Preacher, la serie

Uno de los cómics más interesantes para ser adaptados a la pequeña pantalla. Una cadena de tématica adulta como la AMC y con total libertad para llevar hasta el limite las historias. Una de las series más prometedoras del año. Y entonces Seth Rogen.

La base de la serie es más o menos la misma que la del cómic. Un predicador es poseído por una fuerza misteriosa que le otorga un poder casi divino: todo el mundo tiene que obedecer lo que él diga. Justo en ese momento Dios decide desaparecer sin dejar rastro y nuestro predicador iniciará un viaje a través de los Estados Unidos para encontrarle. Y ya, porque cualquier parecido de la serie con la realidad del cómic es pura coincidencia.

Lo de la primera temporada de Preacher es algo imposible de comprender. Tienen el maldito cómic ahí mismo, con decenas de historias interesantes, simplemente hay que elegir cualquiera de ellas y rodarla. Así de fácil y sencillo. Pero no, tienen que ponerse creativos y hacer una especie de precuela del cómic, un año cero. Diez episodios de argumentos totalmente inventados que se alargan y se alargan hasta el aburrimiento más absoluto y que por algún extraño motivo tienen miedo de alcanzar el principio de la historia. Es completamente insufrible, un autentico horror. Al principio incluso pensé que mi aburrimiento era debido a que conocía el cómic y mis expectativas eran demasiadas altas. Entonces hice que un amigo que no sabía nada se tragara la serie y… ¡casi dejamos de ser amigos! En serio, es una cosa totalmente odiosa.

En la segunda temporada casualmente se acuerdan que… ¡están basados en un cómic! Imaginaros mi sorpresa. De repente el Santo de los Asesinos se mete en la historia a todo trapo y la serie sube millones de enteros de repente. ¡Claro! ¿Es qué era tan difícil? ¿Es qué no lo podíais haber hecho antes? ¿Es que tanto costaba fijarse en el maldito cómic que estábais adaptando?

Esta temporada ya es otra cosa porque la historia ya se encamina a donde debería ir. Se introducen más personajes cruciales como Herr Starr y los hijos de perra familiares de Jesse y se le da un repaso muy interesante a lo que es el infierno. El problema es que para el final de la temporada la cosa se vuelve a estancar un poco, como si de repente no quisieran tocar otra vez el material del cómic. Venga hombre, que por muy blasfemo que sea no muerde.

Uno de los máximos culpables de como ha salido la cosa es Seth Rogen, el tipo que dice ser cómico. Nunca ha sido santo de mi devoción y la verdad es que he disfrutado muy pocas de sus películas. Ni su humor ni su visión de la vida me ha gustado nunca y ha llegado a Preacher para enmedarle la plana a Ennis y decirle como se hacen las cosas de verdad. Pues mira chaval, si tu intención es hacer lo que te de la real gana, te inventas tu mismo tu propia historia y haces lo que quieras con ella. Pero no te cagues en las de los demás. En serio, había cientos de profesionales en la industria que lo habrían hecho mejor que tu, no es tan difícil.

Este lavado de cara de la serie provoca que el trio protagonista sea bastante irreconocible. Jesse es Jesse raspadito, muy justito. Tulip no es Tulip. Ruth Negga es una excelente actriz y no tarda en cogerle el pulso al personaje, pero a otro personaje que no es Tulip. Y Cassidy es demasiado cachondo en el mal sentido para ser Cassidy. Los villanos mitad, mirad. El Santo de los Asesinos sí, Herr Star también y Caraculo pues… tenéis que verlo. Tengo ganas de ver a la familia de Jesse, que solo hemos podido intuir de refilón.

Preacher es una serie que debería ser muchísimo más pero que en realidad solo es una colección de algún buen momento disperso. Tiene una primera temporada totalmente horripilante y una segunda que levanta el vuelo pero que al final deja bastantes dudas. Me agota solo el pensar como será la tercera temporada.

2 opiniones en “Preacher, la serie”

  1. Es raro que nadie (o casi) haya comentado, con la de fans que tiene esta serie.
    Y tampoco entiendo por qué yo tampoco voy a hacerlo 😀
    Y otra cosa que no entiendo es eso mismo, ¿por qué no pueden rodar el cómic directamente, dejándose de inventos que pueden salir bien o mal, como ha sido el caso. ¿Es que la gente tiene ínfulas de genio? Con lo fácil que hubiera hacerlo así… No sé cómo la gente que arriesga su dinero no frena a este tipo de personajes y les corta las alas antes de que una serie fracase (que si la primera temporada es así de mala, mucha gente no la querrá seguir). Misterios de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.