The Wicked + the Divine

Los martes nos vamos a salir del paraguas de Marvel y DC para hablar de otras editoriales más modestas pero cada vez más atractivas. Al principio me fijare bastante Image, pero poco a poco iré dando cabida a muchas otras. Hay vida más alla de las dos grandes.

Una de las sensaciones de la Image actual es esta The Wicked + The Divine, escrita por Kieron Gillen y dibujaba por Jamie McKelvie. En nuestro país la esta publicando Norma Editorial y parece que se esta poniendo bastante de moda. Así que vamos a darle un repasito, ¿es tan buena como dicen o es solo hype?

La historia nos cuenta como cada 90 años un panteón de doce dioses se reencarna en el cuerpo de doce mortales para vivir durante dos años entre la humanidad. Es el tiempo del que disponen para vivir rápido, morir joven y dejar un bonito cadáver. Esas son las reglas, 90 años en el olvido y 2 años a tope, en un ciclo que se repite eternamente.
La última de estas apariciones se ha producido en nuestro días y los humanos nos comportamos de una manera bastante histérica ante ellos. Los dioses no se esconden, no tienen motivo para hacerlo, hacen ostentación publica de su divinidad y se comportan como autenticas estrellas pop adoradas por millones de adolescentes. Incluso montan sus propios festivales multitudinarios para poder ser adorados en directo por sus fieles. Y hasta aquí puedo leer del material publicado por Norma.

El principal problema que tiene esta serie es que la curva de aprendizaje inicial es bastante alta. Se introduce al lector en medio de la historia, con casi todos los dioses ya reencarnados como si fueran personajes conocidos de toda la vida. Así que van apareciendo nombre tras nombre de dioses sin pausa y sin que el guionista sienta la necesidad de presentárselos al lector. Los primeros números son de un desconcierto total, de agarrarse como un clavo ardiendo a los pocos personajes que parecen estar de nuevas en la historia, mientras no entiendes que hacen el resto o que les motiva. Como no podía ser de esta manera, este mal se cura a medida que avanzan los números y poco a poco se le va cogiendo el truco a toda la historia y a quien es cada uno de los personajes, pero son más o menos unos diez números dando bandazos sin saber quien es quien ni de que van.

Una vez que has subido a bordo, que ya conoces a los personajes y que te importa de verdad sus destinos, entonces sí que se empieza a disfrutar la serie, aunque en ese momento se acaba el segundo tomo publicado en nuestro país y a partir de ahí es cuando la serie va girando hacia otra cosa bastante más curiosa e interesante, ya que la premisa inicial tampoco parece tener mucho más recorrido. Digamos que lo publicado hasta ahora es solo un prologo de lo que esta por venir, ya que solo es al final del segundo tomo cuando la historia se pone realmente interesante.

Personalmente esta serie me enerva y me agrada a partes iguales. Hay momentos que disfruto y me sorprendo con lo que pasa y otras que me parecen todos rematadamente gilipollas. No olvidemos que el autor los retrata como estrellas del pop de la actualidad y maldita sea, se comportan como tales. Es una serie interesante, que no tengo claro exactamente a donde va ni cual es su destino, pero que tiene una estética bastante llamativa y al parecer conecta perfectamente con los gustos actuales de la juventuds. A pesar de que el dibujo no sea excesivamente preciosista, es una serie que entra más por los ojos que por el cerebro, aunque poco a poco va dejando su huella.

Veredicto final: interesante pero enervante pero molona pero indiferente. Es de esas en la que es mas importante el camino que la meta. Y a veces el camino es apasionante y otras es un asco. Muchas altibajos pero al final me he enganchado, eso sí, tras más de una docena de números.

4 opiniones en “The Wicked + the Divine”

  1. Hola! Y que chido que hayas vuelto por aca, estoy suscrito en Feedly a tu blog, y pues bienvenido de vuelta. Con respecto a TW+TD, me pasó lo mismo al iniciar a leerlo, se lee interesante la historia pero es dificil ir agarrandole le hilo. La parte gráfica me gusta bastante. Me ha agradado lo suficiente como para seguirla. ¿Qué tal te parece Saga? Me gustaría conocer tu opinion.
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.