Volviendo de las vacaciones

Menudas vacaciones que me he pegado, ¿eh? Y sin avisar ni nada, un día estas tranquilamente leyendo el blog y hasta el año que viene no vuelves a saber nada del mismo, menudo asco, ¿no?

Pues sí señores, me fui de vacaciones (laborales) a mitad de mes y aunque tenía pensado postear regularmente, la realidad ha dictado que no pudiera redactar más de cinco líneas seguidas. Menuda vidorra que me pego, ¿eh? Ojala pudiera decir eso, pero la verdad es que en mis vacaciones no suelo descansar prácticamente nada. Entre compromisos familiares, cosas que hacer en la casa que llevaban meses sin hacerse, compras variadas y como no una gripe en el peor momento no me queda tiempo para absolutamente nada. En algunos momentos incluso llego a desear intensamente volver al trabajo para poder descansar un poco y es que he tenido jornadas laborales de no moverme del sitio menos intensas que algunos días de las navidades. Así que poco a poco a recuperar un ritmo de vida más natural.

En cuantos a tebeos, ¿qué? Pues cosa cosa, porque como siempre me pasa en estas fechas, no encuentro un momento adecuado para poder leer tranquilamente lo que me gustaría. Y es que una cosa es pillar una grapa que puede ser cogida en un momento aquí te pillo, aquí te mato de visita al señor Roca y otra es degustar tranquilamente un tomo de esos que necesitan de silencio y tranquilidad a tu alrededor. Y es que si me quitan las horas de transporte público que gasto a la semana pues me dejan cojo de bastante de mis lecturas. Así que me he pasado todos estos días mirando mis últimas compras pensando en un rato libre para hincarles el dientes pero poca cosa más. Y sí, compre algún que otro tebeo, pero muy poquitos, que estas navidades las editoriales deben pensar que eso de regalar tebeos no se lleva, porque la cosa ha sido triste, triste y más triste.

Y ya que tocamos el tema de regalar tebeos, otro año que no me ha caído ningún regalo viñetil. Y es que como ya me han dicho muchísimas veces, ¿qué tebeo le regalamos a un tío que se compra todo lo que le gusta leer? Bueno, bueno, siempre hay una decimoquinta edición del Watchmen para regalar, o una versión hindú del Sandman o cualquier cosa de esas, ¿no? Hay que esforzarse un poquito, seguro que en el mercado negro chino hay cosas muy majas para regalar. Lo curioso es que con la paternidad mis hijos terminan recibiendo todos esos regalos que tan mal quedarían en un adulto (¿el camión ciudad de Spiderman?) pero de los que nadie sospecha nada cuando dices que no son para ti. Es más, últimamente he visto que ponen una mirada especial cuando ven el Quien es Quien del universo Marvel… o quizá sean imaginaciones mías, pero quien soy yo para imponerme entre un niño y sus juguetes.

En cuanto a novedades, poco que contar. En USA le están dando vueltas a Battle for the Cowl, mas que nada porque se aburren, de la que ya hablaremos, aunque tiene un tufo brutal a Knightfall 2, y en Marvel el final de Secret Invasion ha sido tan decepcionante que todo el mundo esta muy pasota con la editorial. No solo hay crisis económicas sino de ideas. En España pues lo dicho, poca cosa, las editoriales están hibernando a la espera de saber si Planeta publicara comics o no, porque es un hueco de mercado que a lo tonto se esta dejando y que podría haber sido aprovechado por otros. Pero ya iremos hablando a lo largo de este nueve año, que avecina frío, oscuro y múltiplo de 7. Feliz año a todos, hemos vuelto.

6 opiniones en “Volviendo de las vacaciones”

  1. Pues ya era hora de que volvieras.

    En fin se te perdona por ser tu,pero que vuelva a pasar.

    Feliz añito a todo el mundo,besos y abrazos

  2. Tu sé sutil. Lléna las habitaciones de juguetes frikis… pero sin que se den cuenta, poco a poco, hasta que los niños de tanto jugar solo con eso terminen amándolo (u odiándote, que esto del libre albedrío es así). Yo lo hago… solo que no tengo hijos…

  3. Aunque no lo parezca desconectar de vez en cuando te ayuda a volver con fuerzas renovadas. Lo que tienes que pedir que te regalen es una tarjeta de regalo en tu libreria habitual y así no obligas a tus familiares y amigos a esforzarse en regalarte un cómic que ya hayas leído, tengas o no te guste.

    Impacientes Saludos y Feliz Año.

  4. yo de manera sutil he convertido a mi niña de tres años en una friki, que sabe reconocer a los supervillanos de spiderman, que juega con los marvels heroclix… te entiendo perfectamente.

  5. Voy a soltar una boutade sólo para provocar: Al menos Knightfall estaba mejor «hilada» que R.I.P. y contaba bien la historia. Por que R.I.P., quitando las ideas aisladas de Morrison -que son muy buenas en muchos de los casos-, es que no sé si es historia o es nada…Veo el último nº de Bats y resulta que aparece en la Baticueva después de «lo del helicoptero», enlaza con eventos de la final crisis no vistos… un maldisto desmadre, vamos.

    Y de lo de Secret Invasion, 3 cuartos de lo mismo. Pese a que abominaba al principio, el núcleo de lo que Bendis y Cia ¿pretenden? hacer me parece bueno, que jolines, si hasta hay reminiscencias watchmenianas… pero se mezclan situaciones serias, de vida o muerte con los típicos dialogos «cool» que tanto le gustan al calvo -no sé si a alguien más- y joden el tono de los comics por completo. Y algo más: ciertos dibujantes. No sé puede pretender hacer un universo marvel más «oscuro» con dibujantes que pintan a Nick Fury calcando fotos de Lincoln Burrows (Prison Break) o dibujando a Namor que parece el menor de los hermanos calatrava, como en la reunión de los Dark Illuminati.

    En fin, creo que la crisis de ideas les importa un pimiento porque mientras sigan vendiendo, y eso parecen hacerlo a mansalva..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.