Howard el pato, un personaje ¿difunto?

La primera victima de la compra de Marvel por parte de Disney puede ser este pato que tan malos ratos le ha dado a mucha gente. Esta es la historia de Howard, ¿el pato muerto?

howardelpatoprimeraaparicion.jpgHoward el Pato nace en 1973 de la mano de Steve Gerber y Val Mayerik en un tebeo de terror de la Marvel llamado Adventure into fear. Eran los años en los que la compañía estaba intentado abrirse hueco en el mercado de los cómics de terror con títulos como Tomb of Dracula y este era uno de los títulos nacidos a rebufo en los que simplemente se publicaban reediciones. A partir del número 10 se crea material ex-profeso para la misma con las aventuras de la Cosa del Pantano… perdón, Man-Thing. En el número 19 es donde debuta nuestro pato, una especie de parodia de los personajes de la Disney, concretamente de Donald, con mucha más mala leche y bastante cínico. El personaje poco a poco se va haciendo popular (supongo que debido a su aspecto, porque sus primeras apariciones tampoco es que fueran gran cosa) hasta ganarse colección propia en 1976 donde se fue convirtiendo en una colección de culto y donde el personaje va adquiriendo verdadera trascendencia. Gerber aprovecha al personaje para hacer critica social y comentar la situación política del momento, llegando a hacer participar (en los tebeos) a Howard en las elecciones presidenciales de ese año, las inmediatamente posteriores a la dimisión de Nixon. Tras convertirse en el editor de la serie, Gerber se dedica a hacer prácticamente lo que le da la gana con la misma, convirtiéndola en una especie de Cerebus, pero con algo más de éxito y el mismo apoyo de la crítica. Tanto es así que Marvel decide lanzar una tira de prensa del personaje, guionizada también por el propio Gerber y aquí es donde llegan los problemas y otro juicio por derechos de autor, como no podía ser de otra manera en este blog.

La Marvel piensa que las tiras de prensa de sus personajes, como la de Spiderman, debe ser para todo los públicos y a Gerber no se le ocurre otra cosa que introducir una casa de masajes en la historia (sí, de esas casas de masajes hablamos, pero sin mostrar nada gráficamente, para que nos entendamos). Llegan cartas de protestas a los periódicos por parte de grupos puritanos y la Marvel decide a sustituir a Gerber por Wolfman para cambiar el tono de la misma. Sin embargo Gerber tiene firmado un contrato con Marvel que les obliga a que sea él el escrito de la misma. Amenaza a la compañía con llevarla a juicio y arrebatarle la propiedad del personaje si no echa marcha atrás, a la que esta responde con el despido. Así que sin nada que perder, Gerber presenta una demanda contra Marvel por los derechos de Howard el Pato. Para sufragar los gastos del juicio surge Destroyer Duck, colección publicada por Eclipse guionizada por Gerber y dibujada ni más ni menos que por Jack Kirby. Como no, el protagonista es un pato con bastante mala leche y la colección esta llena de momentos delirantes y puyazos brutales a la Marvel.

howardelpatopantalones.jpgEn ese momento otra larga sombra planeaba sobre el personaje: Disney, que estaba enfadadísima por las semejanzas visuales con el Pato Donald. Amenaza de demanda al canto y la Marvel dispuesta a hacer lo que sea para no entrar en lucha con el gigante. Las condiciones impuestas implican ligeros cambios visuales en el personaje, retocar un poco los ojos, los pies, etc, y el más importante… ¡ponerle pantalones! El acuerdo entre ambas compañías incluye una extraña clausula: el personaje no puede cambiar su nueva imagen sin permiso de la Disney. Con su nuevo aspecto la colección continua en mano de otros autores pero no dura mucho más y en 1979 echa el cierre. Este nuevo Howard con pantalones no es lo mismo. Se intenta relanzar la serie como una revista bimestral pero aquello no dura más de 9 números. El personaje seguirá apareciendo de vez en cuando como artista invitado en otras colecciones.

El juicio entre la Marvel y Gerber no dura demasiado (solo unos añitos) porque ambos llegaron a un acuerdo, cuyos términos que yo sepa permanecen en la más absoluta confidencialidad y que supongo que complacerían a ambas partes ya que Gerber volvió a trabajar para la compañía. También es posible que la proximidad de la película del personaje hiciera a la Marvel recapacitar sobre el tema y estuviera muy dispuesta a llegar a un acuerdo. Sea como sea, todos tan amigos y a Gerber se le vuelve a ofrecer la nueva colección del personaje, que había sido resucitada a principios de 1986. Pero Gerber hace una extraña historia en donde intenta fundirse la continuidad de lo que se contó cuando no estaba él y eso es considerado por el editor en jefe de ese momento como una grave afrenta. Justo como en los tiempos actuales, ¿eh? Así que la historia es rechazada y la colección se deja languidecer y morir porque llega… ¡la película!

Howard: un nuevo héroe es una de las películas más horrorosas que se ha hecho jamás. Fue un desastre de taquilla y por supuesto de crítica y hundió al personaje para siempre. Es doblemente mala, primero porque es mala a secas y segundo porque no es lo suficiente mala como para reírse de ella. Maldito Lucas, tu tienes la culpa de todo.

howardelpatoraton.jpgPero volvamos a cosas más agradables, de vez en cuando Gerber va sacando al personaje en distintas colecciones con alguno que otro pequeño lío ya que la Marvel también lo utiliza cuando le viene en gana. En 2001, Quesada le ofrece a Gerber la posibilidad de publicar una miniserie en el sello Max, para adultos. Gerber entusiasmado le pide al dibujante de la misma, Phil Winslade, una serie de retoques sobre el diseño del personaje y entonces es cuando descubre el acuerdo con la Disney que le impide tocar ni una sola pluma al pato. ¿Pato? ¿Pato? ¡Pero no dice nada sobre convertirlo en otro animal! Y dicho y hecho, en el primer número de la nueva serie, Howard aparece caracterizado como un ratón. Sí estais pensado en Mickey, estáis en lo cierto.

Tras el fin de la miniserie de seis número al personaje le queda alguna que otra aparición menor en diferentes títulos, llegándosele a ver incluso en Civil War o Secret Invasion, pero sin tener ninguna relevancia en las mismas. Steve Gerber paso a mejor vida en febrero del año pasado debido a una fibrosis pulmonar, por lo que el personaje queda totalmente huerfano y en manos de uno de sus mayores detractores, la Disney. ¿Volverá a aparecer alguna vez? Pues lo dudo mucho, pero aquí es donde empezaremos a ver como de metidas tiene sus manos la malvada compañía en los tebeos.

11 opiniones en “Howard el pato, un personaje ¿difunto?”

  1. ¿Pero no decías en la anterior actualización que la Disney no iba a tener ninguna repercusión en la sucursal de los cómics Marvel?

    Pues yo he de decir que la película de Howard no es ni mucho menos lo peor que se ha hecho. Anda que no hay bazofia suelta por ahí para cebarse con esta película que simplemente va con la época en que se hizo, con efectos especiales de serie B, con un Howard en la línea de la adaptación de las Tortugas Ninja y, simplemente, entretenida. Yo la vi de pequeño y me gusto asumiendo que no es una gran película, ni de lejos, y que lo único que he leído del personaje es un historia junto a Spider-man ( por entonces Ben Reilly).

    Sólo ver cosas hoy en día como Elektra o Ultraviolet ya dejan el listón muy alto…

  2. Intervenga o no intervenga Disney sobre el personaje siempre nos quedarán los cómics realizados por Steve Gerber que son los que cuentan ya que el único que le supo sacar la gracia a Howard fue únicamente su creador.

    Impacientes Saludos.

    (En todo caso, si fuese necesario, siempre podemos realizar un movimiento blogosferico global en defensa de Howard).

  3. ¿Que Howard tenía efectos especiales de Serie B? era lo que había en la época, pero no fue por falta de pasta: al contrario, es una superproducción con 32 millones de dólares de presupuesto, que para la época no era moco de pavo (el presupuesto de Regreso al Futuro, por ejemplo, fue de sólo 19), y tuvo un reparto muy comercial, y su factura no era nada desdeñable, valgan como muestra los minutos iniciales en Duckworld; otra cosa es que pueda gustar o no, porque les salió una cosa rara rara sin un tono definido, y no es extraño su fracaso comercial, aunque dudo que le hubiera ido mucho mejor a una adaptación más cercana al espíritu de la obra orginal. Yo la vi en cine y mi recuerdo es bueno, y debe serlo el de mucha gente porque es la típica cinta que sigue sobreviviendo 20 años después en el circuito televisivo o de alquiler. Eso sí, espero que no sea sólo nostalgia infantil, porque de hecho me toca recvisitarla este finde para un post del cineclub universo Marvel…

    …¡del que me has reventado medio texto, Pedro! (perdona la cuña autopublicitaria). Sobre tu artículo, película aparte, me ha sorprendido que no hayas mencionado el cambiazo que le dio Gerber a Marvel en los cruces simulatáneos de Destroyer Duck y Howard con Spiderman y Savage dragon: vino a ser un crossover no oficial, que comparte una escena en sombras pero en la que las siluetas de los personajes son recíprocamente reconocibles, y del que se deduce que Howard pasó con el pseudónimo de Leonard al universo de destroyer, y el de Marvel (incluyendo la mimserie Max de Gerber y sus esporádicas apariciones posteriores) ¡es un clon!

  4. Pero si no hubiera habido compra de derechos, ¿De verdad este pato volvería a las andadas?

    Francamente, sin Gerber y con esa peli a cuestas….¿Qué futuro tiene? Pues aparecerá en blog especializados y algún que otro dibujante friki lo incluirá en alguna viñeta por ahí perdida.

    Por otro lado, ahora que Disney ha comprado Marvel, lo mismo se atreven a volver al pato sin pantalones y vuelve a tener su gracia….

  5. Mythos, sigo creyendo que no va a tener ninguna repercusión y que el pato Howard simplemente caera en el olvido. Sin su creador y por si acaso, en la Marvel lo dejaran pasar y seguramente se olviden de él. ¿Se pierde algo? Pues realmente no, pero bueno, puede ser una curiosa forma de autocensura.

    Me parecia interesante comentar este caso debido a las amenazas de Disney y a ser el único punto de fricción entre ambas compañias, nada más.

  6. Curioso, debo ser de los pocos a los que la película de Howard, desde la primera vez que la vi siendo un crío, me pareció horrible. Es cierto que ahora hay películas aún peores, pero en su momento Howard tuvo una película horrenda. Tan horrenda que sólo recordaba que había un pato mal caracterizado y que un tío sacaba una lengua enorme y la enchufaba al encendedor de un coche.

    Cuando volví a verla el año pasado, se me revolvieron las tripas, porque es peor incluso de como la recordaba. :V

    Película aparte, yo estoy seguro de que pasará eso: que el personaje será olvidado. De hecho, hacía poco que casi no hacía más que cameos y cameos… dentro de nada, nadie se acordará del primo malhablado de Donald. 😛 Y eso que un Donald vs Howard o Howard va a Patoburgo tendría su gracia… aunque fuese para rematar al personaje. Pero claro, hay que evitar problemas con Disney, que si no se vuelven a poner tontos.

  7. ¿No existía un Lobo Howard o un Lobo Duck? Hoy he estado trasteando en el Fondo Toñito Blanco (cajas de tebeos de una biblioteca municipal, grapa marchita en lectura gratuita) y me ha parecido ver una portada de algo como eso.

    ¡Abajo con Jholyputa!

    [Creo que tenía una aparición descabezada en la serie de Cazador, no estoy seguro.]

  8. Pues sí, hubo un cruce de Marvel vs DC (o viceversa) del que salieron unos tebeos que eran versiones mezcladas de los héroes de las dos compañías, Magneto y sus Metal Men, el Capitán América mezclado con Superman llamándose Superpatriot o algo así y Howard el pato con Lobo en uno de los tebeos más cutres y malos y … bueno, lo revendí en una tienda de segunda mano, con eso está todo dicho.

    Y la peli de Howard…qué recuerdos…la primera vez que yo vi un condón (sí, uno es jovencito, qué pasa?).

  9. Has vuelto !! Por fin has vuelto!!

    Considerando el nuevo propietario, tal vez ni reediciones del personaje veamos. ¿o se atreverá Quesada a reírse de sus nuevos jefes y estos haran la vista gorda? No sé, pero las directrices corporativas siempre se imponen. Basta recordar como las restricciones de TimeWarner reventaron La Autoridad (de Wildstorm) con lo que pasó el 2001.

  10. Pedro, por si alguna vez vuelves a este blog, quería preguntarte si has leído los nuevos cómics de Howard que Marvel/Disney está sacando últimamente, y que me parecen muy disfrutables, y perfectamente en línea con el personaje. Hay incluso un par de puyas encubiertas a Disney, dando a entender que es la único razón por la que Howard lleva pantalones, ya que al ser un pato, las leyes estadounidenses no le obligan a ello. O sea, que la compra de Marvel por Disney no solamente no ha sido el holocausto que algunos predijeron en ese lejano 2009 (no lo digo por ti), sino que ha permitido resucitar a personajes “ridículos” como Howard y la Chica Ardilla, cuya serie me parece actualmente de lo mejorcito que se publica hoy en día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.