Esta no es mi guerra Secreta. Muertilandia

Y el Universo Marvel se acabó para siempre jamás. O hasta que salgan nuevos tebeos la semana próxima, lo que ocurra antes.

secretwars2Seria toda una oda a la continuidad que las 50 páginas del segundo número de la miniserie estuvieran completamente en negro. No tengo la menor duda que aún así seria el tebeo más vendido del mes, que con llevar Secret Wars bien en grande en portada le basta y le sobra. Pero no, resulta que hay dibujitos dentro, ¡menuda decepción!

Pues eso, que el universo Marvel se acabó. La Tierra “normal” colisiono con la del Universo Ultimate y las dos, con todos sus habitantes, se fueron a tomar viento. ¿Todos? ¡No! El Doctor Muerte se olió toda la tostada hace tiempo y supo colocarse en el momento justo en el lugar adecuado para hacerse con los poderes de un dios omnipotente y así crear el mundo a su imagen y semejanza. No queda muy claro como adquiere estos poderes, solo que la raza de los Todopoderosos esta metida en medio, pero por ahora poca cosa más, supongo que lo contaran más adelante… o siendo Hickman es posible que no lo cuente jamás.

Lo primero que vemos de este nuevo mundo es que el doctor Muerte se ha montado un cuerpo de policías con todos los Thors conocidos y por haber, los Thor Hammer Corps, que son los encargados de patrullar y traer el orden a los mundos que forman este nuevo universo. ¿Qué mundos? Pues al principio no había nada y entonces de repente Muerte hizo la luz y creo muchos reinos y se los dio para que los gobernaran a los supervillanos más poderosos de nuestro universo. El resultado es un engendro compuesto por pedazos de todos los crossovers existentes de la editorial que juntos forman Battleworld, algo que dará a lugar a ciento y la madre de miniseries que serán tratadas aparte, ya que por ahora solo estamos con la serie principal.

secretwars4Una vez creado el mundo, Muerte se rodea de sus seres más queridos. El doctor Extraño que sera su mano derecha (sí, para entender que hace el Doctor con el Doctor hay que haber seguido toda la trama hace meses y sí, algo de sentido tiene, pero no demasiado). Sue Richards, como su consorte, esclava sexual. Y Valeria como su hija que no. Y el resto… el resto es aburrimiento supremo, porque una vez que tienes la omnipotencia y todo al alcance de tus manos, ¿a qué dedicas tu vida? A mirarla aburrido desde tu trono.

Por muy entretenido que nos pueda parecer ver a Muerte dirigiendo asuntos menores de disputas entre sus reinos, esta situación tiene a ser aburrida por lo que no tarda en surgir el verdadero conflicto: una nave desconocida ha llegado de nadie sabe donde y su existencia pone en duda las más sagradas escrituras. Y aquí es donde empieza la verdadera chicha de la trama que en realidad gira una y otra vez en torno a: oye, ¿no había antes otro universo como más normalito y no esta cosa rara que nos ha salido?  Y este es el momento que te planteas si realmente te estas leyendo un crossover o sigues metiendo en la serie de los Nuevos Vengadores, con los Ilimunati y sus mundos paralelos, porque esto es lo mismo, pero lo mismito. A Hickman no le preocupa en absoluto donde esta metido y sigue contando su historia a su ritmo, sin importarle si hay decenas de universos a su alrededor dándose de leches entre ellos. Él sigue metido en su historia de hace tantos años, en su doctor Muerte, en su fundación Futuro, en esa lucha eterna entre Richards y el malvado doctor. Y sí, esta muy bien narrado y se lee agradablemente bien, pero una y otra vez estamos en la historia de siempre.

Realmente empiezo a sentirme culpable de leer estos cómics porque me gustan, me lo paso bien y se leen de un tirón, pero soy consciente de que no hace más que tirarme a la cara la misma historia una y otra vez y yo se lo estoy tolerando. Le di bola en los 4F, se lo permití en los Vengadores y aquí seguimos en las mismas, con Muerte pronunciado el nombre de Richards como si tuviera una piedra dentro de la bota por enésima vez. “Me monto un nuevo universos a mi imagen y semejanza donde todos son mis súbditos y Richards se las apaña para venir a tocarme los cojones” Sí, en esta colección, en la anterior y en la anterior, ¡en todas!

Así que mientras Muerte, en vez de estar ocupado en lo divino y lo humano, sigue con un miedo atroz a las apariciones de cualquiera de los miembros de los 4 Fantásticos, a excepción de Susan, a la que se quiere…  ¿qué es lo que estará ocurriendo en otras partes de este nuevo universo? Eso lo veremos en los siguientes post.

3 opiniones en “Esta no es mi guerra Secreta. Muertilandia”

  1. Olvidate de Secret Wars, mal dibujado a tope. Tras eso ultimate se funde con lo clasico y las peliculas. Leete la guerra de Darkeseid. Esa si que esta bien

  2. Antispam… se cargo los enlaces, a ver si los recuperas.

    Ah Pedro, reconocelo, en el fondo te lo pasas como un enano con los nuevos comics

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.