Say Hello to Black Jack

Le debo un post a este manga, ya que siempre que me leo un número de esta serie tengo ganas de escribir algo sobre él, pero lo voy dejando y al final nada de nada. Así que por fin ha llegado el momento.

blackjack.jpgSay Hello to Black Jack (el nombre es un homenaje a la obra de Tezuka Black Jack) es un cómic sobre médicos. Ésta es una distinción muy importante ya que a pesar de ser un magnífico tebeo no lo hace apto para todos los públicos. Say Hello narra la historia de un médico en prácticas en su paso por las distintas rotaciones de un hospital. Los enfermos con los que se va encontrando no son plato de buen gusto ya que se encuentra con enfermedades bastante temibles y en la mayoría de casos, terminales. Es un tebeo bastante duro de leer y que te deja con un mal sabor de boca bastante a menudo. Yo no se lo recomendaría a mucha gente precisamente por eso, no es apto para personas sensibles.

Las historias médicas que aparecen en este cómic se aprovechan para denunciar la situación médica que atraviesa Japón. Lo que ocurre en los hospitales de allí son cosas totalmente desconocidas para nosotros por lo que no sé si lo que narra este manga es tan tremebundo como parece, porque de ser así podríamos hablar de un tebeo-denuncia. Tratamientos que se deniegan a los pacientes porque no han sido homologados en Japón a pesar de haber tenido éxito en el resto del mundo, abandono de los enfermos por parte de la familia, médicos incapaces de tomar decisiones por seguir el procedimiento y muchas otras cosas más. Da escalofrío el pensar que la sanidad japonesa está así, pero seguramente esto ocurrirá en la sanidad del resto del mundo en otros temas que allí tienen ampliamente superados.

Así que no se lo recomiendo a gente sensible (porque casi todos los pacientes van a morir, esto no es House) pero sí a todo aquél que tenga buen estómago y que le gusten los buenos tebeos. Es un tebeo muy emocionante, que te tiene expectante durante todo su desarrollo y lleno de giros argumentales en todas sus historias. En cuestión de calidad yo lo pondría al lado de los mangas grandes de la actualidad ya que los puede mirar sin ruborizarse. Otro gran acierto de Glenat, que sigue entendiendo el manga como nadie. Si Planeta no estuviera publicando a Tezuka, Glenat sería la editorial perfecta para publicar el manga. Quien se lo iba a decir hace años, cuando la casa madre empezó publicando Akira. Maravillosa edición y maravilloso tebeo, si te gustan los tebeos de médicos, no lo dudes, a por él.

Yotsuba

Feliz año nuevo a todo el mundo. Para empezar el año me apetece hablar de un tebeo que me ha caído simpático y es que no hay nada mejor que empezar el año con buena cara.

yotsuba2.jpgSi un viajero del tiempo se hubiera aparecido ante mí y otros ilustres blogeros y nos hubiera dicho que en un futuro íbamos a leer un manga sobre una niña pequeña cuyas aventuras giran en torno a cazar cigarras o pintar dibujos… le hubiéramos tildado de loco como mínimo. Quién nos iba a decir a tíos talluditos que compraríamos un manga que parece hecho para niños. Pero ahí estamos, todos los meses en nuestra librería comprando Yotsuba, quién nos ha visto y quién nos ve.

Año tras año el manga no para de sorprenderme. Cuando uno cree que ya lo sabe todo, que tiene localizado a los autores más importantes, que conoces las obras más interesantes… pues no, aún queda mucho por saber. Parece una constante pero regularmente aparecen obras de autores japoneses que se salen de la media y que demuestran una maestría digna de envidia. Lo tremendo es que esto parece no tener fin y aquello parece una cantera inagotable de artistas. Dibujaran todos de manera parecida, pero en cuanto a historias que contar parece que no tienen límite, aleluya.

Centrémonos en Yotsuba. Este tebeo va de una niña muy pequeña (entre 3 y 5 años, no sabría decir exactamente qué edad tiene) que vive la vida de cualquier niña pequeña. Es decir, ve la tele, juega con otras niñas, hace dibujos, da paseos… y eso es todo. ¡ Pedazo de argumento ! ¿ Y dónde está la gracia ? Pues que es un tebeo divertidísimo. La protagonista es un niña especial con una inocencia e ingenuidad brutal y sus actividades cotidianas se convierten en una gran aventura llenas de sorpresas. No es que pase nada especial, nadie salva el mundo, pero la lectura de esto es una de las cosas más agradables que te puedes echar en cara.

Lo más curioso para mí es que este tebeo es de humor BLANCO. De lo más blanco que te puedes echar en cara. No hay chistes soeces ni bromas escatológicas, es un tebeo que se encuentra en las antípodas de Shin Chan. Pero qué bien te lo pasas leyéndolo, ¿ eh ? Me siento muy extrañado por divertime tanto con un tebeo que no destila sarcasmo, mala leche y puñaladas traperas por doquier. Es como si de repente te dijeran “Ey, se pueden hacer cómics amables y son tan buenos como los otros cómics” Un soplo de aire fresco, vamos. Ah sí, y se lo recomiendo a todo el mundo, a todos, es una lectura de esas que te hacen esbozar una sonrisa de oreja a oreja, vale muchísimo la pena.

¿ Os habéis dado cuenta que hoy en día es casi imposible ser lector de tebeos y no tener algún manga entre tus compras mensuales ? De alguna manera u otra nos hemos convertido todos en otakus en potencia… quién nos lo iba a decir ¿ verdad ? ¿ Quién no se compra 20th Century Boys ? Como han cambiado las cosas en el siglo XXI. Todavía me acuerdo cuando decían que el manga acabaría con el tebeo cuando prácticamente es lo que lo está salvando.

MW… qué horror

He mirado la portada una y otra vez y no veo por ningún lado lo de “para adultos”. Nunca he sido muy amigo de que los tebeos lleven ese tipo de etiquetas, pero al leer esta obra de Tezuka he quedado horrorizado por toda la maldad que se muestra dentro, no es que sea para adultos, es que es para adultos muy adultos.

mw.jpgNo tengo ningún problema con las escenas de sexo que aparecen por doquier por el tebeo, sean heterosexuales o homosexuales, a estas alturas de la vida uno ya ha leído cientos de tebeos con escenas semejantes. Supongo que en la época eso levantaría un escándalo espectacular en los medios pero hoy en día entre Yaoi y similares uno no se sorprende tanto de ver estas cosas. Eso sí, dudo que nadie hubiera sido tan valiente de publicar este tebeo hace cinco años aquí en nuestro país.

Lo que realmente me escandaliza es la maldad que desprende el personaje protagonista. Me ha escandalizado ver la ligereza con que asesina a la gente o utiliza el sexo para engañar a unos u otros. Por supuesto, también está el robo a mano armada, secuestros, suplantación de la personalidad, intentos de genocidio, etc., etc. Vamos, que a maldad no le gana nadie. He leído ya en varias webs que le califican de anti-héroe, como si la exposición al gas letal justificara todos sus actos. Está claro que sí, que la exposición al gas le afectó, que lo que le pasó de niño le marcó, pero de ahí a justificar todos los actos que comete va un mundo. Al cura también le afecta el gas y no se convierte en la peor bestia que ha visto el mundo. Lo que quiero decir con todo esto es ¡ qué pedazo de personaje ha creado Tezuka ! Porque encima es creíble, eso es lo peor de todo. Uno llega a creerse que es posible la existencia de un ser de una maldad tan pura. Sobre todo porque no es malo porque sí, que es lo que le pasa a muchos malos de opereta, éste es malvado pero por una serie de motivos y hará lo que sea por cumplir sus objetivos.

Pero qué bueno es Tezuka… cosa que ya sabíamos todos y teníamos muy clara. Pero es que cada obra que lees suya es un cúmulo de sorpresas una detrás de otra. Qué bien narra este hombre, cuánta emoción desprenden sus obras, qué gozada ir pasando página tras página. Todavía me sorprende cuando leo que alguien dice que el dibujo es muy infantil y que por eso no se quiere acercar a estos tebeos. ¡ Qué gran error ! El dibujo tendrá aspecto infantil, pero las historias que narran son adultas, en casos como el que nos ocupa demasiado adultas y polémicas.

A mí lo que me deja más alucinado es cuando leo en los artículos que acompañan al tebeo como Tezuka tuve problemas con ciertas empresillas que montó. Al parecer, los que las dirigian se preocupaban más por los beneficios que por la creatividad de los autores. Hoy en día eso es algo que nos suena totalmente marciano: ¿ cómo va a poner alguien un pero al gran Tezuka ? Pues sí, en su época se los ponían y tenía problemas con los editores como todo el mundo. Y es que ni los genios se libran.

Yo sigo con los dientes largos porque todavía queda muchísimo material de Tezuka por publicar aquí. Qué maravilla, qué maravilla.

Por cierto, ¿ nadie ha notado el parecido entre Michio y el Johan de Monster ?

Naruto 18

Hoy mismo he alcanzado la edición española de Naruto, concretamente esta mañana me he leído el numero 18. Tal como prometí en los comentarios de este post, ha llegado el momento de hacer una reseña de esta obra. ¿ Habrá mejorado o seguirá igual ?

naruto18.jpg Por entonces creo que me había leído hasta el numero 8 ó 9 del tebeo. Y mi opinión entonces era que no tenia mucho guión, que estaba lleno de pelas y que era un tebeo muy entretenido y adictivo. Después de haber llegado al numero 18 siento decirlo pero mi opinión no ha cambiado mucho desde entonces. Lo que se ve en los diez primeros tomos es lo mismo que se ve en los restantes. Naruto sigue siendo uno de los tebeos más entretenidos que se publican en la actualidad, cada tomo es diversión de cabo a rabo, pero el guión sigue siendo inexistente.

Ya llegue al argumento de la conspiración. Es una conspiración tan misteriosa que nadie sabia en que consistía, simplemente en que unos ninjas (los malos) querían acabar con otros ninjas (los buenos). Se marea la perdiz un poquito, se dejan todo lleno de incógnitas y ya esta, de eso iba la gran conspiración. ¿ No seria más sencillo decir que hay un malo malísimo que quiere matar a los buenos y ya esta ? Porque al final esa es la gran trama de la serie: un ninja que era bueno, ahora es malo y quiere matar a todo el mundo. Me cuesta ver más alla de esa idea porque el autor me da muestras continuas de que ni el sabe a donde va todo. La trama del examen para ascender de grado (que dura unos diez tomos, no exagero) era muy interesante y esta llena de montón de personajes fascinantes. Aquello podía evolucionar para llevarnos a un sitio más interesante aún. Pero se acaba el examen, se desvela la conspiración y adiós a todo ese maravilloso universo. El autor se vuelve a centrar en Naruto y en dos o tres personajes, la cosa sigue siendo divertida, pero no es lo mismo. El personaje protagonista, Naruto, no es lo mejor de esta serie y eso se nota en exceso cuando se le deja recaer el protagonismo: el interés decae. Es el entorno general, todos los ninjas, las villas, las misiones, los combates, lo que hace interesante esta colección. Pero no hay rumbo, no hay sitio donde ir, no hay un final definido. Es como el Inuyasha de Takahashi, una obra interesante pero que esta totalmente perdida y que no parece tener ni principio ni final.

Glenat publica en cada tomo lo que podría ser el blog de Kishimoto, en el que nos va contado su vida y como ha llegado a ser el autor que es hoy en día. Da tal impresión de ser una persona poco constante y con tan pocas ideas fijas que perfectamente pudieran ser las vivencias de una persona que ha fracasado en el mundo del tebeo. Si uno no estuviera leyendo uno de los tebeos con mas éxito de la actualidad pensaría que estamos ante la historia de un absoluto fracaso. En esos escritos no encontramos a un autor, a una persona con ideas, a alguien que quiera decirle al mundo “este yo y esto es lo que tengo en la cabeza” Lo que vemos aquí es un fan que lee otros tebeos y piensa “ey, yo también quiero hacerlos” y como sabe dibujar pues ala, a lanzarse a la aventura. Seguramente hay cientos de personas que se sentirán identificados con este “blog” que publican el autor porque es la historia de cientos de fans. Pero claro, la diferencia es que Kishimoto tiene un algo y ese algo es Naruto.

Como dije la otra vez, Naruto es un gran manga, que nadie me entienda mal. Tiene muchas cualidades que ya les gustaría a muchos otros y encima es un superventas. Lo que pasa es que profundidad de guión no tiene demasiada. Por algún motivo que desconozco a muchos seguidores de la serie les molesta que se diga eso, bueno, supongo que cuando es tu serie favorita te sienta mal oír como alguien dice que no tiene guión. Pero es que sus virtudes son otras y son en las que hay que centrarse. Es muy divertido, pasan cosas continuamente, los combates son muy interesantes, el desarrollo de personajes es fantástico… pues con eso es lo que tenéis que quedaros. Si queréis divertiros pues esto es lo que buscáis y ya esta. Hay momentos para ser profundo y momentos para la diversión, y Naruto es uno de estos mangas. ¿ Qué tiene de malo ?

Por cierto, me dejo como deberes para un futuro post las similitudes con Dragon Ball, que las tiene y son muchas. A ver si la emiten pronto por la tele y podemos hablar todos de tu a tu. Porque lo poco que he visto de televisión tiene bastante calidad. Yo diría que incluso engancha más que el tebeo.

Gantz

Llego el momento de hablar de esta obra. Me estaba resistiendo pero la presión popular ha podido conmigo (sí, dos personas en este blog se considera presión popular). Así que vamos a hacerle un buen repaso.

gantz.jpg

Gantz es uno de los tebeos de moda tanto en Japón como aquí, o al menos lo era al empezar. Desconozco si la gente lo seguirá con tanto fervor como al principio o ya se habrá pasado la fiebre. A lo que íbamos, este manga narra la historia de un jovencito que por ser buen samaritano es atropellado por un tren. Y al morir no va al cielo, ni tampoco al infierno, sino a una habitación llena de gente y en la que aparece una enorme bola negra. Todas las personas que se encuentran en esa habitación están muertas y casi nadie sabe que hacen allí. No pueden escapar de esa habitación, no pueden ir a ningún sitio. De repente empiezan a aparecer unas imágenes en la bola que les dice que tienen que matar a un extraterrestre, que al hacerlo se les darán unos puntos y que al conseguir una determinada cantidad podrán escapar de allí. La bola les suministra armas y trajes raros y uno a uno son transportados a otro lugar. Una vez llegado allí tendrán que intentar matar al extraterrestre que aunque en principio parece un perfecto idiota en realidad es un ser de fuerza descomunal.

Cuando alguien dice que los mangas sólo tienen sexo y violencia todos sabemos que es una exageración lanzada a la ligera y sin conocimiento. Pues no, en Gantz se dan esas máximas al pie de la letra. Hay mucha violencia, excesiva y hay sexo, cada vez menos. La carga de violencia es tan alto que es muy raro comprar un número y no encontrarse con miembros amputados en muchas de sus páginas. Y el sexo, bueno, el sexo está metido por el morro y sin mucho sentido. El protagonista se trajina a toda mujer que aparece por allí (mira, se está tirando a Lara Croft, como molo) y el tebeo está sazonado de multitud de pin-ups con chicas de pechos descomunales enseñándolo todo. Así que alejad este manga de los críticos con el género porque resulta que esta vez sí que van a tener razón.

El primer número de la serie empezó muy fuerte, estaba rodeado de un halo de misterio y lo que es más importante, enganchaba. A partir de ahí todo seguía la misma pauta: habitación – matar – habitación – polvo – habitación – matar, etc, etc. En los primeros números la trama se sostenía muy bien, no sabías por dónde podían ir los tiros y el misterio se acrecentaba a cada extraterrestre que iban matando. Pero después de siete u ocho números la cosa no había cambiado en absoluto, la pauta seguía siendo la misma y el factor sorpresa ya no existía. Encima el efecto chicle se hacia más evidente, recuerdo un número entero de un tipo con ametralladoras matando a todo el mundo que se encontraba por la calle… durante todas las páginas del tomo. Abrías el tomo, gente muriendo, pasabas las paginas, gente muriendo, tías en bolas, gente muriendo, tías en bolas… llegabas a la última página, gente muriendo. Y ese es el gran problema que tiene actualmente la serie, que ha entrado en un ciclo donde todo es lo mismo una y otra y otra vez. Se introducen mínimas variaciones en la historia, se cambian a las personas que acompañan a nuestros protagonistas, pero no se avanza ni cinco centímetros en la trama de la historia. Es como si el autor no supiera cuál es el sentido de todo esto y estuviera alargando la historia todo lo posible mientras las ventas aguanten. Es el problema que tienen muchas mangas al publicarse en revistas semanales, hay que seguir vendiendo y seguir pariendo historias, pase lo que pase.

¿ Gantz está bien ? Empieza muy bien pero se va deshinchando muy lentamente. Antes de que me digan que luego mejora, me he leído 12 tomos y yo creo que más de 1000 páginas ya son suficiente para empezar a desarrollar algún tipo de trama. El autor de este manga no sabe a dónde va y parece que no tiene intención de ir a ningún lado. Yo ya me he cansado de él, fue entretenido mientras duro pero poco más. Si se lo tuviera que recomendar a alguien le diría que si quiere empezar a comprárselo pues bueno, pero que no esperé llegar a ningún sitio, ya que no veo donde puede estar ese sitio. Es una lástima porque la cosa prometía pero sólo se ha quedado en un buen intento.

Slam Dunk

¿ Un manga sobre baloncesto ? ¿ A quién le puede interesar una cosa así ? Yo no me acerco a eso ni de coña.

slamdunk.jpg,Volviendo sobre el tema que tratábamos ayer, Slam Dunk es uno más de esos mangas que están en las estanterías y de los que no tenía ninguna referencia. Puede que algún día lo haya estado hojeando en la librería, pero vamos, un tebeo de tíos gigantescos jugando al baloncesto, supongo que lo soltaría enseguida.

Pero resulta que un amigo me empezó a dar la brasa día tras día para que me lo comprara, que seguro que me iba a gustar, que sí, que me lo tenía que comprar, y dale y venga y toma. Pero es que tengo cientos de tebeos que leerme y no voy a perder el tiempo con una cosa así, de la que nadie habla, venga hombre, que seguro que es malo con ganas. Sin embargo, la sequía que se produce tras un salón del cómic me lleva a hacerme con alguna obra que en otras circunstancias no me llevaría, así que por una vez, decido hacer caso a mi amigo y comprarme el número uno. Total, por probar no me va a pasar nada.

¿ Y qué me encuentro ? Pues al protagonista, como no, estudiante de instituto, lo más gárrulo y bestia que te puedes echar en cara, que además fracasa una y otra vez con las mujeres. Sus amigos más que animarle le recuerdan constantemente el número consecutivo de rechazos que lleva, por lo que reciben constantes palizas de su queridísimo amigo. Pero un día aparece la chica, ella, la más guapa y especial, que además está muy interesada en nuestro antihéroe, pero no por lo guapo y hermoso que no es, sino más bien por su físico dotado para el baloncesto, deporte odiado a muerte por nuestro cabestro. Pero el amor todo lo puede, así que ya tenemos a nuestro héroe metido en mil y un líos para entrar en el equipo de baloncesto de su escuela.

Ese es el argumento, ¿ pero qué tal es ? Pues divertidísimo. Yo me he reído un montón, me lo he pasado pipa con las barbaridades que hace nuestro majadero de marras para liarse con una chica. Lo increíble es que siendo un manga sólo he necesitado el primer número para empaparme de la historia y pasármelo en grande. No sé como seguirá la historia , si luego se le dará más importancia al deporte o a la comedia, no sé nada de nada sobre este tebeo. Sólo que me he divertido muchísimo con sólo el número uno y eso es algo grande, porque a muchos tebeos lo que más les cuesta es despegar.

Así que resulta que me lo he pasado bien con un tebeo que jamás tenía pensado comprar. No es que sea una obra maestra, ni un tebeo magníficamente dibujado, y seguro que tampoco tenga un gran guión, pero a mí me ha gustado. A saber cuantos tebeos como éste hay ahí fuera, y a saber cuantos peores. En esta era de la información digital hay que acudir al típico boca a boca para comprarse los tebeos que a uno le pueden gustar. Con el manga al menos va a ser que sí.

Naruto

Perdonad que últimamente esté posteando a matacaballo, pero es que hay veces que la vida aprieta y uno no tiene tiempo para cosas más relajadas como ésta. A ver si poco a poco vamos recuperando el ritmo diario que tenía hasta hace poco.

naruto.jpg

Este post va dedicado más a la gente que ha oído hablar de Naruto pero que no sabe lo que es, que a los que son verdaderos fanáticos de la serie. Sobre todo porque le voy a dar algún palo y me parece que los seguidores de esta serie son demasiado radicales con ella y se ciegan.

Naruto es el manga de moda, el superventas actual, el nuevo Dragon Ball. La gente se da de tortas en las librerías por llevarse el último tomo y los atrasados vuelan de las estanterías. Quizás no os lo creáis pero esto es un fenómeno que ha ido creciendo poco a poco y que se ha apoderado de todos los aficionados al manga casi sin que nos demos cuenta. En el último Expomanga, por ejemplo, la mitad de los asistentes iban disfrazados de los personajes de Naruto.

¿ De qué va este manga ? Es la historia de unos ninjas que quieren ser mejores ninjas. Y cuando se conviertan en ninjas mejores su objetivo es ser… ninjas que te cagas. Y así hasta el infinito. Eso es todo, de verdad, no hay más guión. Es todo el rato peleas y más peleas y… sorpresa, más peleas. Una y otra vez y otra vez, y otra vez y otra vez. Vamos, variado, ¿ verdad ?

¿ Dónde está la gracia de este tebeo entonces ? Pues que tiene aquello que tenía Dragonball: es adictivo y cuenta con una serie de personajes muy atractivos. Bueno, los primeros tres tomos son un poco pallá, es decir, que ni chicha ni limoná. Se basan en los tres protagonistas principales que la verdad son bastante sosos y sale un cómic entretenido pero poco más. Sin embargo, a partir del cuarto empiezan a aparecer una gran cantidad de personajes, la historia se convierte en algo coral y empieza a enganchar realmente. Todos los personajes son un pozo de sorpresas, todos tienen su propia historia y su manera de luchar, por lo que cada combate se convierte en algo totalmente inesperado. La historia sigue siendo tan plana como siempre, pero cada tomo es una sucesión de peleas y triquiñuelas entretenidísimas. Es diversión en estado puro y te convierte en adicto. Quieres leer el siguiente tomo para seguir pasándotelo en grande, pero no se extrae ningún conclusión real de este tebeo. Me imagino que las conversaciones entre dos Naruto-adictos pueden ser algo así como: “Cómo mola este personaje, qué alucine esta batalla, qué técnica más cojonuda usa este otro” Pero vamos, mensaje, discusión profunda y demás, aquí no gracias.

Este manga es además el ejemplo perfecto de como una historia evoluciona en otra mejor que se come a la que el autor tenía pensada en un principio. Porque el cómic se llama Naruto, y cuando lo empiezas a leer Naruto es el protagonista principal. Su objetivo es llegar a ser el ninja más grande de su aldea y parece que la historia va en ese sentido. Pero según va avanzando el autor se da cuenta que ha creado a un personaje tan insoportable y bufón que es imposible que aguante la historia por él solo. Así que poco a poco lo va dejando de lado y centrándose en todos los demás personajes de la historia. Naruto siempre esta ahí, pero es el payaso de la historia, no sirve para nada más. Esto se acentúa cuando uno va leyendo las tonterías que se le ocurren al autor para ir rellenando las páginas entre capítulos. En varias ocasiones te muestra argumentos que se inventó y que no llegaron a nada, y todos son protogermenes de este Naruto insoportable: niños jovencitos que quieren ser lo más mejor. Pero claro, no sabe llevar adelante esa idea y por suerte la abandona para centrarse en el sentido de la aventura, no centrándose jamás en un único personaje.

Naruto es un manga muy entretenido, muy divertido y una apasionante lectura, pero con una profundidad nula. Es la lectura perfecta para este verano. Ya veréis si algún día la estrenan en la tele qué fiebre se va a crear, ya veréis.

Campeones

No, no voy a hablar del campeonato de liga que ha conseguido el Barcelona como han hecho otros blogs (¡traidores!), aunque este tema sí tiene cierta relación con ese equipo de fútbol, al final os cuento porque. Voy a hablar de ese manga tan famoso en nuestra tierra, Campeones.

capitantsubasa.jpg

Desde que empecé a escribir este blog siempre he tenido ganas de hablar de Capitán Tsubasa (título original del manga) pero creía que nunca jamás iba a hacerlo. Soy muy fanático de esta serie, pero reconozco que tiene cientos de defectos bastante complicados de rebatir. Es de esas cosas que sabes que son malas pero que te gustan y que no puedes explicar. Así que me quedaba con las ganas de hablar de la serie… hasta que he leído el manga, ahora sí que tengo un motivo razonado para hacerlo.

Una de las cosas que más me gusta de las series japonesas son las escenas de acción. Los personajes se mueven a una velocidad sorprendente, todas las escenas son ágiles y resulta emocionante ver a dos personajes luchar entre ellos. Por supuesto sabía que esas series que veía en la tele estaban basadas en un tebeo, pero siempre me preguntaba si el tebeo sería ni la mitad de ágil que los dibujos animados. Vamos, que si eso que se veía en pantalla trasmitiría la misma sensación en papel.

Mi primera sorpresa en este caso fue con Ranma 1/2. Una serie llena de peleas a cada número y en la que pensaba que todos los chistes estarían en el tebeo, pero la acción sería bastante aburrida. Pero no, craso error, resulta que todas las escenas de lucha estaban copiadas viñeta a viñeta. Eran igualitas, pero lo más importante, eran igual de emocionantes que en su versión animada. Pero el tema se ha repetido con Capitán Tsubasa. Resulta que todas las escenas, todas las jugadas, todos los momentos de tensión están calcados del tebeo. Lo que creía que era un trabajo de planificación espectacular por parte de los animadores resulta que era un ejercicio de copia intenso. Aunque lo más sorprendente para mí es la emoción que trasmite el papel dibujado.

He vibrado leyendo el tebeo de Oliver y Benji. Sé como transcurren los partidos, los resultados, sé lo que pasará con aquel personaje, dónde irá aquel otro, lo sé casi todo de la serie, así que en el tebeo no me pueden contar nada nuevo. Pero toda la emoción está ahí, toda la garra, el sentimiento. Se siente la tensión que transmiten los jugadores, los ánimos que da la grada, el miedo que provoca la derrota. Es emocionantísimo leer este tebeo, es la mejor serie del mundo… Por supuesto, todo esto es la euforia desmedida que provoca leer cada número. No es el mejor tebeo del mundo, ni siquiera está bien dibujado, pero transmite mucho al lector. Es una gran serie por muchos defectos que seáis capaz de encontrarle y yo os recomiendo el manga a todos. Aquí los partidos no se hacen eternos (bueno, los más largos duran dos tomos) y os apasionaréis como nunca habéis hecho. Ojalá muchos tebeos fueran así.

Ah, ¿ qué relación tiene esto con el Barcelona ? Oliver, o más bien Tsubasa Ozora, después de ganar los campeonatos juveniles viajó a Brasil para hacerse profesional. Después de un tiempo allí y viendo que no había parné (esto lo supongo yo) pues decidió fichar por un equipo europeo… el Barcelona. No es una coña, esto ocurre de verdad en el cómic, y se ve a Oliver con la camiseta del Barcelona y todo… ¿ Veremos esto algún día por aquí ?

20th Century Boys

Ésta es una de las obras a las que tengo tanto respeto que pensaba que no iba a hablar nunca de ella. Es lo que me pasa con Monster, es una obra tan sublime que es imposible hacerle justicia. Algún día le dedicaré algún post, pero hoy le toca el turno a 20th, otra gran obra magistral de Naoki Urasawa, un nombre que todos deberíamos tener muy presente al hablar de grandes autores del cómic.

20centuryboys.jpg

Vengo de leerme… no, perdón, de disfrutar del número 4 de esta serie. El autor se está tomando su tiempo con el argumento y va planteando muy lentamente la historia general. Pero, a diferencia con otros autores japoneses que se tiran 500 páginas para contar un partido de tenis, Urasawa aprovecha para contar pequeñas historias que de alguna manera u otra tienen relación con la historia general. La historia va… bueno, nadie sabe bien todavía de que va la historia aunque ya se ha perfilado bastante. Una secta diabólica quiere destruir el mundo y para ello se basa en los juegos de infancia de un grupo de amigos que se inventaron todo lo que está pasando en la actualidad. Es un poco complicado de asimilar pero según lo vas leyendo va adquiriendo sentido.

No quiero desvelar nada de la trama porque éste es uno de esos tebeos que hay que leerse por obligación, así que no voy a contar más de ella. Eso sí, lo que me ha llamado la atención poderosamente de este número son dos momentos que me han parecido sublimes: el primero es cuando el protagonista es buscado por toda la ley con cientos de carteles con su jeta por toda la ciudad. La manera que tiene el tipo de esconderse a plena luz del día es cojonuda, de verdad, que ingenio tiene el Urasawa este, no la voy a contar, pero jojojo, que bueno. La otra escena es ya el colmo de la estupidez, por lo absurda que es la escena y por la seriedad con la que se la toman las protagonistas, y es aquélla donde deciden cómo van a construir un robot gigantesco como los de los dibujos animados. Es una conversación alucinante de ésas que no te puedes creer que estén pasando y que supera cualquier idea que pudieras tener concebida. ¿ Realmente es posible que un grupo de gente adulta y madura discuta si un robot gigante debería llevar piloto o ir por control remoto ? Pues sí, aquí te lo crees perfectamente, y resulta una de las escenas cumbres de este tomo. Yo me he quedado alucinado leyéndola.

Así que cómprate esta serie pero ya…. esto… quieto parado. Ésta es una de esas series chapuceadas por unos de esos packagers mágicos, en este caso Fanhunter. Sí, los de Fanhunter también son packager y así nos van las cosas. Los dos primeros números de la serie no estaban mal editados, además, el formato era el idóneo para este tipo de cómics. Pero a partir del número 3, horror, a destrozar la edición sistemáticamente. Un papel infame, una reproducción pésima, unos personajes que van adquiriendo un tono de piel negro, unas tramas horribles… ¿ Cómo se puede hacer tan mal ? ¿ Lo hacen aposta ? El número 4 está peor editado que el 3 y yo no sé si esto tiene techo o no… o más bien si tiene fondo. Lo están haciendo mal, muy mal, y es que el sistema de packager se revela cada día que pasa como una idea lamentable, para el lector claro está, porque las editoriales se están ahorrando los dineros pero bien. Sobre todo porque parece que han despedido a la persona que miraba esos cómics antes de editarlos, porque… ¿ ALGUIEN SE MIRA LOS TEBEOS ANTES DE SACARLOS AL MERCADO ?

20th Century Boys es un gran cómic. No tan grande como Monster pero aún así bastante grande. Lástima que aquí les guste destrozar las ediciones constantemente. Recomendado, sin duda.