54 propuestas

Os dejo con las 54 propuestas para el fomento de la industria del cómic.
Es una traducción del francés y no es exacta del todo así que pido perdón por los errores. El informe original lo tenéis en este enlace y las medidas comienzan a partir de la página 85, en donde se explican una a una con bastante detalle. Algunas de ellas solo tienen sentido dentro del mercado francés y otras se podrían intentar extrapolar al nuestro, pero por supuesto todo cuesta dinero. En la página 111 tenéis el coste que se estima para aplicar estas medias. La cifra final es de 2.435.000 €.

  1. Hacer de 2020 el «año de la Bande Dessinée».
  2. Asegurar el desarrollo del Festival de Angoulême apoyando su estructuración física y consolidando su estabilidad presupuestaria.
  3. Iniciar consultas con el Ministerio de Educación Superior para crear la primera cátedra de enseñanza de la historia del cómic.
  4. Poner en marcha una convocatoria de proyectos para desarrollar un programa de investigación académica.
  5. Apoyar la creación de un premio de la crítica.
  6. Transformar la Escuela Superior Europea de Imagen de Angoulême y Poitiers en una escuela nacional de cómic.
  7. Instituir la marca «Angoulême, centro nacional del cómic».
  8. Condicionar las ayudas públicas a los editores a un código de buenas prácticas entre autores y editores.
  9. Establecer relaciones entre los diferentes ministerios relacionados con el régimen de la seguridad social y las organizaciones de autores.
  10. Tener en cuenta un nuevo régimen de ingresos suplementarios que permitan tener más dinero a los autores.
  11. Condicionar las ayudas públicas a los festivales a las remuneraciones que pagan a los autores por su presencia y a la paridad hombres/mujeres entre los invitados.
  12. Facilitar el networking entre los autores para fomentar nuevos tipos de residencias y lugares de coworking.
  13. Fortalecer la oferta de formación continua para los autores.
  14. Poner en marcha contratos experimentales entre la Direccion Regional de Asuntos Culturales de Aquitania y las autoridades locales para el apoyo de los autores.
  15. Una mejor integración de los autores en la política y mecanismos de las artes visuales del Ministerio de Cultura.
  16. Creación de un tipo de ayuda especifica para los autores movilizando fondos del FONFEPS.
  17. Creación de un programa de ayudas para organizar las carreras de los autores y favorecer la inserción de jóvenes autores que terminan sus estudios.
  18. Creación de una incubadora para jóvenes que llegan de las escuelas superiores de arte.
  19. Cambiar la actual regulación de ayudas a la industria de programas audiovisuales para favorecer a los cómics.
  20. Revisar la política de certificaciones de las escuelas privadas de cómics.
  21. Implementar un programa plurianual de observación del sector liderado por el Departamento de estudios estadísticos del Ministerio de Cultura .
  22. Fortalecer el apoyo a las pequeñas editoriales independientes y facilitar sus actividades.
  23. Desarrollar un código de prácticas entre editores, autores y libreros para mejorar determinadas prácticas que equilibren el ritmo de lanzamientos durante todo el año.
  24. Programas de desarrollo para la formación de bibliotecarios en el campo del cómic, su historia, sus códigos y sus subgéneros.
  25. Crear una cláusula especifica para el cómic en los contratos del sector del libro y artes visuales.
  26. Reforzar la presencia de los cómics en los programas de fomento de la lectura.
  27. Facilitar lugares para las exposiciones de cómics.
  28. Implementar un programa de educación continua para librerías generalistas y desarrollar un modulo de formación de cómics para los libreros.
  29. Mejorar la lucha contra la piratería.
  30. Evaluar el impacto de las acciones de educación artística y cultural a través de un programa conjunto del departamento de estudios estadísticos del Ministerio de Cultura y de la Dirección de Estudios del Ministerio de Educación Nacional.
  31. Crear una asignatura piloto de cómic en el colegio o instituto.
  32. Crear residencias de estudios en torno al cómic.
  33. Desarrollo de recursos educativos y herramientas para profesores y para todo aquel que pueda trabajar con el cómic (trabajadores sociales) y público en general.
  34. Crear un programa alrededor de las residencias de autores en las escuelas publicas.
  35. Integrar el cómic en el temario de la educación artística y cultural.
  36. Crear un curso de formación en cómic para profesores dentro de la Escuela Superior de educación de Poitiers.
  37. Implementar un programa nacional de educación continua en cómics destinado a docentes.
  38. Integrar la oferta más amplia posible de cómics en el abono cultural.
  39. Crear un programa de enseñanza del francés y de la cultura francesa utilizando el cómic destinado a extranjeros asi como un programa de creación de cómics en torno al tema de la migración.
  40. Desarrollar experiencias entre cómics y actores sociales.
  41. Implementar nuevos modos de promocionar los cómics aprovechando los vínculos entre libro, animación y videojuegos.
  42. Mejorar el apoyo a editores pequeños y alternativos en el campo internacional.
  43. Crear un programa para promover y difundir la francofonía utilizando el cómic en el mundo árabe y en el África subsahariana.
  44. Crear un programa de investigación y desarrollo para diseñar cómics digitales con el fin de conquistar mercados extranjeros.
  45. Dedicar un día solo para profesionales en el mercado internacional de derechos del festival de Angoulême.
  46. Apoyar proyectos de reconocimiento de colecciones y archivos de cómic utilizando la etiqueta «memoria del mundo» de la UNESCO.
  47. Organizar la salvaguarda de los fondos patrimoniales del 9º arte.
  48. Hacer de la Ciudad Internacional del cómic de Angoulême la líder en gestión de colecciones y patrimonio.
  49. Fortalecer la cooperación entre la Biblioteca Nacional de Francia y la Ciudad Internacional para realzar el valor del patrimonio.
  50. Crear un centro parisino para la promoción y transmisión de la cultura del 9 arte.
  51. Organizar la recopilación, conservación y mejora de los archivos de las editoriales en un proyecto conjunto con la ciudad internacional del cómic.
  52. Afianzar el mercado de páginas originales.
  53. Reforzar la información legal y fiscal de los derechos de autor para fomentar las donaciones del fondo de los autores.
  54. Garantizar la cooperación en la política sobre cómics del ministerio de cultura y la dirección general del patrimonio, integrando el noveno arte en la política de artes visuales.

El grave problema de la industria francesa

Cada vez que leo este tipo de cosas mi primer pensamiento es: ¿medidas para el cómic fránces? ¡No las necesitan! ¡Nosotros sí que las necesitamos y no ellos! Pero si nos olvidamos de las diferencias entre nuestro país y el suyo veremos que puede que tengan un grave problema. Vamos a echar un vistazo a ese informe a ver que les esta pasando en estos momentos.

El informe entero lo he sacado de actuabd.com y esta completo en esta dirección. Como no esta escrito en francés y consta más de 100 páginas, así que no es una lectura muy ligera que digamos. Pero tiene muchísimas cosas interesantes a las que merece la pena echar un vistazo. Para este post voy a extraer parrafos sueltos, así que perdonadme por la traducción que quizá no sea la más adecuada. Por si acaso os pongo una referencia a la página en la que aparece cada parrafo para que podáis buscar el texto original para quien tenga interés.

Francia se confirma como el tercer país productor [de cómic] del mundo con un crecimiento de su producción multiplicado por diez desde 1996. [Pág.5]

Evidentemente los dos primeros serán Japón y Estados Unidos. La verdad es que esa cifra es maravillosa, lo que demuestra la buena salud que esta teniendo el cómic en Francia demostrando que es una poderosa industria que no para de crecer. Pero, y aquí esta el quid de la cuestión…

El sector se enfrenta a una crisis de crecimiento debido al aumento de la producción total (número de títulos publicados) por encima de las cifras de venta lo que lleva a la precarización de los autores. […] Por un lado, la media de las tiradas ha caído y generan una remuneración por título más baja que en el pasado. Por otro, el trabajo de un autor, en particular de los dibujantes, exige una concentración, una meticulosidad y un tiempo de dedicación tal que hace muy díficil combinarlo con otro empleo. [Pág.5]

En 2016, 384 editoriales de cómics publicaron 5305 títulos. En 1992, 60 editoriales publicaron 589 título. [Pág.28]

Una encuesta realizada en enero de 2016 desveló unos datos preocupantes: El 53% de los autores encuestados reciben menos del SMI, de los cuales un 36% viven por debajo el limite de la pobreza, a pesar de un nivel de estudios cada vez mayor y una carga de trabajo considerable. Esto afecta aún más a las mujeres, un 67% por debajo del SMI y un 50% por debajo del limite de la pobreza.[Pág. 40]

Según el informe, esta encuesta recibió un total de 1.500 respuestas, así que haced vosotros mismos las cuentas. Son cifras estremecedoras, un crecimiento brutal de títulos cuya mayoría de autores viven al borde la miseria si deciden dedicarse única y exclusivamente al cómic.

Los números hablan por si solos: una producción multiplicada por diez desde 1996, para un volumen global de ventas únicamente multiplicado por cinco, con una media en la tirada que ha pasado de 10.000 a 3.000 ejemplares. El volumen de negocio ha pasado de 49 millones de euros en 1996 a 261 millones en 2016, una progresión cinco veces mayor […], algo que se explica en parte por una subida en el precio de venta de los ejemplares. La diversificación editorial ha llevado a obras más gruesas y a precios más elevados que los álbumes franco-belgas de 48 páginas.
[…] Los adelantos de derechos según la encuesta de la EGBD, se establecen de media sobre 11.278€. Rondaban sobre los 20.000€ hace veinte años.[Pág.46]

Todo esto nos lleva a la famosa pescadilla que se muerde la cola:

Este fenómeno de superproducción lleva a que los autores publiquen a un ritmo más elevado, de manera que puedan compensar con una producción más elevada la perdida de ingresos por álbum.[Pág.46]

Así que sí, tienen un problema muy serio. Concretamente el de una industria en pleno crecimiento que ahoga a sus autores exprimiéndoles para sacar más beneficios. Una industria que crece por 10 en producción pero solo por 5 en ventas tiene un problema muy serio, y los que están pagando el pato de esa desigualdad son los autores.
En el siguiente post si no os ha aburrido el tema, echamos un vistazo a algunas de las medidas que se proponen en el informe para intentar remediar esta complicada situación.

Una visita al Festival de Angoulême

Este año por fin me líe la manta a la cabeza y junto a un amigo emprendimos viaje a la meca de los salones del cómic de toda Europa. Es un salón tan especial que los franceses no lo llaman así, sino más bien El Festival. Y no podían haber escogido un nombre más adecuado.

Aunque antes de liarse la manta a la cabeza hay que tomar la decisión de hacer el viaje con muchísimos meses de antelación para poder buscar un alojamiento acorde a nuestro nivel económico. Una vez que se conocen las fechas en las que se celebra el festival tanto las plazas hosteleras como las habitaciones de particulares vuelan y hay que estar muy atento sino quieres acabar durmiendo a más de 50 kilómetros de la ciudad. Supongo que los habituales tendrán sus mañas y sus madrigueras para pasar las noches a buen cobijo, pero los primerizos tenemos que espabilarnos si no queremos pagar la novatada. Así que una vez reservada habitación con muchísiiiiisima antelación y disponiendo de medio de locomoción adecuado (mi propio vehículo) ya estábamos preparados para todo.

Como era nuestra primera vez, el componente turisteo tuvo mucho más peso que el de saloneo. Así que aunque no nos dejamos sin visitar ninguno de los recintos del evento, pasamos más tiempo de un lado para otro haciendo de turistas dejando de lado alguna de las actividades. Teníamos previsto acudir a alguna de las conferencias y encuentros con los autores, pero al final el tiempo se nos echó encima y eso que estuvimos a tope 3 días enteros de un lado para otro. Nos levantábamos temprano, nos metíamos un buen desayuno entre pecho y espalda y nos lanzábamos como posesos a pisar las calles del centro de la ciudad, que es donde se desarrollaba todo lo interesante del festival. Allí íbamos de exposición en exposición, nos metíamos en alguna de las míltiples carpas de las editoriales o nos dedicabamos a buscar alguna de las espectaculares fachadas pintadas. ¿Cómo? ¿Fachadas dices?

Una de las cosas más sorprendentes del festival es la implicación que tiene toda la ciudad con el mismo. Hay una gran cantidad de fachadas de edificios decoradas con personajes o escenas de tebeos, los comercios de la ciudad adornan sus escaparates con todo tipo de cómics y realizan sus propias exposiciones como reclamo de ventas, un autobús gratuito recorre los principales puntos para llevar a los visitantes y por las calles hay altavoces que van anunciando todas las actividades del Festival. Toda la ciudad esta implicadísima y es fascinante encontrarse de repente con una iglesia que dentro alberga una exposición de cómics cristianos o un cartel que te indica que entres a una tienda porque van a presentar un cómic. Durante los cuatro días que dura el Festival, la ciudad vive y respira cómics por los cuatro costados.

Hablando de las exposiciones, todas alucinantes. Tanto por las ubicaciones, en edificios emblemáticos de la ciudad, como por su contenido. Absolutamente brutales la de Corben, Manara y la dedicada a los 80 años de Batman. Y maravillosas las de Taiyo Matsumoto, Rutu Modan y Jean Harambat. A algunos de ellos nos les conocía antes de estas exposiciones, pero merecian mucho la pena no solo por el material mostrado sino por el cuidado de las presentaciones. En todas había algo que admirar y que aprender, en todas había algo interesante que disfrutar. Creo que nunca en mi vida me había detenido tanto a admirar las exposiciones de un evento y es que merecía la pena pasarse horas y horas en cada una de ellas.

Las carpas eran enooooooooormes. La primera que visitamos era del tamaño habitual en los salones, al parecer estaba dedicada al merchadising, y bueno, nada del otro jueves. Pero luego visitamos otra de pequeñas editoriales o independientes y aquello se extendía y se extendía y se seguía extendiendo y era absolutamente interminable. Estaba completamente alucinado de la cantidad de editoriales que había allí reunidas y sobre todo me sentía miserable por no tener millones para gastarme y llevarme un ejemplar de todo de cada uno de los stand. La carpa dedicada al manga también tenia un tamaño considerable aunque no llegaba al nivel de gigantesca. Lo más sorprendente fue que no estaba dedicada solo a Japón, sino que había bastante material de distintos países asiáticos con monton de cosas interesantes.

Por azares del destino nos dejamos una carpa para el último día y hasta que no estuvimos dentro no nos dimos cuenta que era la que ocupaban las editorial gigantescas como Dargaud, Dupuis o Casterman. Para colmo de males era sábado y allí dentro había ultrapoblación. Cada editorial tenía un espacio a su disposición demencial y parecía que se habían traido todo el stock de sus almacenes por la cantidad de tebeos que tenían allí. Para engrandecerlo todo, cada editorial tenía una fila de autores firmando y centenares de persona haciendo colas para las dedicatorias. Aquello es lo más cercano que he estado en mi vida a un apocalipisis zombie y resultaba increible ver a todo tipo de personas comprando cómics como locos. Hubo un momento que casi me da un chungo entre el calor, la locura y el Stendhalazo que me estaba dando.

Para mi el Festival ha sido ha sido de ir a un lado para otro y quedarme complemente alucinado con todo lo que me encontraba. Seguramente sea por la novedad, ya que aunque he ido a muchos salones y muy diferentes jamás he estado en algo similar. No solo por la ciudad entera, sino por toda la diversidad y la cabida que se le da a todo tipo de cómics. Hay de todo y para todos, y aunque a los superheroes se les hace un poquito de menos, la exposición con la cola más larga era sin lugar a duda la de Batman.
Así que sí, este festival es todo y más de lo que os cuentan. La logística tanto para desplazarse allí como para alojarse es de pesadilla, pero una vez que habéis puesto los pies en la ciudad es todo un paraíso para el aficionado al cómic. Además es uno de esos eventos que te reconcilian con el cómic y que te hacen desear leer cada vez más y probar todo tipo de géneros y darle una oportunidad a autores que conocías de poco o nada. Es uno de esos eventos que te hacen feliz de ser aficionadoa los cómics al sentir que han encontrado su lugar en el mundo. Si os gustan los cómics, alguna vez en vuestra vida téneis que ir a Angoulême.

P.S. En el post anterior tenéis una galería de fotos. A disfrutarla.

Titans

Tenemos otra serie más de DC para la televisión protagonizada esta vez por los Nuevos Titanes de toda la vida, los de Wolfman y Perez, pero pasados por el tamiz particular del medio en el que se emite. Esta serie es bastante diferente de las que estamos viendo en nuestras pantallas últimamente.

Para explicar de que va esta serie lo primero que hay que hacer es fijarse antes en el continente que en el contenido. En septiembre del año pasado DC lanzó un nuevo servicio de streaming llamado DC Universe. Por 8$ al mes tienes, según dices ellos, acceso a miles de contenidos exclusivos, algo que no he podido comprobar porque por ahora solo se puede acceder desde Estados Unidos. Al parecer tienen series, películas y algunos de sus cómic. Lo publicitan como «la DC membresía definitiva», pero solo si eres estadounidense. Evidentemente algo tienen que hacer para atraer suscriptores, que es donde entra Titans, la punta de lanza del nuevo servicio de DC.

Pero, porque siempre hay un pero, existe un pequeño gran problema. Actualmente la cadena CW emite varias series basadas en personajes de DC producidas con el estilo tan característico de la cadena. Siendo muy genérico: grupo multiracial de protagonistas todos muy guapos y con mucho estilo que se enfrentan a todas las adversidades presumiendo de su insultante juventud. En resumen, son series familiares para todos los públicos ya que el sexo y la violencia están reducidos a niveles que hoy en día no asustan a nadie.
Así que, teniendo 5 series diferentes de personajes DC en la CW, necesitas algo diferente, algo único y especial para atraer a los aficionados. Y ese algo son los malditos 90 en toda su gloria.

El argumento principal de Titans gira en torno a Raven. Sus poderes están despertando y parece que algo muy malvado se esconde tras ellos. Una organización criminal anda tras ella e intenta secuestrarla. En su huida, Raven ira encontrándose casualmente con todos los miembros de los Titans y con algún que otro superhéroe más del universo DC.

Y ya esta, esa es toda la trama y me ha parecido tan escasa al redactarla que he acudido a la wikipedia para ver si allí eran capaces de explayarse más y mejor me he encontrado con lo siguiente :«Cuando Dick Grayson/Robin y Rachel/Raven necesitan ayuda para enfrentarse a complot que amenaza a todo el planeta, unen fuerzas con Koriand’r/Starfire y Gar Logan/Beast Boy para formar los Titans».

¡Su resumen es incluso peor que el mío! Pero es lo que hay, es eso y nada más. Realmente lo interesante no es el argumento en sí (porque casi no hay) sino los superhéroes que van apareciendo en cada capítulo con sus correspondientes traumas. Es una serie que basa toda su fuerza en los personajes, que no se para en la formación inicial y va mostrándonos más y más miembros del grupo según avanzan la trama. Lo mejor de la serie es todo lo que promete, porque lo que da se queda muy justo.

Lo peor para mi es que han convertido los Titanes en un cómic de los 90. La violencia que aparece es excesiva, los héroes no solo vencen a los villanos, les apalizan hasta la muerte y les rompen todos los huesos con saña. Starfire se pone a matar gente con una despreocupación exagerada y lo unico que hacen sus compañeros de grupo al enterarse de su comportamiento es encogerse de hombros y exclamar socarronamente «vaya con Starfire». Hay una dureza extrema y sin sentido, algo que marcan a fuego desde el primer capítulo.
Pero por si eso no nos parece suficiente, en el segundo capítulo deciden que van a meterte situaciones de sexo que ni de lejos has visto jamás en una serie de CW. Por no hablar de todo tipo de situaciones escabrosas y ciertamente desagradables.

A mi todo todo este tono tan oscuro que tanto se llevaba en los 90 no me gusta un pelo en la serie sobre todo porque no tiene ninguna justificación argumental. Meter un dialogo como
«Kory no es una asesina, bueno a veces mata gente pero no es una asesina», me indica que les da igual la catadura moral de sus personajes. Y eso que Kory ha matado mucho en los cómics, pero que el resto de personajes le hagan fiesta y les parezca un asunto menor sin importancia me parece de una gravedad extrema.

Curiosamente he hablado de este tema con algunos amigos y lo que a mi me parece horroroso a ellos les parece muy excitante y molón. Vamos, que ya están un poco cansado de tanto buenismo y que ven bien tanto las hostias como la violencia sin sentido. Que cada uno tiene sus gustos, pero servidor ya lo vivió en los 90 y no termina llevando a nada bueno. Me interesa mucho más cualquier escena de dialogo de esta serie que cualquier escena de violencia desenfrenada.

Como conclusión, me parece una serie interesante y en constante evolución, cuya segunda temporada promete mucho más que la primera. Pero DC esta emperrada con lo del tono oscuro y los personajes constantemente cabreados y en las películas eso les ha terminado saliendo fatal. En definitiva la serie es un «sí, esta bien pero…» de manual.

La vuelta de los 4 Fantásticos

Te ha costado, ¿eh Marvel? Pues ya era hora. Los 4 Fantásticos han vuelto de la mano de Dan Slott y Sara Pichelli. Vamos a echar un vistazo a sus primeros números.

Lo primero que hay que decir es que es una autentica verguenza lo que Marvel le ha hecho a los personajes estos últimos años, es decir, mandarlos al limbo. Por respeto y por tradición esta debería ser una de las colecciones en las que volcaran más mimo y cariño, sin importar en absoluto sus cifras de ventas. Pero los mandamases se fundieron a los personajes por joder a los de las películas y decidieron cargarse la serie. Ahora como la Disney ya lo ha comprado absolutamente todo no tiene ningún sentido seguir manteniendo este tipo de boicot, así que ya era maldita la hora de que volviera la serie. Ni Vengadores, ni X-Men, ni nada de nada, ¡4 Fantásticos!

Así que en el primer número tenemos a los 4 Fantásticos donde los habíamos dejado… esto… ¿dónde los habíamos dejado? Si mal no recuerdo, porque ya hace años de esto, teníamos a Franklin creando nuevos universos al final de las Secret Wars. Pues ahora descubrimos que sigue haciendo lo mismo, pero además dedicándose a explorarlos junto a su familia y los niños de la Fundación Futuro. Pero todo lo bueno se acaba y como nada es infinito llega un punto en el que Franklin no puede crear más universos, momento en el que aparece la Entropía, uno de esos seres cósmicos y abstractos del universo Marvel, para destruirlo todo. En ese momento es cuando Reed Richards convoca a los 4 Fantásticos para hacerle frente a este ser cósmico… a TODOS los 4 Fantásticos, ya sabéis, a TODOS, TODOS. Y aquí es donde empieza la diversión a raudales.

Lo mejor de todo es que la serie continua donde se dejo, como si solo se hubieran ido unos meses de nuestras vidas. Lo mejor es que no hay nada de reinicios ni de nuevos origenes ni nada de esas paridas, son los 4 Fántasticos de toda la vida, con sus pasados totalmente intactos. Slott, como uno de los mejores conocedores del universo Marvel, hace gala de sus conocimientos y respeta la continuidad de los mismos con una meticulosidad exquisita. Es una delicia volver a ver a los personajes de siempre, a los niños de la Fundación Futuro, al Doctor Muerte, a Franklin crecido y sobre todo a Valeria, que tiene pinta que va a ser un personaje muy importante para el devenir de la serie.

Los cinco números publicados hasta ahora son absolutamente deliciosos, especialmente el quinto (que hace el 650 de la serie), el número de la boda entre dos personajes que se tendrían que haber casado hace muchísimos años. Todos los protagonistas son como tienen que ser y las aventuras son las que siempre han hecho tan especiales a estos personajes. Esto tiene una pinta maravillosa y es una gozada volver a leer a los 4F de toda la vida. Bienvenidos de nuevo a vuestra casa, no os tendríais que haber marchado nunca.

My Hero Academia

Uno de los mangas más famosos de los últimos años… o puede que no, la verdad, con tanto manga como se publica a veces me cuesta saber lo que es popular y lo que no. Así que… uno de los mangas que me estoy comprado y por lo tanto es muy popular entre los miembros de mi familia. Esto os puedo decir que es cierto al 100%.

En un mundo donde la mayoría de la gente nace con poderes (en la historia se les llama dones) es necesario educar a los niños en su uso para que de adultos lleguen a ser personas responsables y no se dediquen a hacer el mal. La historia en concreto se centra en una de las escuelas más prestigiosas del pais que se dedica a formar a los héroes del futuro. Los éxamenes de ingreso son los más duros que existen ya que los estudiantes no solo tienen que tener las mejores notas, sino que también deben poseer unos dones extraordinarios. Y de esto va más o menos la serie, en concreto seguiremos la historia de una promoción de alumnos deseosos de convertirse en una nueva generación de héroes.

Este manga es sin lugar a duda la versión japonesa de los Nuevos Mutantes de la Marvel. Pero mientras que los americanos tienen un equipo más o menos reducidos de personajes, en japón no dudan en meter más y más y más y más personajes. La clase protagonista esta formada por 20 alumnos y sus varios profesores. También hay otras clases aunque esas no se ven mucho. Y como no están todos los héroes y villanos adultos. A lo tonto, a lo tonto, por el tomo 10 te has juntado con más de 100 personajes, de los que cuesta recordar no solo el nombre sino quienes narices eran ni que pintaban exactamente en la historia. El mismo autor reconoce en las anotaciones que se la va un poco la mano con la cantidad de personajes involucrados en la trama.
Como gran virtud de esta serie, lo que en otras lleva años y años de desarrollo aquí se desarrolla a toda velocidad. Sin tiempo de pausa, todo es pelea con el villano de turno seguido de un torneo (o competición deportiva similar), seguida por pelea, seguida por torneo, etc, etc. Los capítulos entre estas tramas son casi anecdóticos así que estamos ante una serie que tiene acción, muchos personajes, más acción y muchos más personajes.

Aunque el gran problema de la serie no son ni los personajes ni el exceso de acción, sino el dibujo y la narración de este tipo de escenas. Su autor, Kohei Horikoshi, como dibujante es muy limitado. Tiene algunos problemas para realizar caras diferentes, lo que a veces lleva a equívocos entre personajes (Bakugo y Todoraki parecían al principio la misma persona). Pero lo que es mucho peor es que tiene bastantes problemas a la hora de dibujar las escenas de acción, ¡qué son el 90% de la serie! Es muy complicado entender que pasa en muchas ocaciones cuando se estan dando tortas de lo lindo y te enteras del resultado de la pelea porque los propios personajes anuncian quien ha sido el ganador. Es muy desconcertante no saber que pasa en muchas ocasiones. Al autor le habría venido muy pero que muy bien que otro dibujante se encargara de los lápices y el se hubiera concentrado en los guiones, que son muy entretenidos y que hacen la serie muy llevadera.

Dicho lo bueno y lo malo, es un manga que me tiene bastante engachado. Es lo más parecido a leer superheroes americanos a la japonesa y es una serie bastante entretenida y trepidante. Es una lastima lo del dibujo pero al menos se compensa con toda la imaginación que tiene el autor creando nuevos personajes constantemente. No he visto la versión en anime, pero tengo curiosidad por ver si allí han pulido estos defectos del dibujo.
Así que recomendado si te gustan mucho los superheroes y la acción trepidante típica del shonen. Si no, ni te acerques.

Un inicio muy fresco

Buscando información para escribir el post sobre el Amazing Spider-man de Nick Spencer me encontré con que la serie forma parte de la iniciativa Inicio Fresco. Ya, ya sé que estoy haciendo una traducción horrible al español pero es que es la única manera de mantener la sonoridad del Fresh Start original. La otra opción era un nuevo comienzo fresquisimo…. Vaya, pues hasta me suena mejor y todo.

Pero, ¡esto lo anuncio Marvel en febrero del año pasado y te acabas de enterar! A ver, lo que pasa es que estoy completamente inmunizado a este tipo de anuncios debido a que Marvel relanza su universo todos los años: Secret Wars, All New All Diferent Marvel, Marvel Now, Marvel Legacy, Marvel ahora sí que sí… bueno, esta última aún no existe pero no la descarto dentro de poco. Así que si todos los años anuncias que vas a renovar tu universo lo único que logras es causar mucho hastio y sobre todo una total indiferencia. Seguramente el anuncio de este Fresh Start paso antes mis ojos y ni una sola de las neuronas de mi cerebro reacciono, como supongo que os habrá pasado a muchos de vosotros. ¿Qué relanzan el universo Marvel otra vez? Un día más cualquiera.

Aunque si esta vez prestamos un poco de atención veremos que este relanzamiento tiene una parte muy curiosa y es el pedazo de marcha atrás que le han dado a sus personajes más importantes. Con los menores spoilers posibles: Iron Man vuelve a ser Iron Man, el Capitán América vuelve a ser el Capitán América, Thor vuelve a ser Thor, Lobezno vuelve a ser Lobezno, Hulk vuelve a ser Hulk y los 4 Fantásticos vuelven a ser los 4 Fantásticos. Hay unos cuantos cambios más, pero me quiero centrar solo en estos, que son un grito totalmente desesperado de «Por favor, volved a comprar nuestros cómics, hemos vuelto a convertirlos a todos en Machos Heteros Blancos, ¡no volveremos a hacerlo mas!» O dicho de otra manera, ¡al diablo con la diversidad!

La diversidad en Marvel ha sido tanto caballo de batalla como cabeza de turco en los últimos años. Se hizo bandera de ella cuando las series empezaron a sustituir a sus protagonistas por personajes de otros géneros y razas y no se dudo ni un segundo en echarle la culpa cuando las ventas cayeron en picado. ¡Habéis puesto mujeres protagonistas en los cómics, como os atrevéis! ¿Así cómo vais a vender? Lo dice un señor de ventas de Marvel:

What we heard was that people didn’t want any more diversity. They didn’t want female characters out there. I don’t know that that’s really true, but that’s what we saw in sales’.

Vamos, que mujeres no, que no venden, que fuera, fuss, fuss. Aunque los datos nos dicen que lo que realmente bajó en ventas el año fueron las ventas en general de todos el cómic americano , incluso por debajo del nivel de ventas de 2015. Y eso que Marvel fue la que lideró el mercado . Si echais un vistazo al enlace anterior y os vais al apartado de novelas gráficas veréis que Saga es el título más vendido, una serie que es un canto brutal a la diversidad. Y también estan muy destacadas Paper Girls y Monstress, que como que están protagonizadas por mujeres. Vamos, que tiene pinta que en tomos venden mucho los cómics llenos de diversidad… ¡y que son muy buenos! A lo mejor esto último es lo que le falta al señor de la Marvel.

La parte de las grapas de esa lista ya la habréis visto, crossovers, números 1 y más crossovers. Vamos, que te dedicas a crear un modelo de mercado basado en pegar pelotazos artificiales con trucos sucios como las portadas múltiples y luego le echas la culpa a la diversidad de que no vendes. Lo que le pasa a usted, señor vicepresidente de ventas de Marvel, es que se empeñan en alimentar a un monstruo que no conduce a ninguna parte. Dejaros de tantos crossover, relanzamientos y demás mierdas y poneros a hacer cómics buenos.

90 años de Tintín

El pasado 10 de enero se cumplieron 90 años de la publicación del inicio de las aventuras del personaje, Tintín en el país de los Soviets. Como pequeño homenaje quiero dedicarle unas pocas líneas a tan señalada efeméride aunque sea unos días tarde.

Wikipedia, Fair use

Como mucha gente más sabia y mejor informada que yo ya ha hablado largo y tendido del personaje y todo lo que significa, solo quiero comentar dos detalles curiosos de su historia.
El primero es el año en el que se empezó a publicar Tintín: 1929. Cuando hace muchísimos años me enteré de este dato me quede completamente alucinado pensado que de ningún manera podía ser esa la fecha de creación del personaje. Era totalmente imposible que un cómic de tanta calidad y con ese nivel de dibujo se pudiera publicar en unas fechas tan tempranas. Si podéis echar un vistazo al Pais de los Soviets veréis que el dibujo es bastante rudimentario y que esta muy lejos del Tintín que todos conocemos. Aunque la magnifica composición de página de Hergé ya esta ahí y se le nota un dominio de la narrativa bastante bueno.
Las primeras historias del personaje se fueron publicando seriadas en el suplemento infantil The Petite Vingtième en un formato muy diferente al conocido hoy en día y en blanco y negro. Así que unos cuantos años más tarde cuando hubo que adaptar estas historias al color y sobre todo al formato álbum se redibujaron una serie de viñetas, se eliminó alguna que otra escena superflua y se modificaron ciertos diálogos que habían causado polémica en su día. Así que parte del Tintin primigenio que creemos conocer es realmente una remasterización realizada años más tarde.
Que quede claro que todo lo bueno de esas historias ya se encontraba en los trabajos originales de Hergé, pero el autor decidió que era necesario adaptar el dibujo (con ayuda de otros) hacía la llamada Línea Clara y así es como nos han llegado esas historias.
Esto es algo que hoy en día se consideraría uno de los sacrilegios más grandes que se puede hacer con la obra de un autor pero se hizo en su día con uno de los personajes más grandes de toda la historia y nadie tiene el más mínimo problema con ello.

El otro tema es la última voluntad de Herge: que nadie produjera nuevas obras de Tintín. Lo que se llama matar la gallina de los huevos de oro. Los 23 álbumes de Tintín han producido ingentes cantidades de dinero y los seguirán produciendo, pero es algo inimaginable pensar lo que se podría haber podido ganar si se hubieran publicado nuevas historias escritas por otros autores. Quizá alguno se haya dado cuenta que no son 23, sino 24 si incluimos el Arte Alfa, historia inacabada y que se publicó incompleta debido a que Hergé nunca la pudo o quiso terminar.

Lo curioso de todo esto es que una vez muerto Hergé en 1983, el reloj para que su obra pase a ser de dominio publico empieza a correr. así que en 2053 cualquiera podrá publicar nuevas historias del personaje. Pero resulta que Moulinsar, la fundación que se encarga de defender que nadie en el mundo utilice al personaje para su propio beneficio ni produzca nuevos trabajos, esta preocupada que a partir de ese año cualquiera pueda mancillar al personaje. Así que están pensando en alargar artificialmente el copyright del personaje. ¿Cómo? Publicando una nueva obra del mismo, única manera de protegerlo siempre y cuando el personaje sea propiedad de una compañía. Así que para proteger la última voluntad de Hergé, la fundación que protege su legado esta pensando en… ¡ir en contra de la voluntad de Hergé! Aún quedan muchos años para esto y se hablado de 2052 para la publicación de esta nueva obra. Así que, cualquiera sabe, ¿pero no estáis nerviosos pensado que un nuevo cómic de Tintin os espera en el futuro y que sera algo muy polemico? O quizá no, quizá para entonces nos parezca la cosa más natural del mundo

Y esto es todo por hoy. Que sepáis que hay miles de anécdotas alrededor del personaje y que el mejor homenaje posible es leernos sus cómics, que son una autentica maravilla.

Primer contacto con el Spiderman de Nick Spencer

Movido por el tirón de la película me ha dado por echar un vistazo al enésimo relanzamiento de Amazing Spiderman, esta vez guionizado por Nick Spencer. A ver que nos depara la suerte.

El bueno de Spencer ya hizo una serie de Spiderman pero sin Spiderman llamada Superior Foes of Spiderman. En realidad estaba protagonizada por algunos de los villanos más secundarios del trepamuros (Boomerang, Escarabajo, Overdrive, Conmocionador y Speed Demon) que se montan sus propios Seis Siniestros y se dedican a intentar hacer el mal con desastrosos resultados. Es una serie muy divertida que tan solo duró 17 números y que es una autentica joya escondida entre títulos de más renombre. Seguramente fue la serie que puso a Spencer en la parilla de salida si alguna vez había que sustituir a Slott. Y tras más de diez años en la serie, ocho de ellos como guionista en solitario, ha llegado el momento del revelo. En teoría Spencer es la mejor elección posible, pero una cosa es la teoría y otra el ponerte al frente del personaje más icónico de la compañía, donde no te van a dejar hacer ni la mitad de las gamberradas que has hecho antes.

El título de la primera saga es toda una declaración de principios: Vuelta a los orígenes. En la primera página Peter Parker junto a Mary Jane. Pero es solo un sueño, vaya, volvamos a la realidad. Peter ya no es un empresario de éxito, ahora trabaja como jefe de la sección de ciencias del Daily Bugle. Pero Spencer no va a tardar mucho en convertir a Peter en el perdedor de toda la vida. En la universidad van a descubrir que su tesis doctoral no es suya sino que la escribió Otto Octavius, algo que es verdad ya que Octopus decidió graduarse cuando usurpaba el cuerpo de Peter. Este descubrimiento lleva a que todos acusen a Peter de ser un fraude, algo que él mismo reconoce ya que se esta aprovechando del título que consiguió Otto, por lo que es despedido fulminantemente del Bugle. Así que sin trabajo y teniendo que compartir piso con el hijo de Robbie Robertson y con… ¡Boomerang! Así que esto promete, esto va a ser como su Superior Foes, va a ser como mínimo la leche.
En la última página otra bofetada a Quesada en toda la boca ya que Peter decide que por muy mal que le vayan las cosas en la vida, hay alguien con quien quiere estar siempre a su lado. Y ese es alguien no es otra persona que Mary Jane.

Así que la cosa tiene buena pinta pero en el segundo número se monta una historia a la que no le pillo la gracia: un experimento científico separa en dos al trepamuros. Por un lado tenemos a Peter sin poderes y sin nada y por otro a Spiderman sin nada de la responsabilidad de Parker. Es una idea que a mi no me aporta nada de nada y que es una especie de tontisaga del clon. A este tipo de saga yo la llamo «Mis jefes me estan vigilando, voy a hacer algo que parezca el personaje de toda la vida y luego ya hare lo que me de la gana». Esta saga dura hasta el 5, demasiado. Pero aquí se acaba la tonteria ya que en el número 6 empieza el Spencer de verdad.

La siguiente saga de la serie nos lleva directamente a los Superior Foes, que es lo que todos queríamos. Boomerang se lleva a Peter a un bar lleno de villanos para… no lo voy a contar que no os quiero chafar la historia, pero es todo lo divertido que podía ser y más. Ya de paso, el guionista aprovecha para contarnos porque el Boomerang se ha quedado solo y que ha pasado con sus colegas, aunque viendo lo traicionero que puede llegar a ser, ¿a quien le extraña?
A partir de aquí la serie ya es rock and roll del bueno. En la siguiente saga un curioso gremio de ladrones le roba TODOS sus objetos personales a los superheroes y Spiderman tiene que intentar recuperarlos. La saga tiene dos muy buenos detalles de fondo: por un lado Mary Jane cuenta como es vivir siendo la pareja de un superhéroes y como tienen que afrontar el hecho de que Peter no puede parar de ser un héroe. Otro zasca más a Quesada. Y por otro lado una escena preciosa en donde la Gata Negra le echa en cara a Spiderman que le haya borrado de la memoria su identidad con todo lo que han compartidos juntos. Es una escena que pone los pelos de punta.

En la última saga publicada en los USA, JJ Jameson que ahora defiende a muerte a Spiderman, tiene que enfrentarse a todas las locuras que ha ido creando a lo largo de los tiempos para matar a a Spiderman y como no, el personaje esta tan chiflado y pasado de rosca como en sus mejores tiempos.

Así que tras un principio un poco flojeras, Spencer coge el ritmo y empieza ser el escritor que todos amamos y adoramos y que puede llevar a Spiderman a cotas altísimas. Eso sí, siempre y cuando le de la menor cancha posible a Spiderman. Va ser complicado mantener el equilibrio, pero si lo logra va a ser antológico. Bueno, paciencia, que solo lleva seis meses, démosle tiempo para que nos pueda deslumbrar como el sabe hacer.