En las sombras El método Marvel IV

– En la entrevista pone que usted dijo lo siguiente: «El editor de Timely Marting Goodman podía cerrar un estudio con un chasquido de dedos. Si los gastos de producción eran demasiado altos decia «al infierno con ellos» y cerraba el estudio. Nadie tenía ningún tipo de protección porque no había pensiones, seguros o planes de ahorro. Todo el mundo trabajaba

sin saber que pasaría el día de mañana»

– Cierto

– ¿Es esa declaración verdad?

– Esa era mi impresión.

– ¿Así es como lo entendía?

– Esa era mi impresión de como la industria funcionaba, la manera en la que él manejaba la compañía. Yo no era demasiado listo.

21 de octubre de 2010. Declaraciones de John Romita padre en el litigio entre Marvel y los herederos de Jack Kirby.

Stan y yo nos juntábamos en una habitación y me decía, el villano va a ser el lagarto y se va convertir en reptil en la página 3. Es un doctor, es manco, se transforma en el lagarto, van a secuestrar a su familia y va a poner la ciudad patas arribas buscándolos. Eso es todo lo que Stan me daba, así que yo tenía que estrujarme los sesos para que la cosa tuviera sentido en cada episodio. Estaba aterrorizado porque yo siempre había trabajado con un guión. Esta era la primera vez que era yo el que tenía que decidir que iba en primera página, en la segunda, etc. Fue algo muy complicado para mi, muy duro, pero resulto ser buenísimo para la industria y para mi, porque un cómic siempre había sido primero un guión y luego el dibujo, pero de esta manera el dibujo era lo principal y el guión algo secundario.

Ellos no tenían… él no tenía tiempo para escribir los guiones. Al principio solía decir «te enviare un guión en dos días, así que empieza a dibujar la historia», pero al final terminaba siempre contándotelo por teléfono cara a cara.

***

Los villanos se le ocurrían a Stan o a cualquiera que estuviera escribiendo la historia. El guionista venia a mi y me decía «queremos a un personaje llamado el Rino» o «queremos otro llamado el Conmocionador». Casi nunca me mostraban ningún boceto de esos nuevos personajes. Yo tenía que diseñarlas el traje con elementos que tuvieran relación con sus nombres. Nueve de cada diez veces Stan aceptaba lo que había dibujado. De vez en cuando me decía, «no, eso no esta bien, ponle un poco de esto, ponle una capa, quítale la capa, ponle una mascara, quitásela» Era un toma y daca pero normalmente mis ideas era aceptadas.

***

Termine dibujando Spiderman porque Stan y Ditko no se ponían de acuerdo en nada. No sabía que ambos tenían posturas totalmente opuestas en temas culturales, sociales, históricos… cualquier cosa. Eran tantas las diferencias que no podían seguir trabajando juntos. Así que Stan me pregunto si yo podía hacer la serie. Acepte pensando que Ditko volvería en unos pocos números. Si yo tuviera una serie que fuera un gran éxito y que cada vez tuviera más lectores jamás la abandonaría y seguro que Ditko pensaría lo mismo y volvería en un abrir y cerrar de ojos. Tenía en mente hacer dos números y volver a la serie que estaba dibujando, Daredevil, pero Ditko jamás tuvo intención de regresar. Así que termine dibujando a Spiderman durante siete años seguidos y un total de quince años entre idas y venidas de la serie.

***

Solíamos escribir notas en los margenes de las páginas para recordarle al guionista de que iba la trama sobre la que habíamos estado hablando y como afrontábamos el trabajo. Algo en plan, y ahora vamos a la escena de pelea y luego iremos a esta otra escena. Así que eran recordatorios para el guionista o indicaciones de que nos habíamos desviado de la trama porque era necesario. Algo como he añadido aquí una viñeta porque no hemos caído en la cuenta que del lado este al lado oeste de la ciudad no se va en 30 segundos. Ya sabes, esa clase de cosas, porque hay unos cuantos guionistas que se olvidan de esa clase de detalles y cuando estas dibujándolo te das cuenta que ciertas cosas no tiene sentido. Por ejemplo, Spiderman se balancea desde Manhatan a Queens, acaba en una azotea, coge el ascensor y sale como Peter Parker. Yo le decía a Stan, ¿pero cómo… a ver, dónde ha metido el traje de Spiderman?» Y el me decía «lo lleva debajo de la ropa» Pero luego se olvidaba y el personaje acababa en la consulta del médico y se quitaba la camisa y no tenía el traje debajo y yo le decia a Stan «¿pero no tenía el traje de Spiderman debajo?» El nunca se preocupaba por esas cosas.

Le tenía tan intimidado con mi tratamiento de como funcionaban las cosas en la vida real que una vez me hizo que le quitara los zapatos a Peter y los llevara anudados alrededor de su cuello porque alguien le había dicho, «¿cómo puede caminar por las paredes si tiene los zapatos puestos?» Después de todas la veces que yo había intentado que pensara de una manera más realista… ¡de ser eso así también se tendría que haber quitado los calcetines!

Pues nada, tuve que hacer lo de los zapatos durante seis meses o un año.

Yo fui el que creé el saco de telarañas donde Peter Parker podía dejar sus ropas y llevarlas colgadas como una mochila. Así al menos podías saber donde estaban sus ropas en todo momento. Intentaba ser realista con estas cosas y Stan era… «no es importante, el lector no se preocupa de esas cosas». Bien, pues yo me preocupaba. No podía dejarlo pasar.

Así que eso es lo que solíamos hacer, esos eran los cambios que introducíamos en los guiones.

***

Como director de arte de la editorial, Stan me pedía… a veces no le gustaba la cara de una chica. Algunos dibujantes eran muy buenos dibujando chicas y otros no tanto. Por lo que si alguno hacía una chica que el pensaba no era lo suficientemente atractiva me pedía que hiciera cambios. Solía cambiar un montón de caras de personajes por lo que se me atribuyo una reputación de egomaniaco. Pensaban que era algo que surgía de mi cuando yo solo estaba siguiendo ordenes como una guardia nazi.

***

¡Pone eso de verdad en la declaración!, «I was just following orders like a Nazi guard». Próxima entrega, hablan los testigos de la acusación, los presentados por los herederos de Kirby.

9 opiniones en “En las sombras El método Marvel IV”

  1. Menudo juicio más pintoresco: «Yo fui el que creé el saco de telarañas donde Peter Parker podía dejar sus ropas y llevarlas colgadas como una mochila…» Vamos, me imagino la cara de la jueza escuchando estas cosas tan frikis, y lo de los zapatos y me parto. Para grabar en video las sesiones y emitirlas por capítulos en la próxima ComiCon o dónde sea… Muy citadas van a ser estas actas en los años venideros cuando se hable de la Marvel de los 60 y 70.

    Gracias un día más, Pedro.

  2. A mí lo que me sorprende es que se atrubuya el mérito de incluir cosas realistas como la mochila de tela de araña y tal y no diga…pues sí, yo diseñé al rino, al tal, a éste y al otro…joder, creo que el diseño (=co creación) de esos personajes sí que debería valer un potosí, no? Claro que igual tenía claro cuál iba a ser la sentencia y/o esperaba a ver qué tal iba este juicio para abrir luego la veda…

    Por lo demás…la última frase vale que es un tanto exagerada, pero entiendo que Romita haga el paralismo; «le jodía» el trabajo a un autor, pero lo hacía por encargo…Vale, estoy haciendo algo que está mal, pero oye, díselo al jefe…

  3. Una cosilla, a todo esto, no se si alguien mas se ha parado a pensar que Stan Lee es ya un octogenario cerca de ser nonagenario, y digo yo, este hombre anda tan bien de la cabeza (especialmente la memoria) como parece estarlo fisicamente? Yo tambien quiero llegar asi a viejo!

  4. En primer lugar, gracias al autor de este blog por sus magnificos post. Siempre mantiene el nivel y eso con el tiempo entraña dificultad.

    En segundo lugar, me llama la atención la confusión de distintos niveles que sufre la gente en esta curiosa historia. Uno puede hacer una lectura romantica, económica, histórica, jurídica, literaria, tebeística o cualquier punto de vista que se quiera adoptar, pero realmente el tema esta claro. De ninguna manera se pueden considerar autores o creadores en el sentido de propietarios de los personajes a los guionistas o dibujantes que trabajaron o trabajan para Marvel y es incluye a los malos, a los buenos y los más grandes como Kirby. Ninguno de ellos -incluido Kirby- tuvo la más mínima intención de crear un supeheroe -Capitan America aparte, en los años 40- y menos un superhero «estilo mrvel». Sin el señor Goldman -por dinero- y el señor Stan lee -por talento, por visionario- estos dibujantes y guionistas hubieran dibujado mostruos, guerreros o lavadoras, que tanto daba. Crearon lo que se les dijo, porque se les dijo y bajo los parametros de lo que se les decia. Asi que quizás algunos debrian reducir esta constante diatriba contra Stan lee, contra los jefes de Marvel, y contra la industria, porque no tiene mucho sentido.

  5. >>>Ninguno de ellos -incluido Kirby- tuvo la más mínima intención de crear un supeheroe>>>

    Es difícil creer que Jack Kirby, que estuvo haciendo superhéroes toda su vida, de pronto en 1963 no quisiese volver a dibujar superhéroes. Y más cuando los personajes que hizo en Marvel eran repeticiones de personajes que ya había creado en otras editoriales. Pero bueno.

  6. >Es difícil creer que Jack Kirby, que estuvo haciendo superhéroes toda su vida, de pronto en 1963 no quisiese volver a dibujar superhéroes. Y más cuando los personajes que hizo en Marvel eran repeticiones de personajes que ya había creado en otras editoriales. Pero bueno.

    Kirby comenzó con historias románticas, ciencia-ficción, etc. los cómics de superheroes bebían mucho del pulp y la sci-fi en aquella época, con lo que no era un género tan cerrado como ahora y cuadraba en la afición a tocar todos los palos de este hombre (de hecho Thor según él surge de su afición por la mitología nórdica desde la infancia. no se planteaba crear un nuevo pijamero sino una historia que le gustara)

    Y lo de las repeticiones no pillo, solo me suena que comentó lo de Challengers of the Unknown como base para FF en la entrevista de Gary Groth.

  7. >>>Y lo de las repeticiones no pillo, solo me suena que comentó lo de Challengers of the Unknown como base para FF en la entrevista de Gary Groth.>>>

    Pues entonces te recomiendo que leas los Challengers de Kirby.

    De Thor, la historia de un humano que encontraba su martillo y conseguía sus poderes, Kirby ya había dibujado una historia en DC. De Nick Furia, el militar, Kirby ya había intentado durante años dibujarlo como tira de prensa con John Severin, y en Marvel finalmente Stan Lee le dejó. Spiderman, aunque no lo dibujase él, es una versión de The Fly que había estado dibujando unos años antes.

    A poco que leas el trabajo de Kirby pre-Marvel verás que los argumentos que utiliza Kirby, los villanos y demás, suelen ser los mismos que los que luego recicló en Marvel.

    Lo mismo vale para Ditko. Villanos como el Camaleón o Electro ya los había ideado en Charlton, en Marvel sólo los versionó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.