Corben, ¿40 años ya?

Esta semana Richard Corben cumple 40 años… dedicados al cómic. Porque los 40 cumplidos los paso hace unos cuantos añitos, concretamente 28. El diario de Jeremy Brood nos ha invitado a todos a celebrarlo por todo lo alto y alla vamos, que la ocasión lo merece.

richardcorben40.jpgCreo que ya he contado en alguna ocasión, pero seguro que nadie se acuerda, que yo revistas de esa de Toutain no compraba. No porque no quisiera, sino porque no me llegaba la pasta para todo. Era yo un poquito prepuber para soportar semejante desembolso económico. Lo curioso es que estoy mirando ahora portadas de la época y 250 pesetas no me parece nada caro… aunque entonces tener 20 duros ya era casi como ser millonario. El tema es que no las compraba, pero las admiraba. Cuando las veía todas expuestas en el quiosco (1984, Cairo, Cimoc, etc) babeaba de solo pensar en tener una en mi mano y es que ¡tenían tetas y eran tebeos! Vamos, que aquello debía ser como estar en la gloria. Eh, que mis Spidermans también lo eran, pero de otra manera…

Con el tiempo y sin saber muy bien como, alguna que otra de esas revistas llegaba a mis manos. No soy muy capaz de explicar como lo hacían (yo seguía sin tener pasta para ellas) pero eran cosas como que el vecino tenia una y la quería tirar, o si el hermano de tal amigo la coleccionaba y a ver si no se daba cuenta… esas cosillas. Al final, si no pillabas el Víbora, el festival de tetas era escaso pero espectacular, porque las pocas que salían estaban maravillosamente puestas. Y es que en esas revistas el nivel de dibujo estaba a otro nivel. El nivel de detalle puesto en muchas historias era espectacular y el dominio de la anatomía humana abrumador. Había dibujos feistas, claro, pero encontrarse con páginas de Juan Gimenez, Horacio Altuna o Moebius era como estar en el paraíso sin haber muerto. Pero había uno por encima de todos ellos que destacaba como una estrella en el cielo: Richard Corben.

No había entrevista a dibujante novel en el que no proclamara su amor por Corben, no había concurso organizado por alguna de esas revistas en la que los clones del dibujante surgieran por doquier. Corben era el dibujante a seguir, el más espectacular y el que te dejaba sin aliento. No recuerdo a nadie que no flipara con él en aquella época y aunque seguramente hoy veremos en los comentarios a tres o cuatro que dirán que a ellos no les gustaba, por entonces era el amo y señor. De acuerdo, no existía internet, pero si fanzines varios y correos de los lectores, y lo único que me acuerdo yo es que la gente pedía más y más Corben, una y otra vez y siempre que se podía, ahí estaba, en todas las revistas posibles y siempre valía la pena.

Como siempre hago cuando hablo de un autor que lleva ya una cantidad considerable de años en el negocio, estaba buscando su momento de declive, el punto donde sus dibujos empezaron a considerarse malos y realmente no lo encuentro. En esta página podéis ver una evolución visual del trazo del autor y siempre parece que va a más. Es cierto que los dibujos de los últimos años, los realizados para Marvel o DC por ejemplo, no tienen la fuerza de antaño, pero aún así no veo pegas o defectos al trabajo desempeñado. Ojala se hubieran mantenido otros autores a este nivel, porque es raro que 40 años den para tanto y sobre todo para mantener esa calidad año tras año.

De todas maneras si que hay que reconocer que Corben pego en nuestro país en ese periodo “revistero”, en la década de los 80 y luego se fue apagando lentamente su fama. Como podemos comprobar en los 90 siguió tan vivo como siempre, pero aquí no había donde publicarle. Sin revistas, y con las editoriales en un periodo convulso y extraño, el cómic europeo fue retrocediendo y refugiándose en un nicho donde las historias de ciencia ficción de Corben no parecían tener mucho hueco. Así podemos decir que con la desaparición de las revistas se nos perdió un gran trozo de Corben y un artista excepcional. Felicidades por estos 40 años y que siga manteniendo el pulso firme para regalarnos alguna de sus excepcionales ilustraciones.

corbenejecucion.jpg

8 opiniones en “Corben, ¿40 años ya?”

  1. Es un genio, un tipo capaz de trasmitir la fuerza arrolladora de su dibujo y atrapar hipnoticamente al lector con el brutal dominio de su narrativa.

    Desde que era un enano reconocía sus dibujos por esa fuerte personalidad que lo hace identificable a simple vista.

    Utiliza un dibujo preciosista con elementos grotescos, oscuros, exagerados, perfeccionistas y trangresores.

    Lo recuerdo como la creme de la creme de las revistas ochenteras. Lo dicho, un genio atemporal.

  2. Siempre he pensado que Corben es una artísta singular pero su obra está identificada con época, los 80 y la movida. Este tipo de obras underground de ciencia ficción(muchas de ellas inspiradas en pelis de serie B) ya no se estilan en nuestros días y que curiosamente no han perdido la fuerza de antaño, pero que fueron producto de una moda.

    Quizás este 40 aniversario sea una buen excusa para la reedición de sus obras.

  3. En casi todos los blogs que están reseñando esta efemérides de Corben estoy encontrando una especie de nostalgia que comparto totalmente. Yo también era de esos que no tenia un duro para comprarme una revista Toutain o similar, y a duras penas podía seguir alguna colección Forum o Zinco, además de que sus contenidos subidos de tono no eran aptos para mi edad.

    Pero tuve que quedarme una temporada en casa de un tio mio, muy hippy de la época, y descubrí que guardaba una caja llena de esos tebeos. Descubrí dos cosas, que existía un mundo fascinante en esos tebeos “para adultos” y que las tias buenas, aunque fueran malvadas, caníbales, necrofagas o monstruos multiformes, serían mi perdición (¡No te acerques a ella que es una bruja zombie antropófaga con poderes hipnóticos! Pero joder, está tan maciza…)

    Estas vivencias de una forma u otra, creo que las comparten gran parte de la comunidad comiquera que ha sobrepasado la treintena o cuarentena.

    Y todo a propósito de Corben.

  4. ¿Dónde saltó el tiburon Corben? Esa es muy fácil: justo al empezar la tercera parte de Den, cuando traga y le pone taparrabos.

    A partir de ahí, aunque vuelve a tener momentos buenos en Den IV y en Bigfoot demuestra que sigue creando atmósferas terroríficas como nadie, ya no es el que era. Como puede verse en la pseudo secuela de Den para Penthouse Comix.

  5. aunque llego tarde respondo a esos de arriba ,corben no solo son tetas y culos, ahi demuestra eso vuestra ignorancia,sin ofender, antes de opinar deberiais ojear el libro vuelo a la fantasia o bloodstar o den , y bueno aunque corben no sea lo que fue,ahi que decir que lo que fue no se lo quita nadie,yo creo que ese bajon creativo pudo ser por el exceso de trabajo,bueno un saludo a todos,yo soy un seguidor de corben desde hace 25 años.santi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.