La atemporalidad de Gotham

La serie de televisión de Gotham, recién estrenada en los USA, tiene un extraño problema que cada vez más a menudo se va reproduciendo en los cómics de hoy en día: ¿en qué maldita época temporal se ubica la serie?

gothamposterGotham empieza, como cualquier serie donde Batman tenga el más mínimo protagonismo, con la muerte de sus padres. No sé cuántas veces habréis visto a los progenitores de Bruce ser asesinados, porque es una escena que se repite cada dos por tres en cualquier media, sean cómics, televisión o cine. Debido a que sabemos cual es la película que la familia Wayne estaba viendo ese día, La Marca del Zorro, podemos poner una fecha más o menos exacta de cuando ocurrió el suceso: sobre 1920. Esta fecha concuerda perfectamente con la publicación del primer cómic de Batman en 1939 ya que le da tiempo a Bruce a crecer (rondaría los 30 años) , viajar por el mundo, entrenarse, etc, etc. Y sobre todo da tiempo a Bob Kane a tomar “prestados” algunos detallitos de la película para su personaje. Debido a que existe un remake de 1940, existe cierta discusión sobre si estaban viendo esta versión o la anterior. Os lo creáis o no, es una discusión que puede llevar horas, pero para el propósito de lo que quiero expresar aquí me da igual que sea 1920 o 1940, si queréis nos quedamos con la primera mitad del siglo XX, antes de la segunda guerra mundial.

Así que en teoría la serie debería trascurrir sobre aquellos años, década abajo, década arriba. El problema es que eso no es así, pero tampoco nos queda claro en que momento de la historia se sitúa la serie. Si nos fijamos en la ropa y en la tecnología que aparece es posible que se sitúe en unos años 80 menos coloridos de los que estamos acostumbrados. Solo tenemos claro que estamos en una era donde ni internet ni los teléfonos móviles existían, así que al menos podemos decir que no hemos llegado a los 90. Esto es conveniente para todos. Retratar los años 20 fielmente supondría un coste que ni de broma una serie de este tipo se puede permitir. Además, para mucha gente que ha nacido con el teléfono móvil presidiendo sus vidas, el pasado tiene pinta más o menos de ser esto, así que supongo que con eso les valdrá.

Ubicar la serie en los años 80 resuelve el problema de la edad actual de Batman. Si en los 80 Batman rondaba los diez años, hoy ronda los 40, porque sino hoy tendría más de 100 años y eso no tiene sentido, ¿verdad? Pues este es el problema que cada vez más habitualmente nos encontramos en los cómics que leemos: los personajes no envejecen. En toda caso maduran un poco, Spiderman empieza como adolescente, pasado un tiempo llega a la edad adulta y ahí se estanca por los siglos de los siglos. Evidentemente en una industria como la del cómic cuesta mucho envejecer o jubilar a tus personajes porque son tus gallinas de los huevos de oro. De vez en cuando se hace algún que otro amago y Peter Parker deja paso a Ben Reilly, El Capitán América al Halcón o Thor a una mujer. Pero tarde o temprano se vuelve al status quo de siempre, al que el lector esta acostumbrado. Eso hace que cada vez se nos haga más cuesta arriba pensar en que guerra peleó el Capitán América porque la distancia entre fechas cada vez se hace mayor. No por él, que tiene el suero que hace que no envejezca, sino por todos los que pelearon a su lado, que unos cuantos de ellos aún sigue vivos y con unos 90 años que aparentan ser 40.
(aunque en la saga actual Steve Rogers es un viejete todos sabemos que eso no durara mucho).

allenmontoya Volvamos a Gotham, años 80, vale. Bruce sale de niño, Jim Gordon empieza su carrera como detective, Catwoman es una adolescente ladrona y el Pingüino hace sus pinitos como sicario en la Mafia. Todos más o menos ubicados en la misma franja temporal, así que más o menos es creíble (teniendo en cuenta que hablamos de ficción). El problema es cuando aparecen Rene Montoya y Crispus Allen, ese es el momento que me saca de la serie. Esta claro que a la hora de buscar secundarios, encontrar policías de Gotham compañeros de Gordon es una tarea imposible. Harvey Bullock y para de contar. Así que han tenido que rascar y se han sacado de la manga a los protagonistas de Gotham Central. Montoya es cosecha del 92 y Allen del 2000. Así que Gotham les pille muy pero que muy lejos. En una pirueta final han convertido a Montoya en una ex-amante de la futura señora de Gordon, vamos, que podría ser su nieta o su bisnieta.
Por eso cada vez que aparecen estos dos personaje se me funden las neuronas y mentalmente me monto mi propia película: son viajeros temporales. No, no me he vuelto loco, es que claramente son dos personajes fuera de época. Son los únicos policías que no son corruptos, parecen saber más que nadie de los criminales e incluso visten diferente. No pintan nada ahí, no tienen sentido, son una autentica anomalía… ¡vienen del futuro! Y esta última afirmación es cierta desde el punto de vista creativo y por todo lo que hemos contado. Han sido insertados en la continuidad a posteriori, han sido retrocontinuados.

Y esto es lo que pasa cuando en vez de ponerte a ver una serie y pasar de todo, te pones a estudiar de donde salieron los personajes, no lo intentéis en vuestras casas.

15 opiniones en “La atemporalidad de Gotham”

  1. Tiempo atrás comenté que sería interesante hacer una línea en la que los personajes envejezcan y vayan pasando el testigo llegado el momento, pero eso llevaría años y tal como funciona la industria se cancelaría al poco de empezar.

  2. Las líneas temporales de los cómics son un tema que me dejó de interesar hace mucho, pues lo que dice esta columna es verdad, los personajes no pueden envejecer. Si los hicieran envejecer, aún a razón de un año por cada 5 de la vida real, va a llegar un momento en que van a estar demasiado viejos y sería poco creíble que hagan lo que hacen (estoy pensando en Batman que es el personaje que sigo, con los súper héroes siempre podrán echar mano al argumento facilista de que por sus poderes no envejecen, aún cuando ello no sea aplicable a sus secundarios. Pero más allá de eso, el fenómeno no es exclusivo de los cómics. Si la temporalidad de aplicara a rajatabla, hoy tendríamos que ver los simpson con un bart de 32 años, un homero de casi 60, y nadie sabe las reales edades de moe, flanders, y otros. A veces han emparejado a las hermanas de marge con el abuelo simpson. El problema es que mantener continuidades tan prolongadas sería imposible de otra forma. Con otras series o sagas fílmicas el problema es soslayable pues duran 5 años y los personajes no cambian demasiado, aunque a veces el paso del tiempo es indisimulable. Sin ver las películas, en la última Harry Potter el que supongo que tenía que ser un adolscente en los libros, era un adulto con todas las de la ley. Y si a esa continuidad compleja le sumamos que los autores juegan permanentemente con el ir y volver en el tiempo, para re contar los inicios, introducir nuevos personajes, etc, el problema es inabordable. (Ahí está el caso de los 50 robins y hacerlos calzar a todos en los 25 años aproximados de carrera de Batman). O la edad de Alfred, un misterio. Así las cosas, mejor no detenerse en ello y obviarlo para tratar de disfrutar, en 30 años más cuando hagan un nuevo Batman año 1, habrá que suponer que Bruce y sus padres venían saliendo de ver una reposición de la peli del zorro en esos festivales de cine clásico y supongo que trataran de ambientar como que ocurrió en la década pasada que para ese entonces ya será prehistoria.

    1. Lo de Harry es curioso empieza los libros con 11 años y cada libro era un curso. Acaba la saga no se si con 17 o 18 tacos. En las pelis se respeta mas o menos.

  3. En realidad el único problema que le veo es lo que comentas de que Allen y Montoya vistan diferente. DC ha dejado muy claro que cada medio, cómics, cine, TV, etc. son completamente independientes. Ni siquiera hay un universo compartido entre cine y TV como es el caso de Marvel. Así que olvídate de que en los cómics Allen y Montoya aparezcan cuando Gordon ya es comisario y demás.
    En cuanto al hecho de que los padres de Bruce vayan a ver La marca del Zorro… Puede estar pillado por los pelos, pero perfectamente podrían haber ido a una sesión en la Filmoteca.

  4. ¡Bah! Ese es el menor de los problemas de la serie. El principal, e INSALVABLE, es que es una serie de Batman en la que no puede salir Batman. Todo el mundo quiere que Batman aparezca de una puta vez y le rompa las piernas a todos los villanos que aparecen por ahí y ponga orden en la ciudad… pero Batman no va a salir.

    La gracia de la novedad puede durar una temporada corta pero más allá… no se, no se…

  5. Lo de Magneto es de traca, no sólo no está demasiado viejo, sino que está hipermusculado el cabrón. ¡Yo voy al gimnasio y sé de musculación, y te digo que un señor de su edad no puede estar así sin meterse esteroides!

    Si admitimos que entre comic-book y comic-book sólo pasan unas horas de tiempo Marvel (difícil de creer porque casi nunca vemos a los héroes comer, cagar o dormir), entonces lo que resulta absolutamente “overwhelming” es la cantidad de situaciones dramáticas, conflictos y crisis espacio-temporales que vive un héroe… ¡al cabo de un mes!

  6. Respecto al que nombra a los Simpsons: la diferencia es que una serie como los Simpsons no tiene la menor pretensión de realismo. En cambio, los comics de superhéroes sí que intentan transmitir una sensación de verosimilitud (aunque casi nunca lo consigan). Los universos de Marvel y DC se nos presentan como universos parecidos al nuestro que respetan más o menos las mismas leyes, no como dimensiones de locura donde nada tenga sentido. De ahí que se les exija un grado de realismo que, en el fondo, nunca han sido capaces de conseguir.

  7. Tampoco hace falta tanto darle vueltas, una ambientación actual con una gran carga de retro noir (como la serie de animación) y el poli negro y la lesbiana que no habrían salido en una serie de aquellas épocas. Un poutpurri de conceptos que a mi me está enganchando por lo bien dirigida y ambientada, pero que va a temer el mismo techo que Smalville, como metan un salto temporal en algún momento va a llegar un punto en que la reiteración para no salirse del status quo de niño pre-batman acabará cansando.

  8. La temporada 3 claramente está basada (hablando únicamente del campo de la telefonía móvil) sobre los años 2002-2004 aproximadamente, lo deduzco por los diseños de los teléfonos móviles y los monótonos y politonos que, si no me equivoco, se empezaron a comercializar por esos años. Claramente hay una escena donde a Riddler le suena el móvil con un politono muy peculiar. Lo que descoloca un poco es que por momentos la estética es muy del otro siglo, por lo que se un híbrido extraño. El uso de esa telefonía móvil me parece adecuado porque nos comunica que habrá un salto temporal hasta la actual, que tendría cierta lógica con la edad del actual Bruce. Lo que si tengo claro es que basada en los 90 no está.

  9. Para mi la serie esta ambientada apartir del 2001, su estética y tecnologia simplemente atrasa 20 Años una ciudad con poco presupuesto y con mucha pobreza, sin tintes medio entre clase baja y alta, hundida en la corrupcion, estoy ayuda a darle un estilo a gotica y jugar con estéticas entre las pelis de burton y nolan, ademas encajaria en tiempo real con los primeros tiempos de batman, y hasta encajaria en los mismo tiempos que el arrowverso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.