Las edades del comiquero

Tanto hablar de precios estos últimos días me ha traído a la memoria mis años mozos, cuando los precios y los puntos de ventas eran muy distintos. Seguramente ya habré hablado de todo esto a lo largo de la vida del blog, pero nunca esta de más un pequeño repaso a las edades del comiquero.

– Infancia. Mortadelo. Filemon. Zipi. Zape. Capitan Trueno. Jabato. Los tebeos aparecen no se sabe como ni no se sabe de donde. Puede que bajo una pila de periódicos en tu casa, o al lado de las revistas de motor en la visita al peluquero. Hay tebeos, pero sin ningún orden ni concierto. Lees un tebeo de Spiderman y a continuación lees 30 números después y te quedas sin saber como terminara la historia en ambos tebeos. Da igual, te lo has pasado bien. Cuando pasas cerca de un quiosco suplicas a tu madre que te compre un tebeo. Siempre acaba cayendo el más barato. Solo conoces a los personajes, todo lo demás te da absolutamente igual.

– Adolescencia. Fan, te conviertes en un fan. De un personaje, de una editorial, de un autor, de lo que sea, pero compras ciegamente todo lo que tenga cierto sello en la portada. Y que nadie te discuta tus gustos, que nadie lo haga. Dispones de cierta cantidad de dinero fijo para tus compras, pero es muy limitado. Visitas quioscos y papelerías de toda la vida (sí, ellas también vendían tebeos). Te paras delante de los tebeos durante más de quince minutos y haces cuentas y más cuentas para ver que te llevas y que no. Todo lo que no sea una grapa es muy caro, todo. No sabes ninguna novedad hasta que la ves en un quiosco. Todo es nuevo, todo es una sorpresa.

– Tardoadolescencia. Los quioscos te saben a poco. Satisfacen casi todas tus necesidades pero sabes que hay algo más, un sitio donde los tebeos permanecen durante tiempo y donde hay mucho más material. Librerías especializadas. Tus primeras visitas son fascinantes. Son enormes, aunque realmente sean verdaderos cuchitriles. Tienen de todo, o no, pero no te importa, porque tienen atrasados y más atrasados y más aún. Y muñecos, y camisetas. Incluso tienen el santo grial: cómics de importación. Quieres comprarlo todo. No compras casi nada. No puedes permitirte visitarlas a menudo, así que en navidad y en los cumpleaños apareces por allí y te dejas una pasta. De vez en cuando cae algún tebeo en inglés, pero no entiendes ni papa. Pero fardas, mucho.

– Edad adulta. Los quioscos ya no están de moda. No porque no vendan tebeos sino porque tu ya no los visitas. Tienes cierta categoría y nadie puede verte comprando tebeos en ningún sitio que no sea una librería especializada. Las visitas a menudo, demasiado. Das la chapa al dependiente, das la chapa a la cliente, das la chapa a todo el mundo. Eres un mal cliente porque sigues sin tener un duro, pero eso no te impide hojear todos y cada uno de los tebeos de la tienda. Todos te odian. Todos.

– Edad adulta pero con trabajo. Es lo mismo que lo anterior pero con dinero. Compras de todo, demasiado, más de lo que te da tiempo a leer. No te importa, llevas años cohibido y ahora nadie te va a parar. En la tienda te adoran. El librero que antes te abroncaba ahora es tu amigo intimo. Todos admiran el tamaño de tu bolsa al salir de la tienda. Eres el puto amo.

– Edad adulta racional. La pila de tu casa amenaza derrumbamiento. Hay tebeos que no te vas a leer en tu vida. ¡Estas tirando el dinero! Empiezas a seleccionar. Empiezas a seleccionar mucho. Empiezas a sumar la cantidad de dinero que estas quemando y empiezas a ponerte nervioso. ¿Por qué compraste tanta tapa dura? ¿Por qué rellenastes los huecos de esa colección tan infame.

– Edad adulta de verdad. Seleccionas tu compras. Te informas de las novedades. Te bajas tebeos de internet. Te compras solo lo que de verdad te interesa. Enhorabuena.

35 opiniones en “Las edades del comiquero”

  1. Me gusta el toque a lo Chuck Palahnkiuk. Cuando eres pobre sin trabajo y te lo descargas todo pero piensas que algun día te compraras lo que realmente te gusta, ¿en que categoria entra?

    Esto si que ese seleccionar porque pasaran meses o incluso años para desechar aquello que era malo de verdad.

  2. Dios, el punto de la tardoadolescencia me ha hecho rememorar tiempos mejores… en cuanto a ilusión, sobretodo. Aún recuerdo una tarde de primavera en la que, con la guía del Salón del Cómic de ese año, fui buscando por Barcelona tiendas de cómics que no fueran Norma (que por aquel entonces tenía una en Rosselló y otra en el Carrer del Pi, además de la de Paseo Sant Joan). Y fue en esa visita que descubrí Newton y Universal, que a día de hoy son mis librerías de confianza (sobretodo Newton).

    Ahora mismo creo que me encuentro en una mezcla de la edad adulta con trabajo y la racional.Tengo dinero, pero aún así selecciono antes de comprar, pero más que por la calidad de la serie por el precio (vamos, que barajo las distintas opciones: segunda mano, importación por internet o «palés mágicos»).

  3. La Tardoadolescencia es la etapa favorita cuando descubres cajas y cajas llenas de comics pasados.

    Usualmente entre esta edad y la edad adulta hay un parón de compras, que luego en la edad adulta debes rellenar los huecos que te han quedado.

  4. Me gustó lo de que los tebeos aparecen no se sabe de donde, por mi casa encontre un dia un retapado de Surco de la Patrulla X con los episodios de Byrne y Claremont de Proteus, el Club Fuego Infernal y el principio de Fenix Oscura, sniff sniff que tiempos, aun lo tengo y lo guardo como oro en paño, eso si esta hecho de polvo de todas las veces que lo lei.

  5. Jeje. Muy acertado.

    Eso si, por mucha libreria especializada, a mi siempre me daba nostalgia comprarme un tebeo en un quiosco o papeleria. Menos mal que los sen~ores de Panini y Planeta han hecho lo posible para quitarme ese feo vicio.

  6. BWAHAHAHA!!! Genial!

    Lo has clavado tio. Yo tambien estoy en la fase «adulta de verdad». La pregunta es, ¿y despues, que fase viene?

    Tambien sería interesante describir la evolución del lector de ci-fi y fantasia (en libro, se entiende). Al menos mi evolución ha sido muy similar.

  7. que alguien hable del plan de planeta dc para el 2010….

    Hemos vuelto a la epoca de NOrma…Tomos y mas tomos a precios caros, clasicos a precios impopulares, ………..

  8. Un diagnostico muy acertado hasta llegar a la edad adulta. En ese estadio, creo que las etapas no están tan claras y dependen un poco de las posibilidades de cada uno y sus momentos anímicos.

    Impacientes Saludos.

  9. Se te ha olvidado el siguiente paso: la edad-adulta-racional-pero-con-niños-ya-no-tan pequeños-que-mira-van-necesitando-más-espacio-y-vas-a-atener-que-elegir-entre-tu-colección-y-tu-familia

  10. -etapa adulto con niños: vas a ver las pelis de los comics con la excusa de » es que ya saben como son los niños» mientras te subes la cremallera de la chaqueta para que no se vea la camiseta de Iron Man.

  11. Edad adulta absolute, cincuenta tacos en unos dias, todos los años noventa perdidos en farras y novias, recuperacion en año 2001, muchos huecos que rellenar, mujer y niñas comprensivas previo pago, visitas continuas a tiendas, libreros salivando al verme entrar con el fajo, las tiendas on line de planeta y norma a punto de nombrarme su mejor cliente por tanto tomo atrasado que pido. Dios, cuanto durara esto… cuando podre ponerme al dia….

    Un saludo, buen post.

  12. Yo he de decir que he pasado por todas las etapas, aunque la última con una variante. Hasta que fui un adulto casado con una novia que no le gustaban nada estos gastos inútiles. Así que ahora soy un adulto que esta casado y que se ha puesto a estudiar ingeniería industrial por la uned. Con lo que ahora solo compró comics como premio al acabar un cuatrimestre, o como premio a alguna cosa especial. Eso si, cuando deje de comprarme casi compulsivamente estuve leyendo bastantes meses, casi un año sin tener que comprarme nada practicamente.

  13. ¿Y la edad adulta pero en crisis y sin poder comprar apenas nada?

    Vale,que es algo temporal(una temporada muy muy larga ya que estamos)pero he conocido aparte del mio mas de un caso.

  14. Mis más sinceras felicitaciones; me siento 100% retratado.

    Y, efectivamente, tengo curiosidad por saber cuál será la siguiente fase…pero no me imagino mi vida sin tebeos, eso seguro.

  15. ¡Las nuevas generaciones, por dios! XD

    Yo pasé la etapa infancia de los 3 a los 6 años, la adolescencia entre los 7 y los 8 (vale, sin contar yo el dinero XD), aa los 9 entré en la tardoadolescencia cuando empecé a visitar tiendas especializadas (¿o fue a los 8? XD). Y bueno, ahí me salto unos pasos hasta la supuesta «edad adulta de verdad» con 20, solo que sin curro, así que… XD

  16. Yo vendía cuatro tebeos nuevos y compraba dos o tres viejos durante el Período Adolescencia. Los mismos tebeos en los que muchas veces reconocía a personajes que pude haber visto o no (bastaba a veces solo con creerlo) por la estación Infancia en casa de un vecino con un bocata de nocilla o mermelada en la mano, y sin que me llamaran nunca la atención por mantener peligrosamente juntas aquella mantecosa sustancia y los papelotes del horror, el superhéroe y la cosa cienciaficcionada del cOmic). En todo lo demás creo que el camino fue muy parecido.

  17. Padre comiquero

    Muchos me habéis indicado que hay una etapa más a las indicadas en el post sobre las edades del aficionado a los tebeos, la de ser padre. Efectivamente, claro que la ahí, solo que no quería incluirla con las otras porque es bastante especial. El lector…

  18. No sé como lo has hecho…pero has calcado los pasos mi vida comiquera…y por lo que veo no soy el único. Que conste que no conocía tu blog, simplemente he llegado aquí buscando la periocidad que podría tener el Dreadstar en tomos que acaba de sacar Planeta…y me he puesto a leer el resto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.