Réquiem por una Cárcel

Cerró la Cárcel de Papel. ¿Para siempre? Quien sabe. Pero es una noticia triste que por desgracia tarde o temprano tenía que llegar. Porque todas las cosas tienen un final.

lacarceltheend.jpgEs complicado saber que es lo que cada uno de nosotros le debemos a la Cárcel y por extensión a Álvaro. No hay manera de cuantificar como ha influido en todos nosotros, cuantos tebeos nos ha hecho leer, cuantos tebeos nos ha hecho odiar, como ha ampliado nuestros horizontes, como nos ha mostrado que este mundillo es mucho más amplio de lo que imaginábamos Ni se puede medir ni se puede imaginar y es complicado definirlo más allá de términos como poco o mucho. Lo que esta claro es que se ha perdido algo y cada cual sabrá que parte de ese algo le toca. Este blog, este bloguero, le debe bastante ya que sin la Cárcel quizá esto que estáis viendo con vuestros ojos no existiría Quien sabe, a veces es complicado jugar a los y si…

La postura que ha tomado Álvaro es totalmente comprensible, lleva muchos años en esto y son años tanto de alegrías como de tristezas. Sinsabores es la palabra que mejor lo describe. Tantos halagos ha recibido como hostias se ha llevado y es que estar en lo más alto del candelero acaba desgastando al más pintando. No es que lo haya dejado por eso o solo por eso, pero mas de uno hubiéramos cerrado la Cárcel hace muchísimos años y hubiéramos mandado a freír gárgaras a mucha gente. A mi todavía me sorprende los lamentos de algunas personas que hace unos días le estaban arreando. Solo faltaba el no te vayas, que era bromita…

Es una pena aunque hay que reconocer que hace tiempo que la Cárcel no era la Cárcel. Quizá el desdoblamiento que tuvo que hacer con su blog de El Pais le dio una gran estocada, pero el golpe de gracia vino con el cierra de comentarios. Porque no solo los textos de Álvaro eran la Cárcel, también lo eran las discusiones de sus comentaristas. Al principio eran interesantes y constructivas y aunque siempre hay gente muy pesada se podían leer bien. Con el tiempo se fueron pervirtiendo y convirtiéndose en algo tendencioso y aburrido. Bastaba que Álvaro dijera que le gustaba el arroz a la cubana para que le acusaran de formar parte de un lobby que quiere introducir el arroz en todas nuestras casas. Era tan ridículo como suena y cuando pasa una, dos o quince veces pues te ríes, pero cuando te pasa todos los días de tu vida, cierras y a tomar por culo las tonterías Que no ha sido solo por eso tampoco, pero suma…

No hay blog que vayan a cubrir el hueco de la Cárcel simplemente porque no hay otra persona igual que Álvaro. Hay otros blogs, mejores o peores pero ninguno cubrirá ese hueco. Es posible que el tiempo de los blogs de comics haya pasado. Ey, que no quiere decir esto que vayan a desaparecer o que no quedaran varios blogs que aguanten por los siglos de los siglos, pero esta claro que el pico de su popularidad ha pasado hace tiempo. Ha pasado un poco como en los ochenta, que veías un fanzine más o menos currado y te lanzabas tu mismo a hacer uno y había fanzines por todos lados, aunque no duraran más de dos o tres números. Pero mirad como los fanzines siguen sobreviviendo, hay muchísimos menos de los que hubo jamás, pero sigue habiendo. Y eso es lo que va a pasar con los blogs. Que seguirá habiendo de una manera u otra y ninguno sera la Cárcel, serán otra cosa. Pero bienvenida sea otra cosa.

Pero Álvaro no ha muerto, simplemente se retira. Por un tiempo, porque todos sabemos que los superhombres no mueren ni desaparecen durante mucho tiempo. Volverá, tarde o temprano y aquí estamos esperando su venida. Mientras tanto, sobrevivamos como podamos, la vida no acaba aquí, la vida continua.

14 opiniones en “Réquiem por una Cárcel”

  1. «El Mundillo se Acaba», ahora SÍ.

    Yo utilizaba La Carcel como recurso informativo, y prestaba atención sobre todo las reseñas de obras extranjeras independientes. Ni siquiera la consideraba un blog y efectivamente el tono de ciertos comentarios me quitaba las ganas de participar en los debates.

    Yo tengo muy claro que Álvaro volverá de una forma u otra. Quizás no en La Carcel, pero dudo mucho que un señor que se ha pasado una década escribiendo sobre tebeos pueda dejar de hacerlo de la noche a la mañana.

  2. Pedro, tio, estas mayor y por eso ves en todas partes decadencia, y además sufres el síndrome de «antes todo era mejor y tenía más lustre» 🙂

    Unos vienen, otros van. Antes leíamos el Dolmen como única fuente de información del mundillo, luego empezamos con los foros, luego vinieron los blogs, y a lo mejor la gente que hoy tiene quince años el día de mañana dice «¿te acuerdas aquel twittero tan cool que escribia de comics? Ah, ya no quedan twitteros como los de antes». Todo cambia para seguir igual.

    A mí la carcel de papel nunca me resultó interesante. Su enfoque en determinado tipo de arte comiquero, llamémoslo gafapastil, hacía que no pudiera resultarme otra cosa que aburrido. Dicho desde el respeto por su dedicación, pero yo no era parte de su target. Así que perdón si no comparto el dramatismo.

  3. Yo soy de los que visitaba todos los días su blog. A mí también me hizo abrir miras a nuevas posibiliades en este mundillo. Compré comics que recomendó que no me gustaron nada de nada, pero eso no impidió que descubriera otros que sí lo hicieron. Yo lo echaré en falta.

  4. Es una noticia triste. La Cárcel me ha servido para descubrir, aprender y comentar sobre una de mis pasiones: los tebeos.

    Pero estoy seguro que dentro de unos años, algunos aficionados visitarán a Álvaro en la granja a la que se habrá retirado, y tendrá que volver a vestir las gafas de pasta…

  5. Joer Pedro… Que tampoco es para tanto!!!! 🙂

    Nunca puedes decir de este agua no beberé, está claro, pero de momento me temo que mi retiro de la primera línea durará bastante tiempo. Por lo menos hasta que un renacuajo que pulula a mi alrededor desde hace un par de años decida mandarme a freir espárragos! 🙂

    Pero no me retiro totalmente: de momento, todavía veréis algunos textos míos por ahí, apalabrados desde hace tiempo y, sobre todo, tendré tiempo para dedicarme a investigar sobre tebeos, a esa parte académica a la que le puedo dedicar tiempo sin imposiciones ni plazos.

    No dejo los tebeos, dejo el mundillo de los tebeos, que exige demasiado para lo que yo le puedo dedicar.

    Y lo que tampoco dejo son los amigos, que yo sigo por esas procelosas aguas del twitter y facebook para demostrar que sigo siendo un gafapastoso de pro.

    🙂

  6. Celebro este último comentario de Álvaro. Dejar el mundillo no es dejar los tebeos y siempre habrá oportunidades para regresar, cuando sea el momento adecuado, algo que solo puede saber (y decidir) el propio Álvaro.

    Yo también descubrí el mundo de los blogs de cómic gracias a la Cárcel de Papel. Aunque también es justo decir que los gustos de Álvaro y los míos en esto del cómic difieren un poco… Pero en la variedad está el gusto y esto sería muy aburrido si a todos nos gustara exactamente lo mismo.

    Saludos.

  7. Celebro este último comentario de Álvaro. Dejar el mundillo no es dejar los tebeos y siempre habrá oportunidades para regresar, cuando sea el momento adecuado, algo que solo puede saber (y decidir) el propio Álvaro.

    Yo también descubrí el mundo de los blogs de cómic gracias a la Cárcel de Papel. Aunque también es justo decir que los gustos de Álvaro y los míos en esto del cómic difieren un poco… Pero en la variedad está el gusto y esto sería muy aburrido si a todos nos gustara exactamente lo mismo.

    Saludos.

  8. Leia poquisimo La Carcel de Papel, precisamente porque sus gustos no coincian especialmente con los mios (y yo soy de los que leen Supers, Europeo, Manga .. de todo vamos ….) pero aun asi cuando destacaba sobremanera algun cómic, yo le echaba un vistazo,asi descubri joyas como Pildoras Azules o Blankets ….

    Una pena, tenia un estilo tan particular que es insustituible, claro que igual con el tiempo lo reemplaza uno mejor, o más afín a mis gustos, nunca se sabe …..

  9. La gracia de un crítico no es de él, sino del lector, es conocerlo lo suficiente para saber adecuar sus opiniones a los criterios propios… 🙂

  10. Y lo peor de esta despedida, es que con los comentarios capados no podemos despedirnos de él en su propio blog, sino en el del vecino. snif.

    En fin, como se ha dicho, toda una institución, una pluma privilegiada y alguien que lograba que mirasemos los comics de otra manera. Vamos, como Jotace 😉

    Gracias por todos estos anyos y que no tardes demasiado en seguir iluminandonos

  11. Voy hacer como los 3 gamberros de los Simpsons cuando van a tirar la «sala de variedades» que cantan

    Acabo de descubrir que ( El blog la carcel) esto existeee

Responder a keops Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.