Cosas verdes, amigo Sancho

Aprovechando la marcha de Mark Waid de la colección de Hulk, vamos a hacer un repaso a lo que ha sido su etapa en la serie, y ya que estamos, vamos a ver como le van las cosas a su prima.

The Indestructible Hulk

indestructiblehulkBruce Banner siente envidia de sus colegas científicos del universo Marvel. Mientras ellos se llevan toda la fama y el cariño de todo el mundo, él se lleva todo el odio y rencor de la humanidad por su parte salvaje. No puede soportarlo más por lo que decide que va a usar su cerebro para inventar cosas que mejoren la vida en la Tierra. Pero para eso necesita mucha pasta y un laboratorio a la altura de las circunstancias, recursos de los que carece. Por eso decide hacer un trato con el diablo, es decir con Shield. Ellos le darán todo lo que le pida y a cambio él les prestara a Hulk de vez en cuando. Vamos, un científico mercenario de los de toda la vida. Y bueno, de eso va la serie, de inventar cosas que le meterán en problemas que tendrá que solucionar a mamporros mientras la directora Hill pone caras de “ay, este chico”.

The indestructible Hulk fue una de las series del Marvel Now que más paso desapercibida para todo el mundo a pesar de contar con artistas de la talla de Mark Waid y Leinil Francis Yu, aunque este último no tarda mucho en darse el piro. Y la serie no esta tan mal, pero tampoco esta demasiado bien, la verdad. Para mi existen dos Waid, el que es muy bueno y el que simplemente cumple el expediente. Este último es el que más rabia da, porque sabes que Waid es capaz de hacer cosas bastante más interesantes que simplemente llegar al aprobado. Y por desgracia en este Hulk tenemos a ese Waid que parece que viene a pasar el rato y poco más.

Los primeros números no están mal, sientes curiosidad por la premisa, luego la cosa se va poco a poco diluyendo, aunque los números dibujados por Walter Simonson son canela fina, donde vuelve a dibujar a Thor y a mostrarnos esas onomatopeyas tan espectaculares. A partir de ahí la serie va cuesta abajo y sin frenos y poco importa lo que va pasando. Luego llega el relanzamiento donde SPOILERS DE LA NUEVA SERIE a Banner le han pegado un tiro en la cabeza y se ha quedado más tonto que el propio Hulk FIN SPOILERS DE LA NUEVA SERIE.
A Waid la nueva premisa le ha hecho tanta gracia que ha dejado la serie en su cuarto numero y bueno, mejor para todos, tanto para él como para los lectores.

She Hulk de Soule y Pulido

shehulkpulidoEl argumento de esta serie es ya un viejo conocido de todos nosotros: las aventuras de Shulkie abogada soltera… practica mucho el sexo. Es decir, lo que tanto disfrutamos en su día con Slott y Bobillo, ¿recordáis aquellos buenos tiempos? Pues esto es exactamente lo mismo, aunque con un poco menos de humor, que Soule aunque es buen guionista no esta dotado para el cachondeo fino que en ocasiones se gasta Slott. Por lo demás, todo bien, muy divertido, muy entretenido, con historias interesantes, con ese rollo legal superheroico tan peculiar. Vamos, es como si jamás hubieran cerrado la serie en su día y lo hubieran retomado justo en el punto en el que se acabo aquella. ¡Lo echaba tanto de menos!

A los lapices tenemos a un compatriota, Javier Pulido, que realiza una versión muy peculiar de la abogada, ha dividido bastante a los aficionados que se han dividido entre los que lo odian y lo adoran. Con ciertos parecidos a Mike Allred, juega constantemente con el tamaño de los personajes que tan pronto ocupan toda la página como se distribuyen en pequeñas viñetas para cambiar el ritmo de la narración. Pulido juega, experimenta y parece dar sensación de que disfruta. En mi caso también disfruto pero entiendo que haya gente que no le entre por los ojos de la misma manera. Es algo visceral, si te gusta te gusta mucho, sino… pues eso.

She Hulk es ahora mismo una de las colecciones más interesantes y sobre todo agradables de leer. Es una de las lecturas que espero con más ansias de todo el mes y estoy saboreando y disfrutando cada número. Así que como toda buena colección, tiene sus días contados. A ver lo que dura.

3 opiniones en “Cosas verdes, amigo Sancho”

  1. “Y bueno, de eso va la serie, de usar inventos cosas que le meterán en problemas que tendrá que solucionar a mamporros mientras Doraemon pone caras de “ay, este chico”.”

    Talmente el argumento de Doraemon.

  2. Yo hubiera preferido otra premisa que volver a algo que ya se hizo y no lo petó. Pero bueno, yo la estoy esperando. Lo que me hace gracia es tu última frase, parece que por fin ya todos vamos asumiendo que lo calidad no es superventas en los superhéroes estadounidenses. Sólo a toro pasado y si se vende con tapas duras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.