Paper Girls

La semana pasada hablamos de Saga, esta semana toca hablar de la otra niña mimada de Vaughan y que tambien esta de moda. Entonces, ¿Paper Girls qué?

Antes que nada: Cliff Chiang. Ya esta, solo con eso ya merece la pena mirarse una y otra vez el tebeo de arriba a abajo. Incluso no hace falta que cuente ningún tipo de historia, es tan bueno, tan limpio, tan bonito, que es una gozada ver página tras página de esta maravilla de dibujante. Solo con su trazo consigue que la serie sea un 200% mejor. ¡Yo por Cliff Chiang MA-TO!

Vamos con la historia. Paper Girls es la historia de cuatro chicas adolescentes que reparten la prensa del día en sus bicicletas. Repartidoras de periódicos sería la traducción más acertada, aunque por aquí no tenemos esa figura del repartidor en bicicleta, es algo más de tradición americana. La trama se centra en las vicisitudes de las cuatro repartidoras: como se levantan temprano cada mañana, como tienen que elegir la mejor ruta para terminar en menos tiempo, como esquivan a perros y demás mascotas, como recaudan el dinero de la suscripción y todas esas cosas tan entretenidas de ser repartidos… ¿Cómo? ¿Qué que clase de colección es esta? Ay, que os lo habéis creído.

Que sí, que va de cuatro chicas en sus bicis, pero en menos que canta en gallo empiezan a pasar cosas muy pero que muy extrañas. Cosas de esas de ciencia ficción, viajes en el tiempo, razas alienígenas y todo lo inimaginable que se le puede ocurrir a su autor. Y es todo bastante alocado la verdad. Al principio parece que va a ser la típica historia de barrio residencial de clase media y de como cuatro chicas se abren paso entre los mierdecillas que tratan de entorpecer su trabajo. Pero a toda velocidad Vaughan mete la trama de ciencia ficción y casi no da tiempo a respirar de la cantidad de cosas que van pasando y prácticamente sin explicación alguna.

Es un carrusel de emociones muy loco que no deja tiempo ni para respirar. Mientras que en Saga, el autor se toma su tiempo para introducir a los personajes y va conduciendo con calma y parsimonia la acción, aquí es justamente todo lo contrario. Va muy rápido, tanto que no da tiempo ni a simpatizar con los personajes. Es muy divertido y emocionante sí, pero en ocasiones es un poco vacío y provoca cierta indiferencia ante algunas de las aventuras que les van ocurriendo a sus protagonistas.

Por cierto, la serie esta ubicada en los 80, con sus bicicletas y sus tramas de ciencia ficción… como si Vaughan hubiera copiado cierta serie famosa de Netfilx… solo que este cómic se publicó varios meses antes del estreno de la serie. Así que, ¿alguien tomó prestado de alguien o simplemente la idea estaba en el aire? Porque las similitudes entre Paper Girls y Stranger Things en ocasiones van más allá de ser una mera coincidencia. Eso sí, esta serie tiene toda la velocidad que le falta a la serie de la tele, cuenta mucho más en sus cinco primeros números que la miniserie en ocho capítulos.

¿Recomiendo Paper Girls? Pues depende. Por el dibujo esta claro, todos amamos a Cliff Chiang, no hay discusión posible. ¿Por el argumento? Pues si te va la ciencia ficción alocada esta es tu serie. Sino, pues no, claro. Tiene que haber gustos para todos. Yo todavía no vislumbró hacía donde se dirige la serie, así que le seguire dando unas cuantas oportunidades más porque… Chiang, claro.

P.S. Image os regala el primer número por si no tenéis miedo al inglés.

3 opiniones en “Paper Girls”

  1. Me parece genial que Planeta se halla animado a publicar esta serie en «grapa». Por un lado porque es lo que le va a espíritu de revival ochentero en el que se enmarca Paper Girls y por otro lado (y para mi más importante) porque creo que este es el formato por defecto, en el que se deberían publicar los cómics USA en España.

  2. Pues creo que voy a picar.
    Seguro que en dos días lo sacan en un bonito tomo (que ya los prefiero). Pero no me importa tener estos en grapa porque creo que le van a sentar muy bien, como en su día le pasó a Watchmen, que no hubiera sido lo mismo haberlo leído en tomo de una vez.
    Gracias por la recomendación… O no, claro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.