The private eye

Brian K Vaughan y Marcos Martín se han lanzado a un curioso experimento: vender directamente su comic a través de Internet. ¿El precio? El que tu decidas, y eso incluye el 0.

privateeye.jpgSin editoriales, sin intermediarios, sin nadie que se lleve la pasta de por medio (bueno, supongo que PayPal se llevará su parte, sea la que sea, pero de alguna manera hay que poder realizar los pagos). Los autores mano a mano con los lectores. Este es mi tebeo, yo te lo doy limpio de polvo y paja (sin DRM) y tu me pagas lo que creas conveniente. En el faq de la web se indica que ellos consideran un precio justo los 99 centavos (unos 80 céntimos de euro) pero que cada cual haga lo que quiera, incluso llevárselo por la cara. Ahora bien y como es lógico, si no ganan algo de dinerillo pues no habrá más números de esta serie, que esta gente tiene la mala costumbre de comer como todo el mundo.

Sin lugar a dudas la iniciativa merece un fuerte aplauso. Ponen su comic a disposición de millones de potenciales lectores y al precio más justo posible. Nadie puede decir que ha sido estafado ya que cada uno decide lo que vale. Evidentemente hay que tener en cuenta una cosa muy importante:esto es algo que pueden hacer Vaughan y Martín, no cualquier hijo de vecino. No digo montar la plataforma y vender el comic, eso esta al alcance de cualquiera, sino montar esto y tener ciertas expectativas de éxito. A muy pocos les va a doler pagar por un tebeo de Vaughan. A absolutamente nadie le puede doler pagar cualquier cosa de Martín. Así que experimento si, pero uno que juega más sobre seguro que otros.

Ojo, que aún así tiene un mérito enorme. Que por mucho nombre que tengas y muy consagrado que estés hay que tener un buen par de narices para meterte en una aventura que te pueda poner en contra a cierta parte de la industria que te da de comer. Porque si una cosa molesta a los grandes es que hagas algo que desafíe su poder establecido. Y con esto se han cargado de una plumazo a la editorial, al distribuidor y al librero. Que si no venden nada no hay problema, pero ay si la cosa resulta un éxito, ayer si resulta.

En cuanto al comic en si hay que decir que tiene un guión bastante prometedor al que todavía le falta rodaje para mostrar todo su potencial. Estoy leyendo alguna que otra crítica de gente muy extasiada con este tema y tengo la impresión que solo hemos visto un pedacito de lo que esta historia puede dar de sí y que lo mejor está por venir.

Lo que si es un verdadero éxtasis es el dibujo. Madre mía del amor hermoso, cada página es una absoluta maravilla que se puede contemplar durante horas, siempre encontrado nuevos matices. Se ha decidido que el formato de esta obra sea el “apaisado” para su mejor visualización en tabletas y Martín lo exprime hasta dejarlo seco. Dan ganas de hacerse posters con todas las viñetas.

Recomiendo a todo el mundo que este leyendo esto que se vaya ahora mismo a la página de los autores y se lo descargue para su disfrute. Yo he pagado y estaría bien que cada uno pudiera aportar su granito de arena con lo que considere justo. No creo que la cifra sea lo más importante (que sí, pero…), sino más bien el que haya mucha gente apoyando el proyecto. Es necesario que ingresen una cantidad de dinero para seguir adelante, pero es imprescindible que cuenten con el apoyo de los lectores. Eso es lo que determinará la viabilidad de este tipo de proyectos, no el que haya dos o tres mecenas dispuestos a soltar mucha pasta.

Hay algún que otro reticente en leer tebeos en una pantalla. Resistid lo que queráis pero esto es el futuro y como nos descuidemos nos pillara con el paso cambiado. No tenéis excusa para no leer esta maravilla, luego ya decidiréis si merece vuestro apoyo o no. El mio lo tiene y lo tendrá en todos y cada uno de sus números. Ya hablaremos en el futuro de otros proyectos que seguro que surgirán, pero por ahora en este lo han hecho perfecto. Ojalá leer cómics tan buenos como este fuera siempre tan sencillo.

7 opiniones en “The private eye”

  1. Yo lo compré ayer. No estaba muy convencido pero tras leerlo se disiparon todas mis dudas. La propuesta que hace Vaughan es muy interesante y la reflexión sobre la Nube puede dar para mucho. El cómic tiene mucho potencial, a ver cómo lo desarrollan y, sobre todo, a ver qué cadencia tiene. Pero si siguen así, han ganado un lector seguro conmigo.

  2. Lo que me gusta es que no han hecho virguerías virtuales, con animaciones y cosas así aprovechando el formato. Prefiero leer un tebeo normal en formato digital.

  3. Si, es cierto que promete mucho pero de momento no es esa obra cumbre del noveno arte que algunos dicen que es. También habrá que ver cómo va la cosa a largo plazo, que son diez episodios y ni todo el que ha pagado por el primero pagará por todos los demás ni todo el que pague lo hará con la misma cantidad.

    Y Paypal se lleva su 16% de to-do.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.