Celebrando la boda de Batman

¿Pero qué hay que celebrar? Si el tebeo de la boda resulto decepcionante y ya dijimos todo lo que teníamos que decir ayer. Pero a ver, que no voy a hablar de como se celebró la boda dentro del cómic, sino fuera, en el mundo real. Así, como lo estáis oyendo.

En mi librería, Alcala Comics, decidieron montar un evento para celebrar la boda y que fuera algo que se pudiera disfrutar de una manera más ludica. Así que el pasado sábado dedicaron la tarde entera al evento. Primero hubo una charla para presentar el cómic de un supuesto entendido del personaje (servidor, así que de entendido poco, lo justito) que estuvo bastante entretenida. No por la chapa que dio el señor que estaba allí sentado sino porque el publico intervino bastante compartiendo sus opiniones sobre el personaje. Aunque en un principio el tema principal era la boda no tardó mucho en girar el debate hacía la situación televisiva del universo DC y como las películas de Marvel estaban barriendo a las de competencia. Esta claro que hoy en día ponerse a hablar de superhéroes implica hacerlo de su presencia en otros medios.

Una cosa que me sorprendió bastante es que muchos de los allí presente no se habían leído el evento en sí o más bien que no tenían prisa por hacerlo. Varias personas me comentaron que lo disfrutaban mejor en tomos recopilatorios y como ya he comentado con este Batman me parece una decisión totalmente acertada. La otra cosa que note es que la gente este tipo de eventos no se los termina de tomar en serio. Que sí, que llaman la atención y atraen a las librerías, pero que más o menos tienen claro que estas cosas luego son un sueño, un universo alternativo, un mefistazo, etc, etc. Es decir, se debatió más sobre si es coherente que ambos personajes se casen que sobre si realmente aquello iba a suceder o no. Vamos, que se habló mucho más de la personalidad y el carácter de los personas que de la celebración de la boda en sí.

Una vez terminado el coloquio hubo un trivial para todos los asistentes, cuyas preguntas fueron formulando el Joker, Batman, Catwoman, Batgirl… sí, sí, los de verdad… bueno, a lo mejor eran gente disfrazada pero no le vamos a quitar la ilusión a los niños.
Me dejó bastante alucinado que dos personas acertaran las 30 preguntas de las que constaba el trivial. Servidor ni se acerco al pleno ya que ni siquiera me acordaba que el Batmovil de Nolan tenia nombre propio. Leches tío, el Batmovil es el Batmovil y ya esta…

Y por último se celebró la boda en sí. Sí, sí, Batman y Catwoman se prometieron amor eterno aunque el Joker y el Pinguino intentaron interrumpir la boda… diablos, ¡fue más entretenido que en el cómic! El evento terminó con la degustación de la tarta nupcial, pastelitos cortesia de ECC que estaban bastante buenos.

¿Y por qué os cuento todo esto? Porque fue un evento muy divertido que aunque girara en torno a un cómic que no es gran cosa, sirvió como excusa para que nos reuniéramos una gran cantidad de aficionados y pasaremos una tarde estupenda. Que ojalá se celebrara la publicación de más comics de esta manera, como si fuera una fiesta. Porque el cómic podrá estar mejor o peor, pero la afición que tenemos por ellos es enorme. En definitiva, que disfrutar de los cómics sea algo más que leerlos en solitario en la alcoba, que sea algo que podamos compartir entre todos.

P.S. Ya sé que esto parece un publirreportaje. No, no me pagan, pero me lo compensan de sobra los ratos que estoy en la tienda. Así que les hago publirreportajes sin problemas. Es lo que tiene cuando te tratan maravillosamente cada vez que vas allí.

Un comentario en “Celebrando la boda de Batman”

Responder a Julio G Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.