En las sombras EC Comics VI

Antes de seguir, es importante contar algo que paso antes del comite del senado, antes de que se instaurara el comic code, antes de fin.

comiccode.jpgEn el número 18 de Weird Fantasy, publicado en marzo de 1953, aparece una historia escrita por Al Feldstein y dibujada por Joe Orlando llamada «Jugment Day!» Es necesario conocer el final de la misma para contaros esta «anecdota», así que antes de spoilearla vilmente, aquí tenéis un enlace a la historia completa. En ella se cuenta como un astronauta visita un planeta habitado por robots para comprobar si pueden formar parte de la república galáctica. Allí descubre que existe un extraño tipo de discriminación: los robots naranjas desprecian a los azules a pesar de ser exactamente iguales los unos y los otros. Como no podía ser de otra forma decide que los robots aún no están listos y tras abandonar el planeta, vemos como el astronauta se quita su casco. Y aquí es donde se esconde la sorpresa, que hoy en día quizá no puede parecer tanta, pero entonces era toda una bomba teledirigida.

Antes de que esa historia fuera publicada Gaines recibió una llamada de un juez llamado Charles Murphy que era una de las personas que colaboraría en la elaboración del comic code. Ordenaba a Gaines cambiar el final de la historia ya que así no podía publicarse: el astronauta tenía que ser blanco. Eso era algo totalmente absurdo, ¿qué sentido tendría la historia entonces? Gaines no se amedrento en absoluto y amenazo al juez con montar una rueda de prensa en la que contaría a todo el mundo la clase de racista que era. El juez le contesto que de acuerdo, pero que al menos quitara las gotas de sudor de su frente a lo que Gaines contesto que le jodieran y colgó el teléfono. La historia fue publicada tal cual.

Este era quizá el verdadero peligro de los cómics de la EC. Más allá de sus portadas horrendas, sus brujas, sus monstruos, sus asesinatos, había historias que hacían pensar al que las leía. Historias que eran criticas con la sociedad norteamericana y que metían el dedo en la llaga. Es por eso, más que por cualquier otra cosa por lo que había que parar los pies a la editorial. Y bien que lo iban a hacer.

Volviendo a la subcomisión del senado, tras escuchar a unos y otros decidió optar por algo muy típico de políticos: lavarse las manos y echarle la culpa a los demás. Reconocía que era un tema delicado y que era necesario vigilar las lecturas de los infantes ya que había una serie de historias que no eran adecuadas para ciertas edades. Para ello exhortaba a padres, editores y grupos de ciudadanos a que no solo vigilaran lo que se publicara, sino que además que elaboraran algún tipo de código para que marcara donde están los limites. A la hora de la verdad el comite no tenía poder para hacer nada. Lo que se había estado discutiendo en el fondo es si debería censurarse cierto tipo de cómics y ahí es donde se topan con la constitución y montón de leyes más que convierte al tema en un asunto muy peliagudo y peligroso. Así que en vez de intentar legislar nada, la comisión pidió a los demás que solucionaran su papeleta. Y bien que se la iban a solucionar.

El Comics Code Authority no es el primer código que se intento implantar en el mundo editorial. En 1948, seis años antes de la subcomisión del senado, se creo la Asociación de editores de comics, entre cuyos miembros fundadores esta el propio Bill Gaines. Fue el primer intento de la industria de responder a las inquietudes que estaban levantado los comics entre el gran público. El código que crearon fue un gran fracaso ya que la mayoría de las editoriales pasaron completamente de él. Dell Comics, que publicaba los cómics de Disney no quería que se relacionara sus cómics con los de la EC mediante ningún tipo de código y Gaines terminó abandonado la misma porque no hacia mas que meter dinero y nadie la hacia el menor caso. Total, ¿qué sentido tiene cumplir un código que lo único que servirá es para coartar lo que hacen y perder una serie de lectores fieles a cierto tipo de historias?

Pero en 1954 la cosa era muy diferente. El doctor Wertham había hecho mucho ruido y la subcomisión del senado aparecía en prensa y radio. Los supuestos peligros que rodeaban los cómics estaban llegando a oídos de todo el mundo y la sociedad exigía que se hiciera algo al respecto. Mucha gente vio la oportunidad perfecta para cargarse a la molesta EC de un plumazo. Muchos eran los motivos: vendía demasiado bien y era un temible competidor, trataba estupendamente a sus autores, sus historia tocaban temas demasiado controvertidos para la época y sus historias de terror podrían hacer que los padres prohibieran terminantemente a sus hijos comprar cualquier tipo de tebeo. Echar a EC era «bueno» para el negocio y así es como ese mismo año se crea la Comics Code Autority y su controvertido código que, sin ningún disimulo, atacaba directamente a la línea de flotación de EC.

– Ningún cómic puede llevar la palabra horror o terror en el título.

– Se prohiben escenas donde aparezcan muertos vivientes, vampiros, fantasmas, canibalismo y hombres lobos.

– Se prohiben escenas de excesiva violencia y de tortura, así como la aparición excesiva de cuchillos y pistolas. Las escenas de crímenes macabros tampoco se permitirán.

– El bien siempre debe triunfar sobre el mal y el criminal castigado por sus delitos.

Etc, etc, etc. El código parece estar hecho con los tebeos de EC en la mano y no con los del resto de editoriales e incluso tenía absurdeces como que las mujeres debían ser siempre dibujabas sin ningún tipo de exageración física. ¿Y los hombres? ¿Sólo se fijaba esta gente en las tetas y los culos?

Por supuesto el código no tenia ninguna vinculación legal ni se exigía a absolutamente nadie someterse a él. Era algo totalmente voluntario. Lo que pasa es que en ese momento de la historia la cosa se vio de otra manera. O el cómic llevaba el aprobado del código o era pernicioso no solo para la juventud, sino para todo el mundo. Y eso supuso el fin de EC.

20 opiniones en “En las sombras EC Comics VI”

  1. Me deprime un poco que ya no existan más historietas como la que has enlazado, en la que hay un mensaje social que se puede aplicar al mundo real. Los cómics actuales dan una visión tan conformista y adolescente de la vida que me están decepcionando. Se han vuelto demasiado evasivos.

    En ese sentido, me gustó mucho el tomo 11 de Los muertos vivientes, con la aparición del cura que se encierra en su iglesia en vez de ayudar a quienes le piden ayuda. ¿Ha habido quejas al respecto?

  2. Lo ironico de esto es que al final, en la actualidad los comics muestran todo aquello que el «code» prohibía, pero la calidad de las historias rara vez les llega a la suela de los zapatos.

    Al final, el CC fue una herramienta para eliminar a la competencia que era la editorial de Gaines.

  3. Y lo más importante, los tenderos se negaban a venderlos si no tenían el sello porque… ¿cómo ibas a vender a los hijos de tus amigos tebeos que los periódicos decían que creaban asesinos?

  4. Hay muchas historias como la que mencionas, muy buenas todas ellas, habia una que era «ojo por ojo» o algo asi, en que todos los humanos evolucionan en seres diferentes y todos creen ser los autenticos humanos (y todos se matan entre ellos, por eso).

    Tambien habia otra (que parecia que era copia del jucio), en que llegan unos inquisidores a una tierra, a escandalizarse de los comics, de las mujeres, de las novelas, y demas… y resulta que estaban en el cielo al final del cuento.

    Otra donde se marginaban a unos mutantes, por ser feos, y cosas asi.

    Tambien hubo una muy paracida al cuento del patito feo, donde unos seres horrendos marginaba a una bella señorita, solo por ser diferente.

    La verdad todos muy buenos.

    Recuerdo uno de la «Guarida del terror», donde el guardián estaba leyendo la «seducir del inocente…».

    La verdad que se noto mucho en los cómic de EC, lo que estaba pasando en ese momento en particular.

    A mi lo comic de EC, me parecen excelentes, particularmente el dibujo (me encanta, por poner un ejemplo Wally wood»), el dibujo era excelente, y que me perdonen, mucho mejor que el de Kane, Kirby y ditko, a mi gusto la verdad.

  5. ¿Perdona Pedro, pero hay alguna manera de enlazar estos post todos juntos?

    Particulamente me interesa uno desde el que se pueda acceder a todos los de EC Comics y a ser posible, otro para los de Shuter y Siegel y otro para los de los derechos de Batman.

    He probado pirulando con el buscador pero no hay manera…

    PD:Sigue así

  6. Yo leí alguna versión alternativa de la historia en la que el Comics Code estaba más dirigido contra los tebeos de crímenes que contra los de terror (especialmente contra la famosa Crime Does Not Pay) pero no soy capaz de encontrar el enlace al artículo en cuestión. Lo cierto es que las historas de terror quedaron muy tocadas, pero las de crímenes (que vendían mucho más) fueron barridas del mapa

  7. Hombre Alberto, eso es facil. Coges, te lees el Comics Code (WikiSource en Ingles lo tiene) y listo. Realmente le pega a ambas por igual, dado que el Code no dejaba sacar vampiros, ni hombres lobo ni fantasmas, ni muertes cruentas…¿Como se hace terror en comic así?

  8. Y «gracias» a que el Code prohibía que aparecieran zombis en los tebeos décadas después cuando la Marvel se metió de lleno con el vudú con el Hermano Ídem sus oponentes era «zuvembies».

  9. >>>>>>Puedes buscar criticas positivas a su trabajo a ver si las encuentras.

    Maaaaarchandoo:

    -Varios años que se publicara el Seduction, ya había colegas de Wertham que llegaban a las mismas conclusiones que él, como Gershon Legman que escribió Love And death, en 1948.

    -Entre la gente de otros campos el sociólogo C. Wright Mills escribió a favor del Seduction en el New York Times.

    -Y el muy conocido Robert Warshow, que solía escribir ensayos sobre cultura popular, también le dio la razón a Wertham en 1954

    Entre autores más modernos tenemos este:

    http://www.english.ufl.edu/imagetext/archives/v3_1/reviews/eklund.shtml

    que además se llevó un premio: http://www.acc-cca.ca/en/fredric_wertham_and_the_critique_of_mass_culture/20060821

    Y este otro, que aunque su enfoque no es muy de mi agrado, estuvo tan de acuerdo con Wertham, que escribió una secuela al seduction:

    http://www.goodreads.com/book/show/1178067.Seduction_of_the_Innocent_Revisited

    >>>>>>>puedes ir buscando a un sociologo llamado Frederic Thrasher que es contemporaneo de Wertham.

    De Thrasher he leido su articulo de 1949, Comics and Delincuency, y realmente no lo encuentro más argumentativo que Wertham. Su obra de 1954, en la que se refiere específicamente al informe de la comisión del congreso no he podido encontrarla, pero sí he leido otras que le referencia, en particular The Effects of Mass Communications, de Joseph Klapper.

    Entiendo que el principal argumento de Thrasher (y el de Kappler, también) radica en la metodología que utiliza Wertham, su conclusión es que los casos que presenta provienen de una población sesgada, cosa que Wertham nunca se molestó en negar, después de todo, la mayoría de sus pacientes provenían de su clínica, ubicada en Harlem, (incidentalmente, la primera clínica gratuita para personas de color, en USA*), donde es lógico que hubiera una incidencia de violencia y crimen juvenil mucho mayor que la de la población general.

    Lo de Thrasher y Kappler, ya lo había leído hace tiempo. Pero estos días, gracias a estos posts y a Google, he encontrado otros críticos mucho más interesantes como Norbert Muhlen.

    Y, bueno, entre tantos pros y cons, aquí hay una pequeña nota sobre Wertham y el Seduction que me ha parecido bastante equilibrada en su brevedad: http://www.slate.com/id/2188156/pagenum/all/#p2

    *La clínica llevaba el nombre Lafargue, les dejo a ustedes el encontrar la referencia del por qué llevaba ese nombre.

  10. Pedro, estás en todo tu derecho de haber bloqueado mis comentarios en tu blog, y estaría completamente fuera de lugar para mi el increparte al respecto, pero ya que has decidido hacerlo, solo unas palabras:

    1. Me parece divertido que en unos post que van sobre censura y estupidez se censure a alguien por opinar en contra de la (bastante poco informada) corriente general. Pero supongo que es más divertido perpetuar mitos de oidas…

    2. Que conste que ya había dejado de escribir, pero no había visto que tú me habías…. invitado…. a encontrar opiniones favorables a Wertham, cosa que he hecho y te las he enviado, y has dado a entender que sin haber leido a Thrasher y similares yo no sé de lo que hablo… y resulta que le he leido y sé de lo que hablo (en general, claro)…

    Ala, no he querido dejar eso en el aire… Nada más. Todo bien, al menos de mi parte. Ya nos leeremos.

    X

  11. Pero que dices, a ver si nos paramos a pensar un segundo antes de escribir. Has metido demasiados enlaces en el post y ha saltado el filtro antispam. Ya esta aprobado el comentario.

  12. Y a todo esto, durante los años del Comic Code se redujo la violencia juvenil? Oh, bueno, supongo que surgirian otras malas influencias, claro…

  13. Me acabo de acordar de otro comentario que hizo Absence en una conferencia (o que yo intepreté): el cine había sufrido una absurda censura años antes que el cómic, con normas igual de absurdas que las del Comics Code. Por ejemplo, que los cadáveres de mujeres NO debían parecer seductores y sensuales.

    Debido a esa censura de retrasados mentales, el cómic se convirtió en una vía de escape donde encontrar las historias atrevidas que no se podían contar en el cine. De ahí las altas ventas, supongo.

  14. >¿Perdona Pedro, pero hay alguna manera de enlazar estos post todos juntos?

    Voy a intentar hacer algo para ponerlos todos juntos. El fin de semana hago unas pruebas.

  15. Todos los post han sido muy interesantes, pero este puff, muy bueno de verdad, muy, muy bueno, sobre el tema de que el Code se hizo expresamente contra EC es algo que siempre ha defendido Frank Miller, me acuerdo del libro de conversaciones con Eisner, donde Miller le exponía su teoría y Eisner decía que no que el no tenía esa impresión y yo pensaba “no me lo creo, no me lo creo, pero si es EVIDENTE”, no se, muy triste todo este tema, muy, muy triste.

  16. Los muertos vivientes, teme a los cazadores

    «Me deprime un poco que ya no existan más historietas como la que has enlazado, en la que hay un mensaje social que se puede aplicar al mundo real. Los cómics actuales dan una visión tan conformista y adolescente de la vida que me están decepcionando. …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.