JMV, dos mejor que uno

Jesús Martínez del Vas acaba de sacar al mercado el tercer volumen de Bok y el primero de Magacine. Da gusto cuando los buenos autores son además bastante prolíficos.

bok3.jpgTengo que reconocer que siempre me quedo sorprendido tras leer una tira de este hombre. Conozco sus trabajos desde hace muchos años, desde cuando empezaba a publicar Bok en la Gaceta Universitaria, que por supuesto era lo mejor que había en todo el periódico. Entonces me lo pasaba pipa y no pensaba que muchos años después compraría tebeos con este y otros personajes del mismo autor. Mi sorpresa viene del hecho de que después de tantos años, su trabajo sigue siendo tan fresco y original como lo era al principio, y eso es algo digno de tener en cuenta.

El tercer volumen de Bok contiene la recopilación de varias de las tiras del mismo nombre que se publican en la Gaceta Universitaria. Trata sobre un extraterrestre que esta estudiando en la Tierra con una especie de beca Erasmus (no me acuerdo si en la tira la beca se llama de otra manera). A través de sus ojos, y sobre todo de la mala leche que se gasta, veremos como transcurre la vida en la universidad: las clases, los exámenes, la cafetería, el pincho de tortilla… Es una tira muy divertida y que tira con bala en muchas de sus viñetas.

Para este volumen el autor estrena nuevo formato de tira, de arriba para abajo en vez del habitual de izquierda a derecha. ¿ Imposición editorial o ganas de experimentar ? Jesús, si lees esto, respondeme por favor.

En definitiva, las aventuras de Bok no deben faltar en vuestra librería si queréis pasar un rato muy divertido. Id a la librería corriendo… no, esperad un rato que vamos a hablar del otro tebeo.

magacine.jpgMagacine, que supongo será el primer volumen de muchos,contiene la página que publica cada semana en la Revista Hoy. Esta revista se reparte gratuitamente a la salida de la Renfe, metro, etc. (al menos en Madrid, no se como será la cosa en el resto de España). Cada día se centra en un tema específico y los viernes es el día del cine. Aquí es donde se publica la página de JMV que se dedica a destripar cariñosamente el estreno de la semana anterior. Suelen ser de bastante buen nivel (siempre hay alguna que otra flojilla, nadie es perfecto) y nuevamente se convierte en lo mejor de toda la revista. No solo servidor se lo lee con avidez, sino que en mi trabajo también me piden la revistilla para leerse la página de marras. No esta mal poder dejar tebeos a tus compañeros y que no te miren con cara rara.

Pues ahora sí, ahora si que tenéis que iros corriendo a la librería y compraros los dos tebeos. De verdad que merece la pena, de verdad que os vais a reír un montón y de verdad que son grandes tebeos. Y encima el autor se autoedita, cosa muy rara de ver en nuestro país. No tenéis excusa para no comprarlo.

Crisis de identidad

Si uno visita los foros americanos que tratan sobre cómics, inmediatamente captará su atención el zumbido que está provocando la miniserie que DC cómics está publicando en estos momentos. Bienvenido a tu peor pesadilla, los superhéroes no son tan buenas personas como tú pensabas.

identitycrisis.jpgBrad Meltzer es un famoso escritor de Bestsellers en los Estados Unidos. Lo más increíble de todo es que, a pesar de ser bestsellers, lo libros están bastante bien. Sus obras son tremendamente adictivas y te enganchan desde la primera página. Sus argumentos suelen girar en torno a temas judiciales y políticos y te recomiendo cualquiera de sus cuatro obras publicadas en España (creo que aquí las edita Ediciones B). Meltzer, aparte de haber sido escritor de discursos de Clinton, tiene un amor incondicional hacia los cómics. En cada uno de sus libros se pueden encontrar referencias tebeiles (en su primer libro, el décimo Juez los jueces del Tribunal Supremo comparten nombres con los protagonistas de Watchmen, y así en otros libros). DC fue extremadamente inteligente al ficharle para realizar 6 números de Green Arrow. Si como escritor es bueno, como guionista de cómics es magnífico. Su etapa con el arquero fue maravillosa, llena de referencias y guiños nostálgicos al pasado y muy emocionante. Uno de los mejores tebeos que ha publicado Norma en España sobre el universo DC, así que si no lo tienes, ya sabes lo que tienes que hacer.

Con estos logros en su haber, todo el mundo estaba esperando su siguiente trabajo en los cómics. Y aunque se ha hecho esperar, Identity Crisis es una realidad. Esta vez le han dado para jugar todos los juguetes del universo DC, y él los va a devolver completamente rotos.

Identity Crisis es un escándalo en los USA. Curiosamente a muy poca gente le ha preocupado que maten a una persona usando extrema violencia. No, eso no nos importa, total, que más da. Lo que ha resultado inadmisible para muchos americanos ha sido la aparición de una violación en sus páginas. Al parecer, los cómics pueden contener muertes por doquier, armas, drogas, y cualquier perversión del vicio, pero una violación, no, eso no, hasta aquí. Pues perdónenme señoritos americanos, ¿ pero de verdad creíais que cuando un villano psicópata secuestra a alguna de estas chicas hinchadas por todos lados no la iba a tocar un pelo ? Por favor, seamos consecuentes. Hay un lado en los cómics que no se muestra, pero que existe, y no debe ser por ello ignorado.

Pero lo que más me revienta es la doble moral: ¿ has visto que paliza de muerte le ha dado a ese personaje ? Bah, me da igual, tampoco me gustaba mucho ese personaje. ¿ Y has visto esta violación ? Vade retro Satanás, hasta aquí hemos llegado, no, no, y no, esto no puede ser un cómic, los cómics son puros e inocentes!!!!!

De todas maneras ahí no para la cosa. Vemos un lado de los héroes que no ha gustado a mucha gente. Es un lado muy negativo, que los acerca bastante a los villanos que tanto persiguen. Sin embargo, la situación les muestra impulsados a hacer eso tan malo (que no es matarlos, es otra cosa, lo siento, no la voy a desvelar) y uno no sabe si los héroes de verdad deberían de hacer eso o no. Ese es el quid de la cuestión. ¿ Alguna vez los héroes han sido verdaderos héroes ?

Volveremos a hablar en un futuro de este tebeo que está sacudiendo los cimientos del universo DC. Cuando se publique en España o cuando acabe la miniserie. A mí me da miedo como va a acabar esto, porque está dejando a los héroes en muy mal estado. Vamos, que después de leer esta serie, cuesta mirarlos de la misma manera. Lástima que sea un tebeo tan bueno porque se acaba muy prontito, no lo pierdas de vista.

Animal Man, un tebeo te está mirando

Aprovechando que Norma publica el primer tomo (de tres) que compone la serie, vamos a dar un pequeño repaso a la misma.

animalman.jpgPara mí siempre han existido tres Morrison: el más desquiciado, que se olvida de hacer tebeos y suelta un torrente de ideas inconexas; el normalito, que hace buenos tebeos, muy buenos tebeos, sin meter mucha cosa rara en el guión; y la mezcla de los dos, que es cuando suele dar los mejores resultados. En esta serie nos encontramos con ese Morrison normalito tan resultón. Por supuesto, aprovecha algún que otro momento para meter alguna que otra de sus ideas extrañas,pero para mí todo se encuentra dentro de un Morrison muy contenido, con unas ideas muy claras y sin salirse del camino.

Animal Man es un tebeo excepcional. Nunca ha estado aupado a categoría de obra maestra, ni creo que tenga de estarlo, pero es un tebeo que te deja con un grato recuerdo. Escribo estas líneas con una sensación bastante cálida ya que recuerdo Animal como un tebeo que se dejaba leer, que mostraba sus ideas con sinceridad, que crecía y se iba haciendo cada día más profundo. Sin embargo, si alguien me preguntara cuales son mis tebeos favoritos nunca mencionaría a Animal Man entre ellos. Es una extraña cualidad que tiene esta obra, que parece no querer destacar entre las demás, que se esconde dejando hueco a otras obras más chillonas.

Animal Man es un superhéroe cuyo poder es el de imitar a cualquier animal que se encuentre cerca de él. Debido a la empatía que el personaje va sintiendo por los animales veremos como el relato se va transformado del típico tebeo de superhéroes a una defensa apasionada de los animales, de la vida. Morrison cuenta que con esta obra se convirtió en vegetariano y es fácilmente comprensible ver el porqué a través de sus páginas. Buddy, nuestro protagonista, va madurando número a número, empezando la serie como un simple superhéroe miembro de la famosa liga de la justicia y terminando como un personaje maduro que mira cara a cara a su autor. El viaje por el que Morrison nos conduce nos va metiendo en la piel del personaje y nos hace participe de la obra, como si formáramos parte íntegra de la serie. Poco a poco nos va dando bofetadas para que despertemos ante lo que está pasando con nuestro entorno. Y cuando peor está todo, cuando te sientes sumido en la desesperación más absoluta por lo que le está ocurriendo Morrison da una vuelta de tuerca y te muestra que sólo estás leyendo un tebeo, que la vida es mucho más dura y que la desgracia en cualquier momento puede golpearte en la cara. Es un final agridulce, un golpe directo al estómago, y quizá sea el mejor final de una serie que se ha visto.

Mención especial merecen las portadas de Brian Bolland, absolutamente geniales. Es uno de los mejores trabajos de este autor y son un reclamo espectacular a la hora de leer un número. Son una obra de arte y son la perfecta introducción para cada número. He leído por ahí que la edición de Norma prescinde de estas portadas y no puedo imaginarme mayor atrocidad cometida a una obra. Mal, mal, mal, estas portadas se lo merecen todo.

Lo dicho, si no sabes en que gastarte el dinero o tienes que elegir entre todos los tomos caros de Norma, este es una apuesta segura. No se convertirá en un tebeo favorito pero te dejará con el mejor sabor de boca que hayas tenido en mucho tiempo.

Jimmy Corrigan, el tebeo más triste del mundo

Hace tiempo comente en este mismo foro la no publicación por parte de Planeta del Jimmy Corrigan y las posibles causas de ello. Como al César hay que darle lo que es del César, y en el pasado Saló Planeta cumplió su parte del trato, que menos que cumplir yo la mía y comentar este tebeo ya con el ejemplar en las manos. Sí, ya sé que desde el salón han pasado unos cuantos días, pero es que este tipo de tebeos hay que leerlos en frío, con mucha calma y paciencia, y a ser posible en días negros y lluviosos.

corrigan_strip.jpgLa lectura de Jimmy Corrigan ha sido algo extremadamente duro. Es un tebeo denso, duro, crudo, y en ocasiones bastante desesperante. Reconozco que en varias ocasiones tuve tentaciones de coger el tomo y estampárselo en la cabeza al mismísimo Chris Ware por contar una historia tan deprimente con unos protagonistas absolutamente patéticos. Otras veces, sin embargo, me quedaba absolutamente maravillado ante la destreza gráfica que se mostraba en las páginas y ante los experimentos visuales que el autor se dedica a hacer por doquier.

No quiero decir con ello que todo el interés de este tebeo se apoye únicamente en la parte del dibujo, sólo que Ware le dedica tanto mimo al dibujo, a la composición de página que uno no puede evitar perderse entre las viñetas y olvidarse un poco de que va la historia. El peso de la parte gráfica es abrumador, y en bastantes ocasiones uno parece encontrarse ante un tratado de dise&ntildeo gráfico más que ante un tebeo. El diseño del propio tomo, con esas sobrecubiertas desplegables y esas “contracubiertas” formando parte de la historia, da a indicar que la atención que se ha puesto a este tipo de detalles ha sido más importante que la que se le ha puesto al desarrollo de la historia en sí.

Tengo que decir sin embargo, que el interés por leer la trama no decae en ningún momento. Después de acostumbrarse a la parsimonia de algunas páginas y a los cambios brutales de tiempo y lugar de otras, la historia se sigue sin ningún tipo de problemas llegando a causar ciertos problemas de ansiedad porque ves que el tema no avanza y estás deseando que de una vez por todas se resuelvan algunas de las fobias que acosan a los protagonistas. Porque esta obra está llena de seres patéticos que viven situaciones patéticas y que te arrastran a esa sensación de desesperanza y agobio que presiden sus vidas.

Puede que la historia intente mostrarnos en algunos momentos ciertos rayos de esperanza en el horizonte, pero una y otra vez cae en ese pesimismo que parece ser el elemento central que preside toda la obra. Tengo incluso la sensación, de que el final, que intenta decirnos algo así como “siempre hay un rayo de esperanza”, está puesto un poco porque Ware no sabía acabar la obra con otro mensaje que no fuera: “es imposible caer más bajo”.

No es una obra para todos los públicos, el precio de la misma (30 euros en la versión espa&ntildeola) ya discrimina lo suficiente para que la obra vaya dirigida exclusivamente a las personas que pueden apreciar este tipo de tebeos. La temática, el típico slice of life (pasa la vida, como diría una presentadora de televisión) está destinada para un tipo de paladar diferente al que acostumbra poblar las librerías. Así que, por mucho que te digan que esta obra es la leche en verso, que lo es, si este tipo de historias no te van, no te acerques a ella ni por asomo. Si buscas otra cosa diferente a lo que lees habitualmente no puedo más que recomendartela, ya que es un libro lleno de muchísimas emociones.

En cuanto a la edición decir que chapeau para Planeta y para Jaime Rodríguez porque la han clavado. Así es como se tienen que hacer las cosas, sí se&ntildeor. Mi reconocimiento para el trabajo bien hecho.

Hay que reconocerlo, Jimmy Corrigan ha pasado a la historia de los cómics, con motivos fundados, pero, ¿ es el tebeo que queremos mostrar a las generaciones futuras ? No lo sé, pero es un tema interesante para otro día.

Batman: El resto es silencio

En el prólogo del libro el autor confiesa que cuando leyó X-Men el precio de un sueño quiso que existiera un libro de Batman igualito a áquel. A saber, un libro escrito con mucho cariño que desvelara todos los entresijos que se esconden tras las viñetas de un tebeo. Un proyecto muy ambicioso ya que llegar a crear un libro tan intenso y emotivo como Un precio de sueño es harto complicado, así que veamos si se ha llegado a ello.

restosilencio.jpgContar la historia de un personaje que tiene más de 65 años a sus espaldas debe ser una de las tareas más ingratas y pesadas que pueden existir. Comprimir tantos autores, tantas historias, debe ser una tarea de chinos, sobre todo si tienes que hacerlo en 300 páginas. Y aquí es donde está el gran problema de este libro, le faltan páginas, le faltan muchas páginas. El libro está escrito de una manera tan amena, que la palabra adictivo es la que mejor encaja para describirlo. Se lee tan rápido y de una manera tan fluida que da una rabia tremenda llegar al final, porque se nota que se han quedado muchas cosas al margen, que había historias que se podían haber contado, que maldita sea por tener que restringirte a un formato.

A pesar de esa falta de espacio, todo lo que escribe el autor es todo lo que tiene que estar. Todos los momentos importantes en la vida del personaje, todos los cambios de autor o dibujante que dejan su marca en la serie, series de televisión, películas, cualquier cosa significativa, aparece reseñado en el libro. Y todo con cariño, con mucho cariño, porque el autor profesa un gran amor por el personaje, y eso se nota en todas y cada una de las páginas.

Una de las cosas que más me ha gustado del libro es la manera en que se critica a cierta personas. Hernando le da a Bob Kane por todos lados, de principio a fin, pero lo hace de una manera tan elegante, sin usar ni una sola palabra altisonante que no puedo más que maravillarme por la capacidad del autor por hablar de este tipo de cosas sin dejarse llevar por el insulto fácil. Porque una vez leído el libro la opinión del lector ante Bob Kane no puede ser indiferente, le deja totalmente al desnudo y descubierto. Es expuesto de una manera que uno no puedo dejar de pensar en como este hombre se ganó su fama y dinero aprovechándose de mucha gente. Bob Kane es desmitificado y bajado de su altar, poniéndolo al mismo nivel que muchos patrones que explotaban a sus trabajadores. A la vez que se ensalza a Bill Finger y se le pone en el lugar que siempre le ha correspondido como cocreador del personaje. La verdad es que eran otros tiempos que visto desde el presente no se entienden bien y por eso son juzgados muy duramente. Pero eso es tema para otro libro…

En la parte negativa tengo que decir que no me ha gustado nada el cambio de nombre que sufre National nada más empezar el libro. Entiendo que se ha hecho para facilitar al lector la lectura del libro, pero no creo que la persona que se acerque este libro tenga problemas en seguir los cambios de nombre de una editorial. DC Comics no es National, nunca lo fue. Los personajes que poseía una editorial y otra no eran los mismos, y decir que DC compro a Green Lantern es un engaño y un error. Es una pena que un libro que tiene una fidelidad histórica absoluta en todos los hechos cometa este desliz. Pero bueno, no todo podía ser perfecto.

Después de este libro el autor comenta que piensa realizar uno sobre Superman. Si es la mitad de bueno que éste ya merecería la pena comprarse. Aunque a mí, tras leer este libro, más que sobre Superman lo que me gustaría es leer un libro sobre las vicisitudes editoriales de National y DC en los tiempos de la edad de Oro y Plata del cómic. Seguro que hay muchas cosas que se han quedado fuera por falta de espacio, muchas cosas que hablan mucho de como era la época y de como fueron los primeros tiempos de los superhéroes. Así que David, ¿ por qué no escribes ése ?

Alan Moore retrato de un caballero extraordinario

Recerca ha editado este libro que es más bien un regalo de cumpleaños a Alan Moore. El año pasado nuestro barbudo favorito cumplió 50 años y un fan suyo que se dedica a (buscar aquí en el libro a que narices se dedica este tío) se puso a buscar colaboraciones de todo el mundo y aquí está el dichoso regalito, veamos que tal les ha salido.

libromoore.jpgPara empezar, el hecho de que todo los beneficios de la obra vayan para asociaciones que luchan contra el Alzheimer es algo que invita a comprar el libro al margen de la calidad, es raro ver algo así en el mundo editorial. Así que antes de leer nada cómpratelo, merece la pena.

Ahora vamos ya al libro en sí. Lo primero… ¡¡¡¡¡ letra pequeña!!!!! argghhhhh… no se si vendrá impuesto así por la edición italiana del libro, porque parece que todo está calculado al milímetro para que no se toque ni una coma, pero uno agradecería una letra un poquito más grande, por el bien de nuestros ojos. Obviando ese detalle tengo que decir que la edición del libro es impecable y una gozada. La mezcla entre texto, cómic e ilustraciones es lo que necesitaba un proyecto de esta clase, y la forma en la que se deberían hacer muchos libros que hablan sobre tebeos. Hablar sobre tebeos a través de textos está muy bien, pero a través de tebeos es maravilloso.

La calidad de los diferentes trabajos es como en botica, hay de todo. Textos muy buenos, otros normalitos, y otros más farragosos que se meten en teorizar sobre la obra de Moore de una manera bastante densa. También se echa de menos un poco de crítica negativa. Vale que es un regalo de cumpleaños y vale que Moore es más que un autor sobresaliente, pero no todo lo que ha hecho es una obra maestra, también tiene sus malas obras. Aunque claro, dile tú a alguien que te escriba algo para un libro de cumpleaños y ponga a parir al homenajeado, estaría un poco fuera de lugar, sí.

En definitiva, que está muy bien y que se lee con gusto. Hay algunas anécdotas muy jugosas y alguna que otra muy emotiva. En conjunto merece la pena aunque haya algún que otro artículo que se me resista, vamos, pero esto es lo normal cuando escriben tantos y tantos autores.

Y que cumpla muchos más.

The Losers

Vertigo es un sello de DC comics destinado, supuestamente, a un público más adulto. Realmente, esto de adulto sálo vale para mostrar escenas de cama y para decir cuatro tacos, no nos engañemos. Al final para lo que vale este sello es para ser un cajón de sastre donde cada autor puede contar sus neuras y donde constantemente se publican miniseries con distintas temáticas para ver si alguna resulta ser el nuevo Sandman. The losers es otro de esos experimentos, y pardiez, como lo he disfrutado.

losers.jpgThe losers trata de un grupo de agentes de la CIA que buscan vengarse contra la agencia que les persigue para matarlos. Su objetivo es conseguir pruebas incriminatorias de las actividades ilegales que realiza la compañía para así ser borrados de la lista negra y lograr poder volver a vivir sus vidas.

Bajo esta premisa, que no es nueva y que se ha visto muchísimas veces en diversos medios como la televisión, se esconde un comic lleno de intriga, aventura y mucha, mucha acción. Es un cómic tan dinámico que parece que se escapa de las viñetas que lo comprimen y que demanda con urgencia sus traslación a otro medio, cine o televisión.

La trama de las dos historias que componen este tomo es la misma: los perdedores van detrás de algún mcguffin que les supone salvará de las pérfidas manos de la CIA. Y según va avanzando la historia, la acción, las traiciones, la misión imposible, van marcando el ritmo de la película. Los personajes no se encuentran demasiado definidos, ya que todos son militares entrenados que son los mejores en su trabajo, que si, hacen cosas diferentes los unos de los otros, pero exceptuando el informático de turno, todos están cortados por el mismo patrón. No, lo que atrae de este tebeo es la manera en que está contado, en como la historia se convierte en algo trepidante que te deja ansioso de leer más y más. Y el dibujo hay que reconocer que le viene como un guante a esta colección. El tal Jock, al que no tengo el gusto de conocer, realiza un trabajo soberbio, jugando con las sombras y con los colores. Va a haber que seguir a este autor ya que si mantiene este nivel va a llegar muy lejos.

No puedo más que terminar recomendándoos este comic cuando salga por estas tierras, ya que sería un pecado que Norma no lo publicara. ¿ Me oís señores de tan excelsa editorial ?