La vida es un spoiler

Sabes también por que los estás disfrutando tanto? Porque es un inmenso placer leer cómics que no se destripan en internet uno o más meses antes, como pasa con Marvel o DC.

Tildoras en los comentarios del post sobre los Otros Superheroes.

originalsinwolverineSeguramente ese comentario tenga más razón que un santo. En los tebeos de Grapa desconozco que va a pasar de principio a fin. Cualquier cosa que me encuentre es una total sorpresa y esa es una sensación que últimamente cuesta mucho encontrar. En el caso de las dos grandes editoriales americanas es prácticamente imposible ya que no hacen más que publicitar todo lo que ocurre en sus tebeos antes de que salgan publicados. Marvel ha anunciado para este verano La Muerte de… pues eso, la muerte de uno de sus personajes más importantes y populares. Lo están anunciado a bombo y platillo, por todas las webs, por todos los periódicos, por donde sea. Que quede bien claro que fulanito va a morir, que todo el mundo lo sepa, pero sobre todo ¡qué se compren los tebeos!

Evidentemente, tanto la editorial como los autores implicados en el evento quieren hacer el mejor tebeo posible y seguramente harán todo en su mano para que así sea. Eso siempre, por descontado. Lo que pasa es que el lector ya lee la historia con prejuicios porque sabe lo que va a pasar y llega al final de la historia con esa sensación de: ya lo sabía yo, no ha sido para tanto. Lo mismo al contrario, si anuncian una muerte y luego no muere nadie hay cierta sensación de impotencia, de haber sufrido una tomadura de pelo. Sea de una manera o de la otra, no se lee de la misma manera que si no se supiera el resultado final del mismo.

Por desgracia este tipo de maniobras suele resultar en un importante aumento de ventas. No solo los aficionados adquieren su habitual ejemplar, también mucha gente que no suele comprar cómics acude a las tiendas para leer esa historia de la que la prensa habla tanto. Paso con la muerte del Capitán América, que hay es ta, tan vivito y coleando como siempre y seguramente volverá a pasar con esta nueva muerte, que sera ya su tercera o cuarta. Pero eso la gente de a pie ni lo sabe ni le importa. Se compran el tebeo, ven que efectivamente el personaje muere y siguen con sus vidas. A los pocos meses vuelve a la vida pero ellos ya no están ahí ni se lo plantean. Luego te rebaten que si esta muerto o no, les convences que en realidad nadie muere nunca y bueno, les da un poco igual. Hacen bien, para ellos nos es una afición, es simplemente un entretenimiento pasajero.

El problema es que esto ya no es algo esporádico y se que hace para un subidon puntual de ventas. Esto ya es el pan de cada día, o simplemente el siglo XXI para las editoriales. Utilizan todos los medios a su alcance para destripar sus propios tebeos a través de los cauces que ellos consideren adecuados. Eso sí, como se escape por algún lado que ellos no han dado el visto bueno antes de tiempo, ay, acusaciones por todos lados, llantos, riñas y pataleo. Que como destrozas así los tebeos, que cuanto daño haces, que que vergüenza, etc, etc. Mucha hipocresía es lo que hay.

Quizá por eso cómics como los Muertos Vivientes son una delicia de leer. En cada numero no tienes ni idea lo que va a ocurrir y los personajes que mueren, mueren de verdad. Que también es un buen tebeo, por supuesto, pero que además cuenta con ese aliciente sorpresa que otros no tienen. En fin, es el mal de nuestros días y poco se puede hacer. Es una maquinaria imparable de la que no formamos parte por mucho que nos duela. Ventas ante todo, aficionados a un lado, sin molestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.