Un nuevo Spiderverso

Ha llegado la hora de reseñar la mejor película de Spiderman hasta la fecha. Ni siquiera es necesario verla para calificarla como la mejor ya que es la primera película de animación del personaje en pantalla grande, así que parte con ventaja. Pero sí, es muy buena la condenada, aunque es muy injusto compararla con las de imagen real. Comentemos la película y veamos las razones de ello.

Wilson Fisk, alias Kingpin, ha sufrido una gran tragedia personal: acaba de perder a su mujer y a su hijo en un accidente de coche. Gracias a sus negocios como criminal tiene a su disposición una cantidad de recursos casi ilimitados por lo que decide utilizarlos para traer de vuelta a sus seres queridos cueste lo que cueste. Así que contando con la ayuda de una científica bastante demente decide construir un acelerador de partículas para traerse a sus familiares de un universo alternativo. Y aquí es donde entra Spiderman (¿Ben Reilly?) para estropearlo todo ya que al parecer traerse cosas de otros universos puede destruir la realidad y esas cosas. Aunque claro, una vez abierto el agujero hacía otras dimensiones es muy fácil que se te llene la casa de bichos. Bienvenidos a la película de los Seis Siniestros Spidermans.

Ese es (más o menos) el argumento aunque realmente la película esta sobre centrada en Miles Morales, el segundo Spiderman del universo Ultimate. Un argumento muy bien trenzado porque a ver como le explicas a la gente de a pie la existencia de lo Ultimate, un universo creado para “vender” los personajes Marvel a los ejecutivos de Hollywood. Pues de forma parecida a como se ha hecho aquí, te olvidas totalmente de lo Ultimate y utilizas el entramado de múltiples universos que se montó Dan Slott en su Spiderverso, eso sí, sin la parte de los “vampiros” comedores de arañas, que es otro lío.
Por lo que en realidad estamos ante el viaje iniciático del héroe, en particular de Spiderman y su correspondiente tragedia personal que termina definiéndole como héroe. Es una maravilla esa escena donde cada uno de los Spiderman va describiendo su propia tragedia, como si fuera una constante universal que le ocurre al personaje en todos los universos..

Recapitulando, tenemos un viaje iniciático, unos villanos pintorescos bajo las ordenes de un Kingpin que no quiere hacer el mal, solo recuperar a sus seres perdidos, y unos Spidermans luchando por volver a sus universos. Todo muy entretenido, con grandes dosis de diversión, pero con una trama bastante justita y que no termina de explotar las bondades del multiuniverso como debería. Demasiado tiempo en pantalla para Miles, demasiado poco para el resto. Esta claro que la intención es presentarle en sociedad y que esta es su película, pero cuando te dan a probar del buen jamón serrano cuesta conformarse con el choped.

Donde destaca espectacularmente la película es en su aspecto visual y técnico. Todos y cada uno de los fotográmas son una belleza que combinan cine y cómic de una manera magistral. En ocasiones es como leer un cómic animado, con sus textos de apoyo y sus transiciones entre viñetas. El resto de la cinta tira de todos los recursos habidos y por haber en animación, jugando con todo tipo de planos de cámara, ángulos imposibles, giros vertiginosos, colores estramboticos, etc, etc. Es una autentica orgía visual. Puede que el estilo de dibujo utilizado no termine de convencer a todo el mundo, pero en general, cualquier plano es un maravilloso despliegue de todo tipo de técnicas visuales. Un delirio.

Mención especial a los créditos de la película, donde ahora sí, juegan con el multiuniverso en toda su gloria y se nos muestra a miles de spiderman protagonizando todo tipo de absurdas situaciones. Son los créditos más alucinantes que he visto en muchísimo tiempo, para verlos una y otra vez y recrearse en todos y cada uno de sus detalles. Quiero quedarme en vivir en esos créditos toda mi vida.
La escena post créditos es otra maravilla por las posibilidades que abre (mas multiverso) y por lo hilarante de toda la escena. De las mejores escenas post-creditos de todo el universo Marvel, por no decir la mejor.

Para concluir me parece totalmente injusto lo de la mejor película de Spiderman hasta la fecha, porque no estamos comparando las mismas cosas. El cine de animación cuenta con una serie de medios y recursos que de ninguna manera pueden usar en el cine de imagen real, muy especialmente en el caso que nos ocupa. De la misma manera que en las listas de mejores películas de superhéroes nadie menciona las de animación, no deberíamos comparar esta cinta con el resto. Para el publico general tampoco tiene comparación, como demuestra la taquilla, ya que esta película por muy maravillosa que sea ha hecho menos dinero que TODAS las películas de la saga. Lo que para mi demuestra que el publico en general no asocia esta película con el resto.

Dicho todo esto, la mejor película del personaje de largo. Para ver una y otra vez y gozarla continuamente. Una absoluta maravilla.

Aquaman nos trae la luz

Sin lugar duda Aquaman va a resultar un espectacular éxito de taquilla para la Warner. Para empezar porque no se esperaba gran cosa de ella al tratarse de un personaje menor dentro de su franquicia cinematográfica y para terminar porque la taquilla conseguida esta muy bien para una cinta cuyo coste ha oscilado en torno a los 200 millones. En el momento que escribo estas lineas lleva cerca de 600 millones en todo el mundo y aspira a alcanzar el billón de dólares. ¿Cómo es posible que una película como Aquaman haya triunfado donde otras de más pelaje han fracasado miserablemente?

Como decíamos ayer Aquaman no apasiono demasiado a este opinador pero sus números en taquilla son incontestables. Esta funcionando muy bien y esta logrando atraer a mucha gente a las salas de cine. Es un poco el mundo al revés porque va camino de superar ampliamente a la Liga de la Justicia, aunque bien mirado las cifras de la Liga son justitas y gracias. En teoría las películas de grupo deberían aspirar a funcionar mejor que las de los héroes individualmente pero en el mundo Warner/DC todos los absurdos son siempre posibles. Mientras los Vengadores arrasan en todo el mundo la Liga se arrastra por los suelos.
Aún así, a pesar de lo digan los números, la película sigue teniendo la calidad que tiene. Es algo que no sabía expresar muy claro hasta que el ROB! Me abrió los ojos:

¡Justo en el clavo! Sí, sí, la película de Aquaman parece estar situada visualmente en el mismo universo que la de Linterna Verde, desprende ese olorcillo tan particular con esa masa de masillas atlantes siendo masacrados una y otra vez por por los héroes. Aunque hay que reconocer que la diferencia de calidad entre ambas cintas es abismal ya que solo puede calificarse a la película de Linterna Verde como autentica basura. Por si os estáis preguntando que tal lo hizo en taquilla, no lo hagáis, fue un fracaso descomunal que perdió dinero debido sobre todo al boca a boca, que provocó una segunda semana desastrosa en los cines. Aún así, ¿os imagináis que hubiera pasado si hubiera ocurrido esto en la escena post créditos?

Pues que ahora mismo habría mucha gente alucinando en colores y esperando una nueva película del cuerpo de los Linternas. Porque aunque aquella fuera una soberana porquería, ahora Ryan Reynolds es un actor bastante mucho más conocido gracias a Deadpool y la sensación después de haber visto todas las películas de DC es muy diferente a la que teníamos entonces. Porque en aquel 2011 aún no nos habíamos tragado toda la oscuridad de Zach Snyder y las expectativas eran muy diferentes, sobre todo porque entonces Marvel estaba marcando el camino. Siete años después y después de haber sufrido Man of Steel, Batman vs Superman o la Liga de la Justicia, cualquier cosa que vaya en otra dirección nos suena a música celestial. Y justo aquí es donde aparece este Aquaman, con mucha luz y con un Momoa suficientemente rodado para que encaje como un guante en el personaje. Han logrado hundir tanto nuestras expectativas que cualquier cosa nos parece un maravilla al lado de tanta mediocridad. Así que este Aquaman ha sido estrenado en el momento adecuado y en las fechas adecuadas para resultar un éxito de taquilla.

O mirándolo de otra manera, ahora mismo las esperanzas de todo el universo DC reposan en los hombros de Wonder Woman y Aquaman. Que no es que sean malos personajes (bueno, el atlante siempre ha tenido cierto tufillo lamentable), pero que teniendo bajo tu manto creativo a Batman y Superman y que no seas capaz de convertirlos en tu estandarte tiene delito, mucho delito.
Así que al menos nos espera un futuro más luminoso en el universo DC, donde ojala destierren de una vez por toda el oscurantismo tan horroroso de todos estos años.

Aquaman

Un pequeño aviso antes de comenzar la reseña. Le tengo bastante manía a las historias acuáticas en los cómics y en especial a las relacionadas con Atlantis. Siempre, pero siempre, giran única y exclusivamente sobre dos temas: Atlantis ataca a los habitantes de la superficie y hay una guerra civil por la disputa del trono. Cada vez que aparece el reino submarino tanto en Marvel como en DC es solo para eso y eso que son historias que la primera vez que lees no son demasiado apasionantes, así que imaginaros encontrárselas una y otra vez en los tebeos. Basta ya de atacar a la superficie, basta ya de guerra civiles. Stop a las historias típicas y aburridas. Dicho esto…

La película de Aquaman trata de… ¿¿¿ los habitantes de Atlantis quieren invadir la superficie??? Ah no, que en realidad es una cortina de humo para… ¿¿¿la guerra civil por el trono de Atlantis??? ¿¿¿Estáis de cachondeo??? ¿¿¿Cuántos guionistas habéis necesitado para escribir esta historia??? ¿¿¿Tres??? Y veo que Geoff Johns era uno de ellos. Ya veo, ya.
No, de verdad, a mi el guión de esta película me ha dejado bastante frio, porque va de un rey que quiere unir todos los reinos submarinos bajo su yugo y lucha contra un opositor a su régimen que curiosamente es su hermano y que tendrá que tendrá que encontrar un artefacto mágico para demoestrar que es el autentico rey. Todo muy trillado y e incluso ya utilizado este mismo año en la película de Pantera Negra donde usaban exactamente EL MISMO ARGUMENTO.

Así que este Aquaman empieza siendo una película típica de origen del personaje para de repente y sin avisar dar un salto adelante a su edad madura dando a entender que todos los espectadores conocen de sobra al personaje y no hace falta contarles nada más. Y eso un poco lo que le pasa al resto de cinta, que te adentra en una serie de caminos que de buenas a primera abandona para dar un salto a otro punto de la trama. Es como si todo estuviera a medias o metido con calzador para que pueda encajar en las dos horas y veinte del metraje. Por poner un ejemplo cualquiera no puedo entender como quieres narrar una guerra entre naciones y te olvidas de describirlas y contar que es lo que persigue cada una. Vale, el rey malo quiere dominarlas a todas, ¿pero a qué todas? ¿Quienes son? ¿Qué quieren hacer con sus vidas? En la gran megabatalla del final no te puede interesar menos el resultado ya que no sabes ni quien es toda esa gente ni porque narices luchan realmente.

En cuanto a escenas de acción y demás efectos especiales, pues justita, muchísimo. Solo hay una escena bastante interesante que es la que se desarrolla en Sicilia y que bebe mucho de los videojuegos. Ojala hubiera sido así toda la película, solo por ver algo diferente, porque todo lo demás transcurre debajo del mar y bueno, ya sabéis, bajo el mar vives contenta, siendo sirena eres feliz… A ver, que CGIs espectaculares, pero hoy en día a una película con este presupuesto es lo mínimo que se le puede exigir.

Así que un argumento sencillo, acción desenfrenada de vez en cuando, bonitos paisajes y pocos motivos para estrujarse la cabeza. Una película sin pena ni gloria estrenada en el momento justo para agradar a la gente. Ni fu ni fa. A mi me ha gustado entre poco y nada y simplemente destaca dentro del universo DC porque deja atrás la oscuridad para mostrar algo de luz. Pero muy poca la verdad. Otro bandazo más dentro de su universo cinematográfico. Solo estoy deseando que hagan segunda parte para conocer que apasionante argumento nos iran a contar… ¿una invasión a la superficie? Porque la guerra civil ya esta gastada… ¿verdad?

Jojo’s Bizarre Adventure

Tenia mucha curiosidad por leer algo de esta saga de mangas porque conozco a auténticos aficionados que te hablan como posesos de la serie. Más que posesos como zombis obsesionados con devorar cada una de sus páginas como si fuera la biblia. Así que aprovechando que Ivrea esta editando el manga en nuestro país me he hecho con la primera saga de la serie y… tremendo todo.

Inglaterra victoriana, siglo XIX. El padre del joven Dio esta a punto de morir y le pide a su hijo que vaya a vivir con la familia Joestar, a los que salvó la vida hace tiempo (más o menos) por lo que se están en deuda con él. Tras el funeral, Dio decide hacer caso a su padre , más que nada porque los Joestar son millonarios y la vida que le espera promete estar llena de lujos. Así que agarra sus cosas y se planta en la mansión donde le esperan con los brazos abiertos tanto el cabeza de familia como su hijo Jonathan, Jojo. Pero Dio tiene en mente muchas cosas, en concreto convertirse en un buen hijo adoptado, matar a su nuevo padre, destruir a su hermano postizo y quedarse con toda la herencia familiar. Porque resulta que Dio es malo malísimo mientras que Jojo es bueno buenísimo. Así que los dos irán creciendo juntos mientras se van puteando y dándose tollinas cariñosas como harían dos buenos hermanos. Así estaremos unas buenas 200 páginas como si fuera una novela victoriana de época. Elipsis y saltamos a la mayoría de edad de los dos jovenes, cuando Dio lleva a cabo su plan de cargarse al padre. En ese momento un elemento sobrenatural entra en juego. En concreto una mascara maya encontrada en unas excavaciones capaz de convertir en una especie de vampiro superpoderoso a su portador. Y como no podía ser de otra manera, esta mascara va a parar a manos de Dio y a partir de entonces las hostias cariñosas como hermanos se convierten en hostias a mano abierta como panes. Y aquí es donde empieza el tremendismo.

Jojo es una serie que empieza en plan costumbrista, con sus señoritos relamidos y sus combates de boxeo de caballeros. Tras un buen porrón de paginas nos mete en una serie de batallas de dimensiones descomunales entre el bien más puro y el mal más oscuro, porque lo que gira esta saga es la lucha entre hermanos cuyo único objetivo en la vida es su destrucción mutua.
Como no podía ser de otra manera asistiremos a sus respectivos viajes iniciáticos donde se irán haciendo más y más fuertes mientras van adquiriendo técnicas de combates mortales uno y poderes demoniacos el otro. Y se enfrentan una y otra vez mientras se van haciendo más y más cachas y todo adquiere más tremendismo a cada página que pasa. Porque los protagonistas no mueren ni para atras, ya se pueden arrear hostia tras hostia que siempre se sacan un as bajo la manga para poder contrarrestar al adversario o para escapar y preparar el siguiente enfrentamiento. En medio de tanta pelea hay alguna que otra aventurilla, el bueno va conociendo camaradas con los que compartir aventuras y van apareciendo bosses de nivel medio a los que derrotar antes de llegar al boss final. A mi en concreto me recuerda mucho pero que mucho a los videojuegos de Castlevania, incluso veo que practicamente nacieron la a vez, el videojuego es del 86 y el manga del 87. Eso no es casualidad.
Aunque esto es solo la primera saga. Al parece cada una de ellas son independientes transcurriendo en tiempos y lugares diferentes (como los Castlevania, vaya), así que no sé si la segunda tendrá un estilo similar (lo tendrá, no lo dudéis).

Así que una cosa muy divertida, muy entretenida y sobre todo muy tremenda. Va a siempre a más todo el rato, los personajes se hacen más y más grandes, los dramas son más y más intensos y las peleas son más y más cafres. Todo el rato para arriba, todo el rato a superar lo narrado hasta el momento, todo el rato a ser más grandes que la vida. Es tremenda y sobre todo tremenda. Me da miedo ver como se van a superar en la siguiente saga, pero habrá que meterse de cabeza en ella a ver que pasa.

Ojo, que a lo tonto es una saga que con más de 30 años y que se sigue publicando actualmente en Japon yendo a día de hoy por el tomo 123. La saga actual tiene un nombre arrebatador: JoJolion. Creo que voy a picar con la siguiente saga, que son 4 tomos de los gordotes y luego ya veremos si me atrevo con la siguiente, que son 10 y eso empieza a ser mucha tralla.

Celebrando la boda de Batman

¿Pero qué hay que celebrar? Si el tebeo de la boda resulto decepcionante y ya dijimos todo lo que teníamos que decir ayer. Pero a ver, que no voy a hablar de como se celebró la boda dentro del cómic, sino fuera, en el mundo real. Así, como lo estáis oyendo.

En mi librería, Alcala Comics, decidieron montar un evento para celebrar la boda y que fuera algo que se pudiera disfrutar de una manera más ludica. Así que el pasado sábado dedicaron la tarde entera al evento. Primero hubo una charla para presentar el cómic de un supuesto entendido del personaje (servidor, así que de entendido poco, lo justito) que estuvo bastante entretenida. No por la chapa que dio el señor que estaba allí sentado sino porque el publico intervino bastante compartiendo sus opiniones sobre el personaje. Aunque en un principio el tema principal era la boda no tardó mucho en girar el debate hacía la situación televisiva del universo DC y como las películas de Marvel estaban barriendo a las de competencia. Esta claro que hoy en día ponerse a hablar de superhéroes implica hacerlo de su presencia en otros medios.

Una cosa que me sorprendió bastante es que muchos de los allí presente no se habían leído el evento en sí o más bien que no tenían prisa por hacerlo. Varias personas me comentaron que lo disfrutaban mejor en tomos recopilatorios y como ya he comentado con este Batman me parece una decisión totalmente acertada. La otra cosa que note es que la gente este tipo de eventos no se los termina de tomar en serio. Que sí, que llaman la atención y atraen a las librerías, pero que más o menos tienen claro que estas cosas luego son un sueño, un universo alternativo, un mefistazo, etc, etc. Es decir, se debatió más sobre si es coherente que ambos personajes se casen que sobre si realmente aquello iba a suceder o no. Vamos, que se habló mucho más de la personalidad y el carácter de los personas que de la celebración de la boda en sí.

Una vez terminado el coloquio hubo un trivial para todos los asistentes, cuyas preguntas fueron formulando el Joker, Batman, Catwoman, Batgirl… sí, sí, los de verdad… bueno, a lo mejor eran gente disfrazada pero no le vamos a quitar la ilusión a los niños.
Me dejó bastante alucinado que dos personas acertaran las 30 preguntas de las que constaba el trivial. Servidor ni se acerco al pleno ya que ni siquiera me acordaba que el Batmovil de Nolan tenia nombre propio. Leches tío, el Batmovil es el Batmovil y ya esta…

Y por último se celebró la boda en sí. Sí, sí, Batman y Catwoman se prometieron amor eterno aunque el Joker y el Pinguino intentaron interrumpir la boda… diablos, ¡fue más entretenido que en el cómic! El evento terminó con la degustación de la tarta nupcial, pastelitos cortesia de ECC que estaban bastante buenos.

¿Y por qué os cuento todo esto? Porque fue un evento muy divertido que aunque girara en torno a un cómic que no es gran cosa, sirvió como excusa para que nos reuniéramos una gran cantidad de aficionados y pasaremos una tarde estupenda. Que ojalá se celebrara la publicación de más comics de esta manera, como si fuera una fiesta. Porque el cómic podrá estar mejor o peor, pero la afición que tenemos por ellos es enorme. En definitiva, que disfrutar de los cómics sea algo más que leerlos en solitario en la alcoba, que sea algo que podamos compartir entre todos.

P.S. Ya sé que esto parece un publirreportaje. No, no me pagan, pero me lo compensan de sobra los ratos que estoy en la tienda. Así que les hago publirreportajes sin problemas. Es lo que tiene cuando te tratan maravillosamente cada vez que vas allí.

La Boda de Batman y Catwoman

Llegamos al momento más meloso y no sé si esperado por los aficionados, la Boda entre el Murciélago alado y la Gata ladrona. ¿Lo estáis deseando?

Aunque la boda tenga lugar en el número 50 americano, esta es una historia que se ha ido desarrollando a lo largo de toda la serie. Desde el primer momento que aparece Catwoman, creo que por el número 9, toda la colección gira en torno a ellos y a su relación a lo largo de los años. Veremos como primero Batman la necesita para una misión suicida y luego la necesita para otras cosas más intimas y personales que a las personas adultas les gusta hacer en compañía… sí, estoy hablando de saltar juntos por lo tejados y combatir el crimen… con algo de sexo ocasional en medio.

Así que a lo largo de todos los números vemos como los dos intiman cuerpo a cuerpo cada vez más, vamos, que intiman demasiado. Se comprometen para casarse, hacen los preparativos para la boda (bueno, o algo parecido) y se dedican a pensar como va a ser su vida en pareja. Esto pasa una y otra y otra vez hasta el punto de hacerse extremadamente repetitivo. Hay un exceso de dialogos de apoyo en todos los números que tratan su relación y que no aporten absolutamente nada a lo que ya conocemos de ellos. En mi caso deje de leerlos la tercera vez que me encontré el mismo esquema de “cuando te conocí sentí que…” y no veais que alegría más grande al llegar al número de la boda y descubrir que TODAS las páginas van de eso. Pero un momentito antes de llegar a eso.

Hay un momento especialmente divertido en esta relación que es cuando tanto Selina como Lois Lane interrogan a sus respectivas parejas sobre la boda y como esto termina llevando a una curiosa cita doble donde los personajes acuden a una feria en donde hay que disfrazarse de superheroes. Ese número es una delicia y un divertimento maravilloso, os lo recomiendo aunque no hayáis leído nada de toda la serie.

Pues vamos con el numerito de la boda. En la primera página Batman le dice a ella: ¿y si nos casamos ya de una vez por todas que llevamos 40 numeritos mareando la perdiz? A lo que ella le contesta: siendo el número 50 de la serie y teniendo que celebrar algo me parece lo más adecuado del mundo. Así que se casan… digo, se van a casar. Como Batman es un ser solitario decide que eso de invitar a mucha gente y tal es un rollito y que con dos testigos y el cura van sobrados. Y eso que es millonario el tío y se podía haber montado un casorrio de padre y señor mio. Pues nada, a casarse por los tejados, que para ellos es así como muy romántico.
Y aquí es donde empieza lo mejor y lo peor del número, todo entremezclado. El cómic esta salpicado de una gran cantidad de splash-pages dibujados por diferentes autores retratando las distintas épocas de los personajes. Eso muy bien, espectacular, lo mejor del número. El problema es que están acompañados de un número infinito de textos de apoyo en plan “lo que siento por ti”. Los mismos textos de apoyo farrágosos que hemos tenido que sufrir durante tantos números aquí todos juntitos, todos para que te hagan sangrar las corneas. Sobran totalmente todos ellos, ¡sobran! Con las ilustraciones bastaba.

Y al final… ¿se casan? Pues no os lo voy a contar pero bueno, es lo esperado. La verdad es que el número es más reflexivo que otra cosa por lo que resulta algo decepcionante. Si te estas leyendo toda la serie el cómic tiene todo el sentido del mundo. Pero si te ha picado la curiosidad y te lo has comprado solo por asistir a uno de los eventos del año… ¡pues al menos te has llevado un monton de bonitos pin-up!

Por cierto, una mención especial a la edición española. Existe una normal que es más o menos como la americana y otra especial (y más cara) con una nueva portada dibujada nada más y nada menos que por Albert Monteys y que es una autentica delicia. Me parece una iniciativa estupenda y que la da un sabor muy especial a la edición española. Además, me reafirma en mi teoría de que a Monteys le hubiera gustado ver una boda como a mi, donde invitan a héroes y vilanos y luego hay graciosos malentendidos que desembocan en una pelea épica. Una boda de superhéroes de las de toda la vida vaya.

Las mejores historias del Batman de Tom King

Ayer hablaba en general de la etapa de Tom King en Batman y de como se desenvuelve en el día a día… mal. Pero hoy vamos a centrarnos en tres de sus mejores historias en la serie, con ideas absolutamente deliciosas y desarrollos apasionantes. Lo que más nos gusta del mejor Tom King.

La Guerra de las Bromitas y Adivinanzas

Esta es la peor saga del mundo para leer al ritmo normal de publicación y una absoluta maravilla cuando se lee recopilada. Esto es así porque toda la historia esta narrada en pasado, la guerra entre el Joker y el Acertijo es algo que ya sucedió y que encima tiene varios epólogos intercalados en medio, lo que dificulta muchísimo su lectura. Os tengo que reconocer que en la primera lectura a ritmo normal no me entere de casi nada e incluso pensé que me faltaban número de otras series que no estaba siguiendo. En su segunda lectura recopilada, todo tiene un sentido y una lógica impecable.

La historia narra como Enigma ha descubrierto que el Joker ha perdido las ganas de reir y decide tomarse como reto personal devolverle la risa, algo que considera como un acertijo complicadisimo de resolver. Para esto creara toda una guerra con el Joker donde cada uno formara su propio equipo de villanos para intentar acabar con el otro bando. Y en medio de todo esto uno de los personajes más patéticos y estúpidos jamás creados como villano de Batman: el Hombre Cometa.

Por supuesto no espéreis una guerra normal donde los dos bandos pelean uno contra el otro hasta la aniquilación del enemigo. En su lugar se nos ira contado diferentes episodios de guerra, sus momentos más importantes y su desenlace final. En conjunto es donde aprecias que todo, absolutamente todo esta conectado desde el principio y que la guerra realmente es simplemente un acertijo, una broma más.

Hiedra Venenosa takes the world

De alguna manera misteriosa y desconocida, Hiedra ha logrado hacerse con los cuerpos y almas de todos los habitantes de la tierra. Quiere acabar con las guerras y las desigualdades, quiere que todo el mundo sea feliz y vivan en paz y armonía. ¿ Todo el mundo? No, por supuesto que no, porque Batman tiene un plan para todo y por supuesto tenía un antídoto preparado por si alguna vez ocurría algo así. Así que antes de caer bajo sus garras, Batman lograra inocularse el antódoto a él y Catwoman. Serán los dos únicos habitantes libres de su influjo y tendrán que hacer frente a toda la humanidad para acabar con ella. Por supuesto Hiedra no se quedara quieta y usara a los heroes más poderosos de la tierra para hacerle frente: la Liga de la Justicia.

Esta es la saga donde vemos al Batman más calculador y astuto que hemos conocido jamás. Es el Batman del Morrison de la Liga de la Justicia, que tenia planes para todos y contra todos, lo que le convierte en el ser más peligroso de todo el universo DC. En varias de las páginas de esta historia parece que Batman y Catwoman no están haciendo nada, solo dando paseos, yendo a comer o simplemente coqueteando, pero en cada momento, en cada acción, en cada dialogo, Batman esta desarrollando su plan para poder derrotar a Hidea. Es un ejercicio de planificación maravilloso y una puesta en escena ejemplar. El mejor Batman de mucho tiempo.

A Booster Gold se le va la puta cabeza

Esta saga no tiene un desarrollo demasiado redondo pero parte de una idea absolutamente demencial que la convierte en algo digno de leer. Booster Gold quiere hacerle un regalo de bodas a Batman, pero, ¿qué le regalas a un multimillonario que prácticamente lo tiene todo?
Como todo aficionado a los cómics debería hacer, Booster se ha leído Para el hombre que lo tiene todo de Alan Moore y decide que le va a dar a Batman el mismo tratamiento. Viajara al pasado, salvara a sus padres y Bruce podrá vivir una vida plena y feliz. Booster piensa que Bruce tendrá la misma revelación que Clark, se dará cuenta que todo es falso, querrá que mantén a sus padres para volver a ser el justiciero de la noche y ser realmente feliz. Así que tras Booster cambiar el pasado las cosas no salen como esperaba y Bruce dice que ni de coña quiere volver a esa mierda de vida sin sus padres. Así que Booster hijo mio, la has vuelto a fastidiar a lo grande y esto no tiene facil arreglo.

Pues lo dicho, el desarrollo no es una ninguna maravilla, más que nada porque un Bruce Wayne que no es Batman tiene un nulo interes, pero la idea que le da origen es una idea de olla tan grande que merece la pena leerla por eso. La conclusión también es maravillosa, con ese viaje al pasado al momento donde empezó todo. La verdad es que seria muy curioso leer una JLI guionizada por Tom King.

Y estas son las tres grandes sagas que en mi opinión la serie ha deparado hasta ahora. Mañana ya por fin hablamos de la boda.

El Batman de Tom King

Mi intención era hablar solo de la Boda de Batman. Pero para hacer eso necesito hablar de algunos de los 49 números anteriores así que he decidido liarme la manta a la cabeza y dedicarle varios post a este tema, concretamente tres. Empiezo hablando de la serie en general, continuare en otro post con 3 de las mejores 3 sagas acontecidas en la serie y por último tratare la dichosa boda. Así que lo siento casamenteros, aún tendréis que esperar para poneros el traje de gala.

Yo por Tom King mato. Esto es para dejar claro que si leo en cualquier sitio lo que voy a escribir a continuación vamos a acabar mal. Tom King es uno de los autores más interesantes de la actualidad, escritor de la laureada Vision (de la que ya hable aquí) y de la futura laureada Mr Miracle (de la que hablare pronto). Es el encargado de redefinir a Batman tras el Renacimiento y según sus propias palabras su etapa durara 100 números en la serie. No se me podía ocurrir mejor guionista para la serie… a priori… una vez leídos 60 números pues… tengo mis dudas.

La serie comienza de una manera peculiar ya que remite directamente al primer número de John Byrne en Man of Steel. Batman tiene que salvar un avión en vuelo que esta a punto de estrellarse, pero no tiene los poderes de Superman así que como siempre tendrá que tirar mano de sus recursos y de su superior inteligencia. Hay que reconocer que el número es una cosa espectacular y una maravilla visual y que es el tono que le gustaría a los editores para la serie. Porque tanto este como los siguientes números tienen un carácter muy superheroico. Este tono durará más o menos una docena de números porque luego, una vez que el autor ha demostrado que puede hacerse con la serie sin problemas, le cambia el tono y empieza contar la historia que de verdad quiere contar. Aparece Catwoman y la historia empieza a derivar hacia otros derroteros, en concreto a la relación entre los dos, una relación que se nos ira desgranando lenta y parsimoniosamente a lo largo de más de 30 números y que terminara desembocando en su boda.

Tom King se desenvuelve maravilloso en entornos limitados, en miniseries de 12 números donde solo tiene que contar una historia. Pero en serie regular, donde también esta contado solo una historia esto se convierte en un autentico dolor. Hay números muy buenos donde clava la esencia del personaje y te cuenta una historia maravillosa, pero hay otros y son muchos donde se pone a divagar y a divagar y a más divagar y la cosa se convierte en un autentico aburrimiento. A mi se me hace muy cuesta arriba seguir la serie quincenalmente (ese es su ritmo de publicación) y me he desesperado en bastantes ocasiones porque hay números donde no pasa absolutamente nada, pero nada de nada. Eso sí, dialogo todo el que quieras y más. Sin embargo una vez leídos de seguido, uno detrás de otro, madre del amor hermoso, como gana la cosa. De repente las sagas cobran todo el sentido del mundo, se aprecia donde se dirige el autor y que esta intentando contar. Lo que se disfruta este serie recopilada no tiene nada que ver con lo que se sufre quincenalmente. Quizá el autor se este apoyando en que la serie tiene un ritmo de publicación superior al habitual, pero sigue siendo horroroso seguirle número a número.

En el próximo post os hablare de las tres sagas que me han dejado absolutamente loco y que son una autentica maravilla. El resto de la serie pues bueno… un dolor de muelas.

Marvel destruye su historia, da igual cuando leas esto

Ayer, o al menos el ayer de cuando se escribió esto, un titular inundó todas las webs de cómics americanas: La Historia de Marvel es destruida. Tras mover la cabeza en un movimiento de rotunda afirmación me prepare a leer lo que sin duda seria una serie de detallados analisis de como Marvel llevaba un tiempo cargándose su maravilloso legado. Pero cual sería mi sorpresa al encontrarme que realmente todo aquello era un anuncio de la propia editorial. ¿Sería una especie de mea culpa seguido de una petición de perdón? No, no, era un anuncio de un futuro evento en el que todo volverá a cambiar para siempre otra vez más. Imaginaos como fueron los siguientes minutos: me cago en todo, ya estamos otra vez con un reboot, ya están cambiado a todos los personajes, han vuelto a mearse en el origenes de los personajes, Akira Yoshida CB Cebulski no tiene ni puta idea, etc, etc, etc. Ya conocéis la retahila habitual de cuando te reinician el universo otra vez más, lo de siempre.

Pasado el cabreo inicial y ya más calmado las la vi de otra manera. Oye, que la destruyan, pero que la destruyan de verdad. Que se la carguen totalmente y quede un espanto tan irreconocible que tengan que cerrar todas las colecciones o empezar otra vez desde el principio, pero desde el principio principio. Porque para seguir así, con esos personajes que no los reconoce ni su padre, mejor matarlos a todos que dejarles que sigan sufriendo. Vamos, que ojala le echaran huevos de verdad y Marvel destruyera su historia de una vez por todas. Lo que llevan haciendo los últimos años pero a lo bruto, a lo radical. Al carajo con todo, de verdad, al carajo con unos personajes que no los reconoce ni su padre.

Un solo día más tarde del anuncio Marvel ha decidido spoilearse su propio evento. No ha dado tiempo a que la gente se entere de nada y ya te están contado de que va todo. A mi casi ni me ha dado tiempo a escribir esto así que espero que cuando lo estéis leyendo no hayan revelado el final de la saga y ya esten anunciando el siguiente evento. Si parpadeas te lo pierdes.
Así que, ¿es spoiler decir que el motorista fantasma cósmico que en realidad es Frank Castle se queda atrapado en el pasado y se dedica a tocar los cojones a reescribir los origenes de los personajes? PE-RO-QUE-ME-ES-TAS-CON-TA-DO.

Asi que en menos de dos días hemos pasado por la ira, la aceptación y la total indiferencia ante una serie de anuncios chusquisimos. Es un pare aquí que yo me bajo y ya cuando se dejen de tonterías veremos si vuelvo a leer algo de esto. Pero no cuenten conmigo, porque no es que estén destruyendo su historia es que se están riendo de ella. Aunque realmente, ¿esto se lee o ya simplemente con comentarlo en redes sociales vale? Marvel, spoileame el final y ya esta, deja de torturarme, total, sabes que lo vas a hacer más temprano que tarde.

Los buenos viejos tiempos

Cada vez que visito mi librería no entiendo nada de nada. No es algo nuevo ni de hace dos días,es algo que lleva pasando desde hace algún tiempo. Más y más cómics desconocidos pueblan sus estanterías y no tengo ni idea delo que van la mitad de ellos. Claro que conozco a muchos de los personajes y me suenan bastante de las historias, pero en general escomo si llevara años sin haber puesto un pie en la tienda, es todo nuevo, diferente e incluso extraño, es territorio desconocido. Y lo peor es que la próxima visita a la tienda sera igual o incluso peor.Todo lo que había habrá desaparecido para dejar lugar a otros cómics nuevos de los que no habrás oído hablar en tu vida. Sera horroroso.

En los 80 y 90 e incluso a principios del siglo XXI era sencillo conocerse de pe a pa todo lo que se publicaba aquí y al otro lado del charco. Si tus visitas a la tienda eran semanales solo había cuatro o cinco novedades a las que hincar el diente y te las sabias de memoria.Podías estar tranquilamente un mes sin pasarte y tampoco te perdías gran cosa. Hasta podías permitirte el lujo de no comprarte algo por estar tieso en ese momento y esperarte a un cumpleaños o unas navidades para hacerte con los atrasados. Había tiempo, espacio y dinero para todo, o al menos para todo lo que te gustaba. En los días que vivimos ahora no hay nada de eso, ¡nada!

No hay dinero para comprarse ni la mitad de lo que te gustaría. Bueno, lo hay si decides que comer es un lujo del que puedes prescindir. Tampoco hay espacio para alojar tantas novedades. Ni en la tienda ni en tu casa,no hay un solo hueco más donde meter un maldito tebeo. Y el tiempo,ay amigo mio, lo peor es el tiempo. Porque aunque lo busques, aunque dediques una tarde o un fin de semana, no hay tiempo para leerte todo lo que ha caído en tus manos. Porque no solo es lo que has comprado,es también tu pila de lectura y es todo lo que eres capaz de descargarte por internet. Y es posible que seas una de esos que lee algún que otro libro, devora series de televisión o le da por ir al cine. Es una evidencia que tu tiempo de ocio te esta quitando tu tiempo de ocio.

Ojalá volvieran los buenos viejos tiempos donde con mil pesetas te hacías con medio quiosco y te ventilabas el genero en una sola tarde. Entonces sí que disfrutábamos de nuestra afición y teníamos tiempo de releer una y otra vez nuestros tebeos favoritos. Más que nada porque no había cosas nuevas que comprar, pero eso es un detalle sin importancia.Esta claro que los cómics están matando a los cómics y a este ritmo el mundillo no se va a acabar jamás.