¿Cuándo dejamos de leer Los Muertos Vivientes?

Con el estreno de la octava temporada de la serie de televisión me he encontrado a mucha gente comentándome que lo dejo en cual o tal capítulo de hace varias temporadas y que le da bastante pereza seguir. Resulta que con los cómics yo creo que pasa algo de lo mismo. Asi que, ¿en qué momento dejaste de leer los Muertos Vivientes?

Para que quede claro antes de nada, Los Muertos Vivientes/The Walking Dead es una magnifica serie. Ya he hablado varias veces de ella en este blog y subrayo que es una serie de gran calidad con un guión muy interesante y unos giros dramáticos espectaculares. Dicho esto… hace tiempo deje de leer la serie. No porque me haya dejado de gustar o porque haya pegado un bajón de calidad muy significativo, simplemente se me empezó a acumular en la pila de lectura, luego empece a dejar de comprarme algún que otro número suelto y cuando me di cuenta había perdido el tren completamente. Me suele pasar con muchas series, ese es el momento que te das cuenta que han perdido la chispa que te hacía seguirla mes a mes.

Ojeando uno de esos tochacos enormes que ha sacado Planeta me sorprendí al descubrir que había leído más de 100 números de la serie ya que me habían parecido mucho menos. El tema es que después de haber leído tanto, de haber conocido y sufrido con tantos personajes, no tengo ni la más repajolera idea de hace donde va la serie. Creo haber leído en algún sitio que Kirkman tampoco la tenía y que seguiría escribiéndola mientras disfrutara haciéndolo. No lo dudo. El problema es que a raíz de la televisión las ventas han subido una barbaridad, llegando incluso a ser número uno en el top de ventas, por lo que el cómic paso de ser algo más que un divertimento para convertirse en una autentica gallina de los huevos de oro. ¿Y quién en su sano juicio la mataría?

Por supuesto que Kirkman puede seguir con la serie hasta donde le de la real gana, faltaría más, sobre todo cuando goza de tan buena salud ( séptima en el top de ventas del pasado mes de septiembre). Lo que pasa es que cuando alargas tanto una serie se convierte en el Spiderman o Batman de turno. Puedes ser muy, muy fan, pero habrá meses que simplemente te la compraras por pura inercia. Y si dejas de seguir la serie durante un tiempo y vuelves, las aventuras de tu personaje favorito no habrán cambiado demasiado, como si no parecíera importar que hayas estado ausente durante un tiempo.

También puede que pase otra cosa que no sé exactamente como definir. Ocurre cuando llevas años leyendo algo y le dices a todo el mundo que esta muy bien, que merece la pena una barbaridad y que debería echarle un vistazo. Nadie o casi nadie te hace caso. Entonces viene el cine o la televisión y lo hace tan famoso que terminas cogiéndole cierto asco a todo. De repente ves a gente que presume de estar totalmente al día y de saber más que tu de tu serie favorita. Y eso provoca una sensación de amor-odio tremendo. No es que te deje de gustar lo que estabas leyendo, pero te desenamoras y poco a poco eso va provocando el olvido. Ojalá hubiera alguna palabra para definir lo de “se ha convertido en mainstream y ya no me gusta tanto”

Vosotros, ¿cuándo dejástéis de leer las serie? Seguro que muchos aún seguís al pie del cañón, ¡os felicito!

12 opiniones en “¿Cuándo dejamos de leer Los Muertos Vivientes?”

  1. Yo dejé de leer la serie en el momento en que Rick se encuentra con un psicópta al mando de una comunidad de lunáticos al que tiene que derrotar para pasar a la siguiente fase del juego… Perdón, el siguiente arco del cómic. El Gobernador, Negan, Alpha… Cuando Kirkman repite el mismo truco tropecientas veces, ya cansa un poco…

  2. Eso mismo me pasó a mi, creo que abandoné en el tomo 22, aunque ya llevaba demasiados números con la sensación de que la serie iba a la deriva, reciclando una y otra vez las mismas ideas, sin aportar nada reseñable

  3. Pues yo sigo con ella. Creo que la edición en tomo ayuda a ello, aunque es cierto que más de una vez he tenido un par de ello en la pila de lectura.

    Por otro lado, más allá de si Kirkman repite o no esquemas, con el caso de Negan creo que la serie ha ido un poco más allá. Ya que el villano se vuelve recurrente, si como comenta Pedro, The Walkind Dead se ha vuelto un Spiderman o un Batman de turno, Negan se ha convertido en ese Doctor Doom, Duende Verde o Joker de turno.

  4. Yo cuando aparecen los tipos que se visten con pieles de zombis y los manejan como un rebaño. Mira que la idea es innovadora, cuando menos, pero simplemente deje de seguir el cómic.

  5. Yo sigo leyéndola… Aunque me pasa un poco como a ti, que no con la chispa del principio… y eso que yo la lei con la fe del converso, ya que llegue bastante tarde. De todas formas, apenas sigo series por inercia. No leo nada de Marvel o de DC, excepto esporádicamente, o etapas completas cuando me interesan (nunca novedades). Yo diría que Walking Dead es la unica que sigo un poco por inercia, y digo inercia porque realmente tampoco la echaría de menos si se acabase.

    En cualquier caso, estoy esperando la siguiente reinvención de la serie. La última fue bastante drástica… en una serie muy lineal de pronto se saltó un año (?) en la historia, lo cual me dejó descolocado. Yo creo que habrá alguna más antes del final.

  6. Yo decidí abandonar con el tomo 17 o 18, cuando le pasa “eso” a Carl, y de pronto el tomo termina con un beso de Rick a cuento de nada. La serie llevaba mucho tiempo sin hacer nada interesante, y forzando la suspensión de la incredulidad al límite.

    Me pasó también lo mismo que comentas al final: años y años recomendando la serie a todo el mundo, y cuando todo el mundo se vuelve fan loco es con una serie de televisión mala y unos cómics a esas alturas flojos. Hace que incluso piense que aquellos primeros cómics que me gustaron me parezcan poca cosa.

    1. El problema es que se nota demasiado que Kirkman lleva años escribiendo con el piloto automático puesto, y se niega a admitir que la trama ya no da más de sí porque eso sería matar a la gallina de los huevos de oro. Como en la serie de televisión, vaya…

  7. Pues yo en algún momento pensé que la serie llegó a su final natural y kirkman decide continuar…pero la lectura de los ultimos tomos me ha hecho pensar que este tio sigue siendo grande,y este tebeo también!

  8. Interesante artículo. Yo sigo comprando TWD en grapa USA porque a) la serie después de +150 tebeos sigue siendo excelente; y b) al ser old-school me encanta leer mes a mes (últimamente cada 15 días) y que me dejen con cliffhangers brutales.

    Para mi la definiciónde tu último párrafo es muy clara: Esnobismo. Hablando en general de este vicio tan nuestro, creo que es demasiado común entre los consumidores de ocio y subcultura, como dicen en Gigamesh. En el fondo, mola un poco pensar que tú sabes más que los demás de un comic/libro/etc y sabes encontrar joyas ocultas que el “rebaño” no sabe ni que existe. Por eso, cuando se convierte en mainstream , no es que dicho tebeo deje de estar bien, es que ya no puedes presumir de ello. Hablo en general y me incluyo, que nadie se me ofenda.

    Eso tiene una vertiente paralela, y es la gente que critica productos populares, simplemente por serlo. O por llevar la contraria, que también puede ser. Inmediatamente me vienen a la cabeza lectores de comics que dicen ser lectores de toda la vida que critican las pelis Marvel porque son para todos los públicos o tienen humor.

    Te sigo leyendo, gracias!

      1. Te la regalo, sin problemas… 😀

        Otra vertiente de tu artículo es el agotamiento de los lectores ante lecturas largas, o cómo nos dejamos engañar con demasiada frecuencia por el bombardeo publicitario de Marvel/DC para que compremos el producto “hot” del mes. Al final todos hemos caído alguna vez en la “trampa” y dejamos de comprar tebeos de calidad contrastada por la promesa de algo mejor, que rara vez suele satisfacernos…

  9. La series de TV, las pelis de Marvel y ahora las de DC nos están robando lo que antes nuestro en exclusiva, nuestro reducto para solo para iniciados, para entregárselo al vulgo.
    Por eso hay que odiarlas. Yo las odio, las odio, las odio…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.