Alonso fuera, Cebulski dentro

Axel Alonso, editor en jefe de Marvel desde 2011, ha sido invitado a buscarse otro empleo todo lo lejos que pueda de las oficinas de la compañía. Su lugar será ocupado por el archiconocido C.B.Cebulski. ¿Qué ha hecho uno y otro para merecer tal destino? ¿Alguien lo sabe?

Me cuesta entender que ha hecho exactamente Alonso estos últimos años en Marvel. No es tan fácil como coger el listado de todo lo publicado por la editorial y decir “esto ha hecho Alonso, este es su legado”. Como editor en jefe esa debería ser la manera correcta de juzgar su trabajo pero en este caso no lo tengo nada claro. Así que antes de llegar al momento actual vamos a echar un poco la vista atrás para entender de donde pueden surgir estas.

En la década de los 90 Alonso trabajaba para DC en una de las ramas más interesantes de la compañía: Vertigo. La lista de títulos en los que estuvo implicado no es pecata minuta, siendo los más destacados Preacher, Hellblazer y 100 Balas. Con una agenda llena de los teléfonos de los autores más rompedores del medio fue fichado por Quesada para ser uno de sus editores dentro de la compañía, algo que fue aprovechado para atraer a muchos autores que en la vida iban a pisar Marvel.

Este fichaje se produjo justo cuando Quesada fue nombrado editor en jefe, por lo que las carreras de ambos en Marvel van prácticamente unidas. Alonso empezó como editor de las series de Spiderman, pero como se ha visto con el paso de los años, Quesada siempre estuvo muy pendiente de lo que pasaba ahí y llegado el momento incluso le enmendó la plana con el fatídico One More Day. Esta claro que Alonso hizo muchas cosas de motu propio y atrajo buen talento a la compañía., pero que Quesada estaba ahí codo a codo con él tomando todo tipo de decisiones como que también, así que, ¿qué parte del mérito o de la culpa corresponde a cada cual? Complicado de saber.

En 2010, Quesada es “ascendido” a un puesto de difícil traducción a nuestro idioma, algo así como jefe de la oficina creativa. Su labor es la de encargarse de vigilar todas las propiedades de Marvel en todos sus medios, no solo los tebeos, y aportar todo su conocimiento al respecto. Un poco lo que hacía Stan Lee en su día cuando los tebeos se le quedaron pequeños y Hollywood la atraía con sus cantos de sirena. Lo curioso es que Quesada seguía siendo editor en jefe, puesto que decidió abandonar a principios de 2011, dejando paso a Alonso. Los tiempos en los que Quesada toma este tipo de decisiones no son casuales, coinciden más o menos con la compra de la compañía. por parte de Disney. En agosto de 2009 la compañía del ratón adquiere Marvel y al año siguiente Quesada consigue su “promoción”, justo el tiempo necesario para dejar en orden sus asuntos.

Cuando Alonso se hace cargo del puesto, Disney ya ha tomado el control total de sus posesiones. Es imposible saber que tipo de ordenes se le dan desde arriba, pero seguramente estaría mucho más controlado que en su día Quesada. Tampoco queda claro que papel tiene este último en todo el tinglado desde su puesto de director creativo, puede que sea el que le dicte al oído todo lo que Alonso tiene que hacer o puede que no pinte absolutamente nada. Quien lo puede saber. El tema es que dudo que Alonso haya gozado de la misma libertad que mucho de sus predecesores.

Yo de lo que más me quedo de toda su etapa es que fue el hombre que hizo todo lo posible para que el universo Marvel dejara de parecerse al Universo Marvel. Bajo su mandato se publican las terceras Secret Wars, primera historia que reinicían el universo Marvel de verdad. Desaparecen los 4 Fantásticos, aunque esto ya sabemos que tiene más que ver con los directivos que con él. Aparecen personajes nuevos como Kamala Khan o Riri, Thor es sustituido por su contrapartida femenina y aparece un nuevo Spiderman para tomar el relevo del anterior si es necesario. El Capitán America es sustituido por el Halcón y cuando vuelve resulta que es un agente de Hydra.

Todo esto y bastantes cosas más de la misma cuerda son responsabilidad suya, pero son cosas que hubieran podido pasar perfectamente en tiempos de Quesada. Quizá porque Alonso también estaba entonces y fue el impulsor de muchos cambios, o no. Es el problema de todo esto, que puede que sí, puede que no.

Curiosamente al anunciarse una vuelta a los orígenes más clásicos, con Marvel Legacy, es cuando Alonso es despedido y sustituido por otra persona cuyos méritos son bastante discretos, pero que parece claro que tiene ideas muy diferentes a las de sus antecesores. Quizá el nuevo editor se mueva más en el camino que la Disney le apetecería, porque lo que ha hecho Alonso ni se ha traducido en ventas ni se ha podido aprovechar para el cine y eso es algo que hoy en día es una losa.

Lo que esta claro que se acaba una etapa, la de Quesada y Alonso, que ha traído grandes tebeos y que resucito a una compañía que estaba en la ruina. Ahora la Disney va a tomar el mando de verdad y veremos por donde sale la cosa. Por desgracia viendo sus antecedentes no será tan excitante como lo visto hasta ahora. Lo iremos viendo.

2 opiniones en “Alonso fuera, Cebulski dentro”

  1. Yo no diría que los méritos de Cebulski son discretos precisamente. Lo que pasa es que como siempre, la gente se piensa que ser Editor en Jefe es lo mismo que ser editor y ni de coña. Pinta a que quieren repetir la jugada de Quesada veinte años después. Lo que pasa es que Alonso es un perfil opuesto al de Harras.

    En cuanto a Alonso, para mí hay que juzgarlo por la series minoritaras, las que aquí Panini suele publicar en 100% Marvel. Es en esas donde más mano ha metido y de donde han salido los mejores comics de Marvel de estos años. Inhumanos, Vengadores, 4 Fantástico, … son series con muchísimas imposiciones desde arriba. Es probablemente el editor en jefe con menos autonomía desde los antecesores de Shooter.

    Lo de la sustitución de los personajes por otros nuevos no es algo exactamente nuevo y a mí por norma general no me molesta per se. El problema es cuando se hace tirando mierda sobre lo ya construido, como pasó en los primeros compases de Thor. Pero vamos, la polémica que se ha formado entorno a las minorías es un reflejo no de un problema de Marvel o los superhéroes, sino de la sociedad actual. Pero vamos, las polémicas de SJW, feminist agend, capis nazis y demás dicen más de los bandos que se forman que de la labor de Alonso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.