En las sombras Cuestión de derechos y VII

Y llegamos al final de este capítulo sobre derechos de autor con el final de la historia de Marvelman. Que como no podía ser de otra forma, es algo bastante enrevesado.

spawn9.jpgAntes de seguir con nuestra historia tenemos que dar un pequeño rodeo y remontarnos al año 1992, cuando se publican los primeros números de Spawn. McFarlane y compañía han abandonado Marvel y están triunfando en Image. Aunque las ventas no pueden compararse a las de los títulos marvelianos, el hecho de que todos los beneficios vayan directamente a los autores hacen que estos naden en dinero. Para dar prestigio a su serie o simplemente porque le apetecía McFarlane contrata a cuatro grandes figuras para que le escriban un número cada uno: Alan Moore, Neil Gaiman, Dave Sim y Frank Miller. La calidad final no es nada del otro mundo aunque elevan bastante la media de la colección. En particular destacar el numero de Dave Sim, donde hace aparición su Cerebus y que se podía considerar toda una oda a favor de los derechos de autor.

Aunque lo que nos interesa centrarnos aquí es en el número escrito por Gaiman, donde hacen su primera aparición tanto el personaje de Angela como el de Cogliostro (y el Spawn medieval, pero como este es más controvertido vamos a dejarlo de lado). Evidentemente la autoría de estos dos nuevos personajes pertenece tanto a Gaiman como a McFarlane, aunque este último parece olvidarse de ello y se olvida de ciertos detalles como pagar los royalties por sus apariciones posteriores, figuritas y apariciones en películas. Evidentemente Gaiman se mosquea y habla con McFarlane para intentar solucionarlo llegando al siguiente acuerdo: Gaiman entrega la mitad de sus derechos de Angela y Cogliostro a McFarlane a cambio de los derechos que McFarlane posee sobre Miracleman (ver final post anterior). ¿Final feliz? Ojala. Al poco tiempo McFarlane se arrepiente y dice que de eso nada de nada, que los personajes de Spawn son suyos y que Gaiman fue contratado a sueldo, por lo que no le pertenecía nada de aquello. Que ironía, justo de lo que se quejaba el bueno de Todd cuando abandono Marvel. Queda patente que McFarlane tiene planes para introducir al personaje en sus propios tebeos e incluso hay documentación grafica al respecto, por lo que Gaiman no tiene más remedio que ir a juicio. El objeto de la disputa seran los dos personajes de la discordia, pero de fondo se encuentra en juego Miracleman, que es lo que realmente les interesa a ambos. Y como curiosidad para ver como de rápido transcurrian estas cosas, el Spawn 9 fue publicado en 1993, el acuerdo verbal entre ambos data de 1997 y Gaiman acude a juicio en 2002. Las cosas de palacio transcurren despacio.

hellspawn13.jpgMcFarlane tiene pasta para tirar y regalar por lo que no le importa ir juicio tras juicio y plantar todo un ejercito de abogados delante de un tribunal. Sin embargo Gaiman, que aunque también tiene sus ahorrillos no puede permitirse ir a juicio de una manera tan alegre y encuentra un inesperado aliado: Joe Quesada, que esta como loco porque le haga lo que sea para Marvel. Para ello Gaiman funda «Marvels and Miracles LLC», cuyo función principal y única sera aclarar de una vez por todas a quien le pertenece el personaje. La financiación vendrá de los tebeos que haga para Marvel, cuyos beneficios irán destinados totalmente a este empresa. Así es como nace 1602, un tebeo con buenas ideas pero de calidad bastante dudosa que se vende maravillosamente bien. En la dedicatoria Gaiman gasta una broma de las suyas » Dedicado a Stan Lee, Jack Kirby y Steve Ditko, con infinita admiración […] Y, por supuesto a Todd, por hacerlo necesario» Esta claro que el interés de Quesada en todo esto aparte de poner el nombre de Gaiman en sus tebeos es poder publicar un Alan Moore dentro de su compañía, ya que lleva años dorándole la píldora de manera muy sutil.

Como no podía ser de otra manera un juez proclama a Gaiman vencedor de la disputa y le reconoce su propiedad sobre Angela y Cogliostro y se le da la razon a Gaiman en todo, incluso en lo del trato verbal sobre Miracleman, por lo que solo queda establecer la parte de daños y perjuicios. Aquí Gaiman tenía que tomar una decisión, o seguia manteniendo el copyright sobre sus personajes o se los entregaba a McFarlane y por lo tanto se tenía que cumplir el contrato sobre los derechos de Miracleman. Pues Gaiman eligió quedarse con los personajes (más una indemnización, claro) en algo que pareció totalmente marciano en su día. ¿Por qué no había cambiado los derechos? ¿No era ese el propósito de todo esto? Pues sí, pero resulta que en el transcurso del juicio se descubrió que lo que poseía realmente McFarlane era la propiedad sobre los logos del personaje. Los derechos que Eclipse poseía habían caducado a finales de los 90, incluso antes de que McFarlane los comprara. Así que en realidad McFarlane no poseía gran cosa y una vez más, otra persona que clamaba que era suyo no era el poseedor de los derechos de Miracleman. Es importante señalar que todo esto se supo gracias al juicio, sino hubiera habido litigio las cosas seguirían en un punto muerto.

gaimanmcfarlanefoto.jpgAntes de encaminarnos hacia la resolución final, un pequeño desvio para contar varias de las anécdotas que rodearon esta batalla entre los dos autores.

Lo que mueve definitivamente a Gaiman a ir a tribunales es el intento de McFarlane de registrar el personaje como algo de su propiedad en 2001 y de publicarlo en un número de Hellspawn cuya portada fue filtrada sin ningún pudor. Evidentemente el número nunca llegó a ser publicado ya que los tribunales lo detuvieron. Otro de los intentos de presión fue incluir al personaje en la historia correspondiente a Spawn en el tebeo que conmemoraba el décimo aniversario de Image. Como no, el tebeo tuvo que retrasarse con McFarlane echando las culpas de esto a Gaiman y no a la playstation. Gaiman ni siquiera sabia que el personaje salía ahí. Pero tras el juicio la cosa no acaba, McFarlane Toys saca una figura del personaje con el siguiente texto en la caja: «Miracleman is a trademark of Todd McFarlane Productions, Inc. The Miracleman action figure is (copyright) 2003 Todd McFarlane Production.» Y para terminar de tocar las narices, McFarlane retconea a Cogliostro y le convierte en… ¡Man of Miracles! ¿A qué no adivináis a quién se parece? Evidentemente todo esto no sirvió para nada más que para molestar a Gaiman, pero bueno, así es la vida.

Aunque mi anécdota favorita es cuando termina el juicio y el veredicto ya ha sido emitido. McFarlane se acerca a Gaiman con uno de los tebeos de Spawn que habían sido utilizados como prueba y le pide que se lo firme para el hijo de uno de sus abogados. Gaiman y lo hace y a continuación posan para una foto con el fan… Increible.

marvelmanquesada.jpgY llegamos al final de nuestra historia… ¿¿¿¡¡¡Pero quién tiene los derechos!!!??? Pues al parecer Marvel. En la última Comic Con Quesada anunció que habían hablado con Mike Anglo , que en la actualidad tiene 94 años, para comprarle los derechos y habían llegado a un acuerdo con todas la partes. Todavía no ha trascendido en que consisten esos acuerdos, pero parece bastante claro que todos los movimientos realizados por Gaiman en los últimos años han servido para descubrir quien poseía realmente al personaje y que pasos había que tomar al respecto. Parece que por fin vamos a ver reeditado todo el material de Eclipse, que el personaje volverá a llamarse Marvelman y posiblemente Gaiman continué la historia donde la dejo. Así que al menos en esta historia hemos tenido un final feliz, que no es poco, porque menudo trajín que ha causado el personaje y eso que nació como un simple plagio.

Y con esto termina esta serie de post sobre los derechos de autor, espero que os hayan gustado. Pero el repaso a la historia no termina, próxima parada: Bob Kane.

26 opiniones en “En las sombras Cuestión de derechos y VII”

  1. Surrealista lo de la firma del Spawn al final del juicio. A mi McFarlane siempre me ha dado mala espina, desde la distancia me parece el malo maloso que solo quiere lucrarse.

    Oye, gracias por todos estos post, que tendrán un curro de la ostia, y como es de buen nacio ser agradecio.. yo te vuelvo a dar la gracias. Además, para este verano sin vacaciones que tengo, son unos post cojonudos para leer desde el curro jejeje

  2. Al final Quesada meterá al Marvelman en la continuidad Ídem aprovechando el próximo macroevento (¿»Dark Invasion»? ¿»Civil Secret»?), de hecho el Marvel Boy ya anda por la Tierra 616 tan pancho.

  3. Grandísima cadena de post. Muy interesantes amenos y currados. Muchas gracias.

    Ahora sólo queda que Quesada no haga alguna de las suyas. Personalmente con una reedición medianamente buena pero completa me doy por satisfecho. Lo que puede ser del personaje en manos de la Marvel se me antoja aterrador.

  4. Yo tengo la figurita de Man of Miracles (y mola un huevazo que te cagas).

    ¿Es cierto que Gaiman se ha pasado los últimos quince años metido en juicios? Porque si lo que la leyenda cuenta sobre Harry Potter y los Libros de la Magia es cierto… (¿eso da para post?).

    A mi lo más surrealista de todo esto no me parece lo de Gaiman y Todd! (de ahí lo de que lo dedicase con admiración, ¿no?) firmándole al niño en el juicio, todo lo contrario, me parece muy bien eso de hacerle mantener la ilusión… ¡lo surrealista es que Pedro tenga en su ordenador una foto de los tres en el momento!

  5. Fenomenales articulos, Pedro.

    Lo de la foto tambien me parece extraordinario. Creo que ahi actuaron de puta madre tanto Gaiman como Todd.

    Ademas, seguramente el nin~o en el futuro podra subastar ese comic y embolsarse una pasta, de la cual quizas un porcentaje pertenezca a Gaiman y otro a Todd. Todo volvera a empezar.

  6. «A mi McFarlane siempre me ha dado mala espina, desde la distancia me parece el malo maloso que solo quiere lucrarse.»

    No creo que sea «mala» persona. Es un hombre de negocios, y ya se sabe «los negocios son los negocios».

    Lo de la foto está muy bien, pero demuestra en cierto sentido que no es algo «personal» sino negocios.

  7. Algo me resulta confuso. He visto la figura de Miracleman y se llama Man of Miracles. Creo que nunca ha habido una figura de «Miracleman» como tal ¿o sí?.

    No entiendo lo del retconeo de Cogliostro, tampoco leo Spawn, así que será por eso…

  8. A mi lo que me parece realmente triste de todo es que al final el personaje se lo quede una de las editoriales grandes, con las consecuencias que eso supone.

  9. Si al final se publica lo de Moore y Gaiman lo único malo será si acaba volviéndose a llamar Marvelman. Miracleman es un nombre mejor, es cojonudo y es como se le ha acabado conociendo y eso sin saloe en un cómic en años!!

    No creo que Marvel integre en su continuidad a este pjs, al menos mientras Gaiman este interesado en él. Pero bueno, todo será cuestión de no comprarlo si no esta bien lo que hagan con él.

  10. Una duda,si Todd es dueño del logo de Eclipse¿Podria publucar entonces un comic llamado Miracleman?

    Es una lastima que Gaiman haya vendido los derechos a Marvel,espero que no sea dentro del Universo Marvel,aunque podria tener su gracia,pero no quiero que Bendis toque a un personaje asi,siempre pense que el sitio perfecto para este personaje era Image o Dark horse.

  11. ¡Agh-arf!, no me había dado cuenta que volverían con el nombre Marvelman… Pero seamos previsores, volvamos el espejo retrovisor hacia delante para fisgar en uno de tantos futuros como quedan a la entrada de cada esquina.

    Venga, ahora a escoger que temas musicales queremos meter en la peli videográficasonora. Si se la encargan a algún cineasta koreano igual hasta sale entretenida y sin hervores intelectuales jolyputianos: supongo que en una editorial gorda un chollo así solo se lo juegan por hacer la peli. ¡Hostias, el Brad PITT! Rubio, metrosexy y con mirada de canelón… pues ya hay prota. Y Joe Pesci en el papel del Gargunza y Antonio Banderas como el malo… ¡Si por lo menos rescatasen al chinomelenas del Equipo A!

    Espero que todo este tinglado no caiga en septiembre porque suspendo seguro.

  12. Muy buenos posts. No tenía más que una ligera idea de algunas cosas y con esto ya sé muchísimo más.

    Ah, y lo de los tebeos usados como pruebas en temas legales me ha recordado inevitablemente a Hulka.

  13. Que pedazo de serie de artículos Pedro, encima didácticos y entretenidos. Este último me ha parecido especialmente divertido, con un heroe inesperado al final que para sorpresa creo que de todos ¡resulta ser un «desinteresado» Joe Quesada!

    A mi Gaiman cada vez me mola más tanto en Marvel como en DC, así que no me pienso perder su regreso al personaje.

    FOXXXXXXXXXXXXX

  14. Pedro, borra el mensaje anterior que se ha colado sin querer.

    Quesada lo que tiene que hacer es publicar los numeros de Moore y Gaiman y dejarse de zarandajas. Con lo embarullado que está el tema de los derechos, no crea que nadie sea capaz de ganarle un juicio. se hincharía de ganar dinero, y con pagarles royalties a los autores y a Anglo los tendría contentos y los fans satisfechos.

  15. Plas, plas, plas!!! Maravillosos posts. Interesantes, entretenidos, y a momentos divertidos (ese pedazo de firma). Una joya en la historia de este blog. Y van unas cuantas.

    Sobre Miracleman… Pues poco puedo decir excepto que la tengo de chiripa. Los números de Moore que sacó Forum los compré porque era una cole nueva y me picó por ahí, sin referencia alguna (ni tan siquiera sabía quien era Moore), y los de Gaiman me los pillé en un tomito de Eclipse en inglés hará más de 10 años. Y siempre me ha divertido ver como se cotizaban más y más (no recuerdo cantidades pero la última vez que los vi en una tienda eran caros de cojones, y hablo de la edición Forum, cómics que hoy en día no es que se coticen a niveles desorbitados excepto en casos puntuales).

    Me alegro de que se acabe pronto el negocio y que la gente pueda acceder a ellos de forma legal y a precios razonables (bueno, para lo que es hoy el mercado).

    Lo de Todd… Sí, serán negocios, pero ha puteado a mucha gente por ello y además ha acabado perdiendo así que como negocio de los peores. A veces vale más ir de buena fe y con cierto afecto por esto que son los tebeos, será que soy un ingenuo pero al final la historia lo pone a cada uno en su sitio.

    Un saludo y gracias Pedro.

  16. A todo esto…

    El Miracleman de Moore, primero, y Gaiman, después, hace honor a su fama. Es una puta obra maestra del todo recomendable. El caso de Neil & Todd & abogados será un culebrón de cuidado, pero la serie merece eso y mucho más.

    Quien no lo tenga ya sabe… A por él!!!

  17. Gracias por aclararme de una vez todo el follón de los derechos de Miracleman… llevaba años leyendo pequeñas capsulas sobre el tema y por fín me he enterado de todo.

  18. Debo admitir que en su día yo me pedí por Previews ese Hellspawn para ver si era cierto la putada que iba a hacer McFarlopa, después de muchos meses de retraso, el tebeo me llegó y para nada contenía algo de Miracleman. Lo jodido es que según lo que haga Marvel no sé si será mejor o peor, para nada quiero ver un team-up de MarvelMan con Spiderman escrito por Loeb, o que anuncien un nº de Dark Avengers como el gran combate el Vigía contra Marvelman

  19. Me encanta este blog porque debe de ser los pocos que estudia en profundidad el cómic como industria y como fenómeno a todos los niveles. Debrías escribir un libro para difundir toda esta información.

    Felicidades y feliz vacaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.