Ultimate Utcon IV: Visita al museo de la ciudad

Ultimate Un Tebeo Con Otro Nombre IV sustituirá durante una semana al blog normal. Durante esta semana se comentaran situaciones de un futuro lejano como si el autor viviera en aquella época, con todo lo que eso conlleva.

museo.jpgOs lo prometí a vosotros y también a mis nietos: hoy nos hemos ido a un museo, concretamente, al de usos y costumbres de la civilización del siglo XX. La verdad es que no tenían la más mínima gana de ir, sobre todo porque lo podemos reproducir perfectamente en el salón de casa sin tener que movernos ni un milímetro, pero demonios, si el gobierno terrestre se molesto en conservar esta clase de instituciones sera por algo, ¿no? Porque esto no se trata solo de verlo, sino también de tocarlo, de sentirlo. Estos inventos modernos solo sirven para una cosa: el porno. Porque esta muy bien eso de poder tener relaciones sin tener que perder el tiempo buscando a alguién que te apañe los bajos, sobre todo porque a mi edad uno ya no esta para estos trotes (o más bien no hay mozuela que quiera frotarse un poco con estos pellejos). Para el resto, no hay nada mejor que vivirlo, ¡cómo se hacía antes!

No os voy a aburrir con todos los detalles sobre la visita al museo, sobre todo porque pasamos un buen rato en las exposiciones dedicadas a las pizzerias y discotecas, donde les enseñe a mis nietos como se hacía el baile del marciano que triunfo en la década de los 20… Lo que me voy a centrar es en la parte dedicada al ocio y a la subcultura, donde entre otras cosas, se encuentra una librería especializada… ¡cómo cuando yo era pequeño! Ay que recuerdos, sniff. Mis nietos no se lo terminan de creer, pero aquellas tiendas, ¡eran el centro del universo! Les he tenido que explicar que la gente acudía en masa a las mismas para, ademas de adquirir su ración mensual de ocio, entablar relaciones con otros seres de su mismo ámbito, incluso iniciarse en el mundo de las relaciones sexuales. Sí, de acuerdo, en los demás sitios también se podían hacer estas cosas, ¡pero en ninguno como en las librerías, verdaderos nirvanas del placer!

Aunque tengo que reconocer que la reproducción que se exhibe en el museo es un poco pobre ya que ni siquiera conserva ejemplares en papel, solo unas pantallas donde ciclicamente se nos muestras una serie de títulos: Spiderman, Jumping Acrobatic Crimson, Awesome Extreme Sports Illustrated Youngblood, Mighty Powerfull Handsome Jack o el Principe Valiente de Miller. Menos la ultima, unas porquerias de tomo y lomo que ni siquiera son representativas de la época (¿quién enseño al hijo de ROB! anatomía? No sabe ni hacer unos musculos como dios manda) Y claro, ni siquieras puedes ojear un ejemplar, que es lo que les queria enseñar a mis nietos: como leiamos de gorra. Ya, hoy no tiene sentido, tenemos los terminales y por un módico precio de uno o dos millones de euros, acceso a gran cantidad de material, ¿pero dónde ha quedado el placer de leer algo malísimo y no pagar por ello? De todas maneras, desde que el formato mínimo son las 1326 páginas (y ya no las publica nadie), no me imagino cogiendo un tocho de esos en la librería, aunque la verdad es que las primeras 500 te las lees en cinco minutos.

Me comentaba ayer Pablito (tu padre era un mal bicho, me alegro que este criando malvas) que ya circulaban las ediciones en papel del D.O.O.M. y tengo que decir que me alegro por él que puede permitírselas (claro, alguien se tuvo que quedar con el dinero de la venta del emporio Adlo, y no fui yo), pero el resto de los mortales tenemos que conformarnos con los terminales y las recreaciones virtuales en casa. Aunque estas últimas dejan aún mucho que desear, porque los tebeos antiguos no tienen el efecto 3 dimensiones y si miras por detrás se ve que no tiene volumen… Pero a lo que iba, que mis nietos me han abroncado por esta manía del papel, no por el precio de las ediciones facsimiles de 75.000 páginas, sino por el rollo de siempre de la ecología y todas esas mierdas que les meten en la cabeza. Mira los polos, ¡ahí siguen! Y el efecto invernadero, ¡una estafa! Y los chavales de hoy en día siguen con esas mierdas solo porque el Amazonas ya no existe. ¡Había que hacer sitio para construir pisos! ¡Los tebeos no tuvieron la culpa!

La visita ha terminado con un divertido viaje en tiovivo… bueno, realmente me he montado yo solo, pero es lo que tiene la edad, que uno no puede permitirse determinados lejos. Maldita juventud, que no aprecia nada. En mis tiempos si que hacían buenos tebeos de superhéroes, si no recuerdo mal había uno llamado cuenta atrás que era la leche…

15 opiniones en “Ultimate Utcon IV: Visita al museo de la ciudad”

  1. jeje, yo tengo fotos junto al coche y el cohete en ese museo… ¿alguien las quiere como reliquias? Por un módico precio todo se puede arreglar

  2. «¿quién enseño al hijo de ROB! anatomía? No sabe ni hacer unos musculos como dios manda»

    Puf. De este tío he oído decir que se ha hecho del culto a San Alano el Moro, y que un día escribió en un foro (si es que aún existen, que lo dudo) que la versión 23.0 va a ser publicada dentro de poco.

  3. ¡Juajuajua! Si hubieses vendido todos tus miembros durante el desabastecimiento de hamburguesas orgánicas del 2224, bien que podrias permitirte comprar el Absolute Comix Udigrudi ‘Mortadelón pasa de olímpicamente de las Olimpiadas’. No me extraña que te cerrarán aquella cosa del blogueo… nunca demostraste visión de futuro, chico.

    Yo sí que aseguré mi futuro, y el de mis doce alimañas estomacales, cuando me pasé al reseñeo indiscrimando de todos aquellos horribles mamwas en lengua gallega correctiva protocelta de la Xunta. ¡Ahora puedo seguir comprando cualquiera de las tontadas que publiquen los seniles biónicos de la editora niponesa Historietas Podcast. Por cierto, ando muy cabreado con esos androides protésicos y no me corto un pelo, conectad ciberumbilicalmente con mi columna semanal del próximo Biotopo de Viñetas (hora celular pm 36:554) para desalienar hasta la última gota de creocircunfotmación.

    ¿¡Por qué parezco ser el único crítico de este medio capaz de denunciar la baja calidad del pseudopapel de útero de morsa!? Lo del último número de la Edición inmaculada de ‘Esther en su mundo’ resulta abominable. ¿Acaso esperan esas garbanzosas chatarras de editores que alguien lea un tebeo en un papel que no tiene aroma a auténtico papel? Espliego, manzanilla y olor a huerto… ¡¡¡Prufff, no hay quien pasé ni de la primera página!!! ¡Malditos robo-editores de Historietas Podcast, cuando Portela despierte de su criogenización de té con leche os fundirá de un coletazo ígneo!

    Ninguno de vosotros merece haberme conocido, me adorais porque soy vuestro único nexo de unión con la realidad electroplasmática del Didioverso. ¡Larvas parturientas, gusanada del fandom comiquero, no dejéis de rezar en mis iglesias y acordaros de comprar mis muñecos en Semana Santa! Me largo a leer tebeos en perfecto papel, dejo en manos de mis esbirros de Zona Negativoidea el que Pedro de la Utcom no vuelva a subirse a ese tebeo tiovivo.

    Carroñas, bendecid mi paso. Vuestro querido líder os quiere muertos por el mejor provecho de la Nazión, recordad el himno mil milenario: «Cuchara de madera, cuchara de madera, limpieza y limpieza , por siempre democrática sonrisa de mares y montañas servida. ¡Oh, lanceolada criatura divina, de tus crines cuna de titanes! ¡Espermatozón, Espermatozón, Espermatozón…»

    Enfermera, pase página. Así, de esa manera, con un cuidado excelente… ¡Oooh, sssí! Dedito-boquita, dedito-boquita.

  4. Los jóvenes de hoy lo tienen todo hecho; con un generador de guiones Moore-fractal y un corrector virtual anatómico, hacen virguerías en dos clics.

  5. Yo de lo que me acuerdo es de aquellas visitas a la carcel donde ibamos a comprar la versión definitiva de Li’l Abner editada por Manuel Caldas. Que risas, que tiempos. Que broncas de MR a la vuelta en aquel autobús destartalado. Y el pesado de siempre gritando: «¿Y las tiras de Spirit, quien publicará las tiras de Spirit?».

    Bueno voy a conectarme al HomeInternetVirtual4D que dan los trailers de la peli Karen Page vs Dale Arden. Promete.

  6. Ahhh, el Príncipe Valiente de Miller, ese clásico.

    ¿Cómo olvidar Prince Valiant: Born Again («Habías hecho un buen trabajo, Morgana. No debiste firmarlo»)? Y su Prince Valiant: the Black Knight Returns todavía no ha sido igualado («No hay nada malo en tí que no pueda arreglar con mis propias manos, Mordred», «Pienso en Ginebra, el resto es facil»).

  7. Y la famosa escena donde Aleta está bailando en la barra, mientras Sir Kingpin babeando piensa: «Una mujer sin esperanza, es una mujer sin miedo».

    Y el caballero Urich diciendo: «Malditos cigarillos».

  8. >>>desde que el formato mínimo son las 1326 páginas (y ya no las publica nadie),

    Cuánta razón tienes. ¡Cómo se alegró mi padre cuando inventaron aquellas grapas de titanio reforzado que permitían publicar tebeos de mil páginas en grapa! ¡Lo contento que estaba con su ejemplar de los Vengadores de Stern y Buscema (todos en una sola grapa)! Pero al final el formato está cayendo en desuso y ya sólo se publican tomos de un millardo de páginas. Dice la gente que la grapa está muerta. Bobadas, lo que pasa es que los guionistas ya no saben escribir buenas historias de mil páginas como las de antes

  9. Perdonad el off-topic y la paradoja espacio.temporal, pero alguien sabe de alguna página de descarga directa por medio de la cual pueda bajarme la pelicula-documental Stan Lee’s Mutants, Monsters and Marvels?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.