Los blogs de comics han muerto

¿Moda pasajera o reflejo de nuestro mundillo de aficionados? La realidad es que los blogs de comics han muerto y no parece que vayan a resucitar en ningún futuro posible.

El primer culpable de esta defunción, al que todos señalamos con el dedito, tiene muchos nombres: facebook, twitter, twenty, etc, etc, es decir, las redes sociales. Y parte de culpa tienen. Montar un blog implica una carga de trabajo inicial importante para configurarlo todo de la manera adecuada y luego hay que ir alimentándolo a menudo para escribir unos textos más o menos elaborados. Si lo dejas abandonado durante un tiempo eres un vago, una decepción y una mancha para la familia.

Montar un twitter, por ejemplo, consiste en 5 minutos de registro y unos 30 segundos de “Me acabo de leer este tebeo y me ha gustado”. Nadie te dirá que ese texto esta muy poco elaborado o que lo argumentes más, es posible incluso que la gente te comente algo y si el community manager de la editorial de turno lo vea lo retuitee y todo. Luego puedes estar meses sin tocarlo que nadie te dirá ni pío. Poco esfuerzo, muchos lectores potenciales, ningún sentimiento de culpa, ¿quién podría decir que no a eso?

No seamos así, cada medio tiene su publico y todos tienen sus cosas buenas y sus cosas malas. Algunos dominan las redes sociales a la perfección y no son capaces de escribir dos párrafos seguidos de un texto y viceversa, hay pesados que se largan unos tochos que luego no saben como condensar en pocos caracteres. Así que cada loco con su tema.

Lo que quería decir con todo este rollo es que si yo hoy quisiera hablar de comics y tuviera todas estas herramientas sociales a mi alcance me lo pensaría dos o tres veces antes de montar un blog. Así que las redes sociales no han hecho gran cosa para acabar con los blogs existentes, pero esta claro que han frenado en cierta manera la creación de otros nuevos.

Otro de los posibles motivos es que tener un blog ya no esta de moda. Hubo una época en que todo el mundo tenía su propio blog y el que no también quería tenerlo. Era como cuando en el patio del colegio aparecía un niño con una peonza y al día siguiente todos los niños venían con la suya propia. Pues lo mismo, en este caso puede que el primer niño con peonza fuera Alvaro Pons o quizá es que había peonzas por toda internet en todos los ámbitos habidos y por haber. Era tan natural tener un blog como respirar y tenerlo significaba que a lo mejor molarias algún día. Como en la vida real, las peonzas dejaron de aparecer porque todo el mundo tenía una y porque en realidad tampoco era nada del otro mundo, y solo siguieron practicando con ellas los verdaderos aficionados, el núcleo duro.

Dejemos la metáfora a un lado y afrontemos el tema dentro de nuestro campo: los blogs son los antiguos fanzines. Montados por uno o varios aficionados, con nulas expectativas de beneficios económicos, con un diseño que va desde lo cutre hasta lo extremadamente profesional… Los fanzines acarreaban mucho trabajo y duraban hasta el momento que los responsables del mismo se cansaban. Algunos conseguían hacerlos llegar a las editoriales y se colocaban allí, otros solo lograban que sus cuatro amigos los leyeran, pero tarde o temprano todos acababan mordiendo el polvo, porque esa es la vida de un fanzine. ¿Es esa también la vida de un blog? El coste económico de uno y otro no es el mismo y el esfuerzo tampoco, por eso quizá logren sobrevivir durante más tiempo.

Lo de la profesionalización es importante. Si se hubiera conseguido que un blog diera dinero no cabe duda que eso hubiera alentado a más gente a intentar imitar ese caso de éxito. Pero que se sepa en lengua hispana no existe nada así mientras que en los usa tienen varias páginas web que han logrado vivir del tema. Nosotros no tenemos ni idea de como hacerlo y es un poco un reflejo de nuestro mundillo, donde no tenemos ni idea de como hacer llegar los tebeos al gran público y nos damos con un canto en los dientes con tiradas de 500 ejemplares. La blogosfera es un reflejo fiel de lo que somos, con nuestras virtudes y defectos.

Y este blog, ¿esta muerto? Pues no lo sé, puede que sí o puede que no. Mi intención es que aún pegue unos cuantos coletazos, pero veremos cuantos.

16 opiniones en “Los blogs de comics han muerto”

  1. El tema de las redes sociales viene de la mano con que para las nuevas generaciones es su medio habitual. Se despiertan, viven durante el día y se duermen con ellas. Eso determina que su comunicación en la red sea espontánea, fresca, sin demasiada reflexión, tal y como se sumergen en ellas. Mientras los blogs, en muchos casos, son “ese lugar donde la profe de bio colgaba los apuntes” o “ese lugar para el que la profe de lengua me pedía redacciones”. Esto viene a colación con que en el panorama blog, en general, no está habiendo renovación. De él sale más gente que la que entra y no creo que esta tendencia vaya a cambiar a corto o medio plazo.

    Concretando en el mundo del cómic, supongo que va de la mano del cambio de tendencia. Hace 20 o 30 años superhéroes y europeo eran campo abonado para los jóvenes lectores que, a medida que crecieron en su conocimiento y tuvieron los medios, se pusieron a seguir y a difundir su afición. Novias, curro, mujeres, hijos… les alejaron de ello y hoy en día es difícil que entre gente joven a difundir porque la edad media de lectores de Spiderman o de un tebeo de Dufaux ya no es 18 tacos. Ni 24. Y la moda de los blogs ya quemó a los que lo abrieron hace una década.

    Cosa que no está pasando con el campo de los libros donde ha habido un bajón pero hay una cierta renovación. De hecho me sorprende el vigor del semillero que es la literatura juvenil. Un mundo desconocido para la mayoría de bloggers y que, sin embargo, tiene una vida efervescente, con kdds, mucho feedback… Que el número de aspirantes a escritor sea casi igual al de lectores es lo de menos XD

  2. Pues es muy interesante el tema que tocas, Pedro; personalmente ya he mantenido alguna conversación al respecto con algún que otro compañero bloguero.

    El tema de internet en términos generales es algo que ha sucedido, y sigue sucediendo, muy rápido, aunque a veces no nos lo parezca… Hace poco más de una década muy pocos tenían internet en casa, redes sociales que parece que llevan un montón de tiempo con nosotros apenas cuentan con dos o tres años de vida, y en cuanto a los blogs, pues eso: curiosidad primero, moda después, un cierto momento de gloria seguidamente, y al final la decadencia, más o menos… También es cierto que ahora quedan los “de verdad”, aunque suene algo pretencioso, pues como ya no es moda, ya no proliferan mil y un blogs de todo tipo y color, muchos de los cuales efímeros o simplemente caprichos de alguien que de repente se daba cuenta de que tras la primera ilusión, llevar un blog significaba un cierto compromiso y/o constancia, aparte de unos ciertos conocimientos sobre el tema a tocar, a la hora de escribir y publicar, con lo cual terminaba abandonándolo.

    En alguna que otra ocasión todavía me pregunto cual es el futuro de la blogosfera, pues en el fondo, aparte de la moda y la inmediatez de las redes sociales, ni Facebook ni Twitter pueden sustituir lo que aporta un blog… Otra cosa es que la gente los prefiera y sustituyan al blog en sus ratos de ocio virtual, pero no pueden ofrecer lo mismo, de ninguna manera…

    …Personalmente me da un poco igual; no es que no piense que sería mejor de otra forma, pero como no puedo alterar la realidad, me adapto y me conformo con seguir haciendo lo que me gusta, independientemente de que lo vean 15, 50 o 100 visitantes… Sean los que sean los que se dignen a entrar en mi blog serán bienvenidos…

    …De todos modos sí que es cierto que hay gente bastante desmoralizada, que vivieron épocas de mucho esplendor en sus respectivos blogs, con muchos comentarios y debates generados, y que ahora les inunda una sensación como de estar perdiendo el tiempo, de que lo que hacen ya apenas lo leen ellos mismos y cuatro amigos.

    En fin, opino sinceramente que el futuro de la blogosfera es bastante incierto, algo oscuro incluso, pero es que ahora mismo incluso el de las librerías de cómic o el del propio cómic en sí, al menos en papel, lo és según muchas opiniones, pero prefiero no darle mucha mente a eso y seguir disfrutando de lo que hago, al menos mientras siga, pues eso, disfrutando al hacerlo…

    Saludos.

  3. Se puede decir que hace un tiempo hubo una burbuja, pero creo que ya hace que explotó (mucho trabajo para poca recompensa) y actualmente parece que ha llegado a un punto de mantenimiento. Quizá con tendencia a la baja, supongo, pues de los que estoy agregado veo que algunos se despiden, y descubro muy muy pocos nuevos. Pero claro, si casi siempre leo desde el lector, no visito físicamente el sitio, de manera que casi nunca comento, ni tampoco curioseo en su columna de enlaces para descubrir alguno nuevo. Tengo la sensación de navegar en un entorno cerrado en el que supongo que debe haber cosas nuevas, pero no sé acceder, no encuentro el resquicio. Mis contactos del facebook proceden de las antiguas listas de correo, y estoy suscrito a sus sitios, todo muy cerrado, y de no haber habido listas ni blogs no sé ni cómo me hubiera metido en este tema.

    El languidecimiento de los blogs, al igual que estos “mataron” las listas de correo, es fruto de una evolución, en la que se tiende a la mayor recompensa con el mínimo esfuerzo, es normal. Como ejemplo de esto suelo mentar la realización de los PicAdlo!s que implicaba a varias docenas d epersonas redactando argumentaciones desinteresadamente a lo largo d eun año, tantas propuestas que muchas tneían que descartarse en el texto final, esfuerzo que no terminó viendo la luz. El resultado era un texto con más de noventa propuestas que centeneras de personas se leían y mandaban un voto por correo electrónico. Esfuerzo par amontarlos y esfuerzo también para participar. Algo factible hace un tiempo, pero las cosas han evolucionado tanto que tanto esfuerzo ahora mismo parece tontería.

    Pero no todo es pesimismo, me parece que el esfuerzo trabajado de Pedro Angosto para crearse una base de lectores para después formar su estudio es encomiable, una labor diaria de hormiguita que ha conseguido una atención que no puede conseguirse a base de spams tuiteros. Este me parec eun muy buen ejemplo de cómo usar un blog.

  4. Pero también los blogs que subsisten se apoyan en Twitter y Facebook.

    Los que aguantan son en su mayoría colectivos, en la época de tebelogs (que acabo de ver que sigue funcionando) seguía un montón, ahora Jotace, el único individual, ADLO y Zona Negativa que no sólo es colectivo si no que sus redactores se renuevan bastante, me imagino que cuando van aumentando las cargas familiares y laborales llega la hora del relevo.

    Este lo seguía con muchas ganas de hecho lo tengo en Feedly, antes en reader, pero me imagino que te pasa como a todos

  5. …y es lo normal, el nivel de algunos blogs, incluido este, requería mucho trabajo y lo que se hace por hobby, lo normal es hacerlo en los ratos libres y con hijos y trabajo el poco tiempo libre lo normal y justo es que sea para la familia

  6. Tema interesante. Es normal que evolucionen las formas de comunicación y publicación de contenidos, y ello afecta también a los blogs. Como herramienta creo que siguen siendo buena: permiten un mayor espacio de elaboración de ideas, permanencia de contenidos, combinación de texto con imagen, hilo de comentarios… El principal problema es el tiempo personal de los autores, el cambio de intereses o prioridades… Las redes sociales o el microblogging tipo Twitter dan la rapidez e inmediatez, y por ello se adaptan a la falta de tiempo que tenemos. Lo ideal es no agobiarse y publicar cuando se vaya pudiendo, pues el blog sigue siendo un medio que nos induce a pensar sobre los cómics y a comentar su contenido con más detalle, y orienta mucho a otros lectores….

  7. Muy interesante el artículo. La realidad es que existió una burbuja que hizo proliferar decenas de blogs que poco a poco han ido cerrando. Los pocos comentarios o visitas hace que uno termine por desanimarme y deje de escribir. Precisamente facebook o twitter permite mayor interacción y por tanto el futuro pasaría por combinar blogs y redes sociales. En nuestro caso, los errores de temática hicieron que tuviéramos que hacer un reinicio donde las redes sociales tienen gran importancia. Y justamente nos damos cuenta que es donde más se crece, mientras que en los blogs parece que es más complicado hacerse hueco.

  8. Aquí uno que se alegra de que UTCON siga aunque siga vivo aunque sea convaleciente… o no tanto, porque aunque actualices cuando te de la gana, ya me gustaría tener a mí la mitad de comentarios. desde luego, a única presión que debes sentir para seguir o no es la tuya, desde este lado sólo gracias y ánimo.

    Respecto a las redes sociales y los blogs, los veo como aliados naturales: las redes son mucho más eficientes para transmitir la información y extenderla; pero para generarla, se necesita el espacio y la dedicación de las webs o los blogs. Pero quizá la manera de entrar en ellos vaya a tender a ser más los enlaces que los propios portales, y éstos se quedarán cada vez más como fondos de biblioteca para seguir explorando si te gusta lo que encuentras.

    Personalmente empecé a escribir en 2009, y si hubo alguna burbuja creo que ya había estallado, la parte de la fama y el dinero desde luego que me la perdí. Pero desde entonces sí que ha habido una regeneración y una clara tendencia hacia la colectivización para aliviar la necesidad de dedicación y aportar mayor diversidad de contenidos,una modernización del diseño de navegación y soportes (podcats, etc) y un creciente apoyo en las redes sociales para su difusión.

  9. La clave, creo yo, está en el dinero: si realmente se pudiesen monetizar los blogs, más de uno seguiría adelante con el suyo. Al fin y al cabo, si escribes por afición y a final de mes ganas x dinero, ves que tienes una recompensa. El problema está en que después de un año, de dos años, de tres años… después de todo ese tiempo viendo que no había forma de ganar dinero con los blogs, la burbuja se fue desinflando y así le ha ido a la blogoesfera.

    Hoy en día solo quedan los blogs de la gente que le gusta escribir y aportar información a la red. Los demás… a tuitear, que es más rapidito. La verdadera pena es que los blogs que se mantienen ya ni siquiera reciben comentarios, de modo que parece que le hablamos a una pared. Sabemos que recibimos visitas, pero nadie dice nada.

  10. Completamente de acuerdo contigo, José. El blog permite elaborar mejor los contenidos pero necesita más tiempo que un tweet o un post en facebook. Habitualmente los buenos blogueros tienen que pensarse muy mucho cuanto quieren decir y qué quieren transmitir.

    Yo, que buscaba referencias sobre cómic, particularmente cómic americano, me alegra mucho saber que este blog sigue. Me encanta todo de él, su diseño, sus posts… Me lo leo de cabo a rabo. Sé que no añado mucho al debate porque sobre el tema no cuento con mucho qué decir, pero quería dejar mi granito de arena en cuanto al feedback. Como intento de escritor en blogs, siempre he criticado los lectores que no se molestaban en sincerarse ante el escritor y decir si les gustaban o no lo que se ponía, o simplemente poner una mera opinión al respecto; porque un blog también es interactivo, se escribe para que se lea y se participe, no para pegar voces en el desierto. Aunque hay de todo.

    Eso las redes sociales han sabido aprovecharlos con una mera pulsación de reblogueo o Me gusta; algo que no signifique elaborar mucho pero que deje constancia de que lo leíste y compartías lo que se decía. Para discrepar siempre queda el comentario y, no nos engañemos, discrepar es un riesgo, a veces te mete en problemas que no buscabas ni esperabas. Que la gente pase de comentar lo contrario (por pereza, miedo o lo que sea) crea la falsa ilusión de que se acepta lo que se dice; sobretodo si tienes varios Me gusta y reblogs. Considero que ese buenrrollismo puede ser una gran falta de realismo ante la opinión. Al final, las buenas discusiones, las que aportan debate, es más fácil encontrarlas en foros y blogs que, por otra parte, te limitan menos la cantidad de caracteres de tu desarrollo y son más cómodas de leer.

    Con lo que me encanta aprender de las discusiones, me veo a veces en las redes sociales que se me increpa de tener el poco tacto de opinar en contra de lo que dijo uno en su muro. ¿Es que el otro publicó algo de lo que no quería ninguna discusión? ¿Y por qué lo hizo público? Mejor dicho, ¿por qué su perfil es público? ¿No será que no entienden bien en qué consiste tener un rincón donde cualquiera puede hacerse eco de tu voz? Publicar en internet resta el anonimato que creemos tener, pero la masa, con eso de publicar a través de una pantalla, no quiere darse cuenta.

    Lo dicho, me encanta leerte, incluso aunque es posible que no coincida siempre con tu criterio. Simplemente por las referencias sobre cómics y el mundo geek te estoy muy agradecido.

  11. “Hoy en día solo quedan los blogs de la gente que le gusta escribir y aportar información a la red.”

    Es la frase que más me ha quedado. Ojalá a ti también.

    Por favor, sigue en la brecha mientras puedas.

    Y gracias.

    Un saludo.

  12. Y este escenario es para todos los blogs referentes al comic? porque vaya!… yo acabo de atreverme a crear al fin (luego de varios años pensándola y repensándola) un blog de dibujos personales (y eventualmente de comics), y de leer que abrir un blog es lo mejor del mundo y bla bla bla… y ahora llego a tu post y me siento un tanto… desolada… ¿en realidad es tan malo? :S

    Como todo el mundo tengo un trabajo y lo de los comics lo hago como hobby, pero pensé que era buena idea abrirme uno a tener mis dibujos llenándose de moho en un cajón… Por ahora estoy en mi etapa “estúpidamente idealista” y creo que con una sola chica olvidándose de sus rollos al ver mis dibujos (como yo lo hago con el trabajo de varios autores) pues esta bien :), aunque supongo que de aquí a algunos meses me volveré más ambiciosa… pero sería triste dejarlo así, sin más, después de que al fin decidí salir “del closet”… supongo que tendré que crearme una cuenta en twiter! XD

    …y solo para los curiosos, estos son mis dibujos: http://dalmiocastello.blogspot.com/

    Como se darán cuenta, no se casi nada del mundo del comic, pero cuando al crecer me di cuenta que aun quería ser “Conan el Bárbaro” y me gustaba mas inventar historias con mi primita de 8 años que hablar del último modelo de celulares con mi tío… pues decidí dejarlo salir, y ya 🙂

  13. Pasa el tiempo e internet arrasa con todo. Se mejora en muchas cosas pero en otras..Ahi estan los periódicos ¿quien compra papel? yo aseguraria que muy poca gente. Yo por ejemplo leo el Marca todos los días en mi movil y no necesito ir al periodico… aunque yo por ejemplo tengo muchos comics y tebeos de hacer años, que merece la pena mantenerlos de por vida

  14. Bueno yo creo que es desde el punto de vista donde se mire. Hay cosas que no cambian, si uno no quiere. Un libro por ejemplo se puede leer siempre, aunque ahora haya otro tipo de formatos como en una tablet. Los cómics siempre me gustaron, igual que los tebeos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.