En las sombras Cuestión de derechos VI

Y llegamos a la parte complicada del pastel. ¿A quién pertenece Marvelman? ¿Qué problema hubo con los derechos del personaje? ¿Quién los tiene en la actualidad?

Antes de empezar a leer este post tenéis que memorizar todo lo que conté en el anterior: quien, como y cuando se publicó Marvelman. La historia de por si es algo compleja y si no se tiene el conocimiento de como pasaron las cosas es prácticamente imposible entender nada. Así que un minuto para que lo leáis otra vez y… ¿ya? Vamos con ello.

marvelmanspecial1.jpgNo hay ninguna duda que la propiedad del personaje debe pertenecer a su autor o a la editorial que lo edita dependiendo de que tipo de contrato draconiano haya firmado. Esto es por un lado Mike Anglo, creador del personaje y por otro L. Miller & Son. No se tiene exactamente claro quien de los dos es dueño legitimo del personaje ya que se desconoce que se firmó y como, pero Anglo siempre ha reclamado la propiedad del personaje e incluso alguno de los tebeos tenían un “© Mick Anglo”. Para simplificar las cosas y debido a que ni Miller ni Alan Class (la editorial que compró el material de Miller & Son cuando esta quebró) han reclamado jamas nada sobre el personaje, vamos a otorgar la propiedad a Anglo, que a fin de cuentas es quien más se la merece y es su legitimo creador. Así que Marvelman pertenece a Michael Anglo… en teoría.

El momento crucial y el que crea un absoluto caos sobre la situación del personaje se produce cuando Dez Skinn decide publicar Warrior y usar a Marvelman para la revista. Skinn no tiene los derechos sobre el personaje pero nadie lo sabe. El avispado editor piensa que nadie iba a reclamar la propiedad de un personaje hace mucho tiempo olvidado y cuyo editorial hacia mucho que había desaparecido. El resto del staff no sospecha nada ya que incluso ven como Anglo aparece por las oficinas y es pagado por la reimpresión de sus viejos trabajos. Y como guinda del pastel y para terminar de embarullarlo todo, Skinn reparte los derechos que no tiene de la siguiente manera: 30% para él, 30% para Alan Moore, 30% para Gary Leach (el dibujante) y el 10% restante para Quality comics, la editorial que publica la revista. Es decir, de repente el personaje para a ser propiedad de cuatro entidades diferentes como por arte de magia. Skinn siempre ha mantenido que él no le dijo a nadie que había comprado los derechos, que el resto simplemente asumió que era así.

Cuando Gary Leach deja de dibujar el personaje, lo sustituye Alan Davis y como la idea sobre la revista era que los autores tenían que poseer los derechos de sus obras, hay movimientos en los porcentajes anteriormente mencionados. A Davis se le entrega un 30%, Moore y Leach mantienen la misma cantidad y Skin se queda solo con el 10%, dejando a la editorial sin nada, cosa totalmente normal ya que ni siquiera se los tendrían que haber dado en un primer momento. La cosa hubiera seguido así, pero en 1983 publican el Marvelman Special nº1, que hace que Marvel arquee una ceja y amenace a la editorial con juicios varios por poner la palabra Marvel en portada. Esto coincide con un momento en que Moore y Davis estaban medio peleados entre ellos por “diferencias creativas” (lucha de egos) y por una serie de problemas que estaban teniendo con el Capitán Britania. Por lo que entre el mal rollo y las amenazas de juicios todos dejan prácticamente al personaje abandonado. ¿De que más quien sea si esta muerto?

miracleman23.jpgPero no, no acaba ahí la cosa ya que Eclipse licencia al personaje para su publicación en América. ¿Y a quién se lo compra? Pues a Skin, evidentemente. Eclipse piensa en todo momento que ha comprado el personaje a sus legitimos dueños, por eso Alan Moore colabora tranquilamente con ellos ya que la editorial era una firme defensora de los derechos de autor. En todo esto Alan Davis, enfadado con Moore y queriendo desligarse totalmente del personaje, entrega su parte a Gary Leach, que se convierte en dueño mayoritario del personaje (si esto fuera posible, que no estamos hablando de una empresa). Cuando Moore termina su etapa en Eclipse y es sustituido por Gaiman, decide regalarle su 30% a este ultimo, que a su vez decide partirlo en dos y darle la mitad al dibujante de aquella época, Mark Buckingham. Resumamos para no perdernos, antes de 1994 el personaje supuestamente pertenece a Eclipse, Gary Leach, Neil Gaiman y Mark Buckingham, aunque toda la bibliografía que estoy encontrado atribuye a Gaiman el derecho a hacer lo que quiera con él (y el resto a cobrar su parte, claro). La cosa podría haber seguido durante algún tiempo pero ese mismo año Eclipse quiebra y el tema entra en un extraño limbo legal. Si quieres publicar el personaje, ¿a quién le compras los derechos? ¿A Eclipse o a Gaiman?

Y en este punto es donde entra Todd McFarlane, que en 1996 adquiere todos los derechos de Eclipse por 40.000$ con la intención de reutilizar a los personajes y sobre todo a Miracleman en sus Spawn-colecciones. Y aquí es donde se inicia la batalla Gaiman-McFarlane, con la que concluiremos en el siguiente post este tema.

12 opiniones en “En las sombras Cuestión de derechos VI”

  1. La cosa sólo podría haber sido más retorcida si Skinn hubiera formado un matrimonio a tres con Moore y señora 😛

    ¿Y Steve Bisette qué dice de todo esto?

  2. O sea que el Dez Skinn nunca tuvo los derechos del personaje aunque luego se los vendió a Eclipse…magistral ¿y no le terminó cayendo ninguna demanda por esta estafa?

  3. Si Skinn nunca tuvo los derechos, ¿estos no deberían seguir siendo de Michael Anglo (o de sus herederos)?

    Al no tener Skinn los derechos, no pudo “repartirlos” entre Alan Moore, Alan Davis y el resto, ni venderlos luego a Eclipse. Todas estas personas y compañias podrán denunciarle por estafa (o lo que sea), pero por lo que parece en ningún momento los derechos dejaron de pertenecer a Anglo.

    Evidentemente este tema no será tan sencillo, cuando después de tantos años sigue sin resolverse 😉

  4. Efectivamente, los derechos siempre han sido de Anglo, lo que pasa es que a la hora de demostrarlo al final tienes que ir a juicio y eso siempre es complicado.

    Por un lado Skinn le estaba pagando a Anglo por las reimpresiones y no sé si habría ganado algo demandandolo ya que las nuevas aventuras tampoco duraron mucho. Y lo mismo para Eclipse, que termina declarandose en bancarrota. Vamos, que no estamos hablando de un Superman que esta dando millones de dolares, sino de un personaje que jamás termina de despegar… aunque esta claro que la parte de Moore y Gaiman a día de hoy venderia una barbaridad.

  5. O sea… que me imagino que Anglo (o herederos, desconozco el estado de este señor) estará feliz con ser el dueño de “su” Marvelman, y Gaiman, Buckingham y los que queden del resto de “Miracleman”, así que me imagino que si alguien quisiese continuar las historias… compraría el personaje directamente a Anglo… aunque eso no le daría carta blanca para reeditar el material de Moore, porque esos derechos los tienen Gaiman & friends… ¿me he desviado mucho?

  6. Esto es lo que dice Steve Bissette -entre otras cosas-:

    “Si esto finalmente da a John Totleben y su familia los ingresos largamente atrasados de su mejor trabajo en el cómic, son sólo buenas noticias para mí.

    Espero que esto aclare el camino para que Neil (Gaiman) y Mark (Buckingham) completen también su parte de la serie, pero sobre todo, espero que esto cambie la vida de los Totlebens para mejor.”

    http://srbissette.com/?p=5050

  7. Y Mark Buckingham:

    “Obviamente, para Neil y para mí ésta es una maravillosa oportunidad de conseguir finalmente que el material que hicimos a principios de los años 90 se reedite otra vez, porque han pasado 16 años desde nuestro último número. Más que otra cosa, podemos conseguir que aquel material se reedite de nuevo ahora. Hay material que se hizo que nunca ha sido publicado, así que desde el punto de vista de un fan, esto es fantástico. Hay ya más material de Gaiman y Buckingham sólo a la espera de entrar en imprenta.”

    En cuanto a si el equipo creativo completará las cuatro últimas partes de su historia de la “Silver Age” y seguirá con el propuesto final “Dark Age”:

    “Es todo muy repentino y reciente, pero sería maravilloso si tuviéramos la oportunidad de volver para completar la historia que comenzamos. Tendrán que esperar y ver. Estoy muy emocionado de que el personaje esté de vuelta y de que una nueva generación conseguirá disfrutar de ello.”

    http://www.comicbookresources.com/?page=article&id=22227

  8. Caramba, no tenía ni idea de todo este follón. Es genial el mundo de los abogados, cómo lo embrolló todo el Dez Skinn ese… Y en el próximo episodio, ¡McPollo, el coleccionista de pelotas de béisbol!

    Magnífico post, Pedro. De quitarse el sombrero. Como todos, pero este todavía más.

  9. Excelentísimos posts, estoy disfrutando como un camello (de los de joroba, no de los de speed).

    Y lo peor de todo es que con todo esto me están entrando unas ganas terribles de leer este cómic, pero según parece es casi imposible de encontrar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.