Astérix y los Pictos

Por fin le han quitado el juguete a Uderzo. Que sí, que como autor es libre de hacer lo que le plazca pero cada vez daba más y más pena. Con cada número que publicaban se cumplía la máxima «Este es el peor tebeo de Astérix que estas leyendo» y la cosa no parecía tener fin. Aunque el esperpento del último era muy difícil de superar, demasiado. Así que autores nuevos, vida nueva y… ¿Astérix nuevo?

asterixylospictos.jpgJean-Yves Ferri y Didier Conrad son los elegidos para dar este salvo al vacío de la franquicia Astérix. La historia es más o menos clásica, los galos encuentran en su playa un hombre congelado dentro de un tempano de hielo y al descongelarlo descubren que es el Capitán América un Picto que, tras contarle como ha llegado a tan desgraciada situación, les hará viajar mundo y descubrir nuevos horizontes y culturas y pictos, muchos pictos. Una aventura clásica de las de toda la vida, ni más ni menos. Los lectores habituales de Astérix ya habrán leído varias aventuras muy parecida a esta en álbumes anteriores y lo que no… pues no, claro.

Si miramos de donde venimos, es decir, si nos leemos el anterior álbum de la colección y a continuación este, nos encontramos ante una obra maestra absoluta del genero. Sin lugar a dudas. Sin embargo, si nos leemos todos los tebeos de Astérix, pues este es uno más entre muchos. Incluso podría pasar como uno de los de Goscinny y Uderzo de los que se dejan leer pero tampoco mata. Vamos, que si no le dices a quien se lo lee nada, pensara que esta ante un Astérix de los de toda la vida. Esta claro que para escribir la historia se han estudiado de arriba a abajo todas las historias de los personajes y han tirado de plantilla, de formula. Lo que ocurre en el tebeo esta ya todo visto, con alguna gotita de originalidad por aquí y por allá (los Pictos, un gran acierto). Lo que le falta a la historia es ni más ni menos que el genio de Goscinny, y eso es algo que no se puede imitar, o lo tienes o no lo tienes. Y a lo mejor Ferri hubiera podido demostrar que algo de eso tiene si no hubiera estado tan encorsetado por las costuras de la historia.

Ese aspecto sea probablemente lo peor de este álbum, que nos han arrebatado la oportunidad de ver Astérix realizados por otros autores. Porque Ferri bebe tanto de Goscinny que no es capaz de separarse ni un ápice de él y Conrad es Uderzo. Tal cual. Calcado, calcadisimo. Da miedo. Ni un toque de chispa, ni una raya fuera de sitio. Todo esta dibujado como si lo hubiera hecho la mano de Uderzo. Todo.

Entiendo que la editorial pueda tener miedo en este aspecto, sobre todo en el momento de volver a recuperar a todos esos lectores que quizá se habían perdido con el álbum anterior, pero lo bonito de contar con otras voces es… contar con otras voces. Tener su visión particular, aportar nuevos puntos de vista, en definitiva, sorprendernos. No es necesario salirse del canon ni hacer ninguna barbaridad, simplemente aportar alguna idea nueva al conjunto.

Resumiendo, un tebeo de Astérix que se deja leer bastante bien pero al que le falta ese toque de genio de sus mejores álbumes. Es un avance positivo en cuanto a romper la linea descendente de los últimos números, pero podía haber dado mucho más de sí, mucho más. No esta mal, pero podía haber estado mejor.

Existe en la historia un personaje bastante secundario y divertido que tiene un curioso dialogo al final de la misma. Es un funcionario romano que se dedica a censar a la población, en este caso, a los galos que viven en la aldea. Esta todo el rato quejándose del movimiento de los galos, de como van de un lado para otros, de que siempre están saliendo de aventuras. En el banquete final de la historia, vemos al funcionario subido al árbol ocupado el lugar del bardo y recitando unos números en romano: «XXII… XXIII… XXIV…» 24, justo el último álbum del dúo Goscinny y Uderzo, el último bueno. Una curiosa coincidencia.

P.S. Este señor parece que piensa algo parecido pero mejor escrito

2 opiniones en “Astérix y los Pictos”

  1. Y si ahora empieza a jugar con líneas trasversales negras, los bigotes son mas largos y le pone ojeras asterix mientras grita sufriente por el dolor de perder a Internetix en gritos nocturnos que llenan 3 paginas, entonces gritaremos, nos han cambiado asterix, este no es el asterix de toda la vida, lo hacen muy serio ¿ Que fue del espíritu de Goscini Y Uderzo? En definitiva, si lo hacen bien y conforme al espíritu nos quejamos, si lo cambian nos quejamos. Seguiremos la máxima de toda la vida, de que me quede como estoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.