuro. Dentro de un año espero celebrar el noveno aniversario con todo vosotros, vamos, que esto no cierra por ahora. No sé que ritmo tendré ni cuantas entradas habrá, intentare ponerme al día como sea y como pueda, pero seguiré escribiendo hasta el fin de los días. La semana que viene esta el Expocomic, hay que hablar del Catalogo, hay que seguir vigilando a DC, hay que denunciar la invasión gafapasta que se nos echa encima… ¡hay muchas cosas de las que hablar, pero pocas ganas de hacerlo! ¡Espabila vago! (eso es nota privada para mi).

Pues eso que ocho añitos y los quedan. Ah, y os recuerdo que tengo una columna mensual en el Dolmen que narra cosas de cuando los tebeos eran buenos… Publicidad encubierta descarada… Nos seguimos leyendo, os pediría que no faltéis, pero faltando yo el primero mal vamos…

Canción triste de Blog Street

Parece que esto lleva como tiempo bastante parado, ¿no? Como si estuviera abandonado, medio muerto, con un pie en en el otro mundo, kaput, etc, etc. Pues efectivamente y no, es decir, claro que lleva ya bastante tiempo parado pero de muerto nada, solo es que… es que… es que últimamente no me sale.

theend.jpgFalta de ganas, hastío, abatimiento, somnolencia. No, no son los síntomas de una enfermedad ni los efectos secundarios de un medicamento, es lo que me ocurre cuando me dispongo a escribir un post de este blog. No es que haya pasado nada en particular que me haya precipitado a este estado, es que estoy cansado de hablar de muchas de las cosas de las que llevo años hablando. De los tebeos nunca, jamás, sigo disfrutando con ellos, pero de las editoriales, de sus ediciones, de sus cagadas, de sus subidas de precios constantes, de sus ideas de bomberos constantes… de todo eso estoy cansado, pero muy cansado. Tanto que no me apetece de hablar de ello más en absoluto. Es como hablar del tiempo, de lo mucho que llueve o de que hace mucho sol. ¿Qué mas da si no va a cambiar nada en absoluto? No es jamás tuviera la intención de cambiar el mundo o algo así, pero es que justo todo lo que me parecia correcto y adecuado para el mundo del cómic, pues todo al revés. Que si muerte a las grapas, que si más tomos caros, que si ediciones chungas… ¿ es qué acaso ya no me quereis como comprador? ¿Es qué acaso mi dinero ya no vale?

Porque esa es otra, ya casí ni compro ediciones españolas, entre previews, book depository, amazon o las descargas de material en internet estoy más que apañado. Que algún manga o alguna que otra cosa cae de vez en cuando, `pues sí, pero intento huir como la peste de cualquier invento torticero que se le haya ocurrido al editor de turno. Que si hoy edito en blanco y negro porque de otra forma no se puede, que si mañana en pequeño porque el publico así lo quiere, que si ahora en grande, ahora en tapa dura, ahora en tapa blanda… ¡las editoriales siempre editan bien hagan lo que hagan! Es como un retorcido juego en el que aquel que usa la lógica pierde inevitablemente. Con lo fácil que es decir “esto lo edito así porque me da la gana y como la gente lo compra me da todo igual” pues se acababa antes. Pues por eso, como cada uno hace lo que le da la gana, pues yo también y se acabo de apoyar a todas las editoriales españolas. Que hagan lo que quieran pero no con mi dinero.

Hace unos meses decía que mi columna del Dolmen no me iba a quitar tiempo para escribir en el blog y efectivamente tiempo no me ha quitado pero sí ganas. En la revista solo hablo de los tebeos en si, de como se concibieron y como se llevaron a cabo y disfruto una barbaridad con cada artículo. Me gusta lo que hago y me lo paso bien. Sin embargo me disgusta bastante lo que hago últimamente en el blog y sufro bastante cada vez que intento enfocar un tema de supuesta actualidad. Me he cansado ya de esto y necesito un cambio de rumbo en el blog. Necesito encontrar algo sobre lo que tratar que me motive, que siga animándome a escribir día a día. Me da igual de lo que sea, pero que se centre en los tebeos y para eso necesito de vuestra ayuda. ¿Qué temas podríamos tratar por aquí? Un autor, un personaje, una etapa larga, una saga concreta, lo que sea, pero que sea sobre tebeos y no sobre como son editados o si son caros o baratos. Contenido más que continente, algo más agradable que mirar a las estanterías de nuestras tiendas y que se nos caiga el alma a los pies. Venga, echadme una mano, a ver si poco a poco vamos resucitando utcon y hacemos que vuelva a ser lo que alguna vez fue en su día… si es que alguna vez fue algo.

Os espero en los comentarios, ánimos a todos y a mi el primero.

7 años nos contemplan

Y ha llegado la hora de cambiar el nombre del blog, la temática, el contenido, la manera de enfocar los temas, algo más acorde a la filosofía que últimamente estamos mostrando por aquí.. que no. Más adelante os los explico, ahora vamos con los fastos del acontecimiento. (Si leeis esto desde un rss, echad un vistazo al post en el blog y vereis de que logo hablo)

Siete años son ya unos cuantos años. Jamás pensé que iba a llegar tan lejos, pero tampoco pensé nada en particular sobre cuanto tiempo iba a durar esto, ya que no existe ningún objetivo predefinido de antemano. Durara lo que dure y cuando se acabe pues se acabo y a otra cosa, pero vamos, que yo sigo aquí, esperándote y que tu dulce boca ruede por mi piel. Eso sí, quizá habréis notado este último año que la frecuencia de posteos ha bajado bastante. Efectivamente, este año no ha sido tan productivos como otros y muchos días simplemente los he dejado pasar sin escribir nada. Por un lado es culpa mía, estoy más vago que de costumbre, por otro lado, ¡la culpa la tiene la sociedad! O más bien de las editoriales que no hacen más que sacar tebeo inmundo tras tebeo inmundo. Esta misma mañana mientras me estaba duchando y estaba relajado bajo el agua os juro que pensaba: que falta me hace un Heroes Return. En serio, estaría bien que las editoriales reconocieran que ya vale la broma, que reconocen que se han equivocado y que van contratar autores buenos para hacer grandes tebeos. Pero no recuerdo la última vez que Quesada o Didio dijeron que se habían equivocado en algo, así que más que esperar un cambio de opinión, espero que les den la patada pronto. Mientras tanto estare muuuuuyyyyyy triste.

Pero la vida continua y hay que seguir adelante sea como sea. Tebeos sigo comprando, cada vez más gafapastas, pero es lo que hay, todos hemos venido a la vida a sufrir. Evolucionar o morir y con este panorama editorial hay que evolucionar rapidísimo. Así que seguirá habiendo post en el futuro y espero que con más frecuencia que la sufrida durante este último año, pero no puedo prometer nada. Lo intentare y eso es todo lo que

dolmen181.jpgEn cuanto a lo del logo, hijos mios, tengo algo que contaros. He pecado… quiero decir, me he vendido, en este caso a Dolmen. Comprendedlo, pusieron un camión de dinero delante de mi puerta y no pude resistirme, ¡no pude! Hablando en serio, Vicente García llevaba un tiempo detrás de que colaborara con la revista y aunque al principio no lo vi nada claro, con el paso del tiempo simplemente no vi razones para no hacerlo… Es decir, que escribo mi propia sección, sobre lo que a mi me gusta y lo que me apetece. En este caso, hago algo parecido a los post que escribo por aquí en verano sobre vida de autores pero centrando en los tebeos de los 80. Por eso el título de la sección porque ahora sí que sí: ya no se hacen tebeos como los de antes. Es una sección bastante independiente del resto de la revista, así que ni sé que se va a hacer en cada número ni que va a publicar ni nada de nada. Yo simplemente hago lo mio y ocasionalmente alguna que otra cosa más si se me pide, pero vamos, que yo solo he venido a hablar de mi libro.

Pero entonces, ¿ya no criticaras a Dolmen? Pues no lo sé, probablemente no. Si os habéis fijado, últimamente intento evitar nombrar a las editoriales españolas porque he tirado la toalla con ellas. Pasan los años y siguen siendo tan chapuzas como el primer día. No cambia absolutamente nada y llega un momento donde seguir comprando sus tebeos es puro masoquismo. ¿Sigues comprando en español? Pues te compadezco macho. Yo he reducido mis compras en este idioma a la mínima expresión, mangas, europeos y poca cosa más. Si existe el mismo tebeo en otra edición en ingles, pues a por él, sino, pues a jugar a la lotería. Pero habiendo tantas opciones como hay hoy en día, me parece una tontería seguir engordando las arcas de unas editoriales que se ríen a la cara de sus lectores. Si quieren que hable de ellas, que me regalen los tebeos, que mucha publicidad gratis por toda la cara se llevan de todos nosotros sin rascarse el bolsillo. Ya que no se lo gastan en correctores, que se lo gasten en los que denunciamos sus errores, que mucho trabajo les hemos ahorrado.

Pues eso, que ya son siete años, que la cosa continua y que ya me he vendido. Espero que sea verdad eso de los camiones de dinero, porque sino…

P.S. A algunos de los comentaristas del último post: buscaos un hotel.

Vuelta de las vacaciones

Pues ya estoy aquí tras dos semanas de vacaciones. ¿Ha pasado algo en mi ausencia?

casemate.jpgLo primero es pediros disculpas a todos los que os habéis intentado conectar al blog y os habéis encontrado con un cartel bastante feo que ponía que la cuenta estaba suspendida. Los técnicos del hosting en el que se encuentra alojada esta web encontraron ciertos problemas de seguridad que debían ser solucionados inmediatamente. En circunstancias normales casi nadie se tendría que haber dado cuenta, me mandan un mail, yo soluciono los problemas rápidamente y a otra cosa mariposa. Pero como estaba de vacaciones me mandaron el mail y… pues eso, que viendo que no había respuesta por mi parte, pues tomaron la decisión de dejar la cuenta en suspenso hasta que diera señales de vida (me parece la decisión correcta). Yo me entere gracias a la gente que me aviso por sms con mensajes desgarradores: “¿qué pasa con la web? ¿has cerrado? ¿no te habrás muerto?” y similares. Como pude me enganche a internet y tras ponerme en contacto con el hosting, me di cuenta que la solución me llevaba cinco minutos con mis herramientas habituales (el ordenador de mi casa) pero horas con los medios que tenia allí (el móvil, vamos), así que simplemente lo deje pasar hasta que volviera. Total, como llevaba un tiempo sin actualizarse pensé que poca gente se iba a dar cuenta, pero ya he visto que no es así ya que he recibido bastantes mensajes preocupándose por el futuro de la web. Muchas gracias a todos los que os habéis puesto en contacto conmigo, acabo de volver y no tengo tiempo de contestaros, pero gracias de todo corazón. Espero no daros este tipo de sustos en un tiempo.

¿Y dónde estuve de vacaciones? Pues en Francia, en un recorrido por todo el país que ya iré detallando en mi otro blog, ya que el viaje se sale bastante del ámbito de los cómics. Aunque bien pensado, Francia… ¡BD! Pues no, amigos, nada de BD ni de tebeos en el viaje, o casi. Era un viaje con la familia a destinos concretos y en ningún momento tenia en mente visitar ninguna tienda de cómics ni parecido. ¿La razón? Me da mucha rabia tener tantos tebeos a mi alcance y no poder comprar ninguno debido a que no conozco el idioma. Claro, te puedes llevar uno o dos de souvenir, pero yo quiero leer los tebeos, quiero disfrutarlos y para eso necesito entender lo que se dice. Así que nada de acercarse a un tebeo, aunque, un segundo, voy a mirar dentro de esta papelería a ver si tienen prensa española (que no, pero ya que estaba dentro…). Y que rabia era entrar en cualquier librería cutre y ver que tenían como mínimo una estantería con varios álbumes europeos. Los tebeos de superhéroes de Panini estaban como tirados en un rincón, junto con los tebeos de Disney, pero la BD lucia lustrosa y orgullosa. Y eso me paso en tres o cuatro librerías que pise, zas, tapas duras en toda la boca. Manga me costo encontrarlo mucho más, tuve que entrar en una especie de “papeleria especializada” (vamos, una papelería de toda la vida pero muy grande), donde tenían mangas para aburrir y donde también acabe bastante rabioso al comprobar que los mangas de Glenat valen 6,5€. Ya sé que no son las mismas empresas, pero encontrar esto y otras cosas más barato como que da bastante cosa. Así que con echar un vistazo por encima salí bastante escaldado. Quizá otro año, con el idioma más aprendido y con más tiempo libre para visitar librerías de las buenas, me dejare caer, pero este año poco, muy poco.

Así que ya veis, nada de tebeos, pero nada de nada. O casi nada, mañana os cuenta como fue mi visita al Parque Asterix.

Utcon VI

Hoy es el sexto cumpleaños de este blog. Felicidades, te has portado bien aunque a veces me has dado algún que otro disgusto, y últimamente te veo un poco vago. Pero bueno, supongo que sera una fase y que pronto se te pasara, sino te meto un sopapo bien dado y espabilas…

Quizá recordéis que hace un año las celebraciones del quinto aniversario duraron toda una semana y estuvieron llenas de tiras, textos y demás varietes que hicieron la delicia del público (aunque yo recuerdo más las quejas de “vale ya con el tema, que pesadez”). Este año sin embargo este post va a ser el único recordatorio de este efemérides por dos motivos. El primero es porque celebrar el sexto aniversario de nada es un poco rollo. El 6 me parece un número particularmente aburrido al ser el segundo número que no es primo (el 4 es el peor, sin duda) y que no motiva demasiado. El 7 es otra cosa, por dios, pero el 6… por favor. Y el segundo motivo quizá sea más importante que el primero y es la poca actividad de este blog últimamente… sí, quizá eso tenga mucho más que ver que el anterior rollo cabalístico.

De todas maneras, en los aniversarios siempre hay regalos, y algo tenía que hacer para que pasarais un rato entretenido por aquí. Por eso me he puesto manos a la obra y he actualizado el mapa de librerías para que ahora tengáis una vista directa de las tiendas. Todavía me quedan dos o tres retoques por hacerlo, pero yo me he pasado un buen rato mirando escaparates de tiendas. Así que lo disfruteis. Por lo demás, seguimos aquí, con ritmo lento, pero sin pausa.

mapadelibreriasnuevaversion.jpg

Golpe de timón

¿Cansado de que este blog no se actualice? ¿No haces más que darle una y otra vez al f5 y no pasa absolutamente nada? ¿Dónde esta el autor del blog para entretenerte ? ¿No se puede reclamare en ningún sitio que te devuelvan tu dinero? Pues hay que hacer algo y hay que hacerlo ya.

Supongo que ya os habréis dado cuenta que el ritmo de posteos de este blog ha ido disminuyendo paulatinamente hasta llegar prácticamente a uno por semana o casi ninguno. Y es que últimamente… no me sale. No es que este falto de inspiración o que este excesivamente vago (un poco sí, siempre), es que tengo la impresión de que vuelvo una y otra vez sobre lo mismo y no le veo sentido a contar las mismas cosas. Pongamos un ejemplo práctico, en concreto el último publirreportaje sobre Planeta. ¿Errores a tutiplén en los cómics? ¿Formatos extraños two in one? ¿Promesas de enmienda para el año que entra? ¿Qué es esto? ¿El día de la marmota? Ya he hablado de todos esos temas una y otra y otra y otra vez, y no me puedo creer que estamos a finales de 2009 y no nos hayamos movido ni un solo milímetro desde que la editorial se hizo con los derechos. Así que, ¿otro post con lo mismo de lo mismo? Que mala es la editorial, que malo es el mundillo, que malos son todos, etc, etc… Aburrido, o al menos a mí ya me aburre. He llegado a un punto en el que pienso que cualquiera que se compre un tebeo en mal estado y al mes siguiente sigue pasando por caja se merece lo que le pase. O resumiendo: tenemos las ediciones que nos merecemos. Así que hacer un post típico de este blog con este tema ya no me sale y tampoco quiero hacerlo. Habrá ya unos treinta o cuarenta sobre lo mismo, ¿para qué hacer más?

Así que ha llegado el momento de dejar de… hacer ese tipo de post y de cambiar la forma de hacer las cosas. Me gusta bastante lo que ha hecho Álvaro en la Cárcel alternando lo que podría llamarse minipost con sus típicos tochos habituales. De vez en cuando me apetece decir: Me he leído este tebeo y me ha gustado y ya esta. Bueno, ya esta no, tres o cuatro líneas más comentando el porque del gusto, pero poca cosa más. Muchas veces quiero hablar de un tebeo pero me tengo que esperar a encontrar un tema lo suficiente jugoso para dedicarle un post “de los largos”, pero el tiempo pasa, el tema no termina de cuajar y lo dejo pasar. Y así al final dejo de hablar de muchas cosas que podrían ser bastante interesantes si le hubiera dedicado su pequeño espacio. Por eso creo que marcarme otro tipo de post más rápidos y directos va a ser beneficioso para todos. No descarto de vez en cuando marcarme un post de “el mundillo se acaba, un lamento de 500 palabras”, pero por ahora necesito otro estilo, otro rumbo, otro utcon diferente, el mismo pero diferente.

Así que con permiso de todos ustedes, golpe de timón y a cambiar la forma de hacer las cosas. Renovarse o morir, que lo dijo Magneto.

Volviendo de las vacaciones

Menudas vacaciones que me he pegado, ¿eh? Y sin avisar ni nada, un día estas tranquilamente leyendo el blog y hasta el año que viene no vuelves a saber nada del mismo, menudo asco, ¿no?

Pues sí señores, me fui de vacaciones (laborales) a mitad de mes y aunque tenía pensado postear regularmente, la realidad ha dictado que no pudiera redactar más de cinco líneas seguidas. Menuda vidorra que me pego, ¿eh? Ojala pudiera decir eso, pero la verdad es que en mis vacaciones no suelo descansar prácticamente nada. Entre compromisos familiares, cosas que hacer en la casa que llevaban meses sin hacerse, compras variadas y como no una gripe en el peor momento no me queda tiempo para absolutamente nada. En algunos momentos incluso llego a desear intensamente volver al trabajo para poder descansar un poco y es que he tenido jornadas laborales de no moverme del sitio menos intensas que algunos días de las navidades. Así que poco a poco a recuperar un ritmo de vida más natural.

En cuantos a tebeos, ¿qué? Pues cosa cosa, porque como siempre me pasa en estas fechas, no encuentro un momento adecuado para poder leer tranquilamente lo que me gustaría. Y es que una cosa es pillar una grapa que puede ser cogida en un momento aquí te pillo, aquí te mato de visita al señor Roca y otra es degustar tranquilamente un tomo de esos que necesitan de silencio y tranquilidad a tu alrededor. Y es que si me quitan las horas de transporte público que gasto a la semana pues me dejan cojo de bastante de mis lecturas. Así que me he pasado todos estos días mirando mis últimas compras pensando en un rato libre para hincarles el dientes pero poca cosa más. Y sí, compre algún que otro tebeo, pero muy poquitos, que estas navidades las editoriales deben pensar que eso de regalar tebeos no se lleva, porque la cosa ha sido triste, triste y más triste.

Y ya que tocamos el tema de regalar tebeos, otro año que no me ha caído ningún regalo viñetil. Y es que como ya me han dicho muchísimas veces, ¿qué tebeo le regalamos a un tío que se compra todo lo que le gusta leer? Bueno, bueno, siempre hay una decimoquinta edición del Watchmen para regalar, o una versión hindú del Sandman o cualquier cosa de esas, ¿no? Hay que esforzarse un poquito, seguro que en el mercado negro chino hay cosas muy majas para regalar. Lo curioso es que con la paternidad mis hijos terminan recibiendo todos esos regalos que tan mal quedarían en un adulto (¿el camión ciudad de Spiderman?) pero de los que nadie sospecha nada cuando dices que no son para ti. Es más, últimamente he visto que ponen una mirada especial cuando ven el Quien es Quien del universo Marvel… o quizá sean imaginaciones mías, pero quien soy yo para imponerme entre un niño y sus juguetes.

En cuanto a novedades, poco que contar. En USA le están dando vueltas a Battle for the Cowl, mas que nada porque se aburren, de la que ya hablaremos, aunque tiene un tufo brutal a Knightfall 2, y en Marvel el final de Secret Invasion ha sido tan decepcionante que todo el mundo esta muy pasota con la editorial. No solo hay crisis económicas sino de ideas. En España pues lo dicho, poca cosa, las editoriales están hibernando a la espera de saber si Planeta publicara comics o no, porque es un hueco de mercado que a lo tonto se esta dejando y que podría haber sido aprovechado por otros. Pero ya iremos hablando a lo largo de este nueve año, que avecina frío, oscuro y múltiplo de 7. Feliz año a todos, hemos vuelto.

Utcon V… de vosotros

Y acabamos ya las celebraciones del quinto aniversario, que el Expocomic empieza y la actualidad nos reclama, y lo último sobre lo que vamos a hablar es de vosotros, de los que estáis al otro lado de la pantalla.

Seguro que muchos veces habéis leído “esto lo hago por vosotros” y cosas así, pero la verdad es que eso es totalmente falso, jamás hay que hacer esto por los demás. No sé si alguien lo hará, es posible que sí, hay gente para todo, pero a la hora de escribir un blog hay que ser totalmente egoísta y hacerlo por uno mismo. Por muy romántico que pueda parece esto, al final lo de hacerte tu propio blog consiste en sentarte en el ordenador en el que te sientas todos los días, aporrear un rato las teclas y luego seguir con tu vida. Da igual que te hayas currado el post más espectacular que han visto los tiempos, nadie de tu alrededor te va a dar una palmadita en la espalda ni a montarte una fiesta por lo fenomenal que eres. Hay días en los que ni siquiera notas que haya alguien al otro lado, a pesar de los comentarios que te puedan hacer. Escribir es un arte solitario y eso hay que tenerlo siempre presente. Luego a lo mejor viene la fama, el dinero y las mujeres, pero normalmente eso no ocurriría, así que más vale que escribas por gusto y porque de verdad te interesa, no por lo que puedan decir o pensar los demás de ti.

Una vez dicho esto, tengo que decir que os considero una parte indispensable del blog y que aunque no escriba para vosotros, sin vosotros no escribiera. Las ventajas del formato blog es que invita mucho a la reflexión y a debatir sobre determinados temas. Muchas veces me sorprendo de las conclusiones a las que llegáis o como le dais la vuelta a determinados temas. Aunque no suelo intervenir mucho en los comentarios, tengo que decir que me los leo todos, algunos me enseñan cosas y otros me cabrean, algunos me dejan indiferentes y otros totalmente anonado. Para mi son la salsa del blog, lo que aporta verdadero interés al mismo. A veces cuando soltáis uno de esos “Perdona por el tocho” yo pienso “¡lo que tendría que hacer es pedirme disculpas por haber planteado el tema mejor que yo!”. Para mi lo importante no es el número de visitas, sino el de comentarios y por suerte tengo que decir que aquí vamos bien servidos, por los que os tengo que dar las gracias por colaborar conmigo a realizar el blog. Utcon sera todo lo mio que queráis, pero lo habéis hecho grande vosotros. Bueno, ya os he peloteado lo suficiente, no os quejareis.

¿Qué me queda después de estos cinco años? Pues no he conseguido medrar en el mundillo, no he logrado colocarme en ningún puesto editorial y no me he convertido en articulista de ninguna revista. Si no lo persigues, no lo conseguirás, eso esta claro. Pero si he conseguido hacer muchos amigos y eso es con lo que me quedo. Hay gente a la que he conocido única y exclusivamente por tener el blog, de las que me hecho amigo por la relación que se ha entablado a través de este o aquel post. Al final es lo único que importa y lo que te hace seguir adelante.

Me lo he pasado muy bien escribiendo este blog, me lo he pasado muy bien leyendo vuestros comentarios y me lo he pasado fantasticamente bien con todo lo que ha rodeado UTCON. Que dure cinco o más años, que aquí seguiremos. Nos vemos en el Expocomic, que la vida continua y las celebraciones acaban.