Aquaman

Un pequeño aviso antes de comenzar la reseña. Le tengo bastante manía a las historias acuáticas en los cómics y en especial a las relacionadas con Atlantis. Siempre, pero siempre, giran única y exclusivamente sobre dos temas: Atlantis ataca a los habitantes de la superficie y hay una guerra civil por la disputa del trono. Cada vez que aparece el reino submarino tanto en Marvel como en DC es solo para eso y eso que son historias que la primera vez que lees no son demasiado apasionantes, así que imaginaros encontrárselas una y otra vez en los tebeos. Basta ya de atacar a la superficie, basta ya de guerra civiles. Stop a las historias típicas y aburridas. Dicho esto…

La película de Aquaman trata de… ¿¿¿ los habitantes de Atlantis quieren invadir la superficie??? Ah no, que en realidad es una cortina de humo para… ¿¿¿la guerra civil por el trono de Atlantis??? ¿¿¿Estáis de cachondeo??? ¿¿¿Cuántos guionistas habéis necesitado para escribir esta historia??? ¿¿¿Tres??? Y veo que Geoff Johns era uno de ellos. Ya veo, ya.
No, de verdad, a mi el guión de esta película me ha dejado bastante frio, porque va de un rey que quiere unir todos los reinos submarinos bajo su yugo y lucha contra un opositor a su régimen que curiosamente es su hermano y que tendrá que tendrá que encontrar un artefacto mágico para demoestrar que es el autentico rey. Todo muy trillado y e incluso ya utilizado este mismo año en la película de Pantera Negra donde usaban exactamente EL MISMO ARGUMENTO.

Así que este Aquaman empieza siendo una película típica de origen del personaje para de repente y sin avisar dar un salto adelante a su edad madura dando a entender que todos los espectadores conocen de sobra al personaje y no hace falta contarles nada más. Y eso un poco lo que le pasa al resto de cinta, que te adentra en una serie de caminos que de buenas a primera abandona para dar un salto a otro punto de la trama. Es como si todo estuviera a medias o metido con calzador para que pueda encajar en las dos horas y veinte del metraje. Por poner un ejemplo cualquiera no puedo entender como quieres narrar una guerra entre naciones y te olvidas de describirlas y contar que es lo que persigue cada una. Vale, el rey malo quiere dominarlas a todas, ¿pero a qué todas? ¿Quienes son? ¿Qué quieren hacer con sus vidas? En la gran megabatalla del final no te puede interesar menos el resultado ya que no sabes ni quien es toda esa gente ni porque narices luchan realmente.

En cuanto a escenas de acción y demás efectos especiales, pues justita, muchísimo. Solo hay una escena bastante interesante que es la que se desarrolla en Sicilia y que bebe mucho de los videojuegos. Ojala hubiera sido así toda la película, solo por ver algo diferente, porque todo lo demás transcurre debajo del mar y bueno, ya sabéis, bajo el mar vives contenta, siendo sirena eres feliz… A ver, que CGIs espectaculares, pero hoy en día a una película con este presupuesto es lo mínimo que se le puede exigir.

Así que un argumento sencillo, acción desenfrenada de vez en cuando, bonitos paisajes y pocos motivos para estrujarse la cabeza. Una película sin pena ni gloria estrenada en el momento justo para agradar a la gente. Ni fu ni fa. A mi me ha gustado entre poco y nada y simplemente destaca dentro del universo DC porque deja atrás la oscuridad para mostrar algo de luz. Pero muy poca la verdad. Otro bandazo más dentro de su universo cinematográfico. Solo estoy deseando que hagan segunda parte para conocer que apasionante argumento nos iran a contar… ¿una invasión a la superficie? Porque la guerra civil ya esta gastada… ¿verdad?

Un comentario en “Aquaman”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.