Airboy

Extraña miniserie de cuatro números publicada en 2015 por Image y que a saber si nadie se atreverá a publicarla por estos lares. Entre que el personaje tiene nulo tirón y que la obra es una autentica ida de olla va a estar complicada la cosa.

Aprovechando que Airboy es un personaje que llva formando parte del dominio público desde hace mucho tiempo Eric Stephenson, editor de Image, le encarga a James Robinson una serie para preparar su relanzamiento. Para un autor de la talla de Robinson no debería haber ningún problema pero resulta que en estos momentos se encuentra inmerso en una enorme crisis creativa y no tiene ni idea de que tipo de historia puede escribir. Odia profundamente al personaje y lo único que le convence es que Stephenson le va a pagar lo mismo que le pagan en DC y eso son palabras mayores.
Tras aceptar el encargo y darle vueltas y más vueltas no se le ocurre ninguna historia, no tiene ninguna idea, esta completamente en blanco. Su mujer le propone que se reúna con el dibujante, Greg Hinkle, a ver si entre ambos se les ocurre algo. Los dos se encierran en un motel con varios folios en blanco y predispuestos a salir de allí con un tebeo decente. Pero nada de nada, el bloqueo es absoluto. Habra que recurrir a las drogas a ver si asi se les ocurre algo. Pero para conseguir drogas hay que visitar malos garitos, con bebidas de garrofón y con todo tipo de putas. La cosa no tarda en desmadrarse de mala y no tiene pinta de acabar nada bien. Sobre todo cuando de la nada se se les aparece Airboy en carne y hueso…

Sí, el cómic va de eso, de verdad. James Robinson narra en primera persona el proceso que le lleva a deambular de un lado a otro mientras intenta escribir una historia con un personaje que no le motiva en absoluto, así que en vez de contar lo que tenía que contar se dedica a escribir una autentica ida de olla. Es un cómic muy gamberro, con muchas drogas, mucho sexo y muchos penes, todo muy bien pensado para intentar incomodar al lector lo máximo posible. Es un cómic donde prima lo metareferencial, sobre todo a raíz de la aparición de Airboy como un personaje del mundo real y su visión que tiene de nuestro mundo y de lo sordido que le resulta. ¿Para esto ganó una guerra?

La parte más interesante de la obra para servidor es cuando James Robinson va comentado como se siente y como algunas de sus obras han hecho un gran daño a su carrera. Le dedica un dialogo en especial a la adaptación al cine de la liga de los Hombres Extraordinarios, algo que parece le dejo bastante tocado. El problema es que no se sabe cuanto de esto es real y cuanto ficción, pero las palabras que Robison pone en su propia boca cuando habla de su trabajo parecen bastante fieles a la realidad, aunque quien sabe.

El dibujante, Greg Hinkle, hace un trabajo inmeso tanto plasmando el presente como la época de Airboy. Aunque no sé si eso de dibujarse el pene enormemente grande es cosa suya o un chiste de Robinson. Sea como sea, es un tipo con un gran talento y ahora mismo esta haciendo otra obra en Image llamada Black Cloud que tiene una pinta estupenda. Habrá que echarle un ojo.

Una obra muy divertida, muy gamberra y en general muy ida de olla toda. La verdad es que no tiene sentido, ni razón de ser ni al final extraes ningún tipo de conclusión, pero te lo pasas fantásticamente bien leyéndola. Una autentica Rareza.

3 opiniones en “Airboy”

  1. es uno de los mejores comics que he leído en los últimos cinco años. Claramente el efecto sorpresa le beneficia… pero es honesto, divertido, agridulce, slice of life, aventuras, superheroes… una mezcla brutal y muy bien conseguida. Lo recomiendo fervientemente.

  2. Me alegra que hayas vuelto al blog.

    Airboy es un gran comic y los pensamientos destructivos y las dudas existenciales del autor siempre han estado presentes en su obra. Si leéis los tomos de Starman (edición Planeta) explica su proceso creativo, los problemas con los artistas por culpa del mismo Robinson, las disculpas…

    Si tuviera que recomendar obras de este autor serían Starman, La Edad de Oro, Leave it to chance, The saviors, el inicio de su Cable que dió la oportunidad a Joe Casey de entrar en el mundo del cómic y nunca estaré lo suficientemente agradecido.

    Su etapa en Marvel no ha ido muy bien respecto a las ventas, pero los 4 Fantásticos merecián que este autor y Leonard Kirk continuaran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.