La blogosfera comiquera se hunde

«Tirafrutas lo deja, Randy abandona, Ternin tiene el blog cerrado, el Telecomicdiario se toma casi tres meses de vacaciones, las Tortas se reconvierte a «revista digital»… ¿esto se hunde? ¿La blogosfera en crisis? ¿Vamos a morir todos? ¿Por qué el gobierno no garantiza un mínimo de dos posts diarios en nuestros blogs favoritos?»

Jotace preguntandose a que sabe una minioreo

ambushbug3.jpgComo hemos cambiado, que lejos ha quedado aquella amistad… esto, no, no, que mezclo cosas, pero el fondo es el mismo, los tiempos han pasado y donde antes crecían blogs como setas, ahora mueren y se quedan en el olvido. ¿Paso ya la fiebre bloguera comiquera? ¿Ya no esta de moda? Pues sí, eso, lo de más allá y un poco de todo, lo que está claro es que hace tiempo que se alcazó el techo y ya no parece que vayamos a ir más lejos. Somos los que somos y aunque de vez en cuando surgirá alguna nueva propuesta, el número máximo de blogs ACTIVOS dedicados a esto no parece que ira más en aumento. Y es que nuestra afición no es demasiado mayoritaria por mucho que a veces nos guste pensar lo contrario y el número de personas que participamos en ella es demasiado finito. Es decir, pongamos que si existen 10.000 lectores habituales en nuestro páis no vamos a conseguir muchas más visitas de esas 10.000. Si tuviéramos un blog de televisión, de fútbol o de gadgets nuestro público potencial podría alcanzar algún día las 7 cifras. Pero hablar de tebeos nos puede llevar a un máximo de 5 cifras, y claro, eso no es gran cosa. Pues imaginaros entre esos lectores los que además se dedican a juntar letras habitualmente para los que los demás las lean, pues muchos menos. Y así ha pasado, que hemos tocado techo.

Pero, ¿y por qué ese empuje tan repentino al principio? ¿Por qué entonces cada hijo de vecino venía con un blog debajo del brazo? Esta mañana he leído una explicación perfecta sobre el tema:

«los primeros en adoptar la tecnología eran los usuarios avanzados, los que más participan de los medios online y que son capaces de aportar contenidos sin tener que persuadirles con «la Fuerza». «

Efectivamente, primero vinimos los ansiosos, los que estamos todo el día colgados de internet y nos pasamos las horas muertas aporreando teclados. Pero cuando todos esos acabamos teniendo blog, nos quedo la gente más normalita, que se dedica más a leer tranquila y a vivir su vida sin tener que dar la matraca a los demás. Y claro, esa gente no está años y años contando sus batallitas comiqueras y seguramente alguno que otro no sera capaz de mantener su afición durante todo este tiempo. Así que mientras antes salíamos de debajo de las piedras, ahora simplemente hay francotiradores que se pueden sentir intimidados ante otros blogs que llevan años al frente del panorama comiquero. Ah sí, y paso la moda, ahora mismo lo que se llevan son las redes sociales, no este ejercicios de egolatría.

Aunque cada cierre es un mundo y cada bloguero tiene sus propias razones para dejarlo todo, me gustaría que os leyerais el último post del blog de Randy, donde expresa que sus objetivos no eran simplemente escribir y pasar el rato: «uno esperaba escribir y escribir hasta que alguien de las alturas se fijara en él.» Esto es lo que comúnmente hemos llamado por estos lares «vendido» aunque la verdad es que le honra bastante la sinceridad que demuestra Randy en este post, donde deja bastante claro que esperaba conseguir algo a cambio de su tiempo y esfuerzo. Yo creo que esto es algo que les ha pasado en mayor o menor medida a muchos de nosotros. Ya, ya sé que todos tenemos los pies sobre la tierra y que nadie esperaba ser articulista o editor de su editorial favorita, pero uno siempre tiene la esperanza de que su esfuerzo valga para algo, sea ese algo más visitas, algún que otro tebeo gratis o permitirle escribir cuatro tontunas al lado de su superhéroe favorito. No es que se tenga una idea clara, pero muchas veces nos montamos nuestro propio cuento de la lechera donde al final terminamos dando collejas al bueno de Joe por su última cagada editorial. Estas cosas ocurren a veces, no lo voy a negar, pero en la mayoría de los casos la fortuna no llama a nuestra puerta. Y eso a muchos puede terminar desilusionandonos, o quizá no.

Sea como sea, o lo que haces lo haces por pasión o estas acabado. Escribir un blog da mucha recompensas… etéreas. Mucha satisfacción y mucho alimento para el espíritu pero poco para el estomago. Así que o tienes claro desde un principio que es lo que quieres o terminaras llevándote una gran decepción. La blogosfera comiquera esta un poco de bajonazo, es normal, nos han abandonado unos cuantos de nuestros miembros, pero al final siempre quedamos los cuatro de siempre. Y es que al final vamos a ser un fiel reflejo de nuestro mundillo y es que ya sabeís… ¡la blogosfera comiquera se acaba mañana!

30 opiniones en “La blogosfera comiquera se hunde”

  1. Hablo por mi (¿y por quien si no?):

    aunque llevo años escribiendo para diversos espacios en la red no fue hasta hace pocos meses que me planteé arrancar con el blog que ahora ocupa algo de mi tiempo y que mientras pueda actualizaré a diario. Mis ilusiones (y las de mi compañero Mario) no van puestas en nada más allá de que nos lean los que quieran leernos, opinen los que quieran opinar…y poco más.

    Ahora bien, soñar, que hasta ahora es gratis (veremos si no terminan poniendo impuestos a esta actividad para solventar la crisis), nunca está de más. Y como muestra un botón: tras cinco años escribiendo crítica de cine en Cine&Bso, este mes me han dado la oportunidad de dar el salto a la prensa, haciéndome crítico de cine del Correo de Andalucía. ¿Me lo podía imaginar?. Pues como que no. ¿Voy a dejar de escribir en una página en la que he invertido mucho tiempo e ilusión?. Pues como que tampoco.

    Lo del periódico ha surgido de la nada, y que me paguen por ir al cine y hacer algo que hasta ahora había hecho sin cobrar está bien, pero si nos moviéramos sólo por dinero la red sería un lugar muy aburrido, ¿no creéis?.

    Saludetes y perdonad el rollo ;).

    Sergio

    Visita

    http://lecturasrecomicdadas.blogspot.com

    reCOMICdando cada día una nueva lectura

  2. Yo no puedo hablar por nadie más que por mi (lógicamente), pero el caso es que siempre he sido un friki un poco raro (hasta para friki). Me gustan los tebeos desde que tengo uso de razón (bueno, eso podría ser ayer mismo; mejor digamos desde que tengo memoria), pero nunca me he planteado ni me ha hecho ilusión ser dibujante, guionista, articulista ni trabajar en mi editorial favorita. Nunca se me ha ocurrido hacerme un blog. Al igual que tengo muchos amigos a los que les gusta el fútbol y que nunca han soñado (más o menos en serio) con ser Butragueño, Raúl o Maradona. Mis escapadas interneteriles por foros y blogs son simplemente una búsqueda de almas gemelas, igual que estos amigos que menciono antes se van a los bares a jalear a su equipo y abuchear al contrario en comunidad.

    Tras la aclaración anterior, comento que ese rumor que oí hará algunos años, con la fiebre blogueril, de que la gente hacía blogs «para que las editoriales se fijaran en ellos» siempre me había parecido un poco ingenuo. No me imagino una editorial leyendo todos los blogs de aficionados («aficionado» no en sentido peyorativo, sino como sinónimo de «no profesional») buscando a su próximo articulista.

    Para hacer un blog, una web o cualquier actividad de este tipo, sólo se me ocurren dos opciones: lo haces porque te pagan (trabajo) o porque te gusta. Pero MUCHO. Leido el post de Randi, dice que echaba todos los días tres horas y pico para preparar un post. Eso es demasiado para no sacar nada a cambio, salvo que te guste mucho el tema. Es un poco como los que pintan figuritas y echan las tardes enteras. Pagarles no les pagarán (más bien la afición les sale cara), pero como les gusta, es tiempo bien invertido. Pero si alguien se pone a pintar figuritas no porque le apasione, sino porque espera que se las compren y poder dedicarse a eso, ¿cuánto aguanta si no se las compra nadie y tiene que compaginar esa actividad con otro trabajo remunerado? A la vista del post de Randi, a mi no me extraña que cierre, lo que me extraña es que haya aguantado el año y pico que dice que lleva el blog.

    En cuanto a los demás que cierran, pues no podemos descartar el fenómeno de la moda. Hay mucha gente con inquietudes entre los comiqueros y lectores en general (la lectura estimula la imaginación), y es normal que cuando se ofreció un espacio como eran los blogs, mucha gente se abalanzara sobre él. Pero el tiempo pasa, todo termina aburriendo, puede que haya gente que no tenga nada más que decir, o estén hartos de decirlo… Esto es un poco como los foros, Dreamers hace seis años era la leche, no se daba abasto a leer en todos los foros, y los blogs los dejaron reducidos a la mínima expresión. Puede que el fin de los blogs haya llegado, igual que llegó el de los foros.

    Eso sí, Pedro, ¡tú no vayas a dejarlo! Por mucho que te aburras, mientras Planeta la siga cagando, y Didio y Quesada más, motivos para escribir no te faltarán…

  3. Yo llevo año y medio con el blog y nunca he ensado que en esto me fuera la vida. De hecho apenas recibo un puñado de visitas y comentarios menos.

    Todos hemos pensado alguna vez que estaría muy bien poder vivir de esto pero, siendo sinceros, si solo piensas en eso… estas muerto…

    Es nomnral que cierren blogs. Creo que la moda de los blogs acabrá por decaer. Ahora tiene blog hasta el perro de Lopera pero en unos años.. Conzco gent que empezó muy fuerte con sus espacios en internet y blgs y a los 4 días nada. Son modas que pasan. Luego quedarán, es sí, unos cuantos blogs de referencia. Los mejores, por fuerza. Los que más luchen por estar ahí… Eso no es ni bueno ni malo, es así.

    Yo espero segguir cn mi blog muchos años más. de momento esto me cansa ni me siento vacío.

    Saludos y buen post.

  4. Aunque la gente piense que puedo ser un ejemplo de «éxito», mi camino fue al revés: yo empecé escribiendo para revistas y prensa (por los que ya tenía el envidiado servicio de prensa) y terminé con un blog. Es verdad que gracias a La Cárcel he tenido luego más cosas, como las colaboraciones en EL PAÍS, pero en ningún momento me planteé el blog como un medio de promoción.

    Eso sí, seis años después, hoy por hoy, con lo único con lo que realmente me lo paso bien y que no cambiaría por nada es con La Cárcel de Papel.

    De todas formas, creo que hay que entender en este caso dos cosas: a) que en internet se funciona por modas: primero los portales, luego los foros, luego los blogs… no descartemos que estemos en pleno cambio de moda hacia las redes sociales y que se creen grupos de tebeos…

    b) que en el caso de los tebeos, los blogs tienen muchísimas similitudes con los fanzines: nacen, viven, se reproducen y mueren a una velocidad de vértigo, dependiendo de las posibilidades de su autor, generalmente gente muy joven que tiene en un momento dado tiempo, pero que luego tienen que dar su brazo a torcer ante trabajo, familia, etc.

  5. A la blogosfera de antimateria, claro.

    Yo, por lo que se dice arriba, creo que estoy funcionando en sentido inverso. Empecé con unos amigos un blog por el simple hecho de contar lo que nos apetecía en cada momento, sin restricciones temáticas ni programación para postear (mismamente, en verano tuvimos un típico parón que se da en todos los blogs, al parecer). Sin embargo ahora me ha dado por «emanciparme» de mis colegas y me lo he montado solito, con ganas de que esto dure lo máximo posible, dejándolo solo cuando me quede sin ideas o sin tiempo físico para poder seguir escribiendo.

  6. Bueno, parece que estamos en recesión. Yo comprendo lo que dice Randy, que quiere resultados a tanto esfuerzo, pero es que esa fortuna es sólo para unos cuantos elegidos. Unos pocos que tienen la suerte de estar en el sitio adecuado en el momento exacto además de un mínimo de calidad, claro. Vivir como bloguero es sumamente difícil, a no ser que te contrate un periódico en su sección digital para ello, como crítico ni os cuento…

    En mi caso personal nuestro blog es un sitio en la red a modo de baúl de los recuerdos de aquello que veo y/o leo y que me gusta recordarlo con el tiempo.

    Dentro de quince días cumplimos dos años con él y sólo nos leen una media de entre 100 y 200 personas diarias. Ni siquiera va en aumento la audiencia, si no todo lo contrario.

    Nunca tuvimos ni vamos a tener aspiraciones en este sentido, es algo puramente vocacional y que hacemos porque somos unos aficionados que sentimos mucho aquello que degustamos y nos gusta debatir sobre ello, ¡qué mejor que un blog para ello!

    De otro tipo de ilusiones se vive, pero el blog no me las va a dar, eso lo tengo muy claro, por ello estoy a punto de acabar Periodismo. El blog es algo que si quieres que quede bien tienes que dedicarle mucho tiempo y el tiempo empleado puede quedar caduco en un par de días o incluso horas. Si no te diviertes con ello y esperas algo que nunca llega uno acaba aburriéndose de tanta falsa esperanza. No es mi caso, así que yo seguiré dando mucha guerra porque me queda cuerda para rato. 🙂

  7. En mi caso sí que he llegado a vivir de mi web y otro blog: fueron 4 años de web. Y ahora no, pero ahí seguimos, porque me acuerdo de cuando hacía un fanzine, y vendía 200 y no me lo podía creer. Y ahora me leen casi 20 veces esa gente todos los días. YO lo pongo en esa perspectiva y estoy más contento que unas pascuas.

    Si es cierto que la gente se aburre, o se le pasa las ganas. A mí me ha pasado con mis colaboradores…

    También creo que actualizar a diario quema, tanto al lector como al escritor…

  8. A mi como lector no me cansa que los diferentes blogs actualicen a diario sinceramente, creo que es porque me encanta informarme de todo, cuanto más mejor…

    .. ahora como escritor he sufrido momentos de apatía y desgana brutales, de un bloqueo muy serio… en mi caso me cubro las espaldas porque en nuestro blog escribimos tres personas, sin ellos sería imposible el ritmo que tenemos de actualización, que es de 3 o 4 entradas a la semana.

    Me resultaría tremendamente difícil hacer 5 post semanales como a veces se ha hecho aqui en UTCON, que además compagina con otro blog, más difícil aun, y siendo una sola persona! Ole! Tiene mucho mérito

    Por eso es normal que se den altibajos en los blogs y en los autores, lo que hoy es adios en realidad casi siempre es un hasta luego…

  9. En México, de un año para acá también se dio un boom impresionante de blogs dedicados al cómic, sin embargo en la actualidad muchos también han sido abandonados o la calidad de ellos esta para llorar. Pocos son los que puedan alzar la mano y decir que están aportando algo significativo a los lectores. Tan es así que la mayoría de los que visito en español, son precisamente de España y no de este país.

    Yo tengo con mi blog de cómics como tres o cuatro meses y la verdad es apasionante escribir en él y tratar de aportar información que pueda servir tanto a los que ya tienen mucho tiempo en el mundillo de los cómic como para los recien llegados (que tampoco me siento un gurú ni una referencia pero trato de que mis post tengan calidad y sean interesantes) e incluso me uní a una comunidad bloguera de cómics.

    No recibo muchas visitas sin embargo es gratificante tener uno, aunque me lleva bastante tiempo hacer un post y a veces me da flojera o de plano no lo hago. Sin embargo regreso porque el tema me encanta y creo que esta motivación hace que continue con él. Esa debería ser la razón de tener un blog, si quieres que la gente se fije en ti montate una página como se debe o manda tu trabajo a las editoriales porque dificilmente el blog es un medio que llame la atención.

    Si desean visitar mi blog sólo denle clic a mi nombre. Saludos y este es uno de los blogs que más me gusta y espero que nunca sufra de abandonitis.

  10. Pues yo sigo disfrutando mucho escribiendo, leyendo y comentando en blogs… Ahora sólo me falta tener tiempo para hacerlo!

    Ahora estamos en medio de una criba natural, igual que hace unos años estaban los foros, luego los grupos MSN y, finalmente, los blogs, ahora todo el mundo (yo incluido) pierde el culo por los Tuentis, Facebooks y similares. Sólo los más fuertes sobreviven 😛

    Y lo de tener un blog para que alguien se fije en ti me parece demasiado optimista y realmente espero que poca gente se lanzara a blog-ear por esa razón, porque, entonces, de aquí a 2 días no quedamos ni 5 blogs en activo!

  11. Llevo dando vueltas por la blogosfera seis años (sin contar visitas a Tebelogs y sus foros que nunca me gustaron por liosos por lo que no fui demasiado participativo) dejando comentarios por aquí y por allí. El primer blog que descubrí fue LA Cárcel como la mayoría de vosotros (gracias Álvaro por recodarme que soy seis años más viejo ;-S ).

    Desde ese momento, quise hacer un blog pero las circunstancias en esos primeros años no me lo aconsejaban y hasta hace un poco menos de dos años no lo conseguí con El lector impaciente. La experiencia ha valido la pena pero nunca me la he planteado más allá de una actividad de ocio que me permite aprender sobre mis aficiones favoritas, debatir con gente que las comparte y escribir (algo que seguramente sin el blog no haría por pereza).

    Francamente, a lo largo de estos años, he visto cíclicamente este tipo de entradas y nunca me las he creído.

    Respeto las ilusiones de cada uno y sus motivaciones pero partir con la pretensión que es un trampolín al mercado laboral me parece terriblemente ingenua. Un blog, como los niños que empiezan a jugar al fútbol, debe empezarse por diversión y luego el talento y la SUERTE dictaminarán hasta donde se llega.

    Si en algún momento tener un blog podía servir como elemento a tener en cuenta para trabajar en una editorial o colaborar en un medio ha pasado hace mucho. Así que si alguien se plantea iniciar uno – estoy seguro que un montón de gente- es mejor que no se exija demasiado, se relaje y disfrute y no se preocupe por visitas, comentarios y demás. Un blog ante todo se hace para uno mismo. Todo lo demás viene de regalo.

    Impacientes Saludos

  12. Tal como lo veo, la cosa va evolucionando y se crean nuevos modos de comunicación que a veces complementan a los anteriores y a veces directamente los desplazan. Y tampoco debemos ocultar que los que estamos detrás de los teclados somos personas, eso las empresas que nos fabrican los juguetitos virtuales lo tienen muy en cuenta.

    Los foros son divertidos, fáciles de usar y conoces gente, pero cuando llevas un tiempo en ellos te das cuenta de que de tu aportación no queda nada que puedas recuperar. Así que te montas un blog para tener charlas parecidas a las del foro pero esta vez el tema lo impones tú. Tienes un sitio propio y te lo curras, te luce y estás orgulloso.

    Pero mantenerlo es cansado. Por eso los facebooks y similares conjugan las ventajas de tener un sitio propio (mira, como el blog) y el participar en una comunidad (mira, como los foros). Satisfaces el egoísmo y cuando no te lo trabajas sigue siendo divertido porque de los demás de la comunidad alguno hará algo.

    Por eso supongo que esto de las redes esas se impondrá durante un tiempo hasta que salga otra cosa. Y así siempre para adelante, que nadie sabe qué se inventará en un par de años. Ya nos lo contará Enrique Dans a toro pasado.

    Los parones y reconversiones de blogs emblemáticos debe verse como algo natural. Por una parte verano y Septiembre es una época en que mucha gente se replantea actividades, veo normal que se hayan concentrado algunos en estos meses.

    Las cifras de visitas creo que también ahora son más bajas y al tiempo más reales que hace un tiempo gracias o por culpa de los lectores de feeds esos. No hace falta visitar compulsivamente un sitio para ver si ha actualizado, el lector te avisa de una actualización y o vas al sitio a leer, visitar y comentar, o lo lees directamente desde el lector sin (creo) contar como visita. Por esos condicionantes, siempre he creído que la vidilla de un blog no se mide tanto por sus visitas (si te deja verlas) como por los comentarios. Aunque tampoco esta opinión es categórica, conozco sitios que me gustan pero que tienen pocos comentarios (Entrecomics, por ejemplo).

    También creo que de un tiempo a esta parte hay un descenso general de comentarios en muchos blogs, pero creo que eso forma parte de la burbuja bloguera. Todo el mundo tiene un blog ¡y no tiene tiempo de leer lo de los demás!

  13. Personalmente me decido al blog pq siento la necesidad de hacerlo, porque me gusta compartir mis opiniones, porque me gusta contrastarlas con otros, etc, pero entiendo que haya gente que los realice con otros motivo (servicio de prensa, llamar la atención, etc) mientras los contenidos sean interesantes…

    De todas formas creo que «blogs morirán, blogs nacerán» jejeje

  14. Tú por si acaso no lo dejes, Pedro. Honestamente, disfruto con tus posts, es un placer leerte cada semana. Dejas el pabellón comiquero muy alto!!

    Pd: No, no conozco a este hombre en persona. ¡Lo juro! 🙂

  15. En mi caso fue pura envidia. Toda esa gente contando batallitas por la web ¿por qué no hacerlo yo también?

    No planifico nada. No tengo archivo preparado de entradas futuras. Improviso muchas veces sobre la marcha, hay días que se me ocurre qué escribir en cuanto entro en blogger y veo la pantalla en blanco. Escribo desde el trabajo (no se lo digáis a mi Líder Supremo) en ratitos sueltos. Hay quien fuma, yo navego, escribo comentarios en otros blogs y entradas en el mío. No pretendo nada. Paso de contadores de visitas. Suelo tener pocos o ningún comentario. No sé si tengo alguna repercusión. Y además no veo un duro.

    Y aún así sigo día a día. Me gusta contar mis tonterías. Escribo más para mí que para los demás. Y en los fines de semana, vacaciones y puentes echo de menos el plantarme ante el teclado para escribir el blog. Es casi un ejercicio de onanismo intelectual.

    ¿Cuanto duraré? No lo sé. Pero de momento no tengo intención de parar.

    Saludos!

  16. ¿¡Blogueros a la busca del dorado mercachifle, el mítico prólogo articualeado de relleno para vientres pesados!? ¡Pufff, pues sí que andaba baja y desviada la mira de los blogueros!

    Yo aspiro a mucho más. Quiero que un día el Alan Moore se fije en mí, que me mande un billete de avión hasta su granja y me vista de Nazareno Moorreanos. Trabajaré haciendo surcos en los sembrados de sus vecinos para espantarlos durante dos o seis años, el tiempo que haga falta para que el Alan Moore pueda comprar todas las tierras colindantes y edificar el Chiquiland Moore Park. ¡Dinero, mujeres, grandes tarros de pepinillos… Con el tiempo, hasta es posible que los herederos del genio de NorPHAMTON acaben estampando mi cara en gorras y camisetas.

    Mi nombre perseguirá a los hijos de los hijos de todos vuestros nietos, gracias a mi blog franquearé la puerta trasera del cielo de las mascotas editoriales. Donde seré recibido por el señor Cels Piñol y blablabla….

  17. «Es decir, pongamos que si existen 10.000 lectores habituales en nuestro páis no vamos a conseguir muchas más visitas de esas 10.000.»

    Me gustaría saber inglés de verdad para poder abrir un blog sobre la cosa del tebeo con el pitinglís: «Pestosas criaturas de la Casa de muñecos Marvel y la muy maldita DC, idolatras cancerosos del comicbook USAdo, y vosotros, cochinos nocturnos de la Phantagraphics, escuchadme bien… ¡Ya no estáis a la última! Acaba de salir en España (Olimpo Museológico Editorial del yermo fantástico europeo de Oriente, por debajo de Francia, en dirección hacia donde patea eso que parece una bota) lo más grande que puedan ver hoy vuestros padres: el ‘Geminis Integrale’ de Alfonso Font, recortado y ampliado a diciocho colores por la editora independista UNpico.

    ¡Santo Agapito tronado, la que os estáis perdiendo por no haber nacido españoles! Y menos mal que me teneis a mí para instruiros en el goce estético de la herrumbre del tebeo ibérico y medio. Blablabla.»

    De momento voy tirando con el blog en portugués (en algo que se parece al portugués de un orangutanudo perro con tres metros de lengua). Hoy voy a escribir sobre la operación King Kong, una treta absurda con la que llevar de paseo por la blogósfera de la cosa del tebeo a tres o cuatro incautos brasileños y portugueses. Espero que también pique mi fiel lector angoleño, un mudito e invisible amigo que no se manifiesta nunca a pesar de ser el más fiel de los ocho lectores habituales.

    ¡Y no pienso parar hasta que liberen al Pumby!

  18. Este verano me he sobrealimentado con artículos historietiles del Pasado muy pasado. He leído una gran cantidad de esa roña y, exceptuando a los críticos de verdad (Grafito, Viñetas, etc.), las disputas y los ritos de sufrimiento de fanzineros y articulistas son muy parecidos al cuento de ‘la madurez de la blogósfera’, como le gusta decir a más de uno por aquí. Primero se quejan de que si son demasiados o no, para pasar a llorar por lo pocos que son ya y lo mucho que aún les queda. Copiotas, vendidos, que si todos hacen lo mismo y esto es lo que hay… ¡Igualitos que los blogs!

  19. En mi caso, poco a poco he ido dejando muchas cosas que hacía en internet: Volatilis, Action Tales, Universo DC… La verdad es que llega un punto en el que te cansas y necesitas tomar un descanso de todo esto. Curiosamente, hace un par de meses me monté un nuevo blog, pero dedicado a un tema poco tocado en la blogosfera: Liefeld (bueeeno, vale, está ADLO, pero yo me refiero a tocarlo sin mofarse de Rob). Además, como este hombre da tan poquitas noticias no sientes estrés por actualizar el blog. ¡Es GENIAL!

    http://www.dreamers.com/extreme

  20. «Vivir como bloguero es sumamente difícil, a no ser que te contrate un periódico en su sección digital para ello, como crítico ni os cuento…»

    Te puedo asegurar que con eso no se vive… 🙂

    Y como crítico, menos todavía… Bueno, para los cafés sí que da. 🙂

  21. Yo me siento muy identificado con Randy en el sentido de que hacer un post me lleva demasiado tiempo para el rendimiento que le saco. Pocas visitas y los comentarios estan desapareciendo. Eso acaba desmotivando porque si sólo lo hiciésemos por placer personal no lo haríamos público. En fin, cuando tocas techo es difícil aguantar y eso es lo que nos pasa. Los buenos pasan a cosas más serios, los desconocidos desaparecen.

  22. A mi hacer un post me lleva no demasiado tiempo pero sólo lo hago cunado realmente tengo ganas. Yo no dedico más de 4 o 5 horas a la semana al blog y eso, al mes son 12 horas más o menos. de eso me salen 15 posts de media… No es mucho pero el tiempo tambien depende de la calidad de ese tiempo…

    Sobe el tema de vivir de esto, letyendo a Randy creo que el se ha desanimado porque no ha visto que su trabajo haya tenido el eco que esparaba… No se, creo que el se ha esforzado mucho esperando un reconocimeinto y se lo ha tomado como un trabajo no remunerado. Si es así creo que lo ha enfocado algo mal… No sé. Se supone que sto lo haces por diversión…

    pero solo lleva un año y medio a mi eso me parece relativamente poco para hacerte u hueco en el mundillo. la clave puede ser perseverar. estar ahi esperando tu oportunidad… Pero sobre todo, disfrutar de lo que haces.

    Yo hago muy poco caso a los comentarios y a las visitas porque si no, lo dejaría. Ahora tengo muy claro que esto es un hobby porque si te haces ilusiones…

    cada uno es un mundo.

    saludos

  23. «Te puedo asegurar que con eso no se vive… 🙂

    Y como crítico, menos todavía… Bueno, para los cafés sí que da. :)»

    Por eso digo que es sumamente difícil xD

    ..de todos modos también tiene que ver con el género, porque no lo se con exactitud pero supongo que un blog de música o cine estará mejor remunerado que uno de comics… sí, es injusto, pero sospecho que es así..

    y en cuanto a lo de crítico o escribes mucha cantidad y para diversos medios o estamos en las mismas.. es decir, que tener aspiraciones de grandeza laboral por abrir un blog es sumamente ingenuo..

    y bueno, pagarte los cafés no está nada mal por una labor que no difiere en demasía de lo que haces por amor al arte (sí, un poco más de dedicación y autoexigencia en cuanto al lenguaje empleado y poco más)..

  24. Si. De hecho corre el rumor que hay un blog llamado «un tebeo con otro nombre» que cobra mas…

    El motivo… la Union Europea le paga para que las grandes editoriales mejoren dia a dia. Como lo hace… pues sencillamente relatando las «grandes virtudes» de las editorial planetarias. Los habitantes del Planeta… pues toman buena nota y mejoran… o no.

  25. De todas formas esto es como cuando te cancelan una serie que sigues… ¡ya habrá otras! Sólo permanecen aquellos blogs que realmente le ponen ganas y se «conforman» con la recompensa de las visitas y los comentarios que, la verdad, es un premio que encanta.

  26. Yo no creo que la blogosfera este de cara a caída. Es más, creo que se está consolidando como un referente importante. Siempre encuentro lo quiero. Aunque es verdad lo que dices y a perdido el empuje del principio. Los que tienen una inquietud auténtica de escribir ya lo están haciendo, y todo el resto se a pasado a la comodidad de las redes sociales.

  27. No creo que haya que ser fatalista, es verdad que de golpe han cerrado o han cambiado algunos blog del medio comiquero, y es una lastima pero con el tiempo descubriremos otros nuevos que nos hayan pasado estos años desapercibidos, o esten creados por una nueva remesa de bloggeros.

Responder a Herodes Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.